Autor: Eliseo García Rubio

____________________________

16 de noviembre

SANTA MARGARITA de ESCOCIA

1º SU VIDA: nació por el 1045 en Hungría. Fue hija del príncipe Eduardo de Ultramar y de Agueda que era nieta, esposa y madre de reyes. Sus padres, muy buenos cristianos, la educaron en los principios de la doctrina católica.

 

De Inglaterra hacia Escocia. Es coronado como rey de Inglaterra su hermano Edgardo, en ese momento invadió Inglaterra Guillermo el Conquistador que destronó al joven rey. La familia real, sufre toda clase de vejaciones. La madre, Agueda, toma a sus tres hijos: Edgardo, Margarita y Cristina, y huye en una embarcación hacia el Continente, y llegaron a las costas de Escocia y una vez allí, pidieron ayuda al monarca Malcom III, rey de Escocia. El rey se fijo en la preciosa Margarita, y la pidió por esposa y reina. Por su parte no se opuso al matrimonio, porque veía que el rey era un buen cristiano y gozaba de muy buena fama. El lugar donde se celebraron las bodas, mando construir una gran iglesia en honor de la Santísima Trinidad.

 

Reina de Escocia. Margarita, una vez reina de Escocia, se entregó de lleno al gobierno del palacio, y a la educación de sus seis hijos que le concedió el Señor. Amó tiernamente a su esposo y fue siempre su brazo derecho. El rey sabía muy bien manejar el acero de las espadas y los jinetes, pero apenas sabía nada de letras ni tenía cultura alguna. Por ello acudía a la reina para que fuera ella quien dirigiera los destinos intrincados de la nación. El rey la amó tiernamente, y, como buen cristiano, le fue siempre fiel y cumplidor de cuanto mandaba la ley de Jesucristo.

 

Más monasterio que palacio. El palacio de Dunfermline parecía más bien un monasterio que un palacio o, mejor, un hospital a causa de enfermos e inválidos, ya que todos tenían allí cabida. Margarita supo educar tan bien a sus hijos que la mayor parte eligieron el camino de la perfección evangélica. Cosa que hizo también su misma madre y su hermana Cristina. Margarita presidió Concilios y asambleas cristianas. Fundó Iglesias y dotó de generosas dotes muchas fundaciones caritativas. Por todas partes extendía el bien sin distinción de personas.

 

La dura prueba antes de morir. Su esposo y su hijo Eduardo, el primogénito, fueron asesinados vilmente por un enemigo inglés. Estando moribunda, se le quiso ocultar la muerte del rey su esposo y de su hijo, Exclamó: "Sé lo ocurrido. Os agradezco, omnipotente Dios, que enviándome un dolor tan grande en la última hora de mi vida, me purifiquéis de mis pecados, como espero, por vuestra misericordia". Murió cuatro días después de su esposo, el 16 de noviembre de 1093.

2º SU MENSAJE: En este episodio tan doloroso, de la muerte repentina de los seres queridos, nos deja la Santa un ejemplo y mensaje, que no suele ser fácil aceptarlo, y menos aun, el agradecérselo a Dios. La muerte repentina de los seres queridos. Es algo que lo vemos cada día, mueren personas, que a veces son seres queridos nuestros, y quizás llevando una vida apartada de Dios. (No nos apresuremos a desesperar de su salvación), quizá, en el último momento, invocaron el perdón de Dios y se lo concedió, solo Dios lo sabe.

 

            Nosotros debemos tomar medidas para que no nos pase esto. Para que la muerte no nos sorprenda, repentinamente sin preparar. Debemos vivir preparando ese momento, y así, nuestra muerte, aunque sea repentina, será la de los justos, que agrada a Dios. “Preciosa es a los ojos del Señor la muerte de los justos” (Sal 115)

 

No nos faltara el consuelo de Dios.Aunque mueran los justos sin ningún humano consuelo, como un San Francisco Javier en las misiones; aunque mueran de repente, nunca es imprevista su muerte, siempre tiene Dios cuidado de ellos muy particular. ¿Cómo puede dejar de ser feliz una muerte tan preciosa? Con efecto, todo debe contribuir y todo contri­buye al consuelo de las almas justas en aquella hora. ¡Qué consuelo, qué gusto debe sentir un hombre que vivió cristianamente, que se entregó á la virtud, vivió con la esperanza de lo futuro.

 

Todos queremos morir con la muerte de los justos. La muerte a todos nos iguala; por ella todos quedamos al mismo nivel. Clases, dignidades, empleos, nacimiento ilustre; en la muerte todo se acaba, todos estos títulos dejan de serlo, y entonces no hay otros derechos que los que da la vida del justo. Vida pura, devoción, bondad, caridad, mortificación, observancia de los mandamientos, etc.; todo estoes lo que consuela, esto es lo que se estima, esto lo único que da contento en aquella última hora. Y ¿por qué no será todo esto el ob­jeto de la ambición y de los cuidados mientras dura la vida?

 

Esta es la mayor fortuna. Todos estamos de acuerdo que, la mejor fortuna que se pue­de hacer en la tierra, es morir con la muerte de los justos. (Sal 115); todos sabemos el secreto para hacerla; todos tenemos en nuestra mano los medios; ¿por qué razón no nos serviremos de ellos? Acuérdate que llevando una vida más observante, más mortificada, más ejemplar será la manera de estar preparando una muerte preciosa, aunque sea repentina.

 

3º SU ORACIÓN: Señor Dios nuestro, que hiciste de santa Margarita de Escocia un modelo admirable de caridad para con los pobres, concédenos, por su intercesión, que, siguiendo su ejemplo, seamos nosotros fiel reflejo de tu bondad entre los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo.

_____________________

17 de noviembre

SANTA ISABEL de HUNGRÍA

1º SU VIDA: Nació el año 1207. Era hija de Andrés, rey de Hungría, y; a los 15 años ya la habían casado sus padres con el príncipe Luís que tenía 20 años. Tuvieron tres hijos. Se amaron tan intensamente, que ella exclamaba: "Dios mío, si a mi esposo lo amo tantísimo, ¿Cuánto más te debería amar a Ti?".

Jesucristo en la cama. Se cuenta de ella este como uno de los hechos más importantes de la vida de la santa. Una vez se encontró un leproso abandonado en el camino, y no teniendo otro sitio en dónde colocarlo por el momento, lo acostó en la cama de su marido que estaba ausente. Llegó este inesperadamente y le contaron el caso. Se fue furioso a regañarla, pero al llegar a la habitación, vio en su cama, no el leproso sino un hermoso crucifijo, chorreante de sangre. Entonces recordó que Jesús paga como hecho a Él mismo cualquier acto de caridad que tenemos para con los pobres.

Muerte prematura de su esposo. Cuando ella tenía veinte años y su hijo menor recién nacido, su esposo murió al viajar como Cruzado a defender la Tierra Santa. Casi se vuelve loca al oír la noticia, pero luego aceptó la voluntad de Dios. Renunció a propuestas que le hacían para contraer matrimonio de nuevo nuevos y se a vivir pobre y dedicarse a los más pobres.

Echada de su casa. El sucesor de su marido la desterró del castillo y tuvo que huir con sus hijos, sin ninguna ayuda material. Ella, que cada día daba de comer a 900 pobres en el castillo, ahora no tenía quién le diera un trozo de pan. Pero confiaba totalmente en Dios que no abandona jamás a ninguno de sus hijos. Y entonces sucedió que algunos familiares la recibieron en su casa, y más tarde el rey de Hungría obtuvo que le devolvieran los bienes que le pertenecían como viuda, y con ellos construyó un gran hospital para pobres, y ayudó a muchas familias necesitadas del país.

Terciaria franciscana. Hizo voto de renunciar a todos sus bienes. Cambió sus vestidos de princesa por un hábito de hermana franciscana, de tela burda y ordinaria, y los últimos cuatro años de su vida estuvo dedicada a atender a los pobrísimos enfermos del hospital que había fundado. Pedía limosna para sus pobres y vivía en una humilde choza, junto al hospital. Tenía un director espiritual que para hacerla santa la trataba duramente.

Vivía entregada a la meditación de las cosas celestiales. y, Murió el 17 de noviembre en Marburgo el año 1231 a los 24 años de edad. No se había visto en Alemania un entierro tan concurrido y fervoroso como el de Isabel de Hungría, la patrona de los pobres.

2º SU MENSAJE:La Iglesia Católica ha visto en ella un modelo admirable de donación completa de sus bienes y de su vida entera a favor de los pobres y de los enfermos. Lo recoge en una carta escrita por Conrado de Marburgo, director espiritual de la Santa, donde dice; Isabel reconoció y amó a Cristo en la persona de los pobres.

<<Pronto Isabel comenzó a destacar por sus virtudes, y, así como durante toda su vida había sido consuelo de los pobres, comenzó luego a ser plenamente remedio de los hambrientos. Mandó construir un hospital cerca de uno de sus castillos y acogió en él gran cantidad de enfermos e inválidos; a todos los que allí acudían en demanda de limosna les otorgaba ampliamente el beneficio su caridad, y no sólo allí, sino también en todos los lugares sujetos a la jurisdicción de su marido, llegando a agotar de tal modo todas las rentas provenientes de los cuatro principados de éste, que se vio obligada finalmen­te a vender en favor de los pobres todas las joyas y vestidos lujosos.

Tenía la costumbre de visitar personalmente a sus enfermos, dos veces al día, por mañana y por tarde, curando también personalmente a los más repugnantes, a los cuales daba de comer, les hacía la cama, y ejercía con ellos muchos otros deberes de humanidad; y su esposo, de grata memoria, no veía con malos ojos todas estas cosas. Finalmente, al morir su esposo, ella, aspirando a la máxima perfección, me pidió con lágrimas abundantes que le permitiese ir a mendigar de puerta en puerta.

Afirmo ante Dios que raramente he visto una mujer que a una actividad tan intensa juntara una vida tan contemplativa, ya que algunos religiosos y religiosas vieron más de una vez cómo, al volver de la intimidad de la oración, su rostro resplandecía de un modo admirable y de sus ojos salían como unos rayos de sol.

Antes de su muerte, la oí en confesión, y, al preguntarle cómo había de disponer de sus bienes y de su ajuar, respondió que hacía ya mucho tiempo que pertenecía a los pobres todo lo suyo, y me pidió que se lo repartiera todo, a excepción de la pobre túnica que vestía y con la que quería ser sepultada. Recibió luego el cuerpo del Señor y después estuvo hablando, hasta la tarde, de las cosas buenas que había oído en la predicación: finalmente, habiendo encomendado a Dios con gran devoción a todos los que la asistían, expiró como quien se duerme plácidamente>>.

3º SU ORACIÓN:Oh Dios, que concediste a santa Isabel de Hungría la gracia de reconocer y venerar en los pobres a tu Hijo Jesucristo, concédenos, por su intercesión, servir con amor infatigable a los humildes y a los atribulados. Por nuestro Señor Jesucristo.

__________

18 de noviembre

LA DEDICACIÓN de LAS BASÍLICAS de LOS APÓSTOLES SAN PEDRO y SAN PABLO

1º SU HISTORIA: Ya el siglo XII se celebraba en la basílica Vaticana de San Pedro y en la basílica de San Pablo, en la vía Ostiense, el aniversario de las dedicaciones, hechas por los santos papas Silvestre y Siricio en el siglo IV. Esta conmemoración se extendió posteriormente a todo el rito romano. Del mismo modo que en el aniversario de la basílica de Santa María la Mayor (el 5 de agosto) se celebra la maternidad de la Santísima Virgen, así hoy son honorados los dos principales apóstoles de Cristo.

La actual Basílica de San Pedro en Roma fue consagrada por el Papa Urbano Octavo el 18 de noviembre de 1626, aniversario de la consagración de la Basílica antigua. La construcción de este templo duró 170 años, bajo la dirección de 20 Sumos Pontífices. Está construida en la colina llamada Vaticano, sobre la tumba de San Pedro. Allí en el Vaticano fue martirizado San Pedro (crucificándolo cabeza abajo) y ahí mismo fue sepultado. Sobre su sepulcro hizo construir el emperador Constantino una Basílica, en el año 323, y esa magnífica iglesia permaneció sin cambios durante dos siglos. Junto a ella en la colina llamada Vaticano fueron construyéndose varios edificios que pertenecían a los Sumos Pontífices. Durante siglos fueron hermoseando cada vez más la Basílica.

Grandes medidas, grandes artistas. La Basílica de San Pedro mide 212 metros de largo, 140 de ancho, y 133 de altura en su cúpula. Ocupa 15,000 metros cuadrados. No hay otro templo en el mundo que le iguale en extensión. Su construcción la empezó el Papa Nicolás V en 1454, la terminó y consagró Urbano VIII en 1626, 170 años de construcción. Trabajaron famosos artistas, Bramante, Rafael, Miguel Ángel, Bernini.

La Basílica de San Pablo, que está al otro lado de Roma, a 11 kilómetros de San Pedro, en un sitio llamado "Las tres fontanas", porque la tradición cuenta que allí le fue cortada la cabeza a San Pablo y que al cortársela cayó al suelo y dio tres golpes y en cada golpe salió una fuente de agua (y allí están las tales tres fontantas). La antigua Basílica de San Pablo la habían construido el Papa San León Magno y el emperador Teodosio, pero en 1823 fue destruida por un incendio, y entonces, con limosnas que los católicos enviaron desde todos los países del mundo se construyó la nueva, sobre el modelo de la antigua, pero más grande y más hermosa, la cual fue consagrada por el Papa Pío Nono en 1854. En los trabajos de reconstrucción se encontró un sepulcro sumamente antiguo (de antes del siglo IV) con esta inscripción: "A San Pablo, Apóstol y Mártir".

2º SU MENSAJE: Estas Basílicas nos recuerdan lo generosos que han sido los católicos de todos los tiempos para que nuestros templos sean hermosos. El Templo es lugar de encuentro de los hombres con Dios.

El universo entero es el Templo de Dios: Es lugar de encuentro de Dios con el hombre. Esta presente como obra de sus manos que es la creación. Dios esta presente por su esencia: existe todo porque Dios lo permite. Por su presencia: presente en todo, lo que refleja sus santidad, belleza, poder. Por su potencia: sigue obrando en todo. si la luz se apaga cerrando el interruptor. La creación dejaría de existir si Dios retira su mano. (Luego, el universo entero es encuentro de Dios con el hombre).

A. T. La Tienda del Encuentro: En Israel eran templos portátiles (tiendas) donde se reservaba el Arca. El ser tienda, (portátiles), es el símbolo de un pueblo peregrino, hasta su asentamiento definitivo. Sobre la Tienda se solía posar la Nube, que era la presencia de Dios. (Luego, la Tienda era lugar de encuentro de Dios con el hombre).

El Templo de Jerusalén: Grandioso Templo a Yahvé. David no lo pudo levantar, lo levanto Salmón. Cuando se celebraba la Fiesta de la Dedicación del Templo a Yahvé, La Nube lleno el Templo, La Nube era la presencia de Dios en ese (Templo terreno). (Luego, el Templo de Jerusalén, a la presencia de la Nube, era encuentro de Dios con el hombre).

N. T. Cristo es Templo: El mismo dijo de su cuerpo. “Este templo en tres días será destruido y edificado de nuevo”. Estaba hablando de la muerte que iba a sufrir, y de su resurrección al tercer día. Además, Cristo al venir a la tierra, vino para ser visto, y así es el encuentro de Dios con el hombre. (Luego, Cristo es Templo para encuentro de Dios con el hombre).

La Virgen María: El Templo de Salmón en Jerusalén estaba destinado a cobijar el Arca de la Alianza, las Tablas de la Ley, y algo del Maná. Estaba construido por manos de hombres. María, estaba destinada a llevar nueve meses en su vientre a Dios. Templo construido por el mismo Dios. El Templo de Salomón, fue construido con los mejores materiales de la tierra, piedras preciosas, mármoles. María, fue adornada con la gracia, todas las virtudes, los dones del Espíritu Santo. Todo esto para que nos trajera a Dios entre los hombres. (Luego, María es templo para encuentro de Dios con el hombre).

3º SU ORACIÓN: Defiende a tu Iglesia, Señor, con la protección de los apóstoles y, pues ha recibido por ellos el primer anuncio del Evangelio, reciba también, por su intercesión, aumento de gracia hasta el fin de los tiempos. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

19 de noviembre

SAN RAFAEL KALINOWSKI

1º SU VIDA: Nació el 1 de septiembre de 1835 en Polonia. A sus 8 años, entra como alumno interno en el Instituto de Nobles, del que su padre es profesor. En 1850, comienza estudios en el Instituto de Agronomía. Dos años más tarde ingresa en la Academia Militar de Ingenieros del Zar Nicolás. Termina de teniente. Después ascendiendo a capitán de Estado Mayor del ejército ruso.

Condenado a muerte. El 17 de mayo de 1863, obtiene la baja solicitada en el ejército del Zar. Un mes más tarde, se alista en el levantamiento de Polonia para liberarla del poder de ocupación del Zar. Kalinowski conocía bien el poderío militar ruso, sabe cuál va a ser el resultado de aquello. En el otoño de este mismo año es arrestado por los rusos y el día 2 de junio condenado a muerte. La pena le es conmutada por 10 años de trabajos forzados en Siberia, hacia donde parte el 11 de julio.

 

Libre para ser Carmelita. En septiembre de 1874 es puesto en libertad, y es cuando se traslada a Austria y en octubre a París donde es nombrado educador del príncipe Augusto Czartoryski. En 1875, viaja con el príncipe, enfermo de tuberculosis, a diversos lugares de Francia, Suiza, Italia y Polonia, buscando remedio para su salud. A los 42 años dijo adiós al mundo y pidió al provincial de Austria ser carmelita teresiano (1877), Después de unos meses, recibe el hábito el 26 de noviembre cambiando su nombre por el de Rafael de San José. En Polonia se ordenó sacerdote el 1882.

Colaborador de las Carmelitas Descalzas. De 1882 a 1907, el P. Rafael consumió el resto de su vida sirviendo en puestos de responsabilidad en la Orden: superior, organizador de la vida carmelitana y formador de varias generaciones de carmelitas. Dedicó mucho tiempo y esfuerzos a los monasterios de las carmelitas descalzas y colaboró en la fundación de dos nuevos conventos. El estudio y la investigación ocuparon buena parte de los últimos años de su vida. Escribió en cuatro volúmenes, las Crónicas de las Carmelitas Descalzas en Polonia durante los siglos XVII y XVIII.

Muy devoto de María. Se distinguió en el celo por la unidad de la Iglesia y la incansable dedicación confesionario, durante horas y a la dirección espiritual. Era un fraile muy devoto de la Virgen María, acudían a él los fieles incluso desde kilómetros de distancia, favoreciendo en Polonia la Orden del Carmelo Teresiano. Delicado de salud, desde su estancia en Siberia, entregó su alma a Dios en Wadowice el 15 de noviembre de 1907, y enterrado en el convento de Czerna. El 22 de junio de 1983 fue beatificado, y el 17 de noviembre de 1991, canonizado por Juan Pablo II.

2º SU MENSAJE: Como era un carmelita escritor, su mensaje, además muy practico, esta en unas Exhortaciones muy provechosas como ayuda para ser santos. San Rafael fue santo con estas recomendaciones que nos da.

<<Nada se recomienda tan encarecidamente en la Sagrada Escritura como la vida perfecta y santa y el cabal y esmerado cumplimiento de los deberes propios de cada uno. Dios, nuestro Señor, en el Antiguo Testamento, mando pedagógicamente a su pueblo: Sed santos, porque yo soy santo.

Nuestro Señor Jesucristo, que nos fue dado por el Padre como formador, maestro y guía, ratifico de manera categórica esa consigna del Antiguo Testamento, cuando nos propuso la imitación de la santidad misma del Padre: por tanto sed perfectos como nuestro Padre celestial es perfecto.

Ahora bien, ¿qué se requiere para llegar uno a ser santo y perfecto? A esto responden los doctores de la Iglesia, guías de almas y maestros del espíritu:”Si quieres hacerte perfecto y santo, cumple tus deberes con fidelidad”. Cierto día, un padre del antiguo yermo a un joven que le preguntaba por los libros de obligada lectura para el camino de la santidad, le contesto: “Por lo que a mi respecta, solo conozco dos libros: El Evangelio, que leo por la mañana, y la regla, que leo por la tarde. El primero me enseña el modo de proceder para convertirme en discípulo de nuestro Señor Jesucristo; el segundo, el comportamiento para ser buen religioso. Esto me basta”.

Apliquémonos, pues, a la lectura de las leyes de Dios, con el fin de ajustar a ellas nuestra conducta. Cuando camines, te guiaran: cuando descanses: te guardaran: cuando despiertes, te hablaran. A todo lo largo de nuestro recorrido, esas leyes nos acompañaran orientando nuestros pasos. Que ellas estén a nuestro lado durante el sueño, y nos ocupen la mente al despertar. Así su voz reconfortante, resonara invitando a levantarnos. Con ellas triunfaremos de nuestras indecisiones y nos sacudiremos las resistencias y la morosidad de la naturaleza siempre enemiga del esfuerzo, opuesta al sacrificio y esclava del regalo.

La “ley de vida” nos ayudara a superar el miedo frente a los peligros y a seguir el camino de la obediencia con alegre disponibilidad. Que esa ley nos asiste siempre con su consejo, para que podamos dar a Dios una respuesta leal con magnanimidad y decisión>>.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que concediste a san Rafael, presbítero, espíritu de fortaleza en las adversidades y extraordinario celo de caridad para promover la unidad de la Iglesia; concédenos, por su intercesión, ser fuertes en la fe y amarnos los unos a los otros para colaborar generosamente en la unión de todos los fieles en Cristo. Amén.

____________________________

20 de noviembre

SAN EDMUNDO

1º SU VIDA: nació aproximadamente en 840. Offa es rey de Estanglia y decide renunciar a su trono a favor de Edmundo fue coronado rey cuando solamente tenía quince años de edad, en, siguiendo la costumbre de la época, por Huberto, obispo de Elman, el día de la Navidad del año 855.

Contentos con su rey. Pronto da muestras de una sensatez que no son propias de un joven de su edad. Es modelo de los buenos príncipes. No es amigo de homenajes y adulaciones; prefiere el conocimiento directo de los problemas, de los asuntos a que se los propongan los consejeros; ama y busca la paz para su pueblo; se muestra recto en la administración de la justicia; tiene en cuenta los valores religiosos de su pueblo y destaca por el apoyo que da a las viudas, huérfanos y necesitados. Le quiere su pueblo.

Aparecen los enemigos del cristianismo. Reina así hasta que llegan dificultades especiales con el desembarco de los piratas daneses que siembran pánico y destrucción a su paso. Además, tienen estoas invasores un odio diabólica a todo nombre cristiano; con rabia y crueldad saquean, destruyen y entran a robar lo que pueden en monasterios, templos o iglesias que encuentran, y como criminales pasan a cuchillo a monjes, sacerdotes y religiosas. Una muestra es el saqueo del monasterio de Coldinghan, donde la abadesa santa Ebba fue degollada con todas sus monjas.  

Dios antes que su reino terreno. El rey Edmundo reúne como puede un pequeño ejército para hacer frente a tanta destrucción pero no quiere pérdidas de vidas inútiles de sus súbditos ni desea provocar la condenación de sus enemigos muertos en la batalla. Su religión era más importante para él que su propia vida. Prefiere esconderse hasta que, descubierto, rechaza las condiciones de rendición por atentar contra la religión y contra el bien de su gente. No acepta las negociaciones porque nunca compraría su reino por ninguna ofensa a Dios.

Pasó por la cruz para ir a la luz. Lo llevan encadenado, sus enemigos le condujeron a Hinguar, para volverle a hacer demandas que nuevamente fueron rechazadas. Entonces es azotado, le desgarraron la piel a latigazos. Asaeteado como otro san Sebastián, hasta que su cuerpo parece un colador y, por último, le cortan la cabeza que arrojan entre la maleza del bosque. Sus súbditos buscaron la cabeza para enterrarla con su cuerpo. Este relato, en torno a la figura del último rey de Estanglia, realzan y elevan la figura del santo rey hasta considerarlo mártir. Sus reliquias se conservaron en Bury San Edmundo, donde en el año 1020 se fundó una gran abadía.

2º SU MENSAJE: El santo Rey Edmundo se mostró como un modelo de gobernador, ansioso de tratar a todos con la misma justicia, a todos por igual y haciendo oídos sordos a aduladores que no son de fiar. Su mensaje, es el ejemplo de ser  bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia”.

            Una figura que representa a la justicia. Se trata de una mujer que lleva los ojos vendados y porta una balanza con sus dos platos en equilibrio. Los ojos vendados significan que, sin importar de quién se trate (sin tomar en cuenta su raza, su religión o su lugar en la sociedad), todos deben recibir lo que les corresponde. La balanza indica que la decisión no debe inclinarse a favor de una persona y en contra de otra. La injusticia ocurre cuando un plato se inclina más que el otro.

            ¿Qué es tener hambre y sed de justicia? Jesucristo, cuando dijo a san Juan antes de ser bautizado; “conviene que cumplamos toda justicia”. (Mt 3.15) En este sentido, es tener hambre y sed de santidad, de virtud, de perfección, y esto es lo contrario a la tibieza. En el mundo encontramos negociantes, que en poco tiempo se hacen ricos y pueden después descansar, en la vida espiritual no ocurre lo mismo; aquí no hay descanso hasta la muerte. Siempre con hambre y sed de santidad.

            Jesucristo vino a enseñarnos la justicia. Nos enseño como ha de ser esta justicia, muy distinta de la de os escribas y fariseos, y no precisamente para que la vean los hombres; “porque os digo que, si vuestra justicia no supera a la de los escribas y fariseos, no entrareis en el reino de los cielos”. (Mt 5,20). “Estad atentos a no hacer vuestra justicia delante de los hombres para que os vean; de otra manera no tendréis recompensa ante vuestro Padre que está en los cielos”. (Mt 6.1). “Buscar primero el reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”. (Mt 6.33)

            Juan Pablo II habla de la justicia. “Ser justo significa dar a cada uno cuanto le es debido. Esto se refiere a los bienes temporales. El ejemplo mejor puede ser aquí la retribución del trabajo y el llamado derecho al fruto del propio trabajo y de la tierra propia. Pero al hombre se le debe también respeto, la fama que se ha merecido es necesario estar profundizando continuamente en el conocimiento de la justicia. No es ésta una ciencia teórica. Es virtud, es capacidad del espíritu humano, de la voluntad humana e, incluso, del corazón. Además, es necesario orar para ser justos y saber ser justos

3º SU ORACIÓN: Dios de todo poder y misericordia, que infundiste tu fuerza a san Edmundo para que pudiera soportar el dolor del martirio, concede a los que hoy celebramos su victoria vivir defendidos de los engaños del enemigo bajo tu protección amorosa. Por nuestro Señor Jesucristo

____________________________

21 de noviembre

LA PRESENTACIÓN de LA SANTÍSIMA VIRGEN

1º EL HECHO: En este día, en que se recuerda la dedicación, el año 543, de la iglesia de Santa María la Nueva, construida cerca del templo de Jerusalén, celebramos, junto con los cristianos de la Iglesia oriental, la «dedicación» que María hizo de sí misma a Dios, ya desde su infancia.

Nada nos dice de estos suceso la Sagrada Escritura, pero si la Tradición de la Iglesia desde muy antiguo, y los Santo padres. En el siglo IV tenemos el testimonio de San Gregorio Nacianceno, y el siglo V de San Teodoro de Ancira, y después una serie interminable de Padres y escritores eclesiásticos. Según la tradición, sus padres llevaron a la Virgen María al Templo a la edad de tres años para que formase parte de las doncellas que allí eran consagradas a Dios e instruidas en la piedad.

Es algo que se desprende de la misma naturaleza de las cosas. Cuando los padres eran estériles y le pedían a Dios un hijo, ya por adelantado se lo ofrecían al Señor. Así lo hicieron San Joaquín y Santa  Ana, según cuenta la tradición. Además la Presentación de la Virgen en el Templo estaba muy en armonía con la costumbre hebrea. Según el Levítico (Cap XXVII), los parientes consagraban  los hijos o las hijas al servicio de Dios antes del uso de razón. Además, esta Presentación en le Templo esta muy en conformidad con la piedad de los padres y de sus ascendientes.

María desde su infancia fue consagrada a Dios, desde el momento en que pudo prescindir de los cuidados maternos, se ofrece al Señor para ser toda suya y para siempre. Famosos pintores han inmortalizado la escena en cuadros. Los Santos Joaquín Ana, la llevan al templo, subiendo los pasos. 

            Se consagró muy pronto. A los 3 años es llevada al Templo, podemos decir por su Inmaculada Concepción, la sin pecado, que desde que comenzó a existir, comenzó a amar y adorar a Dios. ¡Cuanta prontitud!

            Se consagró por entero. El Deuteronomio dice; “Amaras al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser”. Nadie más perfecto que María, su vida, su pensamiento, su todo. ¡Cuanta generosidad!

            Se consagro para siempre. Y eso, que la cambio la vida personal y social. Podía haberse negado o haberse vuelto atrás, (José, la repudió). Para siempre, como los sacramentos del orden y del matrimonio. ¡Cuanta fidelidad!

A la Niña Maria, en el Templo, Todo le hablaba del Mesías, el esperado de las gentes. Y su tierno corazón se inflamaba en deseos de su venida, le llamaba con ansias, sin saber todavía la misión a que la destinaba Dios. Allí se preparaba, en la oración y servicio, a recibir el gran mensaje.

2º SU MENSAJE: Tan tierno y delicado es este misterio de la vida de la Santísima Virgen, como lo es sumamente práctico por las grandes enseñanzas que encierra para nuestras almas. Consagrarse a Dios.

            Es una fiesta muy entrañable. Si de las fiestas de Jesús, las más atractivas y entrañables, son la de Jesús Niño. (La Navidad, los misterios gozosos, etc.). De la Virgen maría, podemos decir lo mismo. Todas son atractiva y entrañables, pero ninguna como la de la Niña Maria. La presentación de la Virgen en el Templo. Luego, no es esta fiesta de las más importantes de la Virgen, pero, si que es muy atractiva y entrañable.

            Lecciones de esta fiesta. Igual que la Virgen se consagró a Dios, muy pronto. Se consagró por entero. Se consagró para toda la vida. Nosotros, en nuestra vida espiritual, así lo debemos aprender y poner en práctica.

            1º Muy pronto: Nosotros, reconocemos muchas veces que no servimos a Dios como debemos. Que no estamos preparados para la muerte y presentarnos ante el tribunal de Dios, y lo peor, es que no damos pasos a cambiar de vida, no lo hacemos rápido y pronto, sino, que lo vamos dejando para después, hasta que no tengamos tiempo.

            2º Por entero: Con todo el corazón, en la vocación a la que a cada uno nos ha llamado el Señor. Y, no podemos actuar poniendo una vela a Dios y otra al diablo

            3º Perseverando: No solo ser cristianos cuando nos va bien, sino, también en las tempestades. (Hay personas que viene de comulgar, y como tengan mal día, no se los puede ni saludar). Esto es no perseverar en la vida cristiana, en la que recibimos desde que se nos bautizó. Hay que ser fieles a Dios, también en el dolor, y en la muerte de los seres queridos.

            Ambiente de Adviento: en estas fechas, siempre esta muy cerca el tiempo en el que la Virgen esperaba ya el nacimiento del Niño Jesús. Y Maria es la mujer que lo preparo con muchos silencios, totalmente contrario al ambiente que tenemos hoy, de tantos ruidos. Aprendamos de Ella a preparar con esta fiesta que nos recuerda su total consagración a Dios, a que nosotros, también preparemos con las mejores disposiciones y renovando nuestra total consagración a Dios, las fiestas de la Navidad.

3º SU ORACIÓN:Oh Dios, que quisiste que en este día fuese presentada al Templo la Santísima Virgen María, morada que era del Espíritu Santo; te suplicamos, por su intercesión, que nos concedas la gracia de merecer ser presentados en el Templo de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

22 de noviembre

SANTA CECILIA

1º SU VIDA: Nació en Roma de familia noble. Entre los siglos (II y III). Sus padres, contra toda su voluntad, habían dispuesto la boda de Cecilia con Valeriano, también de familia noble. Pero Cecilia tenía consagrada a Dios su virginidad, aunque acepta los desposorios, con la esperanza de convertir a su esposo y poder servir al Señor.

Su ángel custodio. Mientras tocaba el órgano y armonizaba el festín nupcial, la virgen Cecilia cantaba al Señor dentro de su corazón: “Haz, Señor, mi corazón y mi cuerpo inmaculados, para que nunca sea confundida”. Pero después de la gran fiesta, Cecilia llamo a su esposo y le dijo: <<Te hago saber que tengo en mi compañía un ángel que guarda mi virginidad; el cual quiere que me respetes>> Respondió Valerio, hazme ver a ese ángel que dices que esta en is compañía>> Le dijo Lucia, <<es necesario, si lo quieres ver que creas en Jesucristo y te bautices>>Dio el Señor a las palabras de Santa Cecilia toda la eficacia y toda la moción que ella deseaba.

 Se bautiza su esposo y empieza a ver. Valeriano mostraba mucho interés por bautizarse y acude a Urbano, recibe el bautismo y vuelto á su casa encontró á Cecilia en ora­ción dentro de su cuarto, y á su lado un hermosísimo ángel, ve al ángel, como le había prometido Cecilia. Este se lo cuenta a su hermano Tiburcio, y ante esto, también acepto la fe, lograron que también se hiciera cristiano y se bautizo. Respetó el voto de virginidad de su esposa y se unió a ella en virginidad

Los tres son condenados a morir. Era el año 178, y Marco Aurelio emprendió una persecución sangrienta. Los dos hermanos son degollados. A Cecilia, por su categoría, le conceden sufrir el martirio encerrándola en un baño y poner fuego debajo, en su casa, para que se asfixiase. Como el vapor asfixiante la respeta, manda al verdugo, que con la espada la cortase la cabeza. Los que lo presenciaron recogieron la sangre con lienzos para guardarla como reliquias.

Sepultada en las catacumbas. El cuerpo fue enterrado en las catacumbas de San Calixto. En el siglo IX fue trasladado por Pascual I a la basílica romana de Santa Cecilia, y en 1599 permitieron al escultor Maderna ver el cuerpo incorrupto de la santa y él fabricó una estatua en mármol de Carrara, muy hermosa, y se conserva en la iglesia de Santa Cecilia en Roma. Su nombre aparece en el canon de la Misa.

2º SU MENSAJE: Santa Cecilia es muy conocida en la actualidad por ser la patrona de los músicos. Sus "actas" cuentan que, al día de su matrimonio, en tanto que los músicos tocaban, Cecilia cantaba a Dios en su corazón. Al fin de la Edad Media, empezó a representarse a la santa tocando el órgano y cantando. En su fiesta debemos resaltar la música litúrgica.

El principio de la música sacra. Jesús y sus discípulos que eran judíos cantarían probablemente los Salmos atribuidos a David. Los primeros cristianos continuaron cantando los salmos después de la muerte y resurrección de Jesucristo, eran cantados en las cárceles, las casas, y sinagogas en el primer siglo de nuestra era. Es decir, desde siempre se ha cantado en los actos litúrgicos parea alabar a Dios.

La música sagrada es necesaria en los templos. La liturgia cristiana no se comprende sin la música sagrada para acercarnos a los misterios sagrados. Muchos creyentes han alimentado su fe con piezas musicales que para alabar a Dios le han salido del corazón. Más que un género musical es una forma de evangelización, donde a través de sonidos musicales y el canto vocal, se relata un pasaje bíblico o se destacan virtudes y valores cristianos.

La música nos acerca a Dios. La música sacra durante un servicio religioso para muchas iglesias es una parte fundamental de su liturgia. Se cantan kyries, himnos, salmos y canciones espirituales entonadas a Dios. La música pone sonidos a los sentimientos más profundos del corazón humano y, a través de ellos, exprésalo que lleva en su interior: sus alegrías y sus penas, Benedicto XVI, gran amante de la música, afirmó que "la música y el canto son más que un embellecimiento del culto; forman parte de la acción litúrgica". Estas palabras del Papa nos tienen que hacer apreciar cada vez más la música, porque ella nos acerca a Dios.

            No todos podemos ni sabemos cantar. Dios no regala a todos este don tan especial, pero, si que podemos hacer que nuestra vida sea un canto agradable a Dios. Así el Rey David, con su vida componía los Salmos que hoy leemos o cantamos, y que son según las distintas circunstancias de su vida. Nosotros debemos hacer continuamente nuestra vida un canto de alabanza,  o de acción de gracias, o de petición de auxilio a nuestro Dios. Una vida cantando para alabar a Dios.

3º SU ORACIÓN: Dios y Padre nuestro, que todos los años nos alegras con la celebración de santa Cecilia; concédenos lo que afectuosamente nos ha sido testimoniado por tu servidora. Que sus ejemplos nos muevan a imitarla y así, servidores de Cristo como ella, prediquemos sus maravillas. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor

____________________________

23 de noviembre

            BEATO MIGUEL AGUSTÍN PRO. S. J.

1º SU VIDA: Nació el 13 de enero de 1891, en Guadalupe, Zacatecas en la República Mexicana. Desde niño, la risa y la alegría fueron características importantes de su personalidad. Su familia era acomodada, quería mucho a su familia, especialmente a sus dos hermanas, que entraron a la vida religiosa. Su padre era ejecutivo en una pequeña villa minera. Era un verdadero cómico por naturaleza, lo cual le ayudaría enormemente en su ministerio sacerdotal

A responder a Dios que le llamaba. A los 20 años de edad ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús. A pesar de su gran sentido del humor, Miguel fue un novicio y religioso muy observante de la Regla y de sus estudios. Muy poco tiempo después, los novicios tuvieron que salir del país a causa de la Revolución Mexicana. Por esta causa, se ordeno Sacerdote en Bélgica el día 25 de agosto de 1925.

Regreso a una Iglesia devastada. A pesar de la gran persecución un su país, le fue permitido regresar a México en 1926. El pueblo cristiano resistía los abusos de gobierno. Llegó a la capital, ciudad que se convertiría en su parroquia y, cuyos parroquianos vivirían como en catacumbas, siempre en secreto, en escondite continuo, huyendo de la policía. Intento poder llevar a Cristo a las almas en medio de la gran persecución. Todo estando enfermo.

Estaciones de Comunión. Al no poder celebrar el culto en lugares públicos, lo hacían en casa donde los fieles venían a recibir al Señor en la Eucaristía. Los primeros viernes, el número de comuniones sobrepasaba los 1200. Se celebraban Misas por toda la ciudad antes del amanecer, y se adorar al Señor. Los que querían confesarse, tenían que llegar antes de Misa. Era realmente la Iglesia como los primeros cristianos escondidos en catacumbas.

No abandonó el ministerio. El presidente de México y la policía querían de acabar con estas organizaciones secretas. Arrestaban a los católicos practicantes y en especial a sus líderes, los torturaban y mataban. El Padre Pro, nunca dejó su ministerio sacerdotal, aunque se veía perseguido. Se valía de su fe para continuar valientemente su ministerio sacerdotal.

“Perdono de corazón a mis enemigos”. Le condenan a muerte. El 23 de noviembre de 1927. Rezando dijo: "Señor, tú sabes que soy inocente. Perdono de corazón a mis enemigos". Momentos antes de ser fusilado, extendió sus brazos en cruz. Tenía en las manos un rosario y un Crucifijo. Exclamó: "¡Viva Cristo Rey!" Juan Pablo II lo beatifica el 25 de septiembre de 1988.

2º SU MENSAJE:Era muy consciente de que podían matarlo, y se puede ver en algunas de sus palabras el deseo del martirio y un poco antes de morir la tierna devoción que tenia a la Virgen le lleva a escribir una preciosa oración.

Palabras del Padre Pro, expresando el deseo del martirio.

¡Pedid a Dios que me fusilen, porque solamente así podré ir al cielo!

¡Pedid a Dios que mis superiores me envíen a Chihuahua, donde la persecución es más violenta!

¿Qué haría usted, le preguntó un amigo, si el gobierno lo apresara para matarlo? Pediría se me permitiera arrodillarme, tiempo para hacer un acto de contrición y morir con brazos en cruz gritando: ¡Viva Cristo Rey!

El domingo 13 de noviembre de 1927, diez días antes de ser fusilado, se abandona en manos de la Virgen María de Dolores, con esta oración.

"¡Déjame pasar la vida a tu lado, madre mía,acompañado de tu soledad amarga y tu dolor profundo. . . !

¡ Déjame sentir en mi alma el triste llanto de tus ojos y el desamparo de tu corazón!

No quiero en el camino de mi vida saborear las alegrías de Belén, adorando entre tus brazos virginales al niño Dios.

No quiero gozar en la casita humilde de Nazaret de la amable presencia de Jesucristo.

¡No quiero acompañarte en tu Asunción gloriosa entre los coros de los ángeles!

Quiero en mi vida las burlas y mofas del Calvario.

Quiero la agonía lenta de tu Hijo, el desprecio, la ignominia, la infamia de su cruz.

Quiero estar a tu lado, Virgen dolorosísima, de pie, fortaleciendo mi espíritu con tus lágrimas, consumado mi sacrificio con tu martirio, sosteniendo mi corazón con tu soledad, amando a mi Dios y a tu Dios con la inmolación de mi ser".

3º SU ORACIÓN: Beato Padre Pro, que supiste vivir tu vocación en las mas difíciles circunstancias, ayúdanos con tu intercesión a ser católicos valientes y no ceder ante la tentaciones de este mundo. Que nuestra vida, como la tuya, de mucho fruto para gloria de Dios y el bien de las almas.  Amén.

____________________________

24 de noviembre

ANDRÉS DUNG-LAG y COMPAÑEROS

1º EL HECHO: Esta memoria obligatoria de los ciento diecisiete mártires vietnamitas de los siglos XVIII y XIX, canonizados por Juan Pablo II en la plaza de San Pedro el 19 de junio de 1988, celebra a mártires que ya habían sido beatificados anteriormente en cuatro ocasiones distintas: sesenta y cuatro, en 1900, por León XIII; ocho, por Pío X, en 1906; veinte, en 1909, por el mismo Pío X; veinticinco, por Pío XII, en 1951.

            

         La iglesia del Vietnam fecundada con la sangre de los mártires. El trabajo de evangelización, llevado a cabo desde el inicio del siglo XVI ha tenido en el transcurso de los siglos un admirable desarrollo. Este resultado se debe al hecho que, desde los primeros años, la semilla de la Fe se ha mezclado, en el territorio vietnamita, con la abundante sangre de los Mártires, tanto del clero misionero como del clero local y del pueblo cristiano de Vietnam. Juntos han soportado las fatigas del trabajo apostólico, como si se hubiesen puesto de acuerdo, han afrontado incluso la muerte para dar testimonio de la verdad evangélica. La historia religiosa de la Iglesia vietnamita señala que han existido un total de 53 Edictos, firmados por los Señores Trinh y Nguyen o por los Reyes que, durante  más de dos siglos, en 261 años (1625-1886), han decretado contra los cristianos persecuciones una más cruel que la otra. Son alrededor de unas 130.000 las víctimas caídas por todo el territorio nacional.

             Gran diversidad de personas. No sólo son significativos el número insuperado en la historia de las canonizaciones, sino también la calificación de los santos (8 obispos, 50 sacerdotes, 59 laicos), la nacionalidad (96 vietnamitas; 11 españoles; 10 franceses, el estado religioso (11 dominicos; 10  de la Sociedad de las Misiones Extranjeras de París; otros del clero local, más un seminarista, el estado laical (muchos padres de familia, una madre, dieciséis catequistas, seis militares, cuatro médicos, un sastre; además de campesinos, pescadores y jefes de comunidades cristianas).

              Gran diversidad de tormentos. Seis de ellos fueron martirizados en el siglo XV, en el tiempo del dominio de los gobernantes Tonkín, Annam y Cochinchina. Setenta y cinco fueron decapitados; los restantes murieron estrangulados, quemados vivos, descuartizados, o fallecieron en prisión a causa de las torturas, negándose a pisotear la cruz de Cristo o a admitir la falsedad de su fe. El francés Jean-Théophane Vénard, fue asesinado a los treinta y dos años. Sus cartas inspiraron a santa Teresa de Lisieux a rezar por las misiones, fue proclamada patrona junto con san Francisco Javier.

 

 

2º SU MENSAJE: Se ve la influencia en santa Teresita, del Santo mártir. En sus cartas con dos misioneros que se sentía hermanada, los PP. Rouland y Bellière, encontramos el testimonio del grado de profundidad al que había llegado de comprender la dimensión misionera de su vocación contemplativa.

 

          En el Manuscrito B donde ella expresa sus anhelos apostólicos y misioneros: “Sí, a pesar de mi pequeñez, quisiera iluminar a las almas como los profetas y como los doctores. Tengo la vocación de Apóstol, quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre y plantar tu cruz gloriosa en suelo infiel. Pero, Amado mío, una sola misión no sería suficiente para mí. Quisiera anunciar el Evangelio al mismo tiempo en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas. Quisiera ser misionero no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y seguirlo siendo hasta la consumación de los siglos.”

En varias ocasiones reflejaría ese amor en otros escritos con frases como las que dirigió a un sacerdote misionero, el Padre Roulland, a quien su Madre Priora le nombró ahijado espiritual: “Me sentiré muy feliz de trabajar con usted por la salvación de las almas. Para eso me hice carmelita: al no ser misionera por la acción, quise serlo por el amor y la penitencia”.

Carta al abate Belliére: “Yo le pido que usted sea, no solamente un buen misionero, sino un santo totalmente abrasado de amor a Dios y a las almas. Y le suplico que me alcance también a mí ese amor, a fin de poder ayudarlo en su labor apostólica. Usted sabe que una carmelita que no fuese apóstol se apartaría de la meta de su vocación y dejaría de ser hija santa Teresa, la cual habría dado con gusto mil vidas por salvar una sola alma”.

            Cartas al P. Roulland: “Puede estar seguro, hermano, de que su hermanita mantendrá sus promesas, y que su alma, libre ya del peso de su envoltura mortal, volará feliz hacia las lejanas regiones que usted está evangelizando. Lo sé, hermano mío: le voy a ser mucho más útil en el cielo que en la tierra; por eso vengo, feliz, a anunciarle mi ya próxima entrada en esa bienaventurada ciudad, segura de que usted compartirá mi alegría y dará gracias al Señor por darme los medios de ayudarlo a usted más eficazmente en sus tareas apostólicas. Tengo la confianza de que no voy a estar inactiva en el cielo. Mi deseo es seguir trabajando por la Iglesia y por las almas”.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, fuente y origen de toda paternidad, que otorgaste a los santos mártires san Andrés y sus compañeros permanecer fieles a la cruz de tu Hijo para derramar su sangre, concédenos, por su intercesión que, propagando tu amor entre los hermanos, podamos llamarnos y ser en verdad hijos tuyos. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

25 de noviembre

SANTA CATALINA de ALEJANDRÍA

1º SU VIDA: Nació en el siglo IV en el seno de una familia noble. No hay datos fiables de su niñez, son de su adolescencia hasta el martirio.

Destaca muy pronto por los estudios. Tenía pasión por la verdad. A los dieciocho años llamaba la atención por sus conocimientos filosóficos.  Había recorrido todas las escuelas. Su favorito era Platón. Discute, analiza, rechaza. La cautiva sobre todo la enseñanza del obispo Pedro el Patriarca. Aquella moral tan pura, aquel Maestro tan sublime, el Sermón de la montaña, aquella Virgen Madre, de tan divina grandeza. Así, por la belleza que Dios ha creado llegó Catalina a la Belleza increada: al mismo Dios.

Catalina se Bautizo. Un providencial encuentro con el ermitaño Trifón, fue lo que aclaro muchas de las dificultades que la santa tenia. Después de aclarar ideas, se bautizó. Y se dice que Cristo aquella misma noche celebró con ella los místicos Desposorios. Ya es filósofa cristiana.

Se presenta ante Maximino. Era para recriminarle su conducta con los cristianos. Maximino se siente deslumbrado por su belleza y sobre todo por su forma de expresarse, por su elocuencia. Concierta una disputa pública. Se enfrenta Catalina a cincuenta renombrados doctores. No sólo deshace los argumentos de sus adversarios, sino que les convierte a todos.

El emperador Majencio.Cuando fue a Alejandría, ordenó a todos los súbditos sacrificar a los dioses. También Catalina, joven de estirpe real, entró en el templo, pero en lugar de sacrificar hizo la señal de la cruz. Dirigiéndose después al emperador, le reprendió exhortándole a conocer el verdadero Dios. Majencio ordenó conducir a la joven a palacio. Aquí le pidió que sacrificase, pero se negó, invitando al emperador a un debate. Convocó a los sabios que, convertidos por Catalina, fueron condenados por él a muerte. Posteriormente trató de convencerla con lisonjeras promesas, pero sin lograrlo, por lo que ordenó azotarla y encarcelarla. El emperador mandó llevar nuevamente a palacio a Catalina y le renovó las seductoras promesas, pero sin conseguir nada. Pensó en aterrorizarla con la amenaza de atroces tormentos.           

Mártir en la rueda con cuchillos. Así aparece representada en sus imágenes. El Emperador ordenó, entonces, que la  torturaran utilizando para ello una máquina que tenía unas ruedas guarnecidas con cuchillos. Milagrosamente las ruedas se rompieron al tocar el cuerpo de Catalina. Obstinado, Maximiano ordenó su ejecución y fue decapitada por la espada. La desposada se iba al cielo a celebrar las bodas con su celestial Esposo.

2º SU MENSAJE: Un texto que conmovió a la Santa, y llevo a la conversión, fue el Sermón del Monte, las Bienaventuranzas de Jesús. (Mt 5.1-12). Son un programa de vida para seguir a Jesús. Debe de ser el talante del cristiano.

            Son las grandes desconocidas. La mayoría conocemos de memoria los diez mandamientos, pero las Bienaventuranzas, pocos las saben todas, y eso que son el corazón del evangelio, aunque a veces son difíciles de entender y difíciles de practicar.

            Jesus las predica después de haberlas vivido. Nosotros muchas veces oímos sermones, aunque sean muy fuertes, y no quedamos igual, sencillamente, por que el predicador no esta del todo convencido de lo que predica, y eso se nota, no lo vive. En el Sermón del Monte, no sucede esto, Jesús sabe lo que dice, porque antes lo ha vivido, desde la cuna hasta la cruz.

En Belén; fue muy pobre. Fue rechazado. Fue perseguido y tuvo que huir a Egipto. El Calvario; recibió humillaciones. Fue despreciado. Le condenaron por injusticias, el juicio de Pilato. Fue misericordioso con lo pecadores, etc. 

El mundo no entiende este sermón. Jesús lo propone para explicar don de esta la verdadera felicidad, el que la quiera conseguir, ahí tiene el camino. Los Mandamientos fueron dados entre truenos y relámpagos con la majestad de Dios, en el monte Sinaí. Las Bienaventuranzas, fueron dichas en el remansó del Bagdad, con la sencillez del Maestro. Los Mandamientos mandan y prohíben. Las Bienaventuranzas son consejos llenos de cariño. No nos engañemos, el mundo propone la felicidad muchas maneras. Los bancos, ofrecen intereses. Jesús, ofrece los réditos del cielo, la paz, etc. aquí en la tierra. El mundo ofrece la felicidad de muchas formas, coches, casa, buen sueldo, ropa, adornos, viajes, etc. Jesús llama dichosos, bienaventurados a quien el mundo llama desgraciados.

Todos los días podemos ser bienaventurados. Cuantas veces al día se nos ofrece ante nosotros ocasiones de ser bienaventurados, en el cuerpo o en el alma. Llorar, sufrir, escasez, injusticias, humillaciones, dolor, disgustos, fracasos, persecuciones, etc. etc. Ahí, es donde tenemos que oír la voz del Maestro que nos dice; bienaventurados, ahí esta la felicidad, aprovéchala. Aunque el mundo nos diga lo contrario, pero, Jesús lo vivió, y también la Virgen y los santos, los hombres y mujeres de buena voluntad que han pasado por la tierra, este valle de lagrimas. Jesus lo predico

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que has derramado sobre la virgen santa Catalina de Alejandría abundancia de dones celestiales, concédenos imitar en la tierra sus virtudes, para que también damos gozar en su compañía de las alegrías de la gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

26 de noviembre

SAN JUAN BERCHMANS

1º SU VIDA: nació en Diest, de Flandes, Bélgica, el 1599. Su padre Juan, curtidor de pieles, y su madre Isabel, eran buenos cristianos, Juan era fiel ayudante de su madre. Tuvieron cinco hijos, de los que tres se consagraron al Señor. Murió pronto la madre, y al final el padre se ordenó sacerdote.

Seminarista muy devoto de María. Inició sus estudios en el Seminario de Malinas, luego entró en el Noviciado de los jesuitas. Y después de un tiempo pasó a Roma para estudiar teología en el Colegio Romano. En el Seminario y en el Noviciado se distinguió por su sencillez, estudio y piedad. Su devoción a la Virgen era extraordinaria, decía; «Si amo a María, tengo segura mi salvación, perseveraré en la vocación, alcanzaré cuanto quisiere, en una palabra, seré todopoderoso». A ella dedicó su Coronita de las doce estrellas.

Defensor de María Inmaculada. Andaban por entonces los errores de Bayo, catedrático de Escritura en Lovaina, quien afirmaba que María había sido concebida en pecado. Los teólogos Belarmino y Francisco de Toledo intervienen para esclarecer la verdad. El mismo Lugo insiste en que el decreto de 24 de mayo de 1622 se ha conseguido por la influencia sobrenatural de Juan Berchmans. En él se confirman las constituciones de Sixto VI, Alejandro VI, San Pío V y Pablo V. Se manda severamente que nadie, ni de palabra ni por escrito, se atreva a afirmar que la Santísima Virgen María fue concebida en pecado, y se solemniza la fiesta de la Inmaculada. En el último año de su vida Juan se había comprometido, firmando con su propia sangre, a «afirmar y defender dondequiera que se encontrase el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María».

Una virtud característica de Berchmans. Él deseaba practicarlas todas por igual. Pero destacaba en la fidelidad en observar perfectamente sus obligaciones, sin excusas. Vivió apasionado por la gloria de Dios. Quiere trabajar sin perder la más pequeña parte de su tiempo. Aprovecha las cruces de la vida diaria: “Mi mayor penitencia, la vida común”. Hacía cada cosa en su momento, con pureza de intención. Cuando hay que orar, decía, ora con todo amor. Cuando hay que estudiar, estudia con toda ilusión. Cuando hay que practicar deporte, practícalo con todo entusiasmo.

Jesús y María fue su última plegaria. En su lecho de muerte, le preguntaron lo que había que hacer para asegurarse la protección de María, respondió: "Poca cosa, siempre que se sea fiel a Ella". Murió el 13 de agosto de 1621, a la edad de 22 años, y fue canonizado por León XIII en 1887. Es patrono de los que se preparan para el sacerdocio.

2º SU MENSAJE: Decía el santo, que “la mayor penitencia es la vida común”, la vida ordinaria llena de cien mil pequeñeces y menudencias, que se han de hacer todas con fervor, diligencia, esmero y cuidado. Esa es la vida de María, una vida que no tiene cosas llamativas: ni fue elocuente, ni fue poderosa, ni brilló, ni hizo milagros, ni maravillas, pero todo, por pequeño que fuera, lo hizo con la intención pura de cumplir la voluntad de Dios y, por eso, todo lo hacía con toda perfección y Dios se complacía y gozaba en Ella.

Grandeza de lo pequeño. Uno de los engaños más funestos en la vida espiritual, el despreciar algunas cosas y no darlas importancia porque las juzgamos pequeñas, creemos que no valen para nada. ¡Qué bien explota este engaño en contra nuestra el demonio! No nos acordamos de que nadie de repente se hace grande, ni en lo malo ni en lo bueno. Todos los santos deben su grandeza a un conjunto de pequeñeces, que muy bien ellos supieron admirablemente aprovechar. Al contrario, todas las grandes caídas han tenido su origen en cosas tan pequeñas e insignificantes, que pasaban inadvertidas y, sin embargo, esto es de fe y comprobado con la más vulgar y cotidiana experiencia que “el que desprecia lo pequeño poco a poco caerá”.

La fidelidad en lo poco será la causa, algún día, de la posesión sobre lo mucho. Así lo dice Cristo: “Porque fuiste fiel en lo poco, esto es, en lo pequeño, en lo que al parecer no tenía importancia, yo te constituiré sobre lo mucho”. ¡Qué generosidad la de este Señor! Él nos pide lo poco para darnos lo mucho. ¿Quién no se animará a dar este poco, a ser fiel en este poco, si de eso ha de depender luego el premio de lo mucho? Claro está, que un poco que vale tanto, ya no es poco, ya no es cosa pequeña y despreciable y por eso nos convencemos, de que no se puede llamar pequeño a nada de lo que tenga relación con nuestra alma, con nuestra salvación o santificación. ¿Cómo va a ser pequeña una cosa de la que depende otra tan grande? Luego tampoco puede ser pequeño el interés que en nosotros despierte, no puede ser pequeña nuestra fidelidad para cumplir lo que exige.

Tenemos que amar mucho el ejercicio de virtudes pequeñitas, que más que fama y estimación, nos servirán para formarnos en la humildad, sencillez y mortificación y así es como acostumbrándonos a este domino en las cosas más pequeñas, estará nuestra alma bien templada y preparada para las cosas grandes si Dios así lo quiere.  

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que otorgaste a san Juan Berchmans la gracia de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde, concédenos también a nosotros, por intercesión de este santo, la gracia de vivir fielmente nuestra vocación, para que así tendamos a la perfección que tú nos has propuesto en la persona de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo.

 

____________________________

27 de noviembre

NUESTRA SEÑORA de LA MEDALLA MILAGROSA

1º EL HECHO: La Medalla Milagrosa proviene directamente de la Santísima Virgen María. Es un regalo del Cielo que nunca ha dejado de prodigar gracias maravillosas a través del mundo entero. Es un medio sencillo y muy eficaz para beneficiarnos de la protección de María en todas nuestras necesidades espirituales y temporales.

Visita la Virgen a Santa Catalina Labouré. El 27 de noviembre de 1830, en la Capilla del convento de las Hijas de la Caridad, rue du Bac en París, la Santísima Virgen se apareció a Santa Catalina (1806-1876) por segunda vez. Ese día, la Reina del Cielo se manifestó con un globo a Sus pies y sosteniendo en Sus manos, a la altura del pecho, otro globo más pequeño que parecía ofrecer a Nuestro Señor con gesto de súplica. De repente, Sus dedos se cubrieron de anillos y gemas de gran belleza que irradiaban fulgores que se esparcían por doquier. En ese momento, se formó en torno a la Virgen un cuadro un tanto ovalado sobre el que se leían estas palabras, inscritas en letras de oro: “O María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos”.

Recibirán gracias quienes la lleven. Sor Catalina contemplaba esta visión dichosa. Una voz le dijo: Haz acuñar una medalla según este modelo; las personas que la lleven recibirán grandes gracias, sobre todo colgándosela del cuello. Las gracias serán abundantes para quienes la lleven con fe. En una actitud que nos invita a confiar y acudir a Ella, las manos de María descendían y se explayaban, tal como lo vemos representado en la medalla.

Los corazones de Jesús y de Maria. El cuadro parecía tornarse, y Sor Catalina vio, en el reverso, la letra M rematada por una pequeña cruz, y debajo, los Sagrados Corazones de Jesús y de María. El primero estaba rodeado de una corona de espinas, y el segundo traspasado por una espada. Doce estrellas el monograma de María y los dos Sagrados Corazones.

La medalla fue acuñada y se difundió por todo el mundo. Acompañada de incesantes prodigios de curaciones, protecciones y conversiones, al punto que se le dio el nombre de Medalla Milagrosa. En 1876, año de la muerte de Santa Catalina Labouré, más de mil millones de Medallas Milagrosas ya derramaban sus gracias por el mundo. En 1894, la Santa Iglesia instituyó la fiesta litúrgica de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, fijando la celebración el día 27 de noviembre. En 1980, cuando se conmemoraron 150 años de la revelación de la Medalla Milagrosa, el propio Juan Pablo II se presentó como peregrino en el lugar de las apariciones.

2º SU MENSAJE: El pueblo cristiano, debido a los muchos milagros que obraba, en quienes, como había dicho la Virgen, llevaban a su cuello la medalla, por los muchos favores, la empezó a llamar La Medalla Milagrosa.

            No nos debe de extrañar que la Virgen le pidiera a santa Catalina Labouré, que gravara tales o cuales signos en la medalla. También en el Antiguo Testamento, Dios lo hace con Moisés, le da las medidas que debe tener el Arca de la Alianza. (Ex 25). Y también lo hace con Noe, dándole las medidas para construir el arca para el diluvio. (Gn. 6).

            Hoy seguimos necesitan de esta devoción. Nos aturde la ciencia y la técnica, la informática, la telefonía móvil, la televisión, desde cualquier parte del mundo, podemos saber noticias y nos podemos comunicar. Por todo esto, hoy, podemos caer en la equivocación de pensar que el hombre de hoy, ya no necesitamos de la Medalla Milagrosa. Esto, va siendo en muchos cristianos, la causa del olvido de Dios, el creer que no necesitan de las cosas de Dios.

La Medalla Milagrosa, pertenece a las cosas sencillas de Dios. De lo que no dice el Señor. “Dios oculta estas cosas a los sabios y entendidos, y se las revela a la gente sencilla, si Padre, así te ha parecido mejor”. Por eso, muchos sabios del mundo, ricos, soberbios, no lo entienden.

Además, sirve para enfervorizar a los cristianos. Los sacramentos, son instituidos por Jesucristo, y esta presente en ellos. Los Sacramentales, son instituidos por la iglesia, como son los objetos de devoción, escapulario, medallas, etc. que nos protegen e invocan auxilios del cielo. Y mucho más, si estas devociones han sido pedidas desde el cielo, como son; el escapulario del carmen, pedido por la Virgen a san Simón Estok, el santo rosario, a santo Domingo de Guzmán, y la Medalla Milagrosa, a santa Catalina Labouré, etc. Los Sacramentales, no perdonan, pero preservan de los pecados, “Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos”.

            La medalla es un recordatorio de la Virgen. Las fotos de nuestros seres queridos, nos sirven, para que cuando las miramos, nos los recuerdan, a las personas, y también, recordamos lo que nos dijeron. Llevar una medalla, puede y debe servirnos como recordatorio de la Virgen Maria, y de los que nos dijo. ¿Quién es Ella?la mujer llena de gracia y virtudes” Y queremos parecer a Ella. ¿Qué nos dijo?las personas que la lleven recibirán grandes gracias”.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que para redimirnos misericordiosamente has hecho humilde esclava tuya a la Virgen María, Madre de Cristo y asociada a él, concédenos servirte como ella y dedicarnos por entero a la salvación de los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

____________________________

28 de noviembre

SANTA CATALINA LABOURÉ

1º SU VIDA: nació el 2 de mayo de 1806 En la pequeña aldea de Fain-les-Moutiers, en la Borgoña (Francia), la novena de los once hijos de Pedro y Luisa Labouré, honestos y religiosos agricultores. Cuando apenas tenía nueve años, Catalina perdió a su madre. Después del funeral, la niña tomó una imagen de la Virgen, la besó y le pidió que sustituyera a su madre muerta.

Ama de casa a la fuerza. Tres años después, su hermana mayor entró al convento de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Y Catalina y a su hermana, de doce y diez años respectivamente, tuvieron que asumir todas las responsabilidades de amas de casa. En esa época que recibió la Primera Comunión. A partir de entonces la niña pasó a levantarse todos los días a las cuatro de la mañana, para asistir a Misa y rezar en la iglesia de su aldea. A pesar de los innumerables quehaceres, no descuidaba su vida de piedad, oraciones vocales y mortificaciones.

Un sueño con san Vicente de Paúl. Cierto día soñó que estaba en la iglesia y veía a un sacerdote ya anciano celebrando la Misa. El sacerdote le hizo una señal con el dedo, la llamó para que se acercase. Pero Catalina, por timidez se marchó. Sin embargo, al salir encontró otra vez al mismo sacerdote, quien le dijo: “Hija mía, ahora huyes de mí, pero un día me buscarás. Dios tiene designios sobre ti, nunca lo olvides”. Catalina despertó sin entender el significado del sueño. Visitando a las Hermanas de la Caridad de Chatillon, vio en la pared un cuadro del anciano. Preguntó quién era, y le respondieron que San Vicente de Paúl. Comprendió entonces que su vocación era de las Hijas de la Caridad. Pero su padre no quería oír hablar de ello.

Al convento a ver a la Virgen Milagrosa. Fue donde vivía su hermano, en Chatillon. Ingresó el 22 de enero de 1830, cuando su padre le dio el permiso. Tenía 24 años. Después del postulantado, fue enviada al noviciado en la Casa Madre, en la Rue du Bac, en París. En esta casa, fue don de recibio varias veces la visita de la Virgen Milagrosa. Catalina preguntó a la Virgen a quien debía recurrir para la confección de la medalla. Le respondió que buscara al Padre Juan María Haladle. Al principio no la creyó; pero, después de dos años, se lo expuso al Arzobispo de París, que ordenó el 20 de junio de 1832 fuesen acuñadas dos mil medallas. Los años que le restaron de vida, los pasó como una humilde hermana. Sólo cuando llegaba su muerte, en 1876, su superiora supo que ella había sido la hermana que recibiera aquella misión de la Virgen Milagrosa. El cuerpo incorrupto se conserva, en la capilla en donde fueron las apariciones. Fue beatificada por Pío XI en 1933 y canonizada el día 27 de julio de 1947 por Pío XII.

2º SU MENSAJE: El mejor mensaje, son algunos relatos que la Santa nos cuanta en sus escritos, de las apariciones de la Virgen, y las cosas que la dijo.           

<<Llegó la fiesta de San Vicente, en cuya víspera nuestra Madre Marta nos dio una conferencia sobre la devoción a los santos y en particular a la Santísima Virgen, lo que me dio tal deseo de verla que me acosté con el pensamiento de que esa misma noche vería a mi buena Madre. A las once y media de la noche, oí que me llamaban por mi nombre: Hermana. Me desperté y miré al lado donde escuchaba la voz, vi a un niño, vestido de blanco, que me decía  venga a la capilla, levántese pronto y venga a la capilla, la Santísima Virgen la espera. Me apresuré a vestirme, le seguí siguiendo los rayos de claridad por donde pasaba. Llegué a la Capilla, todas las velas y cirios estaban encendidos, el niño me dijo, Ahí está la Virgen, ahí está. Me puse de rodillas, con las manos apoyadas en sus rodillas. Pasé el momento más dulce de mi vida. Ella me dijo como debía comportarme con mi Director y sobre otras cosas. Le pregunté el significado de todas las cosas que había visto y ella me lo explicaba todo, "el buen Dios te quiere confiar una misión, sufrirás te sentirás atormentada, te contrariarán, pero tendrás la gracia, ven al pie de este altar, se derramarán gracias sobre todos los que la pidan con confianza, grandes y pequeños.

            El sábado 27 de noviembre a las cinco y media de la tarde, en la oración, después del punto de meditación, me pareció oír un ruido como el roce de un vestido de seda. La Virgen estaba de pie, vestida de blanco. Llevaba un vestido de seda blanco. La cabeza cubierta con un velo blanco. Los ojos tan pronto los elevaba al cielo como los bajaba. Los pies apoyados sobre una esfera, es decir, la mitad de una esfera. Las manos elevadas a la altura del estómago de manera muy natural, teniendo en ellas una esfera que representaba al mundo. Su rostro era bellísimo, no podría describirlo. En ese momento que yo la contemplaba, la Virgen bajo los ojos mirándome, y una voz se hizo escuchar desde el fondo del corazón, que me dijo: "Este globo que ves representa al mundo entero a cada persona en particular".

La estatua de la Virgen del Globo debe ser de tamaño natural, velo sobre la cabeza... el rostro descubierto, en las manos una esfera de oro, las manos elevadas a la altura del estómago como si estuviera ofreciendo a Dios y los dedos guarnecidos de piedras preciosas de modo que la mayor parte destellen rayos que cubran toda la parte baja>>.

3º SU ORACIÓN: Señor, te proclamamos admirable en tu virgen santa Catalina Labouré, y humildemente rogamos a tu Divina Majestad que, así como te complaces en los méritos de esta virgen, aceptes igualmente complacido el culto que tu pueblo te tributa. Por Jesucristo nuestro Señor.

____________________________

29 de noviembre

SAN FRANCISCO ANTONIO FASANI

1º SU VIDA: Nació en Lucera (Italia). Huérfano de padre ya desde su infancia, fue educado muy cristianamente por su piadosa madre. A los 15 años ingreso en la Orden de los Frailes Menores Conventuales, muy joven tomó el hábito de San Francisco. Emitió sus votos religiosos en Monte San Ángelo, donde transcurrió su año de noviciado.

Sacerdote franciscano. Hizo los estudios de filosofía y teología entre otros colegios en Asís, junto a la tumba de San Francisco, donde fue ordenado sacerdote el 19 de septiembre de 1705. Doctorado con las máximas calificaciones, fue destinado como profesor de filosofía al convento de San Francisco en Lucera, su ciudad natal. Ocupó sucesivamente los cargos y los oficios de superior, maestro de novicios, maestro de estudiantes profesos y de ministro provincial de la provincia religiosa de San Miguel Arcángel en Pulla.

Recorrió rápidamente el camino de la santidad. Era un religioso de una inocente y transparente vida, distinguiéndose por la humildad, penitencia, caridad, espíritu de oración y fervientes devociones al Sagrado Corazón y a la Virgen Inmaculada. El obispo de Bovino, lo definió santo, profundo conocedor de las ciencias sagradas, cuyos tesoros dispensó abundantemente, ya sea desde la cátedra a los jóvenes, ya sea desde el púlpito al pueblo cristiano.

Predicador e iluminador de las almas. Ejerció con gran provecho las más diversas formas de apostolado sacerdotal; Infatigable apóstol en medio de su pueblo, recorrió, durante 35 años, las ciudades y los poblados de Pulla Septentrional y de Molisa, predicando en todas partes la Palabra de Dios y difundiendo la luz de su ejemplo y el consuelo de la caridad y el ministerio del confesionario.. Su apostolado fue eminentemente franciscano, siendo siempre los más beneficiados los pobres, los enfermos y los encarcelados. Fiel imitador del Santo de Asís, llegó a un elevado grado de contemplación, siendo enriquecido por Dios con carismas y dones especiales.

Murió donde había nacido. Con gran fama y admiración de todos por sus virtudes y milagros, murió en Lucera el 29 de noviembre de 1742. Fue hermano con todos y padre, un gran maestro de vida, consejero iluminado y prudente, guía sabia y segura en los caminos del Espíritu, defensor y sostenedor valiente de los humildes y de los pobres. Enseguida se inició el proceso canónico y, durante el pontificado de León XIII, con un decreto del 21 de junio de 1891, se proclamó la heroicidad de sus virtudes. El Papa Pío XII, el 15 de abril de 1951, lo elevó al honor de los altares declarándolo Beato. Y Juan Pablo II lo canonizó el 13 de abril de 1986.

2º SU MENSAJE: Los dos Pontífices Pió XII y Juan Pablo II que le beatificaron y canonizaron, hablan de él y nos dejan el mensaje del Santo hijo de San Francisco de Asís. Santo muy querido y valorado entre los suyos.

Pío XII con motivo de la beatificación (15-IV-1951). <<Hablando de la acogida que se le había hecho en Nazaret, Jesús decía con acento de tristeza: “Sólo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta” (Mt 13,57). Él mismo quiso, para alentar a sus discípulos, experimentar la verdad dolorosa de este dicho, no desmentida sino en rarísimos casos. El beato Francisco Antonio Fasani ha sido una de estas excepciones. Salvo algunos años dedicados a su formación, toda su vida transcurrió en la ciudad natal. El hijo y apóstol de Lucera huyó así a la suerte común y se sustrajo a la regla general: acaso porque ya estaba apartado de todos los consuelos y apoyos humanos, de todas las pequeñeces del amor propio.

¡Qué poemas son los últimos días de su santa vida! Una gira visitando a las familias a que está ligado por vínculos de gratitud y de las cuales quiere despedirse por última vez; un supremo esfuerzo para levantarse de noche, tembloroso por la fiebre, a responder a la llamada de un penitente enfermo; una mañana de confesiones; y, finalmente, en el lecho donde la obediencia le mantiene, la serena preparación antes de ir a dar cuenta a Dios de su misión y su vida. Llegada para él la hora de la recompensa, el humilde y glorioso hijo de Lucera es aclamado, llorado, invocado por toda la población de su ciudad natal, sin distinción de clases ni de grados. Más de dos siglos han transcurrido desde su feliz tránsito sin que haya palidecido su memoria>>.

Juan Pablo II en la misa de canonización (13-IV-1986). <<El Santo Fasani se nos presenta de modo especial como modelo perfecto de sacerdote y pastor de almas. Durante más de 35 años, en los comienzos del siglo XVIII, se dedicó, en su Lucera, pero también en las zonas circundantes, a las más diversas formas del ministerio y apostolado sacerdotal.

El padre Fasani fue un auténtico ministro del sacramento de la reconciliación, un infatigable apóstol del confesonario, en el que se sentaba durante largas horas de la jornada, acogiendo con infinita paciencia y gran benignidad a los que, de toda clase y condición, venían para buscar con corazón sincero el perdón de Dios>>.

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que otorgaste a san Francisco Antonio Fasani la gracia de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde, concédenos también a nosotros, por intercesión de este santo, la gracia de vivir fielmente nuestra vocación, para que así tendamos a la perfección que tú nos has propuesto en la persona de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo.

 

____________________________

30 de noviembre

SAN ANDRES

1º SU VIDA: nació en Betsaida, Galilea, a orillas del lago de Genezaret. Era hijo del pescador Jonás y hermano de Simón Pedro. La familia tenía una casa en Cafarnaún y en ella se alojaba Jesús cuando predicaba en esa ciudad.

Discípulo de Juan Bautista. Cuando San Juan Bautista empezó a predicar la penitencia, Andrés se hizo discípulo suyo. Precisamente estaba con su maestro, cuando Juan Bautista, después de haber bautizado a Jesús, le vio pasar y exclamó: "¡He ahí al cordero de Dios!" Inmediatamente, Andrés y otro discípulo del Bautista siguieron a Jesús, que les dijo: "¿Qué buscáis?" Ellos respondieron que querían saber dónde vivía y Jesús les pidió que le acompañasen a su morada.

Apóstol del Maestro. Andrés comprendió que Jesús era el Mesías y, desde aquel instante, resolvió seguirle. Así, fue el primer discípulo de Jesús. Llevó más tarde a su hermano a conocer a Jesús, quien también fue aceptado como discípulo, y al que dio el nombre de Pedro. Desde entonces, Andrés y Pedro fueron discípulos de Jesús. Cuando el Maestro volvió a Galilea, encontró a Pedro y Andrés pescando en el lago y los llamó al ministerio apostólico, para hacer de ellos pescadores de hombres. Abandonaron inmediatamente sus redes para seguirle y ya no volvieron a separarse de EI. El nombre de Andrés figura entre los cuatro primeros en la lista del Evangelio.

Campo para el apóstol. Teodoreto cuenta que Andrés estuvo en Grecia; San Gregorio Nazianceno especifica que estuvo en Epiro, y San Jerónimo añade que estuvo también en Acaya. San Filastrio dice que del Ponto pasó a Grecia, y que en su época (siglo IV) los habitantes de Sínope afirmaban que poseían un retrato auténtico del santo. Aunque todos estos autores concuerdan en la afirmación de que San Andrés predicó en Grecia, la cosa no es absolutamente cierta.

Murió en una cruz en forma de X. En tiempos del emperador Constancio II (+361), las presuntas reliquias de San Andrés fueron trasladadas de Patras a la iglesia de los Apóstoles, en Constantinopla. Los cruzados tomaron Constantinopla en 1204, y, poco después las reliquias fueron robadas y trasladadas a la catedral de Amalfi, en Italia. El nombre de San Andrés figura en el canon de la misa, junto con los de otros Apóstoles. También figura, con los nombres de la Virgen Santísima y de San Pedro y San Pablo, en la intercalación que sigue al Padrenuestro. Esta mención suele atribuirse a la devoción que el Papa San Gregorio Magno profesaba al santo, aunque tal vez data de fecha anterior.

2º SU MENSAJE: Andrés, después de permanecer con Jesús y de aprender de él muchas cosas, no escondió el tesoro para sí, sino que corrió presuroso en busca de su hermano, para hacerle partícipe de su descubrimiento. Le dice a su hermano Pedro: Hemos encontrado al Mesías, que significa Cristo. Comunicarse mutuamente las cosas espirituales es señal de amor fraterno, de entrañable parentesco y de sincero afecto.

Evangelizar a la propia familia. Todos debemos estar convencidos del deber de todo cristiano de ser apostilles en la familia. San Pablo dice. “Si hay quien no mira por los suyos, mayormente si son de su familia, ha negado la fe, y es peor que un infiel”. (Gal 37).

Por eso, si tenemos en casa un enfermo de espíritu, (un alma tibia, descuidada de la perfección cristiana, de los deberes religiosos), debemos sentir la obligación de llamar a Jesús, para que le cure, como un día san Pedro le recomendó su suegra, la que como dice san Lucas,”estaba con una fiebre muy alta, y Jesús arrimándose a la enferma, la alejo la calentura, y la dejo libre. Levantándose entonces de la cama se puso a servirles”. (           ). Y así, nuestro familiar enfermo, al ser curado milagrosamente por el Medico divino, comenzara a servirlo con fervor.

            Si tenemos en casa, a un muerto en el espíritu, algo peor todavía (un alma que no practica la religión y ha perdido la vida de la gracia, la vida sobrenatural), nosotros, como las hermanas Marta Y María de Betania, nos debemos presentar llorando a Jesús y pedirle la resurrección. Quizás tengamos el consuelo de verlo salir, como Lázaro del sepulcro.

            El apostolado de los que llevan nuestra sangre en las venas, lo debemos sentir y ejercer, como un verdadero deber estricto de caridad. Y recordamos las palabras severas de san Pablo, “el que no cuide del alma de sus familiares, es peor que un infiel”. Este apostolado, consiste sencillamente en hacer habitualmente el bien, con los que tenemos cerca, los de cierta confianza. De los padres con los hijos, de los esposo entere sí, los hermanos.

            San Juan Crisóstomo dice. <Tú no puedes corregir a la Iglesia, pero puedes aconsejar a tu esposa; no puedes predicar a multitudes, pero puedes conducir a tus hijos a razón. Yo estoy con vosotros algún día a la semana, tu, a los tuyos los tienes continuamente reunidos en tu casa, en la mesa, tu mujer, tus hijos, tus servidores, y puedes corregirlos por la noche y durante el día>.

3º SU ORACIÓN: Protégenos, Señor, con la constante intercesión del apóstol san Andrés, a quien escogiste para ser predicador y pastor de tu Iglesia. Por nuestro Señor Jesucristo.