Autor: P. Eliseo García Rubio

_________________________

16 de Octubre

SANTA MARGARITA MARÍA de ALACOQUE

1º SU VIDA: Nació el 22 de julio de 1647 en la ciudad de Lhautecaur donde su padre Claudio desempeñaba el cargo de notario real. Será la quinta de sus hermanos. Su niñez, a los cuatro años la paso con su madrina Margarita de Saint Amour. Su madrina era una mujer profundamente religiosa. En el castillo estaba la capilla. Allí pasaba Margarita largos ratos de rodillas ante el Santísimo Sacramento y ante el altar de la Virgen María.

Volvió a su casa de nuevo. Se muere su madrina y volvió a su casa. Poco después moría su padre. Su madre la quería muchísimo y trataba de educarla lo mejor posible, Cayó enferma su madre y pidió con todas sus fuerzas al Señor que la curara de aquella enfermedad. Ella se consagraría a Dios si su madre curaba. Repentinamente se sintió curada de todos sus males.

Consagrada solo para Dios. El amor tan profundo y único que sentía por su madre debía ahora quedar en un segundo plano ya que el Señor la llamaba a seguirle en la vida religiosa, consagrándose solo y totalmente a Él. Tuvo que luchar con fuerza ya que los atractivos del mundo, un buen partido como matrimonio, y también sus familiares. Por fin, a sus 22 años, el 25 de mayo de 1671, al visitar a las religiosas de la Visitación de Paray-le-Monial, oyó una voz que le dijo: “Aquí es donde yo te quiero”.

Se entrega totalmente al Divino Corazón de Jesús. Desde el principio tratando de crecer cada día más y más en el amor hacia Él y hacia la Cruz. Desde su ingreso en el Noviciado una cosa tuvo bien clara: El Señor la eligió para ser la pregonera de su Sagrado Corazón. Vistió el hábito el 25 de agosto de 1671.

El Sagrado Corazón se le apareció en muchas ocasiones. Famosa fue la del 16 de junio de 1675, domingo infraoctava del Corpus. Le hizo las doce conocidas promesas en favor de los que fueran devotos de su Sagrado Corazón. Su vida, en adelante, estuvo consagrada al establecimiento de esta devoción y, en particular, al de la fiesta del Sagrado Corazón. Dios permitió que enviaran de capellán al convento de Margarita a San Claudio de la Colombiere y este hombre de Dios que era jesuita, obtuvo que en la Compañía de Jesús fuera aceptada la devoción al Corazón de Jesús.

Murió el 17 de octubre de 1690. Canonizada en 1920 por Benedicto XV. Patrona de los que piadosamente alaben y den gloria al Sagrado Corazón de Jesús. Tenía 43 años.

2º SU MENSAJE: A partir de la primera revelación, Santa Margarita sufriría todos los primeros viernes de mes, hasta su muerte, la experiencia mística de la llaga del costado de Jesús. Estos eran los momentos particularmente elegidos por el Señor para manifestarle lo que quería de ella y para descubrirle los secretos de su amable Corazón. Las 12 promesas.

Propósito de la devoción: Reparación al Corazón de Jesús. Las promesas de Jesús dada por medio de la Santa a los que practicaran y propagaran dicha devoción. Incluye la promesa a quienes comulguen nueve primeros viernes de mes. El motivo principal de la devoción debe ser el amor a Jesús y no solo las promesas ligadas a ella. Sin embargo si el mismo Jesús quiso darnos un aliciente con sus promesas, podemos legítima y provechosamente apoyarnos también en ellas para fortalecer nuestra débil voluntad para todo lo que es el servicio de Dios.

La 12 Promesas: Jesús le ordena propagar estos mensajes, y dispuso que el amor de su corazón se propagase hasta los confines de la tierra.

(1) Les daré todas las gracias necesarias en su estado de vida.

(2) Estableceré la paz en sus hogares.

(3) Los consolaré en todas sus aflicciones.

(4) Seré su refugio en su vida y sobre todo en la muerte.

(5) Bendeciré grandemente todas sus empresas.

(6) Los pecadores encontrarán en Mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia.

(7) Las almas tibias crecerán en fervor.

(8) Las almas fervorosas alcanzarán mayor perfección.

(9) Bendeciré el hogar donde esté expuesto Mi Corazón y sea honrado.

(10) Daré a los sacerdotes el don de tocar a los corazones más empedernidos.

(11) Los que propaguen esta devoción, tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón, y de El, nunca serán borrados.

(12) Nueve primeros viernes: Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso le concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán, en desgracia ni sin recibir los sacramentos; Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento.

3º SU ORACIÓN: Infunde, Señor, en nuestros corazones el mismo espíritu con que enriqueciste a santa Margarita María de Alacoque, para que lleguemos a un conocimiento profundo del misterio incomparable del amor de Cristo y alcancemos nuestra plenitud según la plenitud total de Dios. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

17 de Octubre

SAN IGNACIO de ANTIOQUÍA

1º SU VIDA: Ignacio fue el segundo sucesor de Pedro en el gobierno de la Iglesia de Antioquía. De su vida sabemos poco hasta que llega su peregrinaje desde Antioquía hasta Roma, pero en cambio conocemos siete hermosísimas cartas que suplen sobradamente la carencia de datos de su juventud y mocedad hasta que llega a ser el Obispo de Antioquía.

San Ignacio obispo de Antioquía, la primera ciudad en que los seguidores de Cristo empezaron a llamarse cristianos. La tradición señala que fue un discípulo de San Juan Evangelista. Por 40 años estuvo como obispo ejemplar de Antioquía que, después de Roma, era la ciudad más importante para los cristianos, porque tenía el mayor número de creyentes.

No adora ídolos. El emperador Trajano mandó a encarcelaran a todos los que no adoraran a los falsos dioses paganos. Como se negó a adorar esos ídolos, fue llevado preso. El emperador ordenó que Ignacio fuera llevado a Roma y echado a las fieras para diversión del pueblo. Encadenado fue llevado en un barco desde Antioquía hasta Roma, durante el viaje, escribió siete cartas que son famosas, las cuales iban dirigida a las Iglesias de Asia Menor.

De rodillas recibían toda su bendición. En una de esas cartas, el santo señala que los soldados que lo llevaban eran feroces como leopardos; que lo trataban como fieras salvajes y que cuanto más amablemente los trataba él, con más furia lo atormentaban. El barco se detuvo en muchos puertos y en cada una de esas ciudades salían el obispo y todos los cristianos a saludar al santo mártir y a escucharle sus enseñanzas. De rodillas recibían su bendición. Varios se fueron adelante a Roma acompañarlo en su  martirio.

Salieron a recibirlo miles de cristianos. Al llegar a Roma, Y algunos de ellos le ofrecieron hablar con altos dignatarios del gobierno para obtener que no lo martirizaran. Él les rogó que no lo hicieran y se arrodilló y oró con ellos por la Iglesia, por el fin de la persecución y por la paz del mundo. Como al día siguiente era el último y el más concurrido día de las fiestas populares y el pueblo quería ver muchos martirizados en el circo, especialmente que fueran personajes importantes, fue llevado sin más al circo para echarlo a las fieras. Ante el inmenso gentío fue presentado en el anfiteatro. Él oró a Dios y en seguida fueron soltados dos leones hambrientos y feroces que lo destrozaron y devoraron, entre el aplauso de aquella multitud ignorante y cruel. Así consiguió Ignacio lo que tanto deseaba: ser martirizado por proclamar su amor a Jesucristo. No quiero ya vivir más la vida terrena". Era el año 107.

2º SU MENSAJE: Nos deja una carta preciosa, dando un ejemplo muy alentador, de que no intercedieran por él, para privarle del martirio. De la carta de san Ignacio a los Romanos. No me privéis de la otra vida.

<<Yo voy escribiendo a todas las Iglesias, y a todas les encarezco lo mismo: que moriré de buena gana por Dios, con tal que vosotros no me lo impidáis. Os lo pido por favor: no me demostréis una benevolencia inoportuna. Dejad que sea pasto de las fieras, ya que ello me hará posible alcanzar a Dios. Soy trigo de Dios, y he de ser molido por los dientes de las fieras, para llegar a ser pan limpio de Cristo. Rogad por mí a Cristo, para que, por medio de esos instrumentos, llegue a ser una víctima para Dios.

De nada me servirían los placeres terrenales ni los reinos de este mundo. Prefiero morir en Cristo Jesús que reinar en los confines de la tierra. Todo mi deseo y mi voluntad están puestos en aquel que por nosotros murió y resucitó. Se acerca ya el momento de mi nacimiento a la vida nueva. Por favor, hermanos, no me privéis de esta vida, no queráis que muera; si lo que yo anhelo es pertenecer a Dios, no me entreguéis al mundo ni me seduzcáis con las cosas materiales; dejad que pueda contemplar la luz pura; entonces seré hombre en pleno sentido. Permitid que imite la pasión de mi Dios. El que tenga a Dios en sí entenderá lo que quiero decir y se compadecerá de mí, sabiendo cuál es el deseo que me apremia.

El príncipe de este mundo me quiere arrebatar y pretende arruinar mi deseo que tiende hacia Dios. Que nadie de los aquí presentes, lo ayude; poneos más bien de mi parte, esto es, de parte de Dios. No queráis a un mismo tiempo tener a Jesucristo en la boca y deseos mundanos en el corazón. No encuentro ya deleite en el alimento ni en los placeres de este mundo.

No quiero ya vivir más la vida terrena. Y este deseo será realidad si vosotros lo queréis. Os pido que lo queráis, y así vosotros hallaréis también benevolencia. En dos palabras resumo mi súplica: hacedme caso. Jesucristo os hará ver que digo la verdad, él, que es la boca que no engaña, por la que el Padre ha hablado verdaderamente. Rogad por mí, para que llegue a la meta. Os he escrito no con criterios humanos, sino conforme a la mente de Dios. Si sufro el martirio, es señal de que me que­réis bien; de lo contrario, es que me habéis aborrecido>>.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, tú has querido que el testimonio de tus mártires glorificara a toda la Iglesia, cuerpo de Cristo; concédenos que, así como el martirio que ahora conmemoramos fue para san Ignacio de Antioquia causa de gloria eterna, nos merezca también a nosotros tu protección constante. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

18 de octubre

SAN LUCAS

1º SU VIDA: De los evangelistas sabemos muy pocos datos personales, lo que se conoce es por sus escritos. Se ignoran los detalles de su biografía, aunque hay una tradición que nos indica que nació en Siria de familia pagana.

No era del pueblo judío.Es el único evangelista que posiblemente, no era judío, sino gentil, natural de Antioquía. Se cree que llegó al conocimiento de Jesucristo por medio del Apóstol San Pablo. Las enseñanzas de Pablo van calando en el corazón y en la mente de Lucas. Estaba muy preparado en el saber de su tiempo y conocía bien la lengua y literatura griegas.

Compañero de san Pablo. Una vez convertido a la fe de Cristo, acompañó al apóstol Pablo, quizá por los años 40, su vida va estrechamente unida con la de San Pablo y con él anduvo por diversos países: Macedonia, Jerusalén, Roma. San Juan Crisóstomo le llamó: “Incansable en el trabajo, ansioso de saber y sufrir, Lucas no acertaba a separarse de Pablo”. Desde su prisión en la ciudad de Roma Pablo dice a su discípulo Timoteo: “Lucas sólo queda conmigo”. Nunca se separa del maestro. Y cuando escribe a los colosenses y a Flemón también les recuerda que Lucas está a su lado.        

"Lucas, el médico muy amado". Era medico, porque sí dice de él san Pablo, lo llama el médico muy amado. Al ser médico era muy comprensivo. Porque el e dedica a los enfermos ve a cada uno tal cual es, conoce sus debilidades y miserias. Por eso amaba a las personas y las comprendía. Y es Patrón de los Médicos y Cirujanos.

Escribió dos libros del Nuevo Testamento: el tercer evangelio es el más extenso de los cuatro evangelios canónicos del Nuevo Testamento bíblico. Relata la vida de Jesús de Nazaret, centrándose especialmente en su nacimiento, ministerio de vida pública, su muerte y resurrección. Termina con un relato de su ascensióna los cielos. Su evangelio tiene una finalidad pastoral: su intención es la profundización de la fe, mostrando a Cristo como el Salvador de hombres Los Hechos de los apóstoles, es el libro en el que se narran los orígenes de la vida de la Iglesia, los primeros cristianos. Es sin duda la primera historia de la Iglesia.  

Evangelista y misionero. Su misión apostólica fue por diversos países: Macedonia, Jerusalén, Roma. Según la tradición murió mártir en Acaya, colgado de un árbol. Sus reliquias se encuentran en la Basílica de Santa Justina, Padua, Italia. De él son las palabra que nos llenan de consuelo: “paz a los hombres de buena voluntad” (Lc 1).

2º SU MENSAJE:Tiene el estilo hermoso y ameno del Nuevo Testamento. Tanto Los Hechos de los Apóstoles, como su Evangelio. El mensaje son las diversas actitudes de Jesucristo, su misericordia, amabilidad, oración, y sobre la Virgen, aspectos de los que aparecen en sus escritos. 

El evangelio de la misericordia de Jesus. Porque en este evangelio aparece Jesús prefiriendo siempre a los pequeños, enfermos, pobres y a los pecadores arrepentidos. Zaqueo, el hijo prodigo, la oveja perdida, etc. Es un Jesús que corre al encuentro de aquellos para quienes la vida es más dura y angustiosa. Podemos decir que Jesuscrsito se disfraza por misericordia para encontrarse con nosotros, así lo hizo cuando se disfraza de sediento para encontrarse con la samaritana. Se disfraza de delincuente para encontrarse con el buen ladrón. Se disfraza de caminante para entablar conversación con los discípulos de Emaús, etc. San Lucas quiere insistir en que el amor de Dios no tiene límites ni rechaza a quien desea arrepentirse y cambiar de vida.

            El evangelio de la amabilidad de Jesus. Es el que mejor expone las parábolas del Buen Samaritano, y la amabilidad de Jesus que no le deja tirado en el camino, como lo hicieron los anterior. La parábola del pobre Lázaro y el rico Epulón, como no se queja el pobre, como es amable aunque no le atiende el rico. A los discípulos de Emaús, como les trata con amabilidad, no les regaña, etc. Siempre Jesus amable con los hombres.

El evangelio de la oración. Porque presenta a Jesús orando en todos los grandes momentos de su vida e insistiendo continuamente en la necesidad de orar siempre y de no cansarse de orar. Así dice en Los Hechos. “Los apóstoles perseveraron unánimemente en la oración juntamente con las mujeres y con Maria, la Madre de Jesús, y con sus hermanos” (Hech. 1,19).

Evangelista de la Virgen María. Otra faceta que resalta en el Evangelio de San Lucas es su amor en cuanto se refiere a la Virgen Maria. El trata más que los otros tres evangelistas sobre el tema mariano. Por ello se le ha llamado Pintor de Maria, porque la pintó maravillosamente en su Evangelio. ¡Que delicadeza al describir el anuncio del ángel, y los detalles del nacimiento en Belén!, etc. Quizá porque la trató personalmente, por ejemplo, es el único que cuenta la Anunciación, y de estos relatos de san Lucas, con esos detalles tan concretos, han sido muchos los pintores que han puesto en los cuadros lo que san Lucas pinta en su evangelio.

3º SU ORACIÓN: Señor y Dios nuestro, que elegiste a san Lucas para que nos revelara, con su predicación y sus escritos, amor a los pobres, concede, a cuantos se glorían en Cristo, vivir con un mismo corazón y un mismo espíritu y atraer a todos los hombres a la salvación. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

19 de octubre

SAN PEDRO de ALCÁNTARA

1º SU VIDA: Nacido en Alcántara año 1499. Hijo de padres que se distinguían por su gran piedad y su excelente comportamiento. D. Pedro Garavito, gobernador, y Dña. María Vilela de Sanabria, que era de muy buena familia. Recibió una buena educación y llamaba la atención por su bondad de corazón.

Sigue a los franciscanos. Un día vio pasar por su puerta unos franciscanos con los pies descalzos, tenía sólo diecinueve años, y se marchó tras ellos y pidió ser recibido en el convento como religioso. Era en el convento de Majarretes, cerca de Valencia de Alcántara, el 1515. Entró muy joven en la Orden franciscana y llegó a ser provincial. Animado del espíritu de San Francisco, trabajó con mucho fruto por la salvación de las almas, mediante sus predicaciones y numerosos milagros que Dios obró a sus ruegos. Dios le había dado la gracia de conmover a los oyentes, y muchas veces bastaba su sola presencia para que muchos empezaran a dejar su vida llena de vicios y comenzaran una vida virtuosa. Organizó definitivamente la reforma de los franciscanos en España.

Parecía hecho de raíces de árboles. Tenía tanto amor por los sufrimientos que a las austeridades prescritas por la regla de su Orden, añadió también otras más rigurosas.Deseando que los religiosos fueran más mortificados y se dedicaran por más tiempo a la oración y la meditación, fundó una nueva rama de franciscanos, llamados de "estricta observancia". El santo Padre aprobó la congregación y pronto se extendieron por muchos sitios, los conventos dedicados a llevar a la santidad a sus religiosos por medio de una vida de gran penitencia.

Consejero de santa Teresa. La ayudo a llevar a cabo la perfecta reforma del Carmelo. Los últimos años de su vida los dedica a este asunto tan importante. Cuando Santa Teresa, vivía en el monasterio de la Encarnación de Ávila, vivía grandes pruebas con sus directores espirituales, hasta que, Doña Guiomar de Ulloa, le preparó una entrevista con Fray Pedro, que ilumino el espíritu de Santa Teresa. Ella dijo; “este santo me ha dado luz en todo, le di cuentas de mi vida y al principio vi que me entendía”.

Austero consigo mismo, dulzura con los demás. La última enfermedad le sorprendió en Arenas. Después de pedir perdón a su cuerpo por las asperezas y rigores con que le había tratado todo el tiempo de su vida, Vuelto en sí, y diciendo «¡Qué alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor», Murió el 18 de octubre de 1562. Gregorio XV lo beatificó el 18 de abril de 1622. Su canonización por el Papa Clemente IX, el 28 de Abril de 1669.

2º SU MENSAJE:Nos lo dice con su gran claridad santa Teresa en el Libro de su vida. Le conoció personalmente, y muy bien capto el mensaje que nos deja este bendito santo. Pobreza, austeridad y dulzura.

<<Y ¡qué bueno nos le llevó Dios ahora en el bendito fray Pedro de Alcántara! No está ya el mundo para sufrir tanta perfección. Dicen que están las saludes más flacas y que no son los tiempos pasados. Este santo hombre de este tiempo era; estaba grueso el espíritu como en los otros tiempos, y ansí tenía el mundo debajo de los pies. Que, aunque no anden desnudos ni hagan tan áspera penitencia como él, muchas cosas hay, como he dicho, para repisar el mundo, y el Señor la enseña cuando ve ánimo.

Paréceme fueron cuarenta años los que me dijo había dormido sola hora y media entre noche y día, y que éste era el mayor trabajo de penitencia que había tenido en los principios de vencer el sueño; y para esto estaba siempre o de rodillas o en pie. Lo que dormía era sentado y la cabeza arrimada a un maderillo que tenía hincado en la pared. Echado, aunque quisiera, no podía, porque su celda, como se sabe, no era más larga de cuatro pies y medio.

Comer a tercer día era muy ordinario, y díjome que de qué me espantaba, que muy posible era a quien se acostumbraba a ello. Un su compañero me dijo que le acaecía estar ocho días sin comer. Debía ser estando en oración, porque tenía grandes arrobamientos e ímpetus de amor Dios, de que una vez yo fui testigo. Con toda esta santidad, era muy afable, aunque de pocas palabras, si no era con preguntarle; en éstas era muy sabroso, porque tenía muy lindo entendimiento. Otras cosas muchas quisiera decir, sino que he miedo me dirá vuestra merced que para qué me meto en esto, y con él lo he escrito, y ansí lo dejo con que fue su fin como la vida predicando y amonestando a sus frailes.

He visto muchas veces con grandísima gloria. Díjome, primera que me apareció, que bienaventurada penitencia que tanto premio había merecido, y otras muchas cosas. Un año antes que muriese, me apareció estando ausente y supe se había de morir y se lo avisé, estando algunas leguas de aquí. Díjome una vez el Señor que no le pedirían cosa en su nombre que no la oyese. Muchas que le encomendado pida al Señor las he visto cumplidas. Sea bendito por siempre. Amén>>.

3º SU ORACIÓN: Señor y Dios nuestro, que hiciste resplandecer a san Pedro de Alcántara por su admirable penitencia y su altísima contemplación, concédenos, por sus méritos, que, caminando en austeridad de vida, alcancemos más fácil­mente los bienes del cielo. Por nuestro Señor Jesucris­to.

_________________________

20 de octubre

BEATO CONTARDO FERRINI

1º SU VIDA: nacido en una familia muy cristiana el 4 de abril de 1859, sus padres Rinaldo Perrini y Luigia Buccellati. Fue un alumno de memoria prodigiosa. Su preparación, le llevó a ir a la universidad  de Pavía, cunado contaba con diecisiete años en 1876, para estudiar la carrera de Derecho.

Años difíciles de convivencia. El ambiente donde vivía, del colegio Borromeo, era un ambiente difícil para un alma exquisita y de buen cristiano.  Sus compañeros tenían frecuentemente conversaciones impuras, Y el joven Contardo prefería quedarse solo, porque prefería pasar por todo antes que poner en peligro su pureza y su fe. Se burlaban de él, pero lo admiraban. Varias veces se le ofrecerían ocasiones de casarse. Pero no lo hizo.

Gran carrera científica. No elegía nunca los estudios más fáciles y brillantes, sino los más difíciles. A los 21 años obtuvo el doctorado con las mejores calificaciones de la universidad. Por la gran influencia de su tío, el abate Buccellati, que enseñaba Derecho penal, su tesis doctoral, trato sobre la historia del Derecho penal. Con una beca, pudo seguir sus estudios en Berlín. Donde trato con católicos alemanes. Lo primero, busco un templo católico y se agrego a las conferencias de san Vicente de Paúl, para ayudar a los pobres

Profesor de la universidad de Pavía. En octubre de 1883, a los veinticuatro años, se encarga de la cátedra de exégesis de las fuentes del Derecho y de un curso de historia del Derecho penal romano, con algún intervalo, pero estuvo hasta la muerte. Los alumnos sabían que podían contar con él a todas las horas, seguros de encontrar siempre un consejero leal y un profesor amigo de ayudarles. Tambien publicó cerca de doscientos trabajos, en unos veinte años de investigación.

Político en Milán. En 1895, fue elegido concejal del Ayuntamiento de Milán. Y su actuación resultaba ejemplar, en favor del bien de todos. Supo luchar en los difíciles problemas planteados en aquel tiempo contra el divorcio, por la salvación de los niños abandonados. Pero se mantuvo, en medio de las dificultades, siempre fiel a las normas de la Iglesia Católica.

Una fiebre tifoidea le llevó al sepulcro.  En pocos días se enfermo, y quiso que viniera el sacerdote, que le administro lo sacramentos, y moría el 17 de octubre de 1902, en Suma (Novara), con la satisfacción de haber cumplido siempre bien con su deber, y con la satisfacción de haber hecho toda clase de sacrificio para no ofender a Dios. La fama de santidad de la que gozaba en vida, hizo que en 1947 Pío XII lo beatificó.

2º SU MENSAJE: Dejó el Beato un buen ejemplo cristiano a sus alumnos, aconsejándoles que hicieran el bien a los demás. Algún alumno suyo pudo decir algo extraordinario de él; “es uno de los pocos profesores de la universidad que se atreven a habla de Dios en su clases”. El Papa Pió XI lo describe con autoridad, su persona y su obra, siendo un buen mensaje.

Nos lo ha descrito el papa Pío XI: <<Era de estatura media, llena de solidez, de armonía, de elegancia de líneas; el paso rápido, pero firme; paso de un caminante que tiene costumbre y sabe adónde va; la pluma, siempre presta y llena de sabiduría; la palabra, cuidada y persuasiva; en su rostro, un aire de simpatía siempre igual, y que jamás le abandonó hasta la misma víspera de su muerte; pero ante todo, sobre ese rostro brillaba un resplandor de pureza y de amable juventud. Su mirada tenía toda la dulzura de la bondad, excelente corazón; sus ojos, su amplia frente, llevaban consigo el reflejo de una inteligencia verdaderamente soberana".

Pío XI describe su obra de investigador: "¡El trabajo! Un trabajo científico en sumo grado; un trabajo de investigación, de reflexión, de enseñanza. Un trabajo que Ferrini realizaba con celo apasionado, pero que puede muy bien clasificarse entre los más áridos, por desarrollarse casi por entero sobre textos antiguos, sobre escrituras difíciles de descifrar y más difíciles aún de comprender. Nos mismo le hemos visto más de una vez puesto al trabajo con su inteligencia soberana. Leía a primera vista los textos embrollados, ocultos bajos las escrituras indescifrables de los siglos antiguos: en latín, en griego, en siríaco, porque él pasaba con la mayor facilidad de una lengua a otra. Leía los textos, y al primer golpe de vista captaba su sentido y a vuela pluma, daba la traducción latina o italiana. Labor fatigosísima, esencialmente difícil y ardua, y que sólo puede apreciar el que tiene la experiencia de ella; una labor que asemeja a un verdadero y largo cilicio llevado durante toda la vida.

El juicio de Contardo sobre el protestantismo: "Ciertamente hay virtud entre los protestantes, hay sinceros admiradores del Hombre-Dios, hay flores que se embellecen con el rocio celestial y que Dios no rechazará; pero cuanto de bueno hay queda imperfecto, privado de aquella eficacia que tendría del Dios vivo a la sombra de los altares católicos. El protestantismo nos da personas honradas, que en nuestra religión serían santos>>.

3º SU ORACIÓN: Proclamamos, Señor, que sólo tú eres santo, sólo tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión del beato Contardo Ferrini, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

21 de octubre

SAN ANTONIO MARÍA GIANELLI

1º SU VIDA: nace en tierra Ligur, en Cereta, 12 de abril de 1789.pequeña fracción de Carro, en una familia muy pobre que cultiva tierras arrendadas. En la escuela para niños fundada por el Párroco de Castello, realiza sus primeros estudios. Hasta los 18 años el joven Antonio distribuía su tiempo entre el estudio, la oración, el catecismo, el servicio de a las pobres familias labriegas y las obras de caridad.

Por su bondad es ayudado a ser sacerdote. Una señora rica de Génova propietaria de los terrenos que sus padres cultivaban, le facilita la entrada al Seminario de Génova, realizando con mucho éxito sus estudios, pero sobre todo destaca por la piedad y la mortificación. En 1813, es ordenado sacerdote, y su primer destino es ayudante del Abad de la Iglesia de S. Mateo en Génova, durante dos años. En Cáracari, Diócesis de Acqui se desempeña como profesor modelo, en el Colegio de los Escolapios el curso 1815-1816.

"Sean doctos, sí, pero por sobre todo santos". Muy pronto por su fama fue conocido y apreciado por el Cardenal Spina, que le llamó  al año siguiente al Seminario de Génova y se le encomienda la Cátedra de Retórica, que el santo sacerdote ejerce por 10 años. Años de muchísimo trabajo y responsabilidad al servicio de futuros sacerdotes de los que quiere, y así se lo aconseja: "Sean doctos, sí, pero por sobre todo santos".

"Os envío la más bella flor de mi jardín". Al quedar vacante, en 1826, la colegiala de S. Juan Bautista en Chiavari, el nuevo Arzobispo de Génova, Mons. Luís Lambruschini escribe a los Chiavareses: "Os envío la más bella flor de mi jardín". Y le dice al padre Antonio: se haga la idea que emprende una misión, no de pocos días, sino de 10 o 12 años. ¿Sería una profecía? Estos 12 años de intensa actividad apostólica sacerdotal son, al mismo tiempo, escuela de ascética y pastoral, que preparan al santo para una más difícil y sublime misión.

Santo obispo al cielo. En la Catedral de San Lorenzo, en Génova, Antonio María es consagrado Obispo el 6 de mayo de 1838 por S. Excelencia el Cardenal Tadini. Aquella tarde un amigo suyo, rector del Seminario de Génova, confiaba a sus seminaristas: "Hoy he asistido a la consagración episcopal de un santo". El 8 de julio, Monseñor Gianelli inicia su ministerio de Padre de la Fe en la Diócesis de Bobbio. Consumido por las fatigas apostólicas vive pocos años y el 7 de junio de 1846 muere en Placencia. Pío XI, aprobados los milagros, lo declaraba Beato en el Año Santo de 1925. Y su canonización por Pío XII el 21 de octubre de 1951.

2º SU MENSAJE: Hay unos textos de un obispo Mons. G. B. Pardini, en los que nos detalla, nos recuerda algunas cosas de la vida del Santo: Es una forma de conocerlo mejor y de querer parecernos algo más a él, por lo mucho que él se pareció a Jesus en su vida santa. Es un buen mensaje para nuestra vida, describe muchos detalles de práctica cristiana, en sus cualidades tan semejantes a las del Señor.  Un verdadero padre en la fe.

<<Sacerdotes, laicos, discípulos fieles, lo sintieron siempre padre, como ahora lo invocan, sus hijas esparcidas por todo el mundo. Lo vieron así los trabajadores, los labriegos, los pobres, los huérfanos, los niños, los enfermos, los moribundos.

Hombre de voluntad, lleno de desvelo: el primero en el trabajo; el último en el descanso, al cual concedía sólo lo indispensable. No era rico, ni adulaba a los ricos. No temía a los poderosos y no se inclinaba vilmente. Reavivaba en sí mismo y en los otros el recuerdo de que la vida de todos, del primero al último, es "diaconía" (servicio). Tuvo un solo impulso, estar siempre en vela: para verlo todo, saber guiar todo.

Cuando no estaba en correrías apostólicas, se lo encontraba en el Obispado con las puertas abiertas, sin horario, con una disponibilidad tal que más de uno abusó de ella. Así entendía ser Padre en la Fe. Salía con la bolsa llena y volvía al Obispado vacío.

Algunas veces, en sus frecuentes visitas pastorales, partía con el correspondiente atavío y retornaba con zapatos prestados. Pero era feliz: estaba cansado. Un momento en la capilla, después al escritorio para meditar las propuestas que encomendará a sus colaboradores. Conocía el deber episcopal de servir a todos, los tenía en cuenta a todos y cumplía su oficio de Padre, de Pastor, de Maestro, de Evangelizador, de Custodio del depósito de la Fe. Un verdadero Padre en la Fe>>.

Las Hijas de María Santísima del Huerto Gianellinas. Una Congregación había nacido. Y el santo Fundador se preocupó de infundirle un espíritu característico: "Sed humildes, obedientes y pobres, sobre todo pobres. Con la pobreza por compañera y guía creceréis y no me causaría sorpresa que llegarais a extenderos por todo el mundo. Pero sin el auxilio de la pobreza retrocederéis: vendréis a ser pocas y acaso os extingáis".

3º SU ORACIÓN: Señor y Dios nuestro, que enviaste a tu Hijo al mundo para anunciar la Buena nueva a los pobres y liberar a los cautivos, danos el gozo de ser anunciadores de tu Evangelio en el seguimiento de Cristo, a imitación de San Antonio Mª Gianelli. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

_________________________

22 de octubre

BEATO JUAN PABLO II

1º Su vida: nació en Wadowice (Polonia) el 18 de mayo de 1920. Sus padres Karol y Emilia. Días antes de hacer la primera comunión, muere su madre en 1929. Cuando tiene 13 años, muere su único hermano Edmundo, médico, con 26 años. A los 18 años, recibe la Confirmación, y su padre y él se trasladan a Cracovia para los estudios universitarios de Karol en la universidad

            La Segunda Guerra Mundial. Tiene que trabajar manualmente y estudiar clandestinamente. En esta época, hacia febrero de 1940 conoce al seglar Jan Tyranowski, que le introdujo en el conocimiento de la mística, y particularmente de san Juan de la Cruz. En 1941 muere su padre, cuando él cuenta 20 años. Con su amigo Kotlarczyk funda el Teatro rapsódico de Cracovia. Y a los 22 años es admitido como seminarista clandestino en casa del cardenal Sapieha.

            Sacerdote de Jesucristo. El 1 de noviembre de 1946 es ordenado sacerdote, y es enviado a Roma para graduarse en teología. Reside en el colegio belga. En 1948 obtiene su doctorado en teología en el Angelicum de Roma, con la tesis: La doctrina de la fe según san Juan de la Cruz, dirigida por Garrigou-Lagrange. Nombrado Vicario parroquial de la parroquia de San Florián de Cracovia, Y es capellán universitario con gran éxito entre ellos.

             Filósofo y escritor. De 1950 a 1952 dedica un bienio al estudio de la filosofía, y obtiene la habilitación como profesor civil con la tesis doctoral sobre Max Scheler, impartiendo clases de ética filosófica. De esta época son sus publicaciones sobre ética y antropología. profesor hasta 1960, cuando publica Amor y responsabilidad, y más tarde Persona y acción.         

             Obispo por obediencia. En 1958 es nombrado obispo auxiliar de Cracovia para ayudar al arzobispo. En enero de 1964, nombrado arzobispo de Cracovia. Y Cardenal el 26 de junio de 1967, por Pablo VI.

             Humo blanco en el Vaticano. El 16 de octubre de 1978 fue elegido Papa, tomando como nombre el de Juan Pablo II, en continuidad con los papas del concilio, Juan XXIII y Pablo VI, y con su inmediato antecesor, Juan Pablo I. Ha sido Papa durante casi 27 años.

             El Señor y su Madre se lo llevan al cielo. Muere el 2 de abril de 2005, primer sábado de mes en la octava de Pascua, iniciada ya la fiesta de la Divina Misericordia (segundo domingo de Pascua), a las 9,37 de la tarde entregado su alma a Dios para recibir el premio de un “Servidor bueno y fiel”. 2º Su mensaje: Nos deja un mensaje bien práctico, vivió siendo un papa amigo de Dios, de la Virgen, de los Santos, y de los hombres.

            1º amigo de Dios y de las cosa de Dios: El representante de Cristo en la tierra, y que tan bien lo ha representado en las escenas de su vida, pobre, sufriente, perdonando, siendo calumniado y rechazado, amante de la Virgen y de san José como Jesús, etc. y siempre en la cruz, de manera especial al final de su vida. Hombre muy piadoso, de mucha vida de oración, de trato con Dios. Dios sobre todas las cosas. El Papa que nos ha hablado de Cristo con el ardor del apóstol Pablo. Ha recorrido los caminos del mundo para llevar la buena noticia de Cristo, redentor del hombre. Predicando el Evangelio. Sus enseñanzas y acciones son puro reflejo de su misión como Vicario de Cristo. Como San Pablo, pudo decir "para mi vivir es Cristo".

            2º Amigo de la Virgen y un buen hijo: El Papa de la Virgen. Ha sido profundamente mariano. En todos sus viajes, en todas las ocasiones que se le han presentado, ha tenido una intervención pública de oración a la Virgen. No pierde oportunidad para honrar y enseñar sobre la Virgen. Escribió una encíclica sobre la Virgen Madre del Redentor. Proclamó un año mariano, ha dicho que la Virgen de Fátima le salvó la vida en el atentado del 13 de mayo de 1981. Beatificó a los videntes de Fátima y canonizó a Juan Diego, vidente de la Virgen de Guadalupe. Escribe la Carta del Rosario de la Virgen María. Nos ha consagrado al Inmaculado Corazón de María. Su lema es mariano “Tutus Tuus”. A quien le visitaba le regala siempre un rosario. Frecuentemente escenas con el rosario en las manos, en capilla o el campo.                                                

            3º Amigo de los santos: Canonizado más santos que todos los papas juntos. Canonizó: 482 Beatificó 1338. Más antiguo y más modernos. Algunos se conocieron personalmente, Sor Faustina Kowalska, Padre Pio, Juan XXIII, Madre Teresa de Calcuta. Ha aprendido a orar y a adentrarse por los caminos de la mística de la mano de san Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

           4º Amigo de los hombres: El Buen Pastor que da su vida por las ovejas. Ha viajado más que todos los otros papas de la historia juntos. Ha visitado a casi todos los países del mundo llevando el mensaje del Evangelio.  Defensor del matrimonio y de la vida humana. El promotor de la paz entre los hombres. Abrazos, besos a niños, ancianos, deficientes, enfermos, El Papa de los jóvenes. Amigo de los sacerdotes, y de los religiosos.

3º Su oración:Oh Dios, rico en misericordia, que has querido que el beato Juan Pablo II, papa, guiara toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. Él, que vive y reina…

_________________________

23 de Octubre

SAN JUAN de CAPISTRANO

1ª SU VIDA: Nació en Capistrano, en la región de los Abruzos, el año 1386, diócesis de Sulmona, Italia, en 1385. Estudió en la Universidad de Perugia.
Fue abogado y juez. En 1412 fue nombrado gobernador de Perugia por Landislaus rey de Nápoles, quien tenía control de esa ciudad. Luchó contra la corrupción y el soborno. Le metieron en la cárcel, donde decidió entregarse del todo a Dios. Tuvo un sueño en el que vio a San Francisco que le llamaba a entrar en la orden franciscana. Juan se había casado justo antes de caer preso, pero el matrimonio nunca se consumió y fue anulado.

Fraile en la orden franciscana. El 4 Octubre de 1416. Tenía 30 años. Fue discípulo de san Bernardino de Sienaquien le enseñó teología. Ordenado a los 33 años. Durante 40 años fue predicador en Italia y otros países. También Dos le doto con el don de curación y le traían a los enfermos para que les haga la señal de la cruz. Muchos jóvenes que le conocieron le seguían a la vida religiosa. Escribió extensivamente, sobre todo contra las herejías de su época. Muchos de sus sermones se conservan. Hacía mucha penitencia.

Altos cargos en la orden.Dos veces lo eligió como vicario general. Tenía una gran diplomacia. Era sabio y prudente, sabiendo medir sus palabras para que todo lo que pudiera hablar sirviera a la voluntad de Dios. Cuatro Papas lo emplearon como embajador en muchas y muy delicadas misiones diplomáticas con muy buenos resultados. Tres veces le ofrecieron nombrarlo obispo de importantes diócesis, pero el santo prefirió seguir siendo un pobre predicador.

A la cabeza del ejército de Cristo. En 1451 el Sultan Mahoma II se lanzó una campaña con el fin de lograr la conquista de Europa. Conquistó a Constantinopla en 1453 y entonces se preparó para invadir a Hungría. En 1454 Servia cayó en sus manos. Las noticias procedentes Servia eran horribles: quienes se resistían a renunciar a Cristo eran torturados. Todo lo que fuese cristiano era destruido o confiscado. En 1454 se dispuso a preparar la defensa de Hungría. Predicó una cruzada en defensa de la cristiandad. Unió el ejército de campesinos que había reunido con el ejército de Hunyady y ambos se dirigieron a Belgrado. 1456, salva a Europa de los musulmanes.

Ofreció a Dios su vida por salvar la cristiandad. Dios le aceptó su oferta y pronto murió junto con Hunyady víctimas del contagio de tifo. ya estaba débil y anciano. Murió en Villach, Hungría, unos meses mas tarde, el 23 de octubre. Beatificado: 19 Diciembre 1650 por Inocente X Canonizado: 16 Octubre 1690 por  Alejandro VIII. Es patron de los Capellanes castrenses.

2º SU MENSAJE: De sus escritos, nos deja un tratado de cómo; La vida de los clérigos virtuosos ilumina y serena. Tema en el que insistía mucho a los sacerdotes. Será un apostolado muy fecundo, el ejemplo de una vida santa.

<<Los que han sido llamados a ministrar en la mesa del Señor deben brillar por el ejemplo de una vida loable y recta, en la que no se halle mancha ni suciedad alguna de pecado. Viviendo honorablemente como sal de la tierra, para sí mismos y para los demás, e iluminando a todos con el resplandor de su conducta, como luz que son del mundo, deben tener presente la solemne advertencia del sublime maestro Cristo Jesús, dirigida no sólo a los após­toles y discípulos, sino también a todos sus sucesores, presbíteros y clérigos: “Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con que la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente”. (Mt 5.13-16).

En verdad es pisado por la gente, como barro despreciable, el clero inmundo y sucio, impregnado de la sordidez de sus vicios y envuelto en las cadenas de sus pecados, considerado inútil para sí y para los demás; porque, como dice san Gregorio: «De aquel cuya vida está desprestigiada queda también desprestigiada la predicación».

Los presbíteros que dirigen bien merecen doble honorario, sobre todo los que se atarean predicando y enseñando. En efecto, los presbíteros que se comportan con dignidad son acreedores a un doble honorario, material y personal o sea, temporal y a la vez espiritual, que es lo mismo que decir transitorio y eterno al mismo tiempo; pues, aunque viven en la tierra sujetos a las limitaciones naturales con los demás mortales, su anhelo tiende a la convivencia con los ángeles en el cielo, para ser agradables al Rey, con prudentes ministros suyos. Por lo cual, como un sol que nace para el mundo desde las alturas donde habita Dios, alumbre la luz del clero a los hombres, para que vean, sus buenas obras y den gloria al Padre que está en el cielo.

Vosotros sois la luz del mundo. Pues, así como la luz no se ilumina a sí misma, sino que con sus rayos llena de resplandor todo lo que está a su alrededor, así también la vida luminosa de los clérigos virtuosos y justos ilumina y serena, con el fulgor de su santidad, a todos los que la observan. Por consiguiente, el que está puesto al cuidado de los demás debe mostrar en sí mismo cómo deben conducirse los otros en la casa de Dios>>.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que suscitaste a san Juan de Capistrano para confortar a tu pueblo en las adversidades, te rogamos humildemente que reafirmes nuestra confianza en tu protección y conserves en paz a tu Iglesia. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

24 de octubre

SAN ANTONIO MARIA CLARET

1º SU VIDA: Nació en Sallent (Barcelona) el día 23 de diciembre de 1807, de padres muy cristianos, que, al día siguiente, le llevaron a bautizar. Dice en su autobiografía "Me pusieron por nombre Antonio Adjutorio Juan: pero yo, después, añadí el dulcísimo nombre de María, porque María Santísima es mi Madre, mi Madrina, mi Maestra y mi todo, después de Jesús". Desde muy joven, se sentía atraído hacia la vida contemplativa y hubiera querido hacerse cartujo; pero un sacerdote, que intuyó sus grandes cualidades misioneras, lo desaconsejó.

Seminarista ejemplar y cura. A los 22 años entró al seminario de Vic, pasan los años. Estudia filosofía y teología, con Balmes de compañero, y, por fin, el día 13 de junio de 1835 se ordena sacerdote, después de un mes de ejercicios, a los 28 años. Lo nombraron coadjutor de su pueblo natal. Estuvo poco tiempo. Para seguir su vocación misionera, fue a Roma. Regresó a España y fue misionero en su propio país, dedicándose a la evangelización de las zonas rurales. Se sirvió de un medio muy eficaz, la prensa.

La más importante de sus obras. De regreso a Vic, el año 1849, se puso manos a la fundación de una Congregación misionera. Intitulada al Corazón Inmaculado de María, Los Claretianos.

Arzobispo de Santiago de Cuba, Poco después fue elegido, en ese tiempo bajo el dominio español, y cuya sede estaba vacante desde hacía catorce años. El nuevo obispo adoptó sus métodos de apostolado: infatigable viajero, hizo sentir en todas partes su presencia con la palabra y con los escritos: Administró la Confirmación a trescientos mil cristianos y arregló más de treinta mil matrimonios. Activo y práctico, se preocupó también por la promoción humana y civil, fundando una escuela agraria y escribiendo él mismo pequeños tratados sobre el cultivo de la tierra.

Confesor de Isabel II. Fue llamado a España en 1857, porque la reina quería tenerlo como confesor. El obispo no se adaptó muy bien a la vida de la corte y empleaba su tiempo dedicando su ministerio sacerdotal en varias parroquias. En 1867 tuvo que seguir a la familia real que había sido desterrada a Francia debido a la revolución.

Lleno de meritos se marcho al cielo. Anciano, cansado, consumido y enfermo, pero indomable, marcha a Francia y, poco después, a Roma, para asistir al concilio Vaticano. Murió a los 63 años, el 24 de octubre de 1870 en Frontfroide (Francia). Pío XII lo canonizó durante el año Santo de 1950.

2º SU MENSAJE: San Antonio María Claret fue uno de los enamorados ardientes del Corazón Inmaculado de María. El apóstol del Corazón Inmaculado de María. Le preguntan a San Antonio María Claret: “¿A qué se debe que tú ames tanto, tanto al Corazón de María?”. Responde:Cómo no voy a amar a ese Corazón si todo lo que pido me lo alcanza”.Le vuelven a preguntar: “¿Pero y que manera empleas tú para pedirle y conseguirlo todo?” Responde:Pues le insisto y le insisto, y no me canso ni me desanimo, y el Corazón de Nuestra Madre celestial no es capaz de negarse a venir en mi ayuda”.

El espíritu de servicio y entrega que brota de los que se han consagrado al corazón de María: Escribe el santo. Yo me digo a mí mismo: Un hijo del Inmaculado Corazón de María es un hombre que arde en caridad y que abraza por donde pasa; que desea eficazmente y procura, por todos los medios, encender a todo el mundo en el fuego del divino amor. Nada le arredra; se goza en las privaciones; aborda los trabajos; abraza los sacrificios; se complace en las calumnias y se alegra en los tormentos. No piensa sino cómo seguirá e imitará a Jesucristo en trabajar, sufrir y en procurar siempre y únicamente la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas.”.

En una de sus cartas dice:El Corazón de María reúne todas estas prerrogativas y muchas otras más.

            1. El Corazón de María no solo fue miembro vivo de Jesucristo por la fe y la caridad, sino también origen, manantial de donde se tomó la Humanidad. 

2. El Corazón de María fue templo del Espíritu Santo, y más que templo, pues que de la preciosísima sangre salida de este Inmaculado Corazón formó el Espíritu Santo la Humanidad Santísima en las purísimas y virginales entrañas de María, en el misterio de la Encarnación. 

3. El Corazón de María ha sido el órgano de todas las virtudes en grado heroico; y singularmente de la caridad para con Dios y para con los hombres. 

4. El Corazón de María es en el día un corazón vivo animado y sublimado en lo más alto de la gloria. 

5. El Corazón de María es el trono en donde se dispensan todas las gracias y misericordias”.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que concediste a tu obispo, san Antonio Mª Claret, una caridad y una valor admirables para anunciar el Evangelio a los pueblos, concédenos, por su intercesión, que, buscando siempre tu voluntad en todas las cosas, trabajemos generosamente para ganar nuevos hermanos para Cristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

_________________________

25 de octubre

SANTOS CRISANTO y DARÍA

1º SU VIDA: San Crisanto fue hijo de un senador ilustre natural de Alejandría. Fue a Roma con su padre Polemio, muy estimado del emperador Numeriano. Allí tuvo una brillante educación y empezó a amar las letras desde su juventud. Leyó el Evangelio y las epístolas de los apóstoles con mucho interés, eran los libros que usaban los cristianos. Lo maravilló la superioridad del Evangelio, pero no entendía muchas cosas.

Encuentro con un sacerdote. La providencia de Dios hizo que Crisanto conociera a un sacerdote, Carpóforo quien le explicó la fe cristiana. Profundizando en el estudio del Evangelio y sintiéndose iluminado con la moral cristiana. Crisanto dejó los equívocos paganos de su familia y se bautizó. Quería convertir a otros paganos y empezó a predicar el Evangelio sin miedo.

Malestar de su familia. Cuando su padre, un fiel pagano, supo del bautismo de su hijo y queriendo alejarlo del cristianismo lo encarceló dejándolo con frío y sin comida. Pero los sufrimientos solamente reforzaron la fe de Crisanto. Entonces, su padre lo liberó y lo casó con la joven Daría, sacerdotisa de la diosa Vesta, esperando que con la ayuda de ella el hijo regresaría al paganismo. Pero, muy pronto Crisanto convirtió a Daría al cristianismo con un discurso contra los errores del paganismo, y ella también se bautizó. Siendo una de las más fervientes cristianas del siglo III de la Iglesia.

Convirtieron a otros. Cuando falleció el padre de Crisanto, la casa de los jóvenes esposos se convirtió en el lugar donde vivían los cristianos. Más tarde, denunciaron al magistrado romano Claudio que Crisanto y Daría predican el cristianismo. Cuando Claudio vio con que firmeza soportaban los suplicios y los milagros que se producían, se convirtió al cristianismo con su esposa Hilaria y sus hijos Jasón y Mauro. Como castigo y por orden del emperador, Claudio fue ahogado con una piedra atada al cuello y sus hijos fueron decapitados. La madre, Hilaria, falleció sobre las tumbas de ellos antes de ser martirizada.

Los dos esposos juntos al cielo. Ejerciendo obras de misericordia con los pobres y los perseguidos, etc., fueron delatados. A los esposos, después de horribles suplicios los enterraron vivos y así fueron martirizados en Roma en el año 283.Más tarde, para recordarlos, los cristianos de Roma se juntaban en una caverna cerca del lugar de su muerte. Cuando los paganos lo supieron obstruyeron la salida y todos los que estaban ahí fallecieron de hambre. Entre los que murieron se nombran al presbítero Diodoro y al diácono Mariano.

2º SU MENSAJE: Son ejemplo de matrimonio cristiano, como dice el Ritual del Matrimonio: En la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, en la alegría y en la tristeza, todos los días de tu vida, hasta que la muerte nos separe. Y a estos Santos esposos, no los separo ni la muerte, porque fueron juntos al cielo. Fue un matrimonio santo y por ello feliz. .

1º La santidad del matrimonio. El mejor modelo lo encontramos en la sagrada Familia de Nazaret; María y José, el más perfumado matrimonio, que llena con sus dulces aromas los hogares cristianos y santifica las familias. Dios también viene en el sacramento del matrimonio, y vive en el hogar cristiano, como en el Hogar de Nazaret.

2º Felicidad del matrimonio cristiano. Tertuliano escribió sobre la felicidad del matrimonio cristiano, no debemos pensar, que estos santos consejos deben de ser ignorados por viejos, sino, modelo de hogar cristiano donde hay sitio principal para Dios.

¿Cómo podré expresar la felicidad de aquel matrimonio que ha sido contraído ante la Iglesia, reforzado por la eucarística, sellado por la bendición, y ratificado por el Padre? Porque, en efecto, tampoco en la tierra los hijos se casan recta y justamente sin el consentimiento del padre. ¡Qué yugo el que une a dos fieles en una sola esperanza, en la misma observancia, en idéntica servidumbre! Son como hermanos y colaboradores. Más aún, son verdaderamente dos en una sola carne, y donde la carne es única, único es el espíritu. Juntos rezan, juntos se arrodillan, juntos practican el ayuno. Uno enseña al otro, uno honra al otro, uno sostiene al otro.

Unidos en la Iglesia de Dios, se encuentran también unidos en el banquete divino, unidos en las angustias, en las persecuciones, en los gozos. Ninguno tiene secretos con el otro, ninguno esquiva al otro, ninguno es gravoso para el otro. Libremente hacen visitas a los necesitados y sostienen a los indigentes. Las limosnas que reparten, no les son reprochadas por el otro; los sacrificios que cumplen no se les echan en cara, ni se les ponen dificultades para servir a Dios cada día con diligencia. No hacen furtivamente la señal de la cruz, ni las acciones de gracias son temerosas ni las bendiciones han de permanecer mudas. El canto de los salmos y de los himnos resuena a dos voces, y los dos entablan una competencia para cantar mejor a su Dios. Al ver y oír esto, Cristo se llena de gozo y envía sobre ellos su paz.

3º SU ORACIÓN: Concédenos, Señor, que nuestras oraciones nos sirvan de alegría y ayuda, para que, al celebrar la fiesta de los santos mártires Crisanto y Daría, imitemos su constancia en la fe. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

26 de octubre

SANTOS LUCIANO y MARCIANO

1º SU VIDA:Naturales de la ciudad de Vich en el prin­cipado de Cataluña. Tuvieron ambos la desgracia de haber sido edu­cados en las supersticiones, por lo que no tuvieron reparo en aplicarse al estudio de los en­cantamientos y de la magia. Como tenían fama de adivinos todos los buscaban.

            Se quejaron a los demonios. Convencidos de poderlo casi todo, y viendo que no teníanpoder para conseguir á una tierna joven; los demonios les confesaron la verdad, diciéndoles: “Ya habéis experimentado la facilidad con que habéis pervertido las almas que no conocen á Dios invocando nuestro auxilio; pero, aun cuando empleemos todas nues­tras facultades en esta casta doncella, nunca podremos conseguir cosa alguna.                                                                               

Momento de reflexión. Quedaron atónitos al oír la confesión de los demonios, reflexionando sobre el engaño que habían vivido hasta entonces, se dijeron mutuamente: “Si tanto es el poder de Jesucristo, que supera al de los demonios y al de nues­tras artes mágicas, sin duda nos conviene convertirnos áÉl, temerlo y adorarlo, puesto que puede beneficiarnos más que aquellos á quie­nes hemos servido hasta ahora”. Y es cuando la gracia comenzó á iluminarles, recogieron los códices de sus malas artes y, llevándoles á la plaza de la ciudad, los quemaron públicamente.

Razonan su decisión de ser cristianos. Quedaron admirados todos los vecinos de Vich al ver una resolución tan inesperada; y preguntándoles por qué causa arrojaban al fuego los escritos de su profesión, ellos respondieron: “Porque Dios ha ilustrado nuestros entendi­mientos, librándonos de las tinieblas y de las sombras de la muerte, en que hemos vivido hasta ahora, para que nos salvemos”.Quisieron dar á Dios satis­facción de su mala vida, y dejando sus casas y sus rique­zas se retiraron á un desierto, donde se entregaron a la vida de fervor y penitencia. Queriendo reparar los daños que ocasionaron en su vida anterior, se presentaron en Vich a predicar las verdades de la religión, desengañando a sus paisanos de los errores en que vivían.

Mártires en la hoguera. Fueron interrogados por el gobernador, pero al ver que no conseguía nada, pro­nunció contra ellos una sentencia: Porque Luciano y Mar­ciano son transgresores de las leyes divinas, convirtiéndose á la vanísima de los cristianos; y porque no han querido oír nuestras re­convenciones sobre el cumplimiento de los preceptos de los príncipes del mundo dirigidas á que se salven, mando que sean quemados. Y arrojándoles a la hoguera, morían mártires de Jesucristo el día 26 de Octubre del año 251 en Roma donde gobernaba Decio, y siendo pontífice San Fabián.

2º SU MENSAJE: De los Santos se sirvió Dios para animar con su ejemplo a los pecadores a no desconfiar de su misericordia, a sus paisanos, los que desconfiaban de ellos. Y los Santos decían: Creednos, hermanos;porque, si no hubié­ramos conocido que esto es lo mejor, nunca nos hubiéramos conver­tido á Jesucristo. Es un gran mensaje. La tradición recoge el juicio.

<<Acusados ante el juez: He aquí unos hombres magos, que ahora predican lo que antes impugnaban, é impugnan lo que antes ense­ñaban. Yo me llamo Luciano, y mi religión es la de Jesucristo; porque aunque en algún tiempo fui perseguidor de esta ley, hoy, aunque indigno, soy predicador. Pues ¿qué oficio tienes, replicó el tirano, para ejecu­tarlo así? El que es propio de toda alma racional, contestó Lucia­no, que debe sacar del error á su hermano, aconsejándole la verdad para que se libre de los lazos del demonio.

¿Quién os persuadió, Sabino, á que dejaseis á los dioses inmortales, por quien conseguisteis muchos beneficios y os conciliasteis el amor del pueblo, para convertiros á un muerto crucificado, que no pudo salvarse á sí mismo? El mismo Señor, respondió Marciano, es el que nos ilumi­nó, como lo hizo en otro tiempo con Pablo, que, siendo primero perseguidor de la Iglesia, fue después un predicador de su santa ley, ilustrado con su divina gracia. Mirad por vosotros, siguió el gobernador, y volved á vuestra vida antigua, para que tengáis pro­picios á los dioses y á los príncipes del mundo. Tú hablas, dijo en­tonces Luciano, como uno de los gentiles; mas nosotros damos gracias á Dios porque nos sacó de las tinieblas y las sombras de la muerte, dignándose conducirnos á la gloria de ser cristianos. ¿De qué modo os defiende, continuó Sabino, ese Dios que predicáis, dejándoos en mis manos, y no evita que incurráis en la muerte que os espera? La gloria de los cristianos, contestó Marciano, no consiste en la vida presente que tú tanto estimas, sino en la eterna que esperamos en los Cielos, perseverando en la fe de Jesucristo.

Dejad, continuó Sabino, semejantes necedades: oídme, y sacrificad á los dioses, cumpliendo en esto con los preceptos imperiales; pues, de lo contrario, haré que sufráis nuevos y horribles tormentos.Haz lo que gustes, respondió Marciano, pues estamos dispuestos á padecer todas las penas antes que negar al único y verdadero Dios que confesamos, para no caer en el fuego eterno, que él mismo Señor tiene preparado al diablo y á todos los idólatras que siguen sus engaños>>.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno que concediste a los mártires Luciano y Marciano la gracia de morir por Cristo, ayúdanos en nuestra debilidad para que, así como ellos no dudaron en morir por ti, así también nosotros nos mantengamos fuertes en la confesión de tu nombre. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

27 de octubre

LOS SANTOS MÁRTIRES VICENTE, SABINA y CRISTETA

1º SU VIDA: En tiempos de Diocreciano, con Daciano gobernador de Hispania; los cristianos sufrieron una cruel persecución. En Evora (Talavera de la Reina) vivía Vicente, que fue encarcelado para hacerle renegar de su fe. Logró escapar con la ayuda de sus hermanas Sabina y Cristeta. Fueron alcanzados en Ávila, y allí martirizados hasta morir, el 27 de octubre del 307; sus cadáveres se abandonaron en un cercano berrocal para pasto de las alimañas. Un rico judío que estaba presenciando el suplicio se burlaba, siendo castigado por su actitud. Una gran serpiente, surgida de los peñascos, se le enroscó hasta casi asfixiarle; en este momento el judío se arrepintió. Profesando la nueva fe, dio sepultura a los mártires y en dicho lugar elevó la primera iglesia, donde según la tradición, él mismo fue sepultado.

Historia del Martirio de los Santos. Tal y como aparece reflejado en el sepulcro. En el lienzo norte se puede ver al joven Vicente ante el Presidente Daciano, quien le exhorta a abandonar su religión. En el segundo es llevado a la fuerza a ofrecer incienso ante la estatua de Júpiter, pero apenas pisa la piedra que se halla delante del ara, las huellas de sus pies quedan impresas en ella. Sigue la prisión del santo y la visita de sus dos hermanas, quien con ruegos y lágrimas le persuaden a que huya de la cárcel. En las dos últimas escenas vemos a los mártires entrar por la puerta de las murallas de Ávila, seguidos de cerca por los soldados que en su persecución ha mandado Daciano. En la primera del lado opuesto se alude al momento en que los mártires son despojados de sus vestidos y conducidos al martirio. A continuación los santos son suspendidos de sus cuellos en unas horquillas de madera e introducidas sus manos y sus pies en los extremos de unos palos cruzados en forma de aspas, para descoyuntarles los huesos. Los cuerpos, lacerados y exangües, son colocados luego entre dos maderos y sus cabezas bárbaramente machacadas, mientras en la parte alta dos ángeles llevan sobre un lienzo las tres almas hasta Dios, representado por una mano. Sigue la representación de un judío que, al intentar profanar los cuerpos de los mártires, se vio acometido por una serpiente con fiereza tal, que, impresionado por el hecho, prometió bautizarse y construir una basílica en honor de los santos. Finalmente, un escultor trabajando en los sarcófagos.

La Basílica de San Vicente. Ocupa el lugar en que, a principios del siglo IV, fueron martirizados los hermanos y donde poco después se levantó la iglesia que guardó sus reliquias hasta el siglo XI. La basílica actual pertenece al románico, se comienza a finales del siglo XI, y terminaría a principios del XIV. En el siglo XV se construye el baldaquino del sepulcro y el altar mayor del templo corresponde al XVIII, siendo barroco churigueresco.

2º SU MENSAJE: Estos Hermanos Santos, en otro tiempo fueron de suma importancia. La fe de Ávila y la devoción a estos santos, de ello da testimonio la Basílica que les construyeron, costeada en parte por nobles y reyes, que venían a Ávila en peregrinación a la tumba de los Santos mártires. Y el patronazgo, Ellos son los Patronos principales de la ciudad. 

            Los santos Mártires huyeron de Talavera de la Reina hasta Ávila, no por evitar la persecución y el martirio, sino, por lo que dice el evangelio; “si os persiguen en una ciudad, huid a otra” (Mt 10,23). Esta indulgencia y cauto consejo del Maestro fue seguido por los Apóstoles y por casi todos los grandes mártires en los siglos posteriores. Es difícil encontrar uno que no usara este permiso en un momento u otro para salvar la vida y prolongarla, con gran provecho para sí y para otros muchos, hasta que se aproximara el tiempo oportuno según la oculta providencia de Dios. En este caso, no fue solo un mártir, sino, que al huir los tres hermanos, tenemos tres mártires por defender su fe en Jesucristo.

Santos que visitaron la Basílica. Estos detalles, nos hace que los que nos acerquemos a la Basílica, podamos pisar las huellas de algunos santos, que antes que nosotros estuvieron en ella.

San Frenado III, devoto de los santos y bienhechor de la basílica.

San Pedro de Alcántara, franciscano y consejero de san Teresa.

Santa Teresa, al pasar a fundar el Convento de san José de Ávila, en esta basílica ante la Imagen venerada de la Virgen de la Soterraña., patrona de Ávila, se descalzo.

San Juan de la cruz, capellán del Convento de la Encarnación. Santo Tomas de Villanueva, visitador del convento de las agustinas de la ciudad, y después arzobispo de Valencia.

San Francisco de Borja, general de la Compañía de Jesús, en visita a la catedral de Ávila.

Venerable Mari Diez, de la época de santa Teresa, que se retiro a rezar en la capilla d el seminario de Ávila, donde esta su cuerpo.

Y otros santos modernos que pasaron por Ávila, y siendo estos los Patronos principales de la ciudad de Ávila, ¿Cómo no visitar este lugar?  El Hermano Rafael, san Pedro Poveda, santa Maria Micaela, santa Soledad Torres Acosta, san Josemaría Escribá, la Madre Maravillas de Jesus, etc. etc., aunque no consta por escrito, pero es de sentido común, que la mayoría de ellos visitarían a los Santos y la Virgen de la Soterraña patrona de Ávila.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que has dado abundancia de gracias a tus santos Vicente, Sabina y Cristeta, para hacerles llegar a la gloria del martirio, concédenos por intercesión de sus meritos, el perdón de nuestros pecados y tu ayuda en todas las adversidades. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

28 de octubre

SAN SIMÓN y SAN JUDAS

1º SUS VIDAS: El nombre de Simón figura en undécimo lugar en la lista de los apóstoles. Lo único que sabemos de él es que nació en Caná y que se le daba el apodo de «Zelotes». Judas, por sobrenombre Tadeo, es aquel apóstol que en la última cena preguntó al Señor por qué se manifestaba a sus discípulos y no al mundo (Jn 14, 22).

Simón el Cananeo. En la lista de los apóstoles le suelen llamar siempre Simón el Cananeo, o el Zelotes. Así Simón, apóstol fiel de Jesucristo, encarna en su persona el gran celo del Dios omnipotente; "de hecho, el Dios de Israel se muestra como un ser "celoso" de sí mismo, que no puede en manera alguna tolerar cualquier atentado contra su trascendente majestad" (Ex. 20,5;). En los albores ya de la era del Mesías los romanos toman definitivamente en sus manos las riendas de la administración de Palestina. Una gran preocupación mesiánica invadía el sentimiento nacional de estos hombres. La espera incontenida del gran Libertador se vivía en el partido con el alma en tensión, siguiendo la línea de los grandes profetas de Israel. Simón pertenecía evidentemente a este partido, en el que se habían enlazado indisolublemente la religión y la política.

Silencio sobre el apóstol. Perdido en su humildad, la Providencia ha querido dejarle olvidado en un silencio. De todos los apóstoles, él es el menos conocido. La tradición nos dice que predicó la doctrina evangélica en Egipto, y luego en Mesepotamia y después en Persia, ya en compañía de San Judas.

San Judas. Este, aparece también en el Evangelio con un gran celo apostólico. En la última cena, Jesucristo hace de sí mismo causa común con su Padre. El que le ame a Él, será amado de su Padre celestial. Acaba el Señor de proclamar el mandamiento nuevo. Y Judas siente que se le quema el alma de caridad al prójimo, y no puede aguantarse: "Señor, ¿cómo ha de ser esto, que te has de mostrar a nosotros, y no al mundo?" (Jn.14,22). La inefable dulzura del amor a Jesucristo, el testimonio caliente de la revelación del Verbo, tenía que penetrar el mundo entero. A través de estas palabras tímidas, descubrimos la presencia de un alma grande y un corazón ancho. Los evangelios no nos conservan de él ni una palabra más.

Fueron martirizados. La tradición, recogida en los martirologios romanos, el de Beda y Adón, y a través de San Jerónimo y San Isidoro, nos dicen que estos apóstoles fueron martirizados en Persia. San Judas, tal vez, perteneció a la clase humilde de los trabajadores. La liturgia romana, conmemora el mismo día, juntamente, a estos dos apóstoles.

2º SU MENSAJE: El apóstol es un enviado de Jesucristo. Un hombre llamado por Jesucristo para ser un testimonio vivo de su mensaje redentor en el mundo. Así son estos dos Santos: Simón y Judas. “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo” (Jn. 20). Del comentario de san Cirilo de Alejandría, sobre el evangelio de san Juan.

<<Nuestro Señor Jesucristo instituyó a aquellos que habían de ser guías y maestros de todo el mundo y administradores de sus divinos misterios, y les mandó que fueran como astros que iluminaran con su luz no sólo el país de los judíos, sino también a todos los países que hay bajo el sol, a todos los hombres que habitan la tierra entera. Es verdad lo que afirma la Escritura: “Nadie puede arrogarse este honor: Dios es quien llama”. Fue, en efecto, nuestro Señor Jesucristo el que llamó a sus discípulos a la gloria el apostolado, con preferencia a todos los demás.

Aquellos discípulos fueron columnas y fundamento de la verdad; de ellos afirma el Señor que los envía como el Padre lo ha enviado a él, con las cuales palabras, al mismo tiempo que muestra la dignidad del apostolado y la gloria incomparable de la potestad que les ha sido conferida, insinúa también, según parece, cuál ha de ser su estilo de obrar. En efecto, si el Señor tenía la convicción de que había de enviar a sus discípulos como el Padre lo había enviado a él, era necesario que ellos, que habían de ser imitadores de uno y otro, supieran con qué finalidad el Padre había enviado al Hijo. Por esto, Cristo, exponiendo en diversas ocasiones las características de su propia misión, decía: No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan. Y también: He bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

De este modo, resume en pocas palabras la regla de conducta de los apóstoles, ya que, al afirmar que los envía como el Padre lo ha enviado a él, les da a entender que su misión consiste en invitar a los pecadores a que se arrepientan y curar a los enfermos de cuerpo y de alma, y que en el ejercicio de su ministerio no han de buscar su voluntad, sino la de aquel que los ha enviado, y que han de salvar al mundo con la doctrina que de él han recibido. Leyendo los Hechos de los apóstoles o los escritos de san Pablo, nos damos cuenta fácilmente del empeño que pusieron los apóstoles en obrar según estas consignas recibidas>>.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios nuestro, que nos llevaste al conocimiento de tu nombre por la predicación de los apóstoles, te rogamos que, por intercesión de san Simón y san Judas, tu Iglesia siga siempre creciendo con la conversión incesante de los pueblos. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

29 de Octubre

BEATO MIGUEL RÚA.

1º SU VIDA: Nació en Turín de una modesta familia. Hizo sus estudios de primaria con los Hermanos Cristianos, y por allí iba San Juan Bosco a confesar. Y Miguel se dejo ganar por la impresionante simpatía y santidad del gran apóstol. Muere su padre, y empezó a frecuentar el Oratorio de Don Bosco. Allí el santo le pregunto: ¿nunca has deseado ser sacerdote? y le respondió; sí lo he deseado mucho, pero no tengo cómo hacer los estudios".

Primeras clases de mano del Santo. Yo te daré clases de latín, le dijo Don Bosco. Después lo envió a que recibiera clases de un profesor de la ciudad, que le considero el mejor de la clase en todo. Don Bosco deseaba fundar una comunidad religiosa para educar a los jóvenes. Y al primero que eligió para ello fue al joven Rúa. Le impuso la sotana y se interesó que fuera haciendo sus estudios lo más completamente posible. Ordenado sacerdote se quedó a colaborar en su obra. En él depositaba toda su confianza y era en todo como su mano derecha.

Sustituye al Santo en su obra. Cuando San Juan Bosco era ya muy ancianito, el Santo Padre León XIII le dijo: Dígame cuál es su sacerdote para reemplazarlo. El santo le dijo que era Miguel Rúa y este recibió el encargo Pontificio de reemplazar a Don Bosco cuando muriera. Y así lo hizo siendo elegido como Superior General de los salesianos y en los 22 años que dirigió la Congregación Salesiana, esta multiplicó por cinco el número de sus religiosos y abrió casas y obras sociales en gran cantidad de países.

Admirado y querido por todos. Era admirable. Siempre amable, bondadoso, comprensivo con todos y lleno de paciencia, pero exactísimo en el cumplimiento de sus deberes. Cuando tenía 25 años, un día se puso muy grave y mandó llamar a Don Bosco para que le impusiera los santos óleos y le llevara el viático. El santo respondió: Miguel no se muere ahora, ni aunque lo lances de un quinto piso. En sueños había visto que, 40 años después, estaría Miguel extendiendo la comunidad salesiana por muchos países del mundo.

¿Por qué se ha envejecido tan exageradamente? Don Bosco le dijo cuando ya seas muy anciano y al llegar a una casa alguien te diga: “Ay padre, ¿por qué se ha envejecido tan exageradamente?”, prepárate porque ya habrá llegado la hora de partir para la eternidad". Y así sucedió. El año 1910, fue a Sicilia a visitar un colegio salesiano y un antiguo discípulo suyo, al verlo le dijo: "Ay padre, ¿por qué se ha envejecido tan exageradamente?". El santo sacerdote lo recordó y se preparó a bien morir. El 6 de abril de 1910, expiraba en la tierra para irse al cielo santamente.

2º SU MENSAJE: El hecho de que el Beato haya vivido con otro santo, que sin duda se llegaron a conocer muy bien, lo que cualquiera de ellos diga de el otro, es de buena mano, y será el mensaje para admirarles y querer ser nosotros también como ellos. Los elogios de san Juan Bosco.

Del beato Miguel Rúa hizo San Juan Bosco el siguiente elogio: "Si Dios me dijera: hágame la lista de las mejores cualidades que desea para sus religiosos, yo no sé qué cualidades me atrevería a decir, que ya no las tenga el Padre Miguel Rúa".

San Juan Bosco se encontró en la calle con un grupo de jóvenes que le pedían les regalara alguna medalla. A cada uno le obsequió su medalla, menos a uno, de noble mirada, al cual el santo haciendo como que partía su brazo izquierdo con la mano del derecho le dijo: "A ti sólo te doy esto". El jovencito no entendió qué significado podría tener esa acción, pero 30 años más tarde, le preguntará a Don Bosco: "¿Qué me quiso decir en mi niñez cuando me ofreció regalarme la mitad de su brazo?", y el santo le responderá: "Te quise decir que los dos obraríamos siempre ayudándonos el uno al otro y que tú serías mi mejor colaborador". Y así fue en verdad.

Mis queridos amigos: “Don Miguel Rúa, si quisiera, haría milagros”. Así se expresa Don Bosco en las Memorias Biográficas refiriéndose a la santidad de Miguel, su más fiel colaborador hasta su muerte.

Don Miguel Rúa dejó escrito en su cuaderno de notas cuanto aconteció aquella noche de enero de 1854 en la habitación de Don Bosco: “El día 26 de enero de 1854, por la noche, nos reunimos en la habitación de Don Bosco. Además de Don Bosco, estábamos Cagliero, Rocchetti, Artiglia y Rúa. Nos propuso empezar, con la ayuda del Señor, una temporada de ejercicios prácticos de caridad con el prójimo. Después de ese tiempo, podríamos ligarnos con una promesa y esta promesa se podría transformar, más adelante, en voto. A partir de aquella noche se llamó ‘salesiano’ a todo el que adoptaba aquel género de apostolado”.

Los salesianos decían: "Si alguna vez se perdiera nuestra Regla o nuestros Reglamentos, bastaría observar cómo se porta el Padre Rúa, para saber ya qué es lo que los demás debemos hacer".

3º SU ORACIÓN: Dios Padre omnipotente, el beato Miguel Rúa, sacerdote, heredero espiritual de san Juan Bosco, ayudó con su ministerio a los jóvenes a descubrir tu imagen grabada en su alma: concédenos también a nosotros, llamados a educar a la juventud, dar a conocer el verdadero rostro de Cristo, tu Hijo. Él, que vive y reina contigo...

_________________________

30 de octubre

SAN MARCELO, CENTURIÓN

1º SU VIDA: Nació y vivió en León durante la segunda mitad del Siglo III. Muy cerca de la muralla y próxima a la puerta del poniente, llamada "Cauriense", estaba la casa de la familia Marcelo. Él era un Centurión que, según parece, pertenecía a la Legión VII Gemina. Y la leyenda sobre él dice que estaba casado con Nonia y tuvieron doce hijos.

Sólo adoraría al Dios del Cielo y de la tierra. Durante las fiestas en honor del natalicio del Emperador Valerio, en el mes de Julio de 298, San Marcelo hizo pública confesión de su fe cristiana arrojando al suelo su espada y el sarmiento de vid, atributos de su rango militar, proclamando que En el mismo lugar de los festejos fue apresado y sometido a interrogatorios, siendo posteriormente enviado a Tánger para ser juzgado por el prefecto Agricolao.

Juicio contra Marcelo. Fortunato envió a Agricolano el siguiente texto causa del juicio contra Marcelo: «Manilio Fortunato a Agricolano, su señor, salud. En el felicísimo día en que en todo el orbe celebramos solemnemente el cumpleaños de nuestros señores augustos césares, señor Aurelio Agricolano, Marcelo, centurión ordinario, como si se hubiese vuelto loco, se quitó espontáneamente el cinto militar y arrojó la espada y el bastón de centurión delante de las tropas de nuestros señores».

Condenado a muerte. Su proceso tuvo lugar en dos pasos: primero en España, ante el presidente o gobernador Fortunato el 28 de Julio del 298 y en Tánger el definitivo, ante Aurelio Agricolano el 30 de Octubre del mismo año. Fue condenado a muerte y decapitado, junto a su esposa Nonia y sus doce hijos el 29 de Octubre de 928. Es considerado uno de los primeros mártires de la Iglesia en Hispania.

Sus reliquias descansan bajo el altar. A partir del Edicto de Milán, 13 años después de la muerte del santo se comienza a venerar su figura en León. En el año 1471, durante una incursión de los ejércitos del Rey Alfonso V de Portugal por el norte de África, los soldados portugueses descubrieron el sepulcro de San Marcelo en Tánger. Una primera iglesia en su honor fue destruida por Almanzor y se reedificó por primera vez en 1.096 por el Obispo Don Pedro. Surge la idea de edificar una nueva iglesia de san Marcelo para albergar en ella sus reliquias. Para ello se decidió reedificar la antigua Iglesia por completo en el año 1.588 por los maestros Juan del Ribero y Baltasar Gutiérrez, aunque quizás la torre, totalmente de ladrillo, sea más antigua. Las obras sufrieron bastante retraso y finalizaron en 1.628. Sus reliquias se hallan en una arqueta de plata colocada bajo el Altar Mayor.

2º SU MENSAJE: Nos da un ejemplo, hoy tan necesario, de cómo venció los respetos humanos, no le dio vergüenza en público dejar lo que se oponía a su religión. Es decir; prefirió la amistad con Dios. No le importó ¡el que dirán! Un buen mensaje, luchar contra los respetos humanos.

¿Qué es el respeto humano? Nada menos que una enfermedad vergonzosa, el miedo, la cobardía, a demostrar lo que son y piensan. El respeto humano es el miedo de aparecer bueno, de hacer obras virtuosas por temor a lo que diga el mundo, las personas que tienen criterios distintos de Jesucristo. Se burlan de los seguidores y, triste es decirlo, pero, hay hoy más traidores que en el pasado cuando les mataban. Por respetos humanos se llega a renegar de Cristo o abandonar los compromisos cristianos.

            Los seguidores de Jesus no deben tener respetos humanos. Pedro, cuando estaba al lado del Maestro, alardeaba de valiente y presumía de discípulo suyo. Sabia que Jesus podía defenderle, era Dios. Pero, cuando se vio solo y en peligro de ser apresado por los guardias del sumo Sacerdote, le venció el respeto humano, y cobarde le negó tres veces.

           

Cristianos que delante de unas personas, alardean de católicos, pero en otros ambientes, se muestran indiferentes como los demás, les vence el respeto humano. Pasa con sacerdotes y religiosos, que al tratar con los mundanos, quizás por miedo a ser tachados, se ponen a tono con ellos.

El respeto humano de los crsitianos es una verdadera traición a Jesucristo. Nos podría preguntar el Señor: ¿Qué encuentras en mí y en mi ley de lo que tengas que avergonzarte? “todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos”. (Mt 10, 32-33)

            El respeto humano es una forma de esclavitud. El que se deja llevar por él, no es dueño de sus actos; siempre esta pendiente de lo que dirán los demás, ¿que dirán los que me vean? ¿Qué dirán los que me oigan? etc. La antigua esclavitud era estar sometidos a la voluntad del amo en los actos externos, en lo se ve, no en el corazón, con el pensamiento que podían pensar como quieran, incluso que puede rechazando. La victima del respeto humano, es esclava, porque somete al parecer de otro su voluntad y su conciencia.

3º SU ORACIÓN: Dios de todo poder y misericordia, que infundiste tu fuerza a san Marcelo para que pudiera soportar el dolor del martirio, concede a los que hoy celebramos su victoria vivir defendidos de los engaños del enemigo bajo tu protección amorosa. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

31 de octubre

SAN ALFONSO RODRÍGUEZ

1º SU VIDA: nació el 25 de julio de 1531 en Segovia, en una familia de siete hijos y cuatro hijas, siendo el segundo, sus padres, bastante virtuosos, criaron a los hijos en el amor y en el temor de Dios y en la devoción a Nuestra Señora.

Dos jesuitas en casa. Dos religiosos jesuitas, yendo a predicar la misión en Segovia, se hospedaron en su casa. Alfonso y un hermano fueron encargados para atenderlos y, a cambio del esmero con que lo hicieron, recibieron buenos consejos y orientación religiosa. Fue el primer contacto que el futuro santo mantuvo con los jesuitas, que nunca olvidaría. Comenzó sus estudios en el colegio de la Compañía en Alcalá.

Ejemplar marido y padre. Los caminos de la Providencia eran otros, no el de ser sacerdote. Alfonso tuvo que interrumpir los estudios, a la muerte de su padre, pues su hermano estaba más adelantado en ellos y era preferible que los concluyera. Así, Alfonso tomó un rumbo opuesto: quedó encargado de la tienda de tejidos de su padre, y se casó. Tuvo dos hijos. Estaba así encaminado hacia una vida virtuosa, en el matrimonio y como comerciante.

Viudo y desconsolado. Su esposa que tanto amaba falleció al dar a luz a un niño. Poco tiempo después, falleció su hija, y el mayor de los niños. Estos grandes sufrimientos le hicieron comprender que todo pasa como el viento en esta vida. Ahora se quedaba solo, con el hijo que había costado la vida de su madre, y concentró en él todo su afecto.

            Una visita del Señor. Un día en que lloraba sus pecados, el Señor se le apareció acompañado de un cortejo de doce santos, de los cuales reconoció apenas a San Francisco de Asís. Éste le preguntó por qué lloraba. Porque si un sólo pecado venial merece ser llorado durante toda una vida, ¿cómo queréis que yo no llore, siendo tan culpable?” La respuesta agradó al Señor, que lo miró con complacencia. Ofreció a su hijo a Dios, que se lo llevo al cielo.

Hermano lego en la Compañía de Jesús. A los 32 años de edad, vendió todos sus bienes y se dirigió a Valencia, pidiendo su admisión en la Compañía de Jesús como hermano lego. fue enviado al colegio de Palma de Mallorca, para cuidar de la portería. Supo llevar allí una vida de extraordinaria riqueza espiritual. Durante más de 30 años como portero, haciendo con espíritu sobrenatural las más simples acciones, llegó a un alto grado de vida mística. Fue quien sugirió a San Pedro Claver marcharse hacia América.  Falleció el día 31 de octubre de 1617, a los 86 años de edad. Fue canonizado junto con San Pedro Claver el 15 de enero de 1888.

2º SU MENSAJE: Es una vida tan llena de anécdotas tan variadas, por ser una vida tan distinta del principio al final, que nos dará lecciones importantes con las anécdotas espirituales en su vida.

De mañana, cuando la campana tocaba para el despertar, se arrodillaba junto a la cama, agradecía a la Santísima Trinidad por haberlo preservado aquella noche de todo mal y pecado, y decía estas palabras del Te Deum: “Dignaos, Señor, en este día guardarnos sin pecado”. Renovaba entonces el propósito de recibir a todos, en su oficio de portero, como si fuesen el propio Cristo Nuestro Señor.

El fundamento de su trato con todos. Alonso Rodríguez se propuso ver a Jesús en cada visitante que llegaba, y tratar muy bien a Jesús que llegaba disfrazado de prójimo. Cuando alguien le preguntaba por qué no era más duro y áspero con ciertos tipos inoportunos, le respondía: "Es que a Jesús que se disfraza de prójimo, nunca lo podemos tratar con aspereza o mala educación". Seguramente que Nuestro Señor al llegar al cielo le habrá repetido aquello que en el evangelio prometió que dirá a quienes tratan bien a los demás: "Ven siervo bueno y fiel. Entra en el gozo de tu Señor, porque cuando me disfracé de huésped me trataste sumamente bien. El buen trato que le diste a los demás, aún a los más humildes, lo recibo como si me lo hubieras dado a Mí en persona" (Mt. 25, 40)

Ayuda oportuna de la Virgen. Un día cuando sus tentaciones impuras se le habían vuelto casi enloquecedoras, al pasar por frente a una imagen de la Santísima Virgen le gritó (Santa María Madre de Dios, acuérdate de mí) e inmediatamente sintió que las tentaciones desaparecían.  Desde entonces se convenció de que la Santísima Virgen tiene gran poder para alejar a los espíritus impuros, y se dedicó a encomendarse a Ella con mayor fervor.  Le rezaba varios rosarios cada día y en honor de la Madre de Dios rezaba 9 salmos diarios. Y la Virgen María fue su gran Protectora y defensora hasta la hora de su muerte y se le apareció varias veces, llenándolo de increíble felicidad.

Su trabajo con lo sobrenatural era continuo, como él mismo lo revela en su autobiografía, hablando en tercera persona: “Esa persona llegó a vivir tan familiarmente con Jesús y su santa Madre, que a veces le parecía caminar entre ambos, y que los dos lo abrazaban, y él les decía: «Jesús, María, mis dulcísimos amores, muera yo y padezca por vuestro amor»”.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que nos mostraste el camino del gozo y de la paz en la fidelidad de nuestro hermano San Alfonso Rodríguez; concédenos mantenernos como decididos compañeros de Jesucristo, que se hizo siervo de todos y vive y reina…..