Autor: P. Eliseo García Rubio

_________________________

1 de Octubre

SANTA TERESITA del NIÑO JESUS

1º SU VIDA: nació en Alençon el 2 de enero de 1873, la última de nueve hermanos. Sobrevivieron cinco. Sus padres, Luís y Celia, que desearon ser religiosos, no pudieron conseguirlo por enfermedad, pero transmitieron a sus hijas la vocación.Hija de un relojero y una costurera. Tuvo una infancia feliz y ordinaria, llena de buenos ejemplos.

La llamada al Carmelo. Un día muy triste es casa, la muerte de su madre, tras esto, la familia se trasladó a Lisieux. Iba a cumplir 14 años, cuando sucedió algo en su corazón, y pondría todo su empeño en entrar en el Carmelo, ya estaban sus hermanas mayores en el convento. No le permitían entrar tan joven. En una peregrinación a Roma se atrevió a pedirle a León XIII que le concediera esta gracia. El Papa le dio esperanzas. Entró a los 15 años y 3 meses de edad. Las religiosas notaron desde el primer día en ella un equilibrio que no era común en las niñas de esa edad, y el Director espiritual quedó admirado de que esta joven no vivía, como era propio de su edad, de vanas ilusiones, sino que tomaba la vida con seriedad y paz.

Historia de un alma. En el Carmelo escribió y por obediencia como santa Teresa de Jesús, su autobiografía, Historia de un alma. El Kempis y San Juan de la Cruz eran sus lecturas preferidas. Pero luego se limita a la Sagrada Escritura. Jesús, dice, será mi guía y único Director. Le gusta «picar la Biblia»: abrir el libro al azar y oír la voz de Dios. Solamente quiere ser santa, vivir la confianza y el abandono en las manos de Dios. Descubre el camino de la infancia espiritual. Practica las pequeñas virtudes.

Cargó valerosamente con la cruz: ya que era delicada de salud y sus superiores le impiden las penitencias. Entre ellas, la más dura para ella era el frío del invierno en el convento. La enfermedad de su padre, incomprensiones en el convento, dudas de fe, aridez espiritual, “He llegado a un punto en el que me es imposible sufrir, porque todo sufrimiento es dulce.”. Un momento cumbres de su vida es cuando descubre con gozo su enfermedad mortal.

Quiero pasar el cielo haciendo bien a la tierra.Teresita se enfermó de tuberculosis. Quería ir a una misión en Indochina pero su salud no se lo permitió. Sufrió mucho los últimos 18 meses de su vida. En junio de 1897 fue trasladada a la enfermería del convento de la que no volvió a salir. A partir de agosto ya no podía recibir la Comunión debido a su enfermedad y murió el 30 de Septiembre de ese año, a los 24 años y 9 meses. Fue beatificada en 1923 y canonizada en 1925 por Pío XI. Ella decía que después de su muerte derramaría una lluvia de rosas.

2º SU MENSAJE: Lo principal de la santa, es el descubrimiento que hizo para las almas la necesidad de vivir el camino de la Infancia Espiritual.

¿Qué es la Infancia Espiritual?: El Papa Pió XI, en la homilía de canonización de Santa Teresita decía: <<La infancia espiritual consiste en sentir y hacer por motivos de virtud lo que el niño tiene y realiza por naturaleza. Los niños, ni cegados por sombra alguna de culpa, ni seducidos por los atractivos de las pasiones, descansan seguros en la posesión de su inocencia; y, sin engaño ni disimulo, obran con sinceridad y rectitud, presentándose exteriormente tales como son en realidad>>. Lo que son los niños naturalmente, hemos de serlo nosotros sobrenaturalmente y con esfuerzo ascético, ayudados siempre por la gracia. La vía de la infancia que nos recomienda la santa se explica por las cualidades propias del niño que se tiene que encontrar en una criatura de Dios.

Cualidades innatas que están en el niño.

            1º. A pesar de sus pequeños defectos, en un niño pueden generalmente echarse de ver simplicidad y la conciencia de debilidad, sobre todo si esta bautizado y ha sido cristianamente educado. La sencillez o ausencia de doblez es en él totalmente espontánea. Generalmente dice lo que piensa y manifiesta sin rodeos sus deseos, sin miedo del qué dirán. Tiene igualmente conciencia de su debilidad, porque por si nada puede y en todo depende de sus padres.    

            2º. Más tarde, en el momento de la edad turbulenta, el niño pierde muchas veces su sencillez y la conciencia de su debilidad, y quiere hacer el hombre antes de tiempo; y se comienza a ver en él doblez y el orgullo. Y si a veces habla de ciertas virtudes, no es tanto de las teologales, sino, de las humanas, como la fuerza, la audacia, que dan cierto relieve a su naciente personalidad y de cierta prudencia que no sabe distinguir de la falsa, y puede convertirse en mala fe, disimulando desordenes en los que se ve envuelto.

3º. La dura experiencia de la vida viene más tarde a hacerle comprender de nuevo su debilidad; choca tal vez con la injusticia, comprendiendo la importancia de una justicia superior; tiene que entender con ciertas mentiras convencionales, que le hacen ver el valor de la rectitud. Y si, finalmente, se pone a reflexionar y no ha perdido la santa costumbre de rezar cada día alguna oración, empieza a comprender el significado de aquellas palabras del Señor. “Sin mí no podéis hacer nada”. (Jn 15.5), y el profundo sentido del Padre nuestro comienza a hacer mella en su corazón.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que has preparado tu reino para los humildes y los sencillos, concédenos la gracia de seguir, confiadamente el camino de santa Teresa del Niño Jesús, para que nos sea revelada, por su intercesión, tu gloria eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

2 de octubre

SANTOS ANGELES CUSTODIOS

1º EL HECHO: Dios ha asignado a cada hombre un ángel para protegerle y facilitarle el camino de la salvación mientras está en este mundo. Dice San Jerónimo: Grande es la dignidad de las almas cuando cada una de ellas, desde el momento de nacer, tiene un ángel destinado para su custodia.

Los Ángeles en la Sagrada Escritura. En el Antiguo Testamento se puede observar cómo Dios se sirve de sus ángeles para proteger a los hombres de la acción del demonio, para ayudar al justo o librarlo del peligro, como cuando Elías fue alimentado por un ángel (1 Reyes 19, 5.) En el nuevo Testamento también se pueden observar muchos sucesos y ejemplos en los que se ve la misión de los ángeles: el mensaje a José para que huyera a Egipto, la liberación de Pedro en la cárcel, los ángeles que sirvieron a Jesús después de las tentaciones en el desierto. En el siglo IV el arte religioso representó a los ángeles con forma o figura humana. En el siglo V se les añadieron las alas como símbolo de su prontitud en hacer la voluntad divina y en trasladarse de un lugar a otro sin la menor dificultad.

Son nuestros custodios. La misión de los ángeles custodios es acompañar a cada hombre en el camino por la vida, cuidarlo en la tierra de los peligros de alma y cuerpo, protegerlo del mal y guiarlo en el difícil camino para llegar al Cielo. Se puede decir que es un compañero de viaje que siempre está al lado de cada hombre, en las buenas y en las malas. No se separa de él ni un solo momento. Está con él mientras trabaja, mientras descansa, cuando se divierte, cuando reza, cuando le pide ayuda y cuando no se la pide. No se aparta de él ni siquiera cuando pierde la gracia de Dios por el pecado.

Debemos tener trato con él. Para que la relación de la persona con el ángel custodio sea eficaz, necesita hablar con él, llamarle, tratarlo como el amigo que es. Así podrá convertirse en un fiel y poderoso aliado nuestro. Debemos confiar en nuestro ángel de la guarda y pedirle ayuda, pues además de que él nos guía y nos protege, está cerca de Dios y le puede decir directamente lo que queremos o necesitamos. También se les pueden pedir favores especiales a los ángeles de la guarda de otras personas para que las protejan de determinado peligro o las guíen en una situación difícil.

Los Ángeles en la vida de los santos. En las vidas de los Santos, tanto antiguos, Santa Inés, y en la Edad Media, San Francisco de Asís, como modernos, San Francisco de Sales, Santa Micaela del Smo. Sacramento, Santa Gema Galgani y  el Beato Manuel Domingo y Sol, etc. La presencia del Ángel de su Guarda en sus vidas es normal.

2º SU MENSAJE: La misión de los ángeles es amar, servir y dar gloria a Dios, como sus mensajeros, cuidar y ayudar a los hombres. Ellos están constantemente en la presencia de Dios, atentos a sus órdenes, orando, adorando, vigilando, y alabando a Dios y pregonando sus perfecciones. Que te guarden en tus caminos.

A sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos. Den gracias al Señor por su misericordia por las maravillas que hace con los hombres. Den gracias y digan entre los gentiles: “El Señor ha estado grande con ellos”. Señor, ¿qué es el hombre para que le des importancia, para que te ocupes de él? Porque te ocupas ciertamente de él, demuestras tu solicitud y tu interés para con él. Y, envías a los espíritus bienaventurados, los constituyes nuestros guardianes.

A sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en tus caminos.Estas palabras deben inspirarte una gran reverencia, deben infundirte una gran devoción y conferirte una gran confianza. Reverencia por la presencia de los ángeles, devoción por su benevolencia, confianza por su custodia. Porque ellos están presentes Junto a ti, y lo están para tu bien. Están presentes para protegerte, lo están en beneficio tuyo. Y, aunque lo están porque Dios les ha dado esta orden, no por ello debemos dejar de estarles agradecidos, pues que cumplen con tanto amor esta orden y nos ayudan en nuestras necesidades, que son tan grandes.

Seamos, pues, devotos y agradecidos a unos guardianes tan eximios; correspondamos a su amor, honrémoslos cuanto podamos y según debemos. Sin embargo, no olvidemos que todo nuestro amor y honor ha de tener por objeto a aquel de quien procede todo, tanto para ellos como para nosotros, gracias al cual podemos amar y honr­ar, ser amados y honrados.

En él, hermanos, amemos con verdadero afecto a sus ángeles, pensando que un día hemos de participar con ellos de la misma herencia y que, mientras llega este día, el Padre los ha puesto junto a nosotros, a manera de tutores y administradores. En efecto, ahora somos ya hijos de Dios, aunque, por ser menores de edad, estamos bajo tutores y administradores, como si en nada nos distinguiéramos de los esclavos. Ellos, que nos guardan en nuestros caminos, no pueden ser vencidos ni engañados, y menos aún pueden engañarnos. Son fieles, prudentes, poderosos: ¿por qué espantarnos?

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que en tu providencia amorosa te has dignado enviar para nuestra custodia a tus santos ángeles, concéde­nos, atento a nuestras súplicas, vernos siempre defendidos por su protección y gozar eternamente de su compañía. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

3 de octubre.

SAN FRANCISCO de BORJA

1º SU VIDA: Nació en Gandía (Valencia), en 1510. Era hijo del duque de Gandía y de Juana de Aragón, y biznieto, por uniones ilegítimas, de Alejandro VI y de Fernando el Católico. Sus padres eran muy virtuosos. En su familia se preocuparon porque el joven recibiera la mejor educación posible y fue enviado a la corte del emperador para que allí aprendiera el arte de gobernar.

 

Contrajo santo matrimonio. Se caso con Leonor de Castro, una joven de la corte del emperador y tuvo seis hijos. Duro 17 años y fue un modelo de armonía y de fidelidad. El emperador Carlos V lo nombró virrey de Cataluña, y demostró tener grandes cualidades para gobernar.

La muerte le dio la vida. La reina de España era especialmente hermosa, pero murió en plena juventud, y Francisco fue encargado de hacer llevar su cadáver hasta la ciudad donde iba a ser sepultada. Este viaje duró varios días, y al llegar al sitio de su destino, abrieron el ataúd para constatar que sí era ese el cadáver de la reina. Pero en aquel momento el rostro de la difunta apareció tan descompuesto y maloliente, por la putrefacción que Francisco se conmovió hasta el fondo de su alma, y se propuso firmemente: "Ya nunca más me dedicaré a servir a jefes que se me van a morir". En adelante se propone servir únicamente a Cristo que vive para siempre.

Otra muerte que le acerca a Dios. En 1546 murió su esposa. Desde entonces ya Francisco no pensó sino en hacerse religioso y sacerdote. Escribió a San Ignacio de Loyola pidiéndole que lo admitiera como jesuita. El santo le respondió que sí lo admitiría, pero que antes se dedicara a terminar la educación de sus hijos y que aprovechara este tiempo para asistir a la universidad. En 1551, fue ordenado sacerdote, jesuita.

Superior General de la Compañía. En 1554 fue nombrado por San Ignacio como superior de los jesuitas en España. Con sus cualidades de mando organizó muy sabiamente a sus religiosos y empezó a enviar misioneros a América. El número de casas de su congregación creció admirablemente. Al morir San Ignacio lo reemplazó el Padre Laínez. Y al morir éste, los jesuitas nombraron como Superior General. Durante los siete años que ocupó este cargo se dedicó con grande actividad.

A descansar al cielo. Al volver a Roma se sintió muy debilitado. Se había esforzado casi en exceso por cumplir sus deberes y se había desgastado totalmente. Murió en Roma el 1 de octubre de 1572. Fue canonizado en 1671.

2º SU MENSAJE: Que nos sirva de ejemplo de lo que le pasó al duque de Gandia, a san Francisco de Borja. El 1 de mayo de 1539 fallecía en la ciudad de Toledo, Isabel de Portugal, reina de España y emperatriz de Alemania, esposa del rey Carlos V y madre de Felipe II. El magistral lienzo de Tiziano refleja que la soberana era, sin lugar a dudas, una de las mujeres más bellas de su tiempo. Trémulo de emoción exclamó: ¡Nunca más serviré a señor que se me pueda morir! Y cumplió su palabra.

No adorar a nadie más que a Dios. La idolatría, es decir, el adorar a otros ídolos: dinero, confort, sexo, poder, ambición; o pequeñas idolatrías: coche, piso, comodidades, comidas, novia, novio, estudio, trabajo. Es un pecado contra la adoración y el servir a nuestro Dios.

Es la única pregunta que importa. ¿A quién sirvo?

No se puede servir a dos señores. Ningún criado puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se dedicará a uno y desdeñará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero”. Servimos a señores que nos oprimen: la sensualidad, el consumo, la trivialidad, el pasar el tiempo. A tantos pequeños señorcillos feudales de mi vida que la van haciendo cada vez más esclava y miserable, cada vez más trivial e insignificante.

Señores que esclavizan, Cristo Rey que da la vida, aquí para siempre. ¿Qué criterios y valores reinan en mí? ¿Los de Jesús para vivir o tantos otros que no hacen más que empujarme a morir? Debemos de repetir las palabras de Pedro: “Señor, tú solo tienes palabras de vida eterna

Recordemos a tres santos que se conocieron en la tierra, y que actuaron igual, solo sirvieron y adoraron a Dios.

Recordamos a Ignacio de Loyola, cambiando el servicio del rey temporal por el de Jesús.

Recordamos a Francisco de Javier, cambiando ambiciones terrenas por el servicio a los más necesitados.

Recordamos a Francisco de Borja siguió la más humilde de las vidas, y fue ampliamente reconocido como santo aun antes de morir. Todo empezó en aquel episodio ante el féretro de la hermosa emperatriz. No fue el único que estaba allí presente en ese momento, pero Dios se sirvió de ese signo para remover su alma.

3º SU ORACIÓN: Señor y Dios nuestro, que nos mandas valorar los bienes de este mundo según el criterio de tu ley, al celebrar la fiesta de san Francisco de Borja, tu siervo fiel cumplidor, enséñanos a comprender que nada hay en el mundo comparable a la alegría de gastar la vida en tu servicio. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

4 de octubre

SAN FRANCISCO de ASÍS

1º SU VIDA: nació en 1182 en Asís. Su padre fue Pedro Bernardone y su madre de origen francés, de noble sangre y de grandes virtudes, llamada Pica. Muy poco sabemos de la infancia del Santo. Se dispuso a continuar el oficio paterno. Le gustaba andar en fiestas durante el día y durante la noche, por las calles de Asís, y era un gran derrochador.

Dios lo llama a otra clase de vida. Llevaba una despreocupada vida, cuando tuvo las primeras revelaciones divinas que lo llamaban a una vida más elevada. Rezando un día en la iglesia de San Damián, oyó al Crucificado pedirle que restaurase su casa, que estaba en ruinas. Tomando las palabras literalmente, se empeñó en la refacción no sólo de ese templo, sino de otros dos más. El Señor, sin embargo, le pidió que sobre todo restaurase no los edificios de las iglesias, sino la propia Iglesia como institución.

La Dama Pobreza, cambio por completo, siguiendo al pie de la letra los consejos del Evangelio. Se desposa con la Dama Pobreza. Convidó a otros a que se asociasen a él en la búsqueda de la perfecta santidad, insistiendo para que llevasen una vida de penitencia. Comenzaron algunos a practicar la penitencia, y enseguida se asociaron a él, compartiendo la misma vida. Decidió que ellos se llamarían “Frailes Menores”. Se reunieron en torno de la pequeña iglesia de la Porciúncula, que pasó a ser cuna de la Orden.

Fundador de tres ordenes. El Romano Pontífice vio en sueños a la Basílica de Letrán, a punto de desplomarse; y un pobrecillo, hombre pequeño y de aspecto miserable, la sustentaba con sus hombros, impidiendo que se desplome. Cuando vio en su presencia al Poverello de Asís, lo reconoció, lo abrazó. Les dio la probación pontificia. Atrajo muchos discípulos, también a una joven, hija del Conde de Sasso, Clara, de 17 años. Nacía así la segunda Orden, “las Clarisas”. Tantos seglares en matrimonio, con  encargos terrenos, no podían observar por entero las reglas franciscanas, y querían pertenecer a su familia, Francisco fundó una Orden Tercera para abarcar a todos.

Encuentro de santos. En 1217, yendo a Roma, Francisco se encontró con, Domingo de Guzmán, los dos santos se abrazaron. Poco después Francisco recibía en su Orden a uno de los santos más populares del mundo, Antonio de Padua. En el Monte Alverno, recibió los estigmas de la Pasión. En su última enfermedad, y ya próximo a la muerte, quería Francisco que junto a su lecho para cantar las alabanzas de la “Hermana Muerte”. Por fin, el santo de Asís de durmió en el Señor, el día 4 de octubre de 1226, a los 45 años, siendo canonizado tan solo dos años después.    

2º SU MENSAJE:El biógrafo del santo, escribe. "Bien lo saben cuantos hermanos convivieron con él, qué a diario, qué de continuo traía en sus labios la conversación de Jesús; qué dulce y suave su diálogo; qué coloquio más tierno y amoroso mantenía. De la abundancia del corazón habla la boca, y la fuente de su amor iluminado que llenaba todas sus entrañas, bullendo saltaba fuera. ¡Qué intimidades las suyas con Jesús! Jesús en el corazón, Jesús en los labios, Jesús en los oídos, Jesús en los ojos, Jesús en las manos, Jesús presente siempre en todos sus miembros... Porque con amor ardiente llevaba y conservaba siempre en su corazón a Jesucristo, y éste crucificado, fue marcado gloriosamente sobre todos con el sello de Cristo..." (Celano 115)

            El amor a Jesucristo-Hombre. En sus principales misterios de Belén y del Calvario. En Navidad, se volvía loco de alegría con el Niño Jesus en sus brazos. Él, es quien empezó a representar los primeros nacimientos. De su amor al Crucificado, el mejor ejemplo es el abrazo que le dio desde la cruz, y los estigmas de su pasión, que lo hizo un crucifijo viviente.

            El amor a la Dama Pobreza. La llamaba su señora, su madre, su esposa. Pobreza según el Evangelio, que es la raíz de toda perfección. Pobres como Cristo pobre. Nada quería, en las mesas y en las vasijas, que recordase el mundo, para que todas las cosas que se usaban hablaran de peregrinación, de destierro. El Jesús que Francisco ama apasionadamente, Jesús sufriendo por amor nuestro, abandonado, humillado, empobrecido y despojado de todas las señales e insignias de su sabiduría, de su poder, de su realeza y de su divinidad. Este es el Jesús cuyos rasgos, se empeña en reproducir. Y por eso la más estricta pobreza pasa a ser su virtud de predilección, porque por ella imitará mejor las humillaciones, el abandono, el despojo de Jesús Crucificado.

            El amor a la naturaleza. Amo, apasionadamente todas las criaturas salidas de la mano del Creador. A todas las consideraba hermanas, incluso a los animales, a los árboles, a las flores, a la muerte, al sol, a la luna, etc. El gran amor a las criaturas, lo dejo plasmado en el “Cántico del Hermano sol”.

            La alegría espiritual. San Francisco veía en la tristeza como una verdadera enfermedad espiritual, era para él, la prueba de la tibieza y flojedad de un alma; mal que el demonio insinúa con habilidad y astucia en las almas. El siervo de Dios, decía el Santo, debe poner todo su empeño en conservar su alegría y en recurrir a la oración para recobrarla una vez perdida.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso, que otorgaste a san Francisco de Asís la gracia de asemejarse a Cristo por la humildad y la pobreza, concédenos caminar tras sus huellas, para que podamos seguir a tu Hijo y entregarnos a ti con amor jubiloso. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

5 de octubre

SANTA FAUSTINA KOWALSKA

1º SU VIDA: Nació el 25 de agosto de 1905 la tercera hija de diez hermanos en la familia de Mariana y Estanislao Kowalski, campesinos de la aldea de Głogowiec. En el bautizo, se le impuso el nombre de Elena. Desde pequeña se destacó por el amor a la oración, la laboriosidad, la obediencia y una gran sensibilidad ante la pobreza humana. A los 9 años recibió la Primera Comunión. Su educación escolar duró tres años. Al cumplir 16 años se fue a trabajar de empleada doméstica, para  mantenerse y ayudar a los padres.

Ya desde los 7 años sentía llamada a la vida religiosa. Pero ante la negativa de los padres para su entrada en el convento, intentó apagar dentro de sí la voz de la vocación divina. Sin embargo, apresurada por la visión de Cristo sufriente fue a Varsovia y allí, el 1 de agosto de 1925 entró en la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia donde, como sor María Faustina, vivió trece años. Trabajó en distintas casas. En Cracovia, cumpliendo los deberes de cocinera, jardinera y portera.

El misterio de la Divina Misericordia. El conocimiento de este misterio desarrollaba en ella una actitud de confianza de niño hacia Dios y la caridad hacia el prójimo. “Oh Jesús mío –escribió- cada uno de tus santos refleja en sí una de tus virtudes, yo deseo reflejar tu Corazón compasivo y lleno de misericordia, deseo glorificarlo. Que tu misericordia, oh Jesús, quede impresa sobre mi corazón y mi alma como un sello y éste será mi signo distintivo en esta vida y en la otra”. (Diario 1242). Faustina era una fiel hija de la Iglesia que amaba como Madre. Su vida espiritual se caracterizó por el amor a la Eucaristía y una profunda devoción a la Madre de la Divina Misericordia.

Gracias extraordinarias. Los años de vida en el convento abundaron en gracias extraordinarias: revelaciones, visiones, estigmas ocultos, la participación en la Pasión del Señor, el don de bilocación, los dones de leer en las almas humanas, de profecía y de desposorios místicos. Un contacto vivo con Dios, con la Santísima Madre, con ángeles, santos y almas del purgatorio: todo el mundo extraordinario no era para ella menos real que el mundo que percibía a través de los sentidos. Colmada de tantas gracias extraordinarias sabía, sin embargo, que no son éstas las que determinan la santidad.

A presentarse ante el Dios de la Misericordia. Sor María Faustina extenuada físicamente por la enfermedad y los sufrimientos que ofrecía como sacrificio voluntario por los pecadores, unida místicamente con Dios murió en Cracovia el 5 de octubre de 1938, con 33 años. El 18 de abril de 1993, Juan Pablo II la beatificó y  canonizo el 30 de Abril del 2000.

2º SU MENSAJE: El Señor escogió a sor Faustina por secretaria y apóstol de su misericordia para a través de ella, transmitir al mundo su gran mensaje. Le dijo; En el Antiguo Testamento enviaba a los profetas con truenos a mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla con mi Corazón misericordioso (Diario 1588). Son muchos mensajes en su diario.

Jesús, en Ti confío: "Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: 'Jesús, en Ti confío'. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero" (Diario, 47) (Palabras de Jesús a Santa María Faustina Kowalska, citas tomadas del Diario)

La Divina Misericordia: "Mira Mi Corazón lleno de amor y de misericordia que tengo por los hombres especialmente los pecadores" (Diario, 1663) "Diles a las almas pecadoras que no tengan miedo de acercarse a Mí, habla de Mi gran misericordia" (Diario, 1396) "Persigo a los pecadores con Mi misericordia en todos sus caminos y Mi Corazón se alegra cuando ellos vuelven a Mí" (Diario, 1728) "Deseo que los sacerdotes proclamen esta gran misericordia que tengo a las almas pecadoras" (Diario, 50)

Fiesta de la Misericordia: "Deseo que haya una Fiesta de la Misericordia. Quiero que esta imagen que pintarás, sea bendecida con solemnidad el primer domingo después de la Pascua de Resurrección; ese domingo debe ser la Fiesta de la Misericordia" (Diario, 49) "Hija Mía, habla al mundo entero de la inconcebible misericordia Mía. Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de Mi misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Mi misericordia" (Diario, 699) "Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión y reciban la Comunión el día de la Fiesta de Mi Misericordia" (Diario, 1109)

Las tres de la tarde: "A las tres, ruega por Mi misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía. Esta es la hora de la gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré penetrar en Mi tristeza mortal. En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión..." (1320)

3º SU ORACIÓN: Oh Jesús, que llenaste a santa Faustina Kowalska, de una veneración profunda a Tu Misericordia infinita, dígnate concederme, si es tu santa Voluntad, por medio de su intercesión la gracia por la cual te ruego fervientemente. Por nuestro Señor Jesucristo…

_________________________

6 de Octubre

San Bruno

1º SU VIDA: Nace en Colonia el año 1030. Fue una persona muy intelectual, estudio en la universidad de Paris, filosofía y teología y fue profesor de Reims. Después fue nombrado canciller en la diócesis por el arzobispo Manasés, quien era un personaje indigno de llevar ese alto cargo. Era San Bruno el ejemplo y la admiración de todo el clero; edificaba á toda la ciudad con la pureza de sus costumbres. Llegado un momento de su vida se retiró a un bosque propiedad de un monasterio. Más tarde se mudó al macizo de La Chartreuse, y atrajo la atención de muchos que quisieron llevar vida eremítica.

Funda la cartuja en silencio. Tocado de la mano de Dios, determinado a morir al mundo para ganar la eternidad, con seis de sus amigos, en el año 1085 le construye, su protector Hugo de Grenoble, un eremitorio de madera. El lugar respondía plenamente a las exigencias de soledad y contemplación. Le dio a cada uno su propia celda. La abstinencia de carne era perpetua, y nunca licores, el ayuno frecuente y el frío también. Prohíbe la entrada a mujeres a sus monasterios. Las visitas una sola vez al año. La oración el trabajo manual e intelectual componía su horario. Se reunían solamente para el rezo del Oficio divino y para la Santa Misa.

Confesor de otro santo. San Hugo obispo de Grenoble, célebre por su santidad, y uno de los, mayores prelados de su siglo, llegó a admirar tanto la sabiduría y la santidad de San Bruno, que lo eligió como su director espiritual, y cada vez que podía se iba al convento de la Cartuja a pasar unos días en silencio y oración y pedirle consejos al santo fundador.

Obediencia dolorosa. Llegó el nombramiento del Papa Urbano II, que fue antes discípulo suyo. Se le pide a San Bruno los servicios en Roma como consultor de Sumo Pontífice, y tiene que dejar solos a los Cartujos. En la cartuja hubo una gran relajación sin él. Mientras tanto, no pudiendo San Bruno tener licencia del Papa para volverse á la dulce compañía de sus queridos hijos, los instruía y los esforzaba continuamente por medio de sus cartas. le dolió mucho tener que obedecer, pero inmediatamente obedeció. Le ofrecieron el cargo de Arzobispo, pero él no lo quiso aceptar, porque se creía indigno de tan alto cargo.

Casa nueva para morir. En 1092 mediante un favor de Roger de Sicilia se funda el monasterio de Santa María de la Torre, donde San Bruno pasaría sus últimos años hasta su muerte, el 6 de octubre de 1101, dejando una huella imborrable en la historia de la Cristiandad, que quedó reconocida cuando fue canonizado en el año 1514 por el Papa León X.

2º SU MENSAJE: La espiritualidad de la Cartuja esta muy clara, y es un gran mensaje para este mundo llenos de ruidos. Dios habla en el silencio.

            Uno de nuestros mayores defectos es el de hablar más que escuchar. Todos necesitamos de silencio externo, que es crear el clima a propósito para el recogimiento interior, que es donde habla Dios. Silencio para escuchar, para oír la Palabra de Dios. Es difícil oír a Jesús en el bullicio. Exige nuestra mente cierta soledad, Dios se deja ver en la soledad de la intención.

Debemos buscar momentos de silencio. Que son encuentro con Dios. Silencio para oír bien, y para escuchar bien la Palabra de Dios. “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. (Mt 4,4). Porque esto es lo que importa, escuchar a Dios, hablar con Él, y para esto hay que dejar a un lado los problemas que tenemos cada uno, sin olvidarnos de ellos, ni de las personas que viven con nosotros, o con los que trabajamos, o familiares y amigos, etc. Seguro que encontraremos la solución a nuestros problemas, porque, la tentación es dejarnos envolver por los problemas, y apartarnos del silencio, que nos hace no encontrar soluciones.

Hay que confiar en Dios que nos quiere hablar, y lo suele hacer en el silencio.Tu cuando ores, entra en tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que esta en lo secreto”. (Mt 6,6).

En el silencio y oración del monte Sinaí, recibió Moisés las tablas de la ley, (los mandamientos).

En el silencio y la oración de Nazaret, recibió María la visita del Ángel de la Anunciación.

En el silencio y oración del monte Carmelo, alcanzo Elías su espíritu.

En el silencio y oración del Cenáculo, recibieron María y los Apóstoles al Espíritu Santo.

Silencio, no solo exterior, sino también de los sentidos, del corazón, para que hagan posible el encuentro en el que:

Se ejercita la fe; que una veces nos llevara asentir la presencia de Dios, y otras no, pero sin dejar de creer.

            Se ejercita la esperanza; Dios siempre actúa, nos lo hará sentir cuando quiera y como quiera, pero sin que lo dejemos de esperar.

            Se ejercita el amor a Dios; que se traduce en oración, en alabanza, adoración, agradecimiento, suplica humilde, sin dejar de amar a Dios.     

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, tú que llamaste a san Bruno para que te sirviera en la soledad, concédenos, por su intercesión, que, en medio de las vicisitudes de este mundo, vivamos entregados siempre a ti. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

7 de Octubre

NUESTRA SEÑORA del ROSARIO

1º SU HISTORIA: según la tradición, apoyada por los documentos pontificios, el origen del Santísimo Rosario, es debido a una intervención de la Virgen a santo Domingo de Guzmán.

El Papa Benedicto XV habla de Santo Domingo: “En sus luchas con los albigenses que, escarnecían con injurias la maternidad divina de María y su virginidad, el Santo, al defender con todas las fuerzas del alma la santidad de estos dogmas, imploraba el auxilio de la Virgen Madre. Con cuánto agrado recibiese la Reina de los cielos la súplica de su piadosísimo siervo, fácilmente puede colegirse por el hecho de haberse servido de él la Virgen para que enseñase a la Iglesia, la devoción del Santísimo Rosario: es decir, esa fórmula que, siendo a la vez vocal y mental (pues al mismo tiempo que se contemplan los principales misterios de la religión se recita la oración dominical con otras tantas decenas de ave marías), es devoción muy a propósito para mantener en el pueblo el fervor de la piedad y la práctica de todas las virtudes. Con razón, Domingo mandó a sus hijos que, al predicar la palabra de Dios, se dedicasen constantemente y con empeño a inculcar en los ánimos de sus oyentes esta forma de orar, de cuya utilidad práctica tenía él experimentada."

San Pío V forma parte en la historia del rosario. El día 17 de septiembre de 1569 daba la solemne bula Consueverunt Romani Pontífices, en la que no sólo definía ya con precisión el rosario, sino que además resumía y ampliaba todos los privilegios e indulgencias unidos a esta devoción. Continúa durante todo su pontificado trabajando por la difusión del rosario. Y el 5 de marzo de 1572 da la bula Salvatoris Domini, en la que, recordando la victoria obtenida en Lepanto el 7 de octubre, permite a la Cofradía del Rosario de Martorell (Barcelona) que ese día celebren todos los años una fiesta bajo la advocación de la Virgen del Rosario, según lo había pedido don Luís de Requeséns, señor de Martorell, que había estado presente en Lepanto.

Los Papas, los Santos, la gente sencilla. Desde que es conocido, lo han rezado y propagado con gran celo. Han sido muchos los piropos que durante siglos han tributado al rosario. Sobre todo a partir del Papa León XIII todos los Papas han exhortado vivamente al rezo diario en familia.

Sabemos que a la Virgen le agrada esta devoción, porque ella misma lo ha dicho. Se ha aparecido varias veces con el Rosario en las manos. En Lourdes se mostró a Bernardita con un rosario de cuentas blancas en sus manos. A los pastores de Fátima les dijo. “Yo soy la Señora del Rosario” y les recomienda con insistencia “que recen el Rosario todos los días”.

2º SU MENSAJE: Sin duda, que el rezo del rosario es una oración principal y muy completa a la Virgen Maria. ¿Por qué?

1º Por los misterios que se meditan: son compendio del Evangelio, en que se medita los misterios de Jesús y María. Meditábamos los misterios de la infancia de Jesús (Misterios Gozosos). Los de la pasión y muerte (Misterios Dolorosos), Los de su vida gloriosa (Misterios Gloriosos). El Papa Juan Pablo II, con la Carta <Rosarium Virginis Mariae> ha completado un gran vacío que va desde la infancia hasta la pasión y muerte, un tiempo largo de la vida de Jesús, vida pública, el Papa ha llamado. (Misterios de luz).

2º Por las oraciones de que esta compuesto: Oraciones, que como los distintos misterios también están sacadas del Evangelio.

El Padre Nuestro con el que se encabeza cada uno de los misterios. Es la oración que Jesús les enseño a los apóstoles.

El Avemaría la decena que se reza en cada misterio. Es la oración del saludo del ángel a María en la Anunciación. “Alégrate María, llena de gracia, el Señor está contigo. (Lc 1.28). Y por las que se dirigió a Ella Isabel. “Bendita Tu entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre”. (Lc 1.42).     

            El Gloria a la Trinidad con que terminamos la decena de Avemarías de cada misterio, es una alabanza a Dios Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

            Las Letanías es una reiterada suplica a la Virgen María invocándola con sus más gloriosos títulos: Son piropos cariñosos a la Madre.

            El Credo, una profesión de fe que creemos, que esta en la Escritura.

            La Salve del final, es la llave que cierra esta preciosa oración a María diciéndola <Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amen>.

3º Por los fines que se propone conseguir: Es una oración que esta al alcance de todos, en el templo, en casa, de paseo, en la cama, trabajando.

Honrar a María Madre nuestra que lo merece, es una bonita forma de honrarla con este ramillete de rosas que componen las cuentas del rosario.

Alcanzar la protección de la Virgen, porque Ella es auxilio de los cristianos, y lo necesitamos.

Pedir la paz del mundo, lo declaro la Virgen en Fátima <Rezad por la paz del mundo>. Y el rosario rezado en familia une, da paz y felicidad.

Pedir la conversión de los pecadores, también lo recomendó en Fátima y Lourdes. <Rezad por la conversión de los pecadores>.

3º SU ORACIÓN: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

_________________________

8 de octubre

SAN HUGO de GÉNOVA.

1º SU VIDA: Nació alrededor de 1186 en Alessandria (Italia), se convirtió en un caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén. Después de largas campañas en Tierra Santa, fue elegido Maestro de la Encomienda de San Juan en Génova (Italia) y trabajó en la enfermería más cercana. Fue famoso por sus muchos poderes milagrosos sobre los elementos de la naturaleza.


Un religioso ejemplar. Fue el Comandante en Génova, aunque nunca llego a empuñar las armas ni para defender ni para atacar. Su hospital alcanzó en aquellos momentos mucha fama por su prudencia y manera de administrar las cosas, se noto bastante durante su administración. Eso no le impidió ser un religioso ejemplar, logrando el ejercicio de la religión hacia Dios y sus vecinos. Esto le supuso, como es lógico muchos sacrificios. Era hombre de gobierno y de mucha caridad con los más necesitados.

Fiel cumplidor de la obras de misericordia. Hay una descripción sobre él, un retrato escrito, por el que sabemos que San Hugo era delgado, con un rostro ascético, y pequeño en estatura y que era bastante gentil y amable con todos. Dormía en un tablero, en un rincón del sótano del Hospital; sirvió a los pobres con amor y tacto, dándoles comida, dinero, consuelo espiritual y amor fraternal. Él lavaba los pies a los pacientes, cuidaba de ellos, y cuando ellos morían, él los enterraba.

Amante de la cruz. La cruz de ocho puntas, que llevaba en su capa, él santo tambien y sobre todo la llevaba en su corazón. Tan grande era su celo que él se ciñó un gran cilicio dentro de sus vestiduras, hacía ayunos continuamente durante todo el año y durante la Cuaresma no comía nada que estuviera antes cocinado. A nadie extrañaba su vida penitente.

Vida de piedad confirmada por milagros. Todos los días recitaba el oficio y oía Misa con tal fervor que muchas veces cayó en éxtasis y se elevaba del suelo a la vista de todos. Su oración era, evidentemente, continua, y Dios le recompensó por ello con un don de poder realizar milagros. Estos milagros fueron presenciados por el arzobispo de Génova, Otto Fusco, y por otros cuatro canónigos que visitaban la casa del santo y atestiguaron lo que vieron.

A la gloria eterna. Por su fe, capaz de mover montañas, su vigilante e incansable caridad, así como por sus otras virtudes diarias, especialmente su gentileza y cortesía, fue para todos los que le conocieron un ejemplo lleno de vigor, y tal vez muchos lo imitaran en su vida para poder compartir tambien su gloria eterna. Se cree que murió en 1233.

2º SU MENSAJE: Se cuenta, un milagro realizado por el Santo. Un día sofocante de calor, algunas mujeres que se encontraban en la enfermería lavando la ropa de los enfermos; se les acabo el agua y pensaron ir a la fuente del monasterio. Comenzaron a quejarse, San Hugo las oyó y acudió para ver lo que pasaba. Le pidieron les diera agua, y ante su negativa ellas rompieron en llanto exclamando: ¿Acaso tú no eres capaz de conseguir cualquier cosa de Dios? "debemos orar" les dijo, hacerlo vosotras!", Él dijo que la fe obra milagros, ¿tenéis fe vosotras?  Oró a Dios, hizo la señal de la cruz y las aguas brotaron de las rocas de la fuente. Mensaje: Por su fe Dios le escucho.

¿Por qué Dios no nos concede lo que le pedimos en la oración? nosotros solemos quejarnos que Dios no nos escucha, no nos concede lo que le pedimos, y no es que lo que le pidamos sea malo. Además dijo: “Creed que obtendréis cuanto pidierais en la oración”. (Mc 11,24). Ni tampoco porque ser más indignos que otros. “Quien pide recibe”. (Mt 7,8). Y esto sin excepción. Ni tampoco por pedir, porque en el Padre Nuestro, nos enseña a rezar pidiendo.

¿Entonces, porque tantas oraciones nuestras sean rechazadas? ¿Quizás porque le pedimos mucho, con urgencia y cansamos a Dios? No, la razón de que obtengamos poco de Dios, es porque le pedimos demasiado poco y con poca insistencia. Cierto que Jesús nos ha prometido en nombre de su Padre, concedernos todo, incluso las cosas más pequeñas. Pero, nos ha puesto un orden en lo que pedimos, y sin este orden, no esperemos obtener nada. “Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura”. (Mt 6,33).

No nos prohíbe que pidamos salud, trabajo, riquezas, y todo lo que nos haga la vida más agradable, incluso para vivir bien. Pero, hay que pedir primero lo principal: que venga el Reino de Dios y su justicia. Es decir, una vida cristiana, más justa, más evangélica, etc. Salomón, al que Dios le dio la libertad de pedirle lo que quisiera; le pidió “la sabiduría que necesitaba para cumplir santamente con sus deberes de Rey de Israel”. (2Cro 1,10). No le hizo mención ni de las riquezas, ni de larga vida, ni de la fama. Pidiendo lo principal, se le concedió incluso lo que no pedía. Dios le dijo: “Te concederé con gusto esta sabiduría porque me la has pedido, pero no dejare de colmarte de años, de honores, de riquezas, porque no me has pedido nada de esto”. (2Cro 1,11-12). Si este es el orden que Dios tiene para distribuir sus gracias, no debe extrañarnos, que hasta ahora hayamos orado si éxito.

3º SU ORACIÓN:Proclamamos, Señor, que sólo tú eres santo, sólo tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de san Hugo, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

9 de Octubre

SAN JUAN LEONARDI

1º SU VIDA: Nació en Décimo, Toscana, Italia en 1542. A los doce años, sus padres, le enviaron a casa del párroco de Villa Basílica, donde adquirió una cultura elemental e inició su formación religiosa. Su padre le envió a Lucca a estudiar farmacia. En este ambiente moldeó su recia personalidad de cristiano seglar militante. Empieza la frecuencia de sacramentos y la práctica de la mortificación, y haciendo apostolado en el ambiente en que vive.

De la farmacia al seminario. A los 20 años, sigue sintiendo la llamada al sacerdocio, su director espiritual le orientó hacia los estudios eclesiásticos, dejó la farmacia y celebrando su primera misa el 6 de enero de 1571. Empieza en Lucca, capellán de la iglesia de San Giovanni, comienza su apostolado.

La enseñanza del catecismo. Esta era la característica suya. Impartía clases de religión y catequesis en la iglesia de San Juan y ante el éxito el obispo le confió la catequesis en todas las iglesias de Luca. Ante la imposibilidad de atender personalmente a todas las demandas de los párrocos, escribió un folleto con la síntesis de la doctrina cristiana y el modo de enseñarla. De ahí surgió la fundación de la Compañía de la Doctrina Cristiana, formada por laicos, aprobada por el papa Clemente VIII en 1604.

La Fraternidad de Sacerdotes Reformados de la Santísima Virgen. Que tras su muerte adoptó el nombre de Clérigos Regulares de la Madre de Dios. En 1584 el papa Gregorio XIII confirmaba la Orden que en 1581 había aprobado el obispo de Luca. Juan y sus clérigos en Roma, donde en 1601 fundaron un convento, destacaron en la enseñanza de la doctrina cristiana. Fue nombrado varias veces por Clemente VIII comisario apostólico con la misión de reformar algunas de las Órdenes monásticas decadentes. El Santo realizó siempre con gran celo y notable éxito esta tarea de reformador. En 1603, Juan Leonardi, en colaboración con el español Juan Bautista Vives y el jesuita Martín de Funes, fundaron un centro de estudios misionales, que con el tiempo sería el Colegio Urbano de Propaganda Fide.

Agotado por los trabajos, descansó piadosamente.Antes de morir tuvo la alegría de ver aprobadas en 1603 por Clemente VIII las constituciones de la nueva Congregación de Clérigos Regulares. No pudo llegar a verla florecer y brillar. Pero guardó en su corazón la alegría de una vida entregada al servicio de la Iglesia. Murió entre los suyos, en Lucca, el año 1609. Beatificado por Pío IX en 1861, fue canonizado por Pío Xl en 1938. Sus restos se veneran en Santa María in Campitelli, de Roma.

2º SU MENSAJE: Nos da un detalle suyo el Martirologio Romano: San Juan Leonardi, presbítero, que dejó la ciudad de Luca, en la Toscana, donde ejercía como farmacéutico, para llegar a ser sacerdote, y con el fin de enseñar a los niños la doctrina cristiana, restaurar la vida apostólica del clero y propagar la fe cristiana, instituyó la Orden de Clérigos Regulares, más tarde llamados de la Madre de Dios, debiendo sufrir por ello muchas contradicciones. Agotado por los trabajos, descansó piadosamente (1609).

            La vida del hombre: conocer y amar a Dios. Dios, ha creado libremente al hombre para que tenga parte en su vida bienaventurada. Por eso, en todo tiempo y en todo lugar, está cerca del hombre. Le llama y le ayuda a buscarlo, a conocerle y a amarle con todas sus fuerzas

Para que esta llamada resuene en toda la tierra, Cristo envió a los apóstoles, dándoles el mandato de anunciar el evangelio: "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28,19-20) "salieron a predicar, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban" (Mc 16,20).

Transmitir la fe: la catequesis. Muy pronto se llamó catequesis al conjunto de los esfuerzos realizados en la Iglesia para hacer discípulos, para ayudar a los hombres a creer que Jesús es el Hijo de Dios a fin de que, por la fe, tengan la vida en su nombre, y para educarlos e instruirlos en esta vida y construir así el Cuerpo de Cristo.

En un sentido más específico, "globalmente, se puede considerar aquí que la catequesis es una educación en la fe de los niños, de los jóvenes y adultos que comprende especialmente una enseñanza de la doctrina cristiana, dada generalmente de modo orgánico y sistemático con miras a iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana" (CT 18).

Los periodos de renovación de la Iglesia son también tiempos fuertes de la catequesis. Así, en la época de los Padres de la Iglesia, vemos a santos obispos consagrar una parte de su ministerio a la catequesis. Es la época de San Cirilo de Jerusalén y de San Juan Crisóstomo, de San Ambrosio y de San Agustín, cuyas obras catequéticas siguen siendo modelos.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, fuente de todo bien, que anunciaste el Evangelio a numerosos pueblos por medio de tu presbítero san Juan Leonardi, haz que, por su intercesión se difunda siempre en todo el mundo la verdadera fe. Por nuestro Señor Jesucristo.

 _________________________

10 de Octubre

SANTO TOMÁS de VILLANUEVA

1º SU VIDA: Aun cuando sus padres vivieron en Villanueva de los Infantes, Tomás nació en Fuenllana, el año 1486. Se trasladó pronto a Villanueva de los Infantes, donde sus padres tenían una rica hacienda. Ya desde niño se vio cuál iba a ser la virtud más querida de Tomás: la caridad. Cuando en casa lo encontraba todo cerrado, se desprendía de sus vestidos para dárselos a los pobres. De sus padres lo había aprendido.

Alcalá y Salamanca y fraile agustino. Le enviaron a estudiar a los mejores centros de entonces, Alcalá y Salamanca. Se graduó de bachiller en artes y de licenciado en teología. Entró en la Orden de San Agustín el año 1517. Se ordena de Sacerdote en 1518. Fue nombrado Prior de Salamanca, Provincial de Andalucía, Prior de Burgos; Provincial de Castilla. El rey de España Carlos V, sentía por él una especial predilección, y por serle de gran confianza le nombra predicador y consejero suyo. Era un gran predicador, de los que hablaba con libertad apostólica. Fue el “predicador” más grande de su tiempo en España, su fuerza más que en la palabra, la ejercía con el ejemplo de su vida, que es lo que definitivamente convencía al pueblo.

Arzobispo de Valencia. El rey lo quiso como arzobispado de Valencia. Antes de tomar posesión del arzobispado hizo seis días de retiro, oración y penitencia en el convento. Allá se marcho, sin más que la Biblia. Al verle tan pobre, el cabildo le regaló cuatro mil ducados, que él entregó al hospital de la ciudad. Llamaba la atención la vida del arzobispo. Muchas horas de oración. Vida de austeridad y caridad. Es decir, muy exigente consigo mismo, muy comprensivo con los demás. Ha sido llamado con razón el arzobispo limosnero.

Se le acercaba la hora de la muerte del santo. Reunió todo el dinero que aún no había distribuido y lo repartió entre todos los pobres de la ciudad. Luego llamó junto a su lecho a todos los empleados y les fue dando sus pobres enseres. Se quedó sin sillas y sin mesas. Un empleado que no esta allí en ese momento, lo mandó llamar y le dijo con ternura: "Hijo mío, todo ha sido repartido ya. Pero aún me queda una cosa: la cama donde estoy. Te la entrego y todos son testigos. Y ahora que es tuya ¿me la prestas, por favor, para morir?". En septiembre de 1555 sufrió una inflamación de la garganta. Hizo que le celebrara la Misa en su habitación, y exclamó: "Que bueno es Nuestro Señor: a cambio de que lo amemos en la tierra, nos regala su cielo para siempre". Y murió cuando tenía 66 años, el 8 de septiembre de 1555. Beatificado en 1618, el Papa Alejandro VII lo canonizó en 1658. Sus restos se conservan en la iglesia catedral de Valencia.

2º SU MENSAJE: La imagen de este santo, aparece con una bolsa dando limosnas a los pobres. Luego es un modelo de limosnero. Todos podemos y debemos hacer limosna con los más necesitados.

“Teniendo con que comer y vestir, ya debemos estar contentos”. (1Tim 6,8).Estas palabras de la Sagrada Escritura, nos dan a entender la necesidad que tenemos de hacer limosna, de ser desprendido con los pobres.

            Es fácil hacer limosna, y todos podemos hacerla. Dice Jesús; “cualquiera que de a beber un solo fresca a uno de los necesitados, en verdad os digo, no perderá su recompensa”. (Mt 10.42). La sola compasión del pobre, ya es limosna que Dios acepta, cuando no se le puede dar nada más. Dios mira el corazón del que da, antes que el donativo. Vale más el sentimiento que la cantidad. El ejemplo de la viuda pobre del evangelio. Luego no solo es la limosna lo material, pan vestido etc., sino, lo espiritual, enseñar al que no sabe a comportarse, darle buen ejemplo, etc.

            ¿Cómo debemos hacer la limosna? Hay que hacerlo, dar-dando, es decir; no diciendo, te doy esto que no debería dártelo. De hecho, esto es como si no se diese nada, porque no se agrada ni a Dios ni al prójimo. Esto seria, dar-negando. San Pablo dice; “Hay que aliviar al pobre con alegría”. (Rom 12.8). Y Jesucristo dice, que hay más dicha en dar limosna que en recibirla. El que tenga mucho, debe de dar limosna con generosidad, y el que tenga poco, que de limosna con alegría.

            Bienes espirituales de hacer limosna. Algunos santos han dicho; “que los beneficios de la limosna vuelven a los que los hacen; si das al que tiene hambre, trabajáis para vosotros mismos, porque os será devuelto con creces todo lo que habéis dado”. (San Basilio). Cuanto más demos a los pobres, más nos dará Dios. “Dad y se os dará”. (Lc 6.38)

            No lo desaprovechemos. Cuando un pobre pasa hambre, es Cristo quien lo pasa, como dijo; “Tuve hambre, y no me disteis de comer” ¿Cómo somos nosotros, que, cuando Dios nos da bienes, los queremos recibir, y cuando nos pide, no le queremos dar nada? No apartemos nuestra mirada de los pobres, si queremos esperar el perdón de los pecados. Hay que practicar la misericordia terrena, si queremos recibir un día la misericordia celestial.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que quisiste asociar a santo Tomás de Villanueva, insigne por su doctrina y caridad, al número de los santos pastores de tu Iglesia, concédenos, por su intercesión, la gracia de permanecer continuamente entre los miembros de tu familia santa. Por nuestro Señor Jesucristo.

 _________________________

11 de octubre

SANTA SOLEDAD TORRES ACOSTA

1ª SU VIDA: Nació el 2 de diciembre de 1826, en Madrid, en un hogar  sencillo, hija de Antonia y Manuel. Su nombre era, Bibiana Antonia Manuela Torres Acosta. Pequeña de cuerpo pero de alma grande. La naturaleza no ha sido demasiado generosa con ella, era bajita, enfermiza, inapetente, padecía asma y tenía los ojos enfermos. De inteligencia despierta y muy piadosa, que ya desde bien pequeña jugaba a ser monja.

En el castizo barrio de Chamberí. A sus veinticinco años oye hablar de una idea alimentada por un sacerdote de la parroquia de Chamberí, don Miguel Martínez. Este quiere reunir a unas cuantas mujeres para que cuiden y atiendan a los enfermos desamparados en sus casas y disponerles a bien morir allí donde la enfermedad les ha postrado. Mas aun, cuando la delicada salud parecía desaconsejar tal empresa, al fin ante sus insistencias fue admitida, junto con otras seis compañeras, y tomó el hábito del nuevo Instituto el 15 de agosto de 1851, cambiando su nombre por el de María Soledad. Ese día nació el Instituto de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos.

A dirigir la comunidad. Su prudencia y tesón la colocan pronto al frente de la comunidad que precisa de semejantes cualidades para subsistir en vista de los problemas que la rodean de fuera y aun de dentro del propio Instituto, cuya dureza de vida va saturando a casi todas las compañeras de fundación hasta quedar sólo ella entre las que comenzaron. La maledicencia se cebará contra la Madre Soledad hasta ser depuesta de su cargo e incluso obligada a apartarse de la casa madre de la fundación, tras haber soportado no pocas incorrecciones y rebeldías entre sus mismas hijas religiosas. Sin embargo, estas pruebas no hicieron sino acrisolar más aún su espíritu y Dios la volvió a poner al frente de la obra, que había llegado casi al borde de la disolución. Dos años después de la aprobación, en octubre de 1878, madre Soledad visitó al papa León XIII quien le puso las manos sobre la cabeza y le dijo palabras cariñosas que la hicieron llorar.

La enfermedad y los enfermos la llevan al cielo. En esta nueva etapa las Siervas de María ven pronto incrementada su familia con  cuarenta nuevas fundaciones, casi todas debidas a las gestiones de la Madre Soledad, que alterna estas tareas con las labores más humildes de la vida doméstica. Muere, por fin, en Madrid, tras breve pero penosa enfermedad, el 11 de Octubre de 1887. Su paso por este mundo se redujo a 61 años cargados de sencillez, de amor y de valentía frente al dolor, abandonada siempre en las manos de su Dios. Fue Beatificada por Pío XII el 5 de Febrero de 1950. Pablo VI la proclamó Santa el 25 de Enero de 1970.

2º SU MENSAJE: Se comprometió la Santa y hoy sus hijas las Siervas de Maria, a hacer de su vida una ofrenda de amor y consuelo junto al lecho de dolor de los más pobres y enfermos. Como Maria junto a la cruz de Jesus.

¿Qué hizo la Virgen ante la cruz de su Hijo? Lo primero que hizo fue quedarse junto a Él, no marcharse o ir deprisa y corriendo. Lo segundo cargar en sus propias espaladas con la parte del problema del que esta sufriendo para poderlo aliviar un poco.            

1º Quedarse junto a el enfermo. Imitar a la Virgen practicando esta delicadeza con el que sufre, en una época como la nuestra, en la que todo lo que nos pueda molestar o crear problemas, ¡fuera con ello! Si el niño que va a nacer no es bien recibido, se le mata con el aborto. Si el anciano o el enfermo son molesto para los familiares o gravoso para la administración publica, se acaba con él con la eutanasia. Si la convivencia en el hogar se ha vuelto difícil (no digo en casos extremos, en que se justifica la separación) se recurre con mucha facilidad al divorcio. Pues bien, María junto a la cruz, es un modelo que nos ofrece justo el ejemplo contrario. Y santa Soledad llamada por Dios a ejercer este mismo oficio.

2º Cargar en sus propias espaladas con la parte del problema. Se limito a estar allí, a aguantar el tirón de la desesperación, a ser el consuelo de Jesús cuando la busco con la mirada y la encontró a su lado, sin haber huido como habían hecho los discípulos. No se sabe por el evangelio, que la Virgen pronunciara ningún discurso. La Virgen junto a la cruz, no llego tarde a ejercer la caridad, no espero a aparecer cuando ya todo había pasado.  Imitar a María al pie de la cruz es, acudir allí donde se nos necesita. Es saber estar, en el silencio a veces, con la palabra otras, con las manos llenas de amor siempre. No hace falta palabrería sino consolar a los afligidos, como la Virgen.

            Si en el hermano que sufre esta el Señor en la cruz, en quienes les consuelan y acompañan puede estar la Madre, Maria al pie de la cruz.  Podemos y debemos llevas el consuelo que ella le llevo a su Hijo crucificado.  Igual que el enfermo le presta su cuerpo a Crasito para que sufra en él. Los que llevan el consuelo a los enfermos, le prestan su cuerpo, su alma, su tiempo, su dinero, sus energías, para que Ella, a trabes de nosotros, siga ejerciendo la labor de Madre y siga visitando a los mil Cristos crucificados que están llenos de dolor en sus lechos, en casa o en los hospitales.

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que concediste a santa Soledad Torres Acosta la gracia de servirte con amor generoso en los enfermos que visitaba, concédenos tu luz y tu gracia para descubrir tu presencia en los que sufren y merecer tu compañía en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

12 de octubre

NUESTRA SEÑORA del PILAR

1º SU HISTORIA: Según una antigua tradición, posteriormente a la Ascensión del Señor Jesús, los apóstoles, llenos por el Espíritu Santo, predicaban el evangelio. El Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan, viajó a predicar en España. Tierras que se encontraban atadas al paganismo, porque aún no habían recibido el evangelio. Desalentado por los escasos frutos de su predicación en España, una noche la Virgen María se le apareció en un Pilar. Cuando la Virgen desapareció quedó el pilar; al instante el Apóstol Santiago y sus acompañantes iniciaron la construcción de una iglesia en aquel lugar. Y le dio el título de Santa María del Pilar antes de regresarse a Judea. Este templo ha sido el primero en ser dedicado a la Virgen.

Todas las fiestas de la Virgen, son una oportunidad que nos brinda la Iglesia para avivar en nosotros el amor y la devoción a la Santísima Virgen. También esta fiesta del Pilar. Los que la amamos apasionadamente sabemos que solo hay una, la del Evangelio, María de Nazaret, pero que la llamamos de muchas maneras. Igual que a los amigos los solemos llamar no solo por su nombre, sino también con diminutivos, incluso con apodos cariñosos, así es el caso de la Virgen, tanto la queremos la solemos llamarla con nombres distintos. (Cada uno la suya), la de su pueblo o ciudad, la de su colegio, etc. que se nos hace tan cercana, conocida y familiar.       

Todas las advocaciones de la Virgen reflejan alguno de sus aspectos de la riquísima personalidad de la Santísima Virgen Maria. Esta advocación de Ntra. Sra. del Pilar, nos resulta muy familiar y querida a los españoles, y también fuera de España. España desde el principio es tierra de María, y nos protege con su amparo.        

            El primer templo levantado a la Virgen María, no solo de España, sino, del mundo entero. Al que ha seguido miles y miles de templos, hasta el punto que es raro el pueblo por muy pequeño que sea, que no tenga como patrona una advocación, o misterio de María. 

            ¿Por qué esta advocación? Las fiestas y advocaciones de la Virgen que celebramos a lo largo del año; unas hacen referencia, o bien, a su vida, o a sus misterios, o a como aparecen en sus imágenes. Su vida: Natividad, 8 septiembre. Madre de Dios, 1 de enero. La Presentación, 21 noviembre, etc. Misterios: La Inmaculada, 8 diciembre. La Asunción 15 agosto. Otras hacen referencia a como se muestran en sus imágenes: La del Carmen, con el escapulario en la mano. La del Rosario, con el rosario en la mano. La del Pilar, a lo alto de un pilar de piedra.

2º SU MENSAJE: La fiesta de hoy nos recuerda una de las  muchas intervenciones de la Virgen a favor de sus hijos. Lo que sucedió entre la Virgen y el Apóstol, solo Dios y ellos lo saben, pero lo curioso de esa aparición, lo que le dio el nombre, es que la Virgen se mostró a Santiago en lo alto de una columna, desde donde le habló y consoló. Algunos piensan que no deja de ser algo superfluo lo de la columna, algo original, pero casi imposible. A mi me parece, que hace más hermoso y más explicito el mensaje de la aparición. María se muestra al apóstol como la columna fuerte, segura, en la que se puede apoyar a fin de no desfallecer, María es (consuelo, refugio, auxilio, etc.). La que siempre nos ayuda a levantarnos, a volver a empezar. Esto significa el Pilar, columna segura. ¿Cómo no tener hacia esta advocación una particular veneración, cuando nos sentimos tantas veces desalentados, agotados, cansados, identificados con el apóstol, a punto de retirarnos de la batalla.   

Simbolismo de la imagen de la Virgen. Con el que tiene que brotar en nosotros un sentimiento de gratitud por el amor que nos muestra.

            De pie sobre la columna; como guía de un pueblo, que será conducido por Ella en los caminos de la santidad.

            De pie, como Maestra; Que dicta las lecciones para aprender lo que hemos de hacer. “Haced lo que Él os diga”.

            De pie, como Centinela; en vigilia continua par guardar esta bendita tierra, tierra de Maria.

            De pie, en vela, con el Niño Jesús en su brazos; el fruto de su vientre, al Hijo de Dios.

A mi no me extraña, que la Virgen viniera a Zaragoza, y a Lourdes, y a Fátima, porque Dios no ha querido que su Madre estuviera solo, presente en la tierra cuando estuvo en Nazaret, Belén, Egipto, Jerusalén, etc. Sino, que ha querido que estuviera siempre con nosotros, “todas las generaciones me llamaran bienaventurada”. (Lc 1.48).      

A mí no me extraña, porque la necesitamos. Como le decimos en la Salve. “A Ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas”. Y le decimos, también, “vuele a nosotros esos tus ojos misericordiosos”.Y nosotros, ante el desanimo de muchos, que seamos pilares seguros para la fe de los demás. Convencidos de los ánimos que le dio la Virgen del Pilar al apóstol Santiago, pensemos nosotros, que nos faltara su protección y ayuda.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, que en la gloriosa Madre de tu Hijo has concedido un amparo celestial a cuantos la invocan con la secular advocación del Pilar, concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

_________________________

13 de octubre

SAN TEÓFILO de ANTIOQUIA

1º SU VIDA: Según la tradición, fue el sexto obispo de Antioquía de Siria en el siglo II bajo Marco Aurelio. De sus escritos se deduce claramente que nació cerca del Eufrates, de familia paparía, y que recibió educación helenística. Se convirtió al cristianismo siendo de edad madura, tras larcas reflexiones y después de un estudio concienzudo de las Escrituras. Datos fehacientes de su vida nos los trasmiten Eusebio de Cesarea y san Jerónimo.

Relata su conversión. Había recibido una buena formación literaria en el paganismo, y se convirtió, según él mismo explica, por el estudio de las Escrituras sagradas. Dice así de él mismo; No seas, pues, incrédulo, sino cree. Porque tampoco yo en otro tiempo creía que ello hubiera de ser; mas ahora, tras haberlo bien considerado, lo creo, y porque juntamente leí las sagradas Escrituras de los santos profetas, quienes, inspirados por el Espíritu de Dios, predijeron lo pasado tal como pasó, lo presente tal como sucede y lo por venir tal como se cumplirá. Teniendo, pues, la prueba de las cosas sucedidas después de haber sido predichas, no soy incrédulo, sino que creo y obedezco a Dios. (Hist. eccl. 4,20).

Grandes conocimientos paganos y cristianos. El obispo da muestras de tener grandes conocimientos tanto de los autores paganos como de los cristianos sobre las Sagradas Escrituras. Es el primer autor cristiano que hace un comentario exegético del Génesis, analizándolo con detalle y proponiendo una interpretación de tendencia alegórica. Escribió también un Comentario a los Evangelios, que no se conserva en la actualidad.

Escritos sobre el dogma Trinitario. Tiene mucho interés desde el punto de vista doctrinal, la explicación que hace del dogma de la Santísima Trinidad. Convirtiéndose así en el primer autor cristiano en que aparece la distinción entre el Verbo interno que está en Dios Padre desde toda la eternidad, y el Verbo instrumento de la creación al comienzo de los tiempos.

Los libros a Autólico. Es su obra; la escribió hacia el año 180, que son una apología en defensa de los cristianos, sangre que seguía corriendo en persecuciones, Quizás Autólico sea un personaje imaginario, pero sirve para explicar bien el tipo de pagano, que reconocía a los cristianos como gente, quizás cultos tambien, pero la doctrina sobre Jesucristo el Hijo de Dios, le parecía demasiado simple. Teofilo hace un intento de razonar los motivos que tiene los cristianos para creer en su Dios. Así escribió lo que creía, viva y como murió; “El soberano debe ser honrado con sentimientos de reverencia; hay que obedecerle y rezar por él. Así se cumple la voluntad de Dios".

2º SU MENSAJE: De sus escritos los "Libros a Autólico" que es el mensaje que nos ha dejado a los cristianos de todos los tiempos, este Santo de los primeros cristianos, que tan sencillo nos lo explica, como vivían en su tiempo.

Necesidad de una buena disposición para conocer a Dios: “Ahora bien, tú, amigo mío, me increpaste con vanas palabras, vanagloriándote en tus dioses de piedra y leño, cincelados y fundidos, esculpidos y pintados, dioses que ni ven ni oyen, pues son meros ídolos, obras de manos de los hombres; y me motejas además de cristiano, como si llevara yo un nombre infamante. Por mi parte, confieso que soy cristiano, y llevo este nombre, grato a Dios, con la esperanza de ser útil para el mismo Dios. Porque no es, como tú te imaginas, cosa difícil el nombre de Dios, sino que tal vez, por ser tú inútil para Dios, has venido a pensar sobre Dios de esa manera”.

"Yo honraré al emperador, pero no lo adoraré; rezaré, sin embargo, por él. Yo adoro al Dios verdadero y único por quien sé que el soberano fue hecho. Y entonces podrías preguntarme: ¿Y por qué, pues, no adoras al emperador? El emperador, por su naturaleza, debe ser honrado con legítima deferencia, no adorado. El no es Dios, sino un hombre a quien Dios ha puesto no para que sea adorado, sino para que ejerza en la tierra la justicia. El gobierno del Estado le ha sido confiado de algún modo por Dios. Y así como el emperador no puede tolerar que su título sea llevado por cuantos le están subordinados -nadie, en efecto, puede ser llamado emperador-, de la misma manera nadie puede ser adorado excepto Dios. El soberano debe ser honrado con sentimientos de reverencia; hay que prestarle obediencia y rezar por él. Así se cumple la voluntad de Dios".

En los cristianos se da un sabio dominio de sí mismos, se observa el matrimonio único, la castidad, la injusticia es excluida, la piedad es apreciada con los hechos. Dios es reconocido, la verdad considerada norma suprema. La gracia los custodia, la paz los protege, la palabra sagrada los guía, la sabiduría los instruye, la vida (eterna) los dirige, Dios es su rey”.

Se atreve a llamar menesterosos y ciegos voluntarios a los escritores ateos, y les dice: “Comenzad por curar los ojos de vuestra alma cambiando de conducta y entonces veréis más claras las cosas invisibles. Vuestra estupidez, como en otros tiempos la mía, disminuirá entonces y Dios os dará la misma gracia que me concedió a mí: la de revelarse a vosotros”.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que has querido infundir en san Teofilo de Antioquia tu admirable doctrina, concédenos, por su intercesión, permanecer siempre fieles a esa misma doctrina, y modelar conforme a ella nuestra propia conducta. Por nuestro Señor Jesucristo. 

_________________________

14 de octubre

SAN CALIXTO I

1º SU VIDA: No están de acuerdo los historiadores sobre algunos detalles de la biografía de nuestro santo. Parece que nació en Grecia, provino de una familia de esclavos. Su nombre significa “El más bello”. Inició su vida trabajando al servicio de un alto funcionario cristiano del emperador Cómodo llamado Carpóforo, quien luego lo acusaría de malversar sus fondos por lo que fue condenado a trabajar en las minas de azufre de Cerdeña. La pena duró tres años gracias a la intercesión de una concubina del emperador.

Secretario del Papa. Un vez liberado, el Papa Ceferino, lo tomó como su secretario personal, nombrándolo diácono y administrador del cementerio cristiano en la Vía Appia, que luego sería llamado como las catacumbas de San Calixto y donde se enterraron todos los papas que gobernaron la Iglesia durante el siglo III, excepto él mismo.

El Papa Calixto I, sufre la cruz del pontificado. Tras la muerte de Ceferino, Calixto es elegido como su sucesor pese a ser un esclavo liberado. La obra de Calixto I se conoce gracias a los escritos del escritor cristiano Hipólito de Roma, quien en su obra Philosophumena lo acusa de herético, ambicioso y corrupto. También lo acusó de ser monárquico y de admitir u ordenar a hombres casados hasta dos y tres veces. Tal fue la oposición de Hipólito a la elección de Calixto como pontífice que luego él se proclamaría como Papa siendo así el primer Antipapa de la historia cristiana.

Defensor de la verdad. Algunas herejías empezaban a extenderse por aquel entonces y contra ellas luchó con valentía el nuevo Papa. Las dos principales eran estas: El Sabelianismo que casi no ponía distinción entre las Personas de la Santísima Trinidad con confusiones que rayaban en la herejía y los Montanistas que eran los que defendían un rigorismo exagerado de costumbres y, sobre todo, con los que habían sido algo débiles durante las persecuciones y ahora querían volver, arrepentidos, a la Iglesia católica. San Calixto siempre quiso ser más padre que juez. Más defensor que condenador. Esto le atrajo muchos insultos y contradicciones pero siempre los soportó con gran entereza y mayor caridad.

El Papa más antiguo de Roma. Calixto I es, junto con San Pedro, el más antiguo del que se tenga noción sobre el martirio por el que tuvo que pasar por ser cristiano. Tertuliano y sus secuaces se levantaron contra el Papa haciéndole sufrir mucho. En su tumba, descubierta en la Vía Aurelia en 1960, refiere que fue golpeado y arrojado a un pozo en donde hoy se alza la iglesia de Santa María en Trastevere. Recibió la corona del martirio el año 222.

2º SU MENSAJE: De todos los mártires podemos aprender, que aunque les quiten la vida con la muerte, pero les dan la inmortalidad. “El que cree en Mi, aunque haya muerto vivirá”. En la persecución se causa la muerte, pero sigue la inmortalidad. Lo explica San Cipriano a Fortunato.

<<Los sufrimientos de ahora no pesan lo que la gloria que un día se nos descubrirá¿Quién, por tanto, no pondrá por obra todos los remedios a su alcance para llegar a una gloria tan grande, para convertirse en amigo de Dios para tener parte al momento en el gozo de Cristo, para recibir la recompensa divina después de los tormentos y suplicios terrenos?

Si los soldados de este mundo consideran un honor volver victoriosos a su patria después de haber vencido al enemigo, un honor mucho más grande y valioso es volver triunfante al paraíso después de haber vencido al demo­nio y llevar consigo los trofeos de victoria a aquel mismo lugar de donde fue expulsado Adán por su pecado arras­trando en el cortejo triunfal al mismo que antes lo había engañado, ofrecer al Señor, como un presente de gran valor a sus ojos, la fe inconmovible, junto con Cristo, equiparado a los ángeles, alegrarse con apóstoles y profetas por la posesión del reino. ¿Qué persecución podrá vencer estos pensamientos, o qué tormentos superarlos?

La mente que se apoya en santas meditaciones perseve­ra firme y segura y se mantiene inconmovible frente a todos los terrores diabólicos y amenazas del mundo, ya que se halla fortalecida por una fe cierta y sólida en el premio futuro. En la persecución se cierra el mundo, pero se abre el cielo; amenaza el anticristo, pero protege Cristo; se inflige la muerte, pero sigue la inmortalidad. ¡Qué gran dignidad y seguridad, salir contento de este mundo, salir glorioso en medio de la aflicción y la angusti­a, cerrar en un momento estos ojos con los que vemos a los hombres y el mundo para volverlos a abrir y contemplar a Dios y a Cristo! ¡Cuán rápidamente se re­corre este feliz camino! Se te arranca de a tierra, para colocarte en el reino celestial.

Estas consideraciones son las que deben impregnar nuestra mente, esto es lo que hay que meditar día y noche. Si la persecución encuentra así preparado al soldado de Dios, su fuerza, dispuesta a la lucha, no podrá ser ven­ida. Y aun en el caso de que llegue antes la llamada de Dios, no quedará sin premio una fe que estaba dispuesta al martirio; sin pérdida de tiempo, Dios, que es el juez, dará la recompensa; porque en tiempo de persecución se premia el combate, en tiempo de paz la buena conciencia>>

3º SU ORACIÓN: Escucha, Señor, las súplicas de tu pueblo y concédenos la protección del papa san Calixto I, cuyo martirio celebramos llenos de alegría. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

15 de Octubre

SANTA TERESA de JESÚS

1º SU VIDA: Nace en Ávila el 28 de marzo de 1515. Sus padres, fueron Alonso de Cepeda y Beatriz de Ahumada. Teresa será la tercera de muchos hijos. La educan muy cristianamente. De niña tiene un día muy triste, porque muere su madre muy tempranamente, y ella le pide a la Virgen de la Caridad, que estaba en una ermita cerca de su casa, que Ella sea su Madre.

Una época difícil. Va pasando el tiempo y Teresa va haciéndose mujer. Tiene en sus años mozos ligeros devaneos: libros de caballerías, amistades frívolas, sueños; pero su padre la interno en el Convento de Gracia por algún tiempo para consolidar así su virtud y formación.

Quiere ser monja. El 2 de noviembre de 1535, abandona el mundo y en el Convento de la Encarnación viste el hábito carmelitano y hace sus Votos Religiosos en 1537. Por una grave enfermedad tuvo que salir del convento a curarse. En la Cuaresma del 1554 cuando a los 39 años, al tener casualmente un encuentro con un Cristo muy llagado, es cuando se entrega de lleno al Señor para siempre.Tuvo el fenómeno místico más famoso de su vida, La transverberación de su corazón. En las celdas del convento, Santa Teresa goza con sus arrobamientos y tiene conversaciones con Jesús.

Fundadora y reformadora. Una vez templado su espíritu con la penitenta y la oración, marcha por caminos y ciudades fundando monasterios y reformando otros. Proyecta la reforma religiosa en la Orden en que ella había profesado. El 1562 reforma el Carmelo femenino con permiso del P. General. San José de Ávila, el primer Palomarcito de la Virgen. Del que dijo que es <un cielo, si le puede haber en la tierra>. Seis años después funda el primer convento de Padres reformados, en Duruelo, siendo el primer fraile un santo, San Juan de la Cruz. Después fundará 1--- conventos más de monjas Carmelitas Descalzas. No la detienen ni sus achaques, ni la nieve, ni el calor.

Escritora del Siglo de Oro. Libros llenos de sabiduría y mística: El libro de su Vida, Camino de Perfección. Las Moradas, Cartas, Poesías, etc. El 27 de septiembre de 1970 por Pablo VI es declarada Doctora de la Iglesia.

Muero porque no muero. La vida de la santa fue toda ella una preparación para la muerte. Muere la tarde del 4 de octubre del 1582. Al día siguiente era el 15 por la reforma del calendario que introduce Gregorio XIII. Fue enterrada en Alba de Tormes. Toda la obra de Santa Teresa, nació en el seno de Ávila, por eso sus calles, sus iglesias y conventos, las murallas, son reliquias de las huellas de sus sandalias. Todo en Ávila habla de su Santa.

2º SU MENSAJE: Sus escritos, siguen siendo palabras vivas de la Santa. Ella no fue a la universidad, pero es Doctora por la universidad de la oración y de la vida. “Te doy gracias Padre del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla. Si Padre, así te ha parecido mejor” (Mt 11,25-6). Quizás, no todos sus libros de Mística, estén al alcance de leer para todos, son elevados, pero sí que lo está para todos el Libro de la Vida. En este libro podemos ver qué gran amor que tuvo el corazón de Santa Teresa. Porque la vida de la santa, es la historia de su corazón. Dios le doto con un corazón grande, sensible. Que lo podemos ver al leer el Libro de su Vida.

            Un corazón para amar a Dios:

            Dios: El amor que le tenía a Dios era tan grande, que a ella le parecía imposible que hubiera alguien en el mundo que no amase a Dios.

Jesucristo: Si seguimos leyendo su vida, enseguida caemos en la cuenta de este amor. Lo primero que lo lleva en su nombre (Teresa de Jesús). Además, el encuentro que tuvo con Jesús Niño en la Encarnación. <<Soy Teresa de Jesús, y el Niño le contesto, y yo Jesús de Teresa>>.

            2º Un corazón para amar a la Virgen y a los Santos:

            La Virgen María: Si seguimos leyendo el Libro de su Vida, veremos desde muy niña, como la Santa al perder a su madre, le pide fuerzas y ayuda a su Madre del Cielo, (Nuestra Señora de la Caridad). Ella entro en la orden de la Virgen del Carmen, vistió su hábito, y la reformó.

            San José: La casa de San José de Ávila lo dice todo sobre San José, el Señor le pidió un día después de comulgar que lo fundará. y así extendió su devoción. <<Aunque tenga muchos santos por abogados, séalo particular de San José, que alcanza mucho de Dios>>. (A, nº 65).

            3º Un corazón para amar a la Iglesia y a las almas:

            La Iglesia: Después de recibir al Señor en la Comunión, le daba muchas gracias, porque le había hecho hija de la Iglesia. Al morir vuelve a expresar esta alegría. <<Al fin muero hija de la Iglesia>>.

            Las almas: Si seguimos leyendo, vemos lo que dice del valor de las almas. <<Me parecía que Dios aprecia más un alma que le ganemos con nuestra oración y su misericordia, que todos los servicios que le podamos hacer>> Nuestra alma y la de nuestros prójimos le interesan mucho a Dios.

            Leyendo sus libros, se ve que fue una mujer enamorada de Dios.

3º SU ORACIÓN: Padre de amor, que con el Espíritu Santo impulsaste a santa Teresa de Jesús para mostrar a la Iglesia el camino de la perfección; concédenos alimentarnos siempre con su doctrina espiritual y arder en deseos de verdadera santidad. Por nuestro Señor Jesucristo...