Autor: P. Eliseo García Rubio

_________________________

1 de Junio

SAN JUSTINO

1º SU VIDA: Nació en Nápoles Flavia, ciudad de Palestina, Desde muy joven se dio a estudiar las letras humanas, y al estudio de la filosofía, y se ejercitó en todas las sectas de los filósofos estoicos y pitagóricos, con gran deseo de saber la verdad; pero no encontraba en ellas mucha firmeza, las dejó y se dio a la filosofía de Platón, por parecerle que era más cierta y segura para lo que él pretendía, que era alcanzar la sabiduría y con ella entender y ver a Dios.

Se dedica a contemplar la verdad. Para poder estudiar mejor se retiró a un lugar apartado, vecino del mar, donde estando ocupado y absorto en la contemplación de las cosas divinas, se le presentó, un varón viejo y muy venerable que trabó conversación con él; y entendiendo que era filósofo platónico, y lo que buscaba en sus estudios, le desengañó que no la verdad completa en los libros de los filósofos, sino en solo en los Libros de los profetas y de los santos, a quienes Dios había abierto los ojos del alma para ver la luz del Cielo y entender sus misterios y sus verdades. Se fue el anciano y san Justino no le vio más; pero quedó muy encendido en el amor de la verdad, inclinado a leer libros de los cristianos donde estaba la verdad.

  • Entro el Señor en su corazón. Por esos medios entró Cristo nuestro Señor en el corazón de Justino, y de filósofo platónico, que hasta entonces admiraba mucho, se hizo filósofo cristiano. Escribió un libro importante en defensa de la religión cristiana en el año 150, y se lo hizo llegar al emperador Antonino Pío, el cual después de haberlo leído, hizo publicar en Asia un edicto en favor de los cristianos, mandando que ninguno de estos por el hecho de ser cristianos, fuese acusado ni condenado por ello.
  • Al final, mártir de Jesucristo. Muerto el emperador Antonino, le sucedió en el imperio Marco Aurelio Antonio y Lucio Vera, y se revolvieron de nuevo contra el filosofo cristiano, san Justino que en esos momentos estaba en Roma escribiendo otro libro o apología a los emperadores y al senado en favor de los cristianos. Les decía, ¿Por qué persiguen a los seguidores de Cristo? ¿Por qué son un peligro para el gobierno? Nada de eso, Los cristianos son los ciudadanos más pacíficos del mundo. Esto creo mal estar y entonces, por una traición, fue el santo acusado por un enemigo suyo llamado Crescente, filósofo envidioso, en su profesión, y en la vida, un hombre lleno de vicios, que era por entonces quien más atacaba a los magistrados contra los fieles de Cristo. Mandó pues el prefecto de Roma cogiera preso a san Justino, y después de haberle hecho azotar cruelmente, dio sentencia que fuese degollado con otros seis compañeros, como se puede leer en las Actas de su martirio, que escribieron los notarios de la Iglesia romana.

2º SU MENSAJE: San Justino, en el siglo segundo, nos da la descripción de la Misa en una página que se ha hecho inmortal, y que nos trae el Catecismo de la Iglesia Católica. Vale la pena leerlo alguna vez al menos, cuando nos narra lo que la Iglesia hacía en el día del domingo. La Misa, desde el primer siglo, ha tenido en su celebración un esquema con partes invariables, siempre las mismas, que no hay manera de que cambien, y se presume, casi con absoluta certeza, que no cambiarán jamás.  <<El día que se llama día del sol tiene lugar la reunión. Se leen las memorias de los apóstoles y los escritos de los profetas. Cuando el lector ha terminado, el que preside toma la palabra para exhortar a la imitación de tan bellas cosas. Luego nos levantamos todos juntos y oramos por nosotros y por todos los demás. Cuando acaba esta oración nos besamos unos a otros. Luego se lleva al que preside pan y una copa de vino y agua mezclados. El presidente los toma y eleva alabanza y gloria al Padre del universo, por el nombre del Hijo y del Espíritu Santo. Cuando terminan las oraciones todo el pueblo pronuncia una aclamación diciendo: ¡Amén! Cuando el que preside ha hecho la acción de gracias, los que se llaman diáconos distribuyen a todos los presentes pan, vino y agua eucaristizados y los llevan a los ausentes>>. 

No tiene precio esta página de San Justino, dirigida al Emperador de Roma Antonino Pío, pagano que no entendía la fe cristiana, pero le ponía al tanto de las calumnias que corrían sobre la celebración de la Eucaristía: eso de que los cristianos mataban y se comían un niño, y tantas barbaridades más. Sin llamar al pan y el vino consagrados “El Cuerpo y Sangre del Señor”, sino “eucaristizados”, nos narra qué es y cómo se desarrollaba la celebración de la Misa, que ya contenía estos elementos imprescindibles:

  • La liturgia de la Palabra: Profetas, Apóstoles, Evangelios...
  • La plegaria de los fieles.
  • La presentación de las ofrendas.
  • La consagración y la comunión.   

La Misa no puede cambiar. Siempre será Jesucristo, la misma Víctima del Calvario, quien se pone ahora, glorificado, sobre nuestros altares. Esto no cambiará jamás. Así ha sido y así será hasta el final de los siglos. Tenemos que valorar todos estos elementos de la Misa. Tenemos que damos cuenta lo que significa participar en la Eucaristía, que nos llena de gracias.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que por la simplicidad de la Cruz enseñaste maravillosamente, al bienaventurado Justino la eminente sabiduría de Jesucristo, concédenos por su intercesión que rechazando las engañosas razones de las perversas doctrinas, alcancemos la firmeza de la fe. Por Jesucristo Nuestro Señor.

_________________________

2 de Junio

SANTOS MARCELINO y PEDRO

1º SU VIDA: Marcelino y Pedro se encuentran entre los Santos romanos que se conmemoran en el canon de la Misa. San Marcelino presbítero de la Iglesia de Roma, y San Pedro era exorcista hacia el fin del tercer siglo, y á principio del cuarto. Las virtudes de Marcelino y la santidad de su exorcista brillaban tanto, que no podían esconderse a la persecución de Diocleciano. Nos dejo noticias de su muerte el papa san Dámaso, que las oyó de boca del verdugo.

  • Causa de muchas conversiones. San Pedro por su buena reputación, por su gran celo, y por sus continuos milagros fue acusado ante Sereno como el mayor enemigo de los dioses. Fue preso y encerrado en un oscuro calabozo, después de haber despedazado muchas veces su cuerpo con crueles azotes. Asombraba a los paganos la alegría que mostraba en los tormentos, siempre risueño. Hizo un exorcismo a la hija del carcelero, milagrosamente salio de la prisión, y los vecinos y de parientes, siendo testigos de un hecho tan milagroso, llenos de asombro y de admiración, todos pidieron el bautismo. Al ver tantas conversiones, salió a buscar al presbítero Marcelino, explicadlos los principales misterios de la fe, y viéndolos á todos con la mejor disposición, los administró el sacramento del bautismo.
  • Enfermedad del alcaide. Cayó enfermo el alcaide Sereno, por este motivo tuvieron tiempo Marcelino y Pedro para instruir por espacio de cincuenta días a los nuevos cristianos, preparándolos para recibir la corona del martirio. Cuando mejoro el alcaide, mandó venir a todos los prisioneros. “Señor, respondió el alcaide, las prisiones están del todo vacías, porque Pedro, exorcista de los cristianos, rompió las cadenas de todos los que por vuestra orden estaban en los calabozos, y los abrió las puertas de la cárcel por la virtud omnipotente de Jesucristo; á vista de cuyo milagro todos abrazamos la fe, todos nos hicimos cristianos, recibiendo el santo bautismo, y sólo el presbítero Marcelino, Pedro su exorcista, y yo, estamos á vuestra disposición”.
  • Propuesta para adorar dioses falsos. Si ahora mismo no ofrecéis incienso a nuestros dioses inmortales, renunciando al vuestro Jesucristo, seréis ejecutados. “No permita Dios, respondió Marcelino, que cometamos jamás tan sacrílega impiedad; no hay más que un solo Dios verdadero, y reconocer á otro por tal es la mayor de todas las locuras. Por la virtud poderosa de este Dios se hicieron pedazos las cadenas de los que teníais en la cárcel, y se abrieron las puertas de las prisiones; no quieras imputarnos á delito esta maravilla; antes bien reconoce por ella que no hay otro Dios que el Dios de los cristianos”. Dios premió su celo y su fervor; porque, fueron degollados por sentencia de Sereno. Hacia el año de 304.

SU MENSAJE: Una cosa llamaba la atención a los soldados y carceleros, y presos que se acercaban a ellos. Y era que estos santos, en los momentos más duros, estando presos para morir, siempre les encontraban cantando cánticos al Señor, y en medio de los tormentos, nunca les pudieron hacer perder la alegría. Es decir, la alegría en medio del dolor, convence, convierte a los de alrededor nuestro. Se convirtieron gracias a la alegría de estos santos, muchos de los presos, e incluso de los carceleros y su familia.

La alegría ayuda al prójimo a hacer la vida cristiana más atractiva. El Padre Rodríguez dice: <<Los hombre que son amigos de andar alegres y contentos, se animan mucho a darse a la virtud. Por está razón nos conviene mucho a nosotros (sacerdotes, religiosos, o seglares dados al apostolado) andar con alegría en nuestro ministerio, por tratar con prójimos, y ser nuestro fin el ganar almas para Dios. Porque de esa manera se ganan y aficionan muchos, no sólo a la virtud, sino a la perfección y a la religión; es decir a la vida religiosa. Luego la alegría, es despertadora de vocaciones>>.

Pongamos el ejemplo de un convento al que va una chica joven con posible vocación. Va unos días a probar, a convivir con las monjas, y no se ve nada más que caras largas. Ella se hará la pregunta lógica. ¿Por qué voy a dejar el mundo, con sus alegrías humanas, para venir al convento y vivir con tristeza? Pues esta claro que no es lo mío, no tengo vocación. Es también el caso de aquel ateo que decía. <<Me confirman lo que yo pensaba; que no hay Dios, porque veo a muchos cristianos tristes>> .

San Juan de Ávila, reprende y con razón a quienes andan en el camino de Dios llenos de tristeza: <<Desaprovecha, helados los corazones, sin gusto en las cosas de Dios, desabridos consigo y con sus prójimos, desmayados y desanimados, y muchos hay de estos que no cometen pecados mortales, o muy raramente, Nos dicen que por no servir a Dios como deben y desean y por los pecados veniales que hacen estén de aquella manera>>.

Anécdota: Julien Green, antes de la conversión, iba a la puerta de las iglesias para ver los rostros de los que salían. Pensaba: Si ahí se encuentran con Dios, si ahí asisten verdaderamente a la muerte y resurrección de alguien querido, saldrán con rostros trémulos o ardientes, luminosos. Y comentaba: (Bajan del Calvario hablando del tiempo y entre bostezos).

3º SU ORACIÓN: Señor, que en el glorioso martirio de los santos Marcelino y Pedro nos has dado un modelo de firmeza y un apoyo para nuestra debilidad, concédenos que el ejemplo de su fe nos ilumine para mejorar nuestra vida y que nos conforte siempre su continua intercesión. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

_________________________

3 de Junio

SAN CARLOS LUANGA y COMPAÑEROS MÁRTIRES

1º SU VIDA: Entre los años 1885 y 1887 muchos cristianos de Uganda fueron condenados a muerte por el rey Muanga; algunos eran funcionarios de la corte o muy allegados a la persona del rey. Entre estos sobresalen Carlos Luanga y sus veintiún compa­ñeros que, firmes en la fe católica, fueron degollados o quemados ­por negarse a satisfacer los impuros deseos del monarca

  • Los Padres Blancos. En 1879, los Padres Blancos del Cardenal Lavigerie establecieron África las primeras misiones católicas. Las misiones progresaron en Uganda por el apoyo que prestó el regente local Mtesa a los cristianos. Después tuvieron que retirarse por las intrigas de algunos jefes, pero después volvieron a ser llamados. Su sucesor, Muanga, parecía decidido a desarraigar el Cristianismo de su pueblo, sobre todo cuando uno de sus súbditos, un católico servidor del palacio San José Mkasa, hizo reproches de los abominables vicios que practicaba.

  • Leyes dictadas por debilidad. El rey tenía como primer ministro al terrible brujo Katikiro, el cual estaba muy enfadado y disgustado porque los que se hacían cristianos católicos, ya no se dejaban engañar por sus brujerías. Y entonces se propuso, engañar al rey y convencerle de que debía hacer morir a todos los que se habían declararon cristianos. Eran peligrosos. El rey Muanga reunió a sus mensajeros y empleados y les dijo: "De hoy en adelante queda totalmente prohibido ser cristiano, aquí en mi reino. Los que dejen de rezar al Dios se los cristianos, y dejen de practicar esa religión, quedarán libres. Los que quieran seguir siendo cristianos irán a la cárcel y a la muerte".

Pronto estallo la tempestad. El 15 de noviembre de 1885, Mwanga se valió de un pretexto cualquiera y mandó decapitar a José Mkasa. Los cristianos, continuaron con sus actividades. En mayo del año siguiente, estalló la tempestad. Los cristianos fueron capturados y llamados ante el rey. Y les preguntó si tenían la intención de seguir siendo cristianos,todos contestaron: ¡cristianos hasta la muerte! El rey ordenó que la ejecución se haga en un lugar llamado Namugongo. A tres de ellos, se les mato cuando iban por el camino; los otros en prisión, en  condiciones infrahumanas

El día de la Ascensión, al cielo. El 3 de junio de 1886, fiesta de la Ascensión, fueron sacados de la prisión; envueltos en unos juncos y, ordenados en fila, se les prendió fuego. Carlos Luanga, Andrés Kagwa, y otros veinte jóvenes fueron beatificados en 1920. El 18 de octubre de 1964, el Papa Pablo VI canonizó a los 22 mártires de Uganda.

2º SU MENSAJE: Ante un martirio tan numeroso, se ve como hay de toda clase de tribulaciones, corporales y morales. Y se ve como los Santos Mártires, siempre aceptan sufrirlas, para poder recibir después la gloria. Su mensaje es; por las tribulaciones de la tierra al premio del cielo.

  • Las tribulaciones de esta vida no tienen proporción con la gloria futura. Claro que se padece en este mundo, es verdad; en todas partes nacen las cruces; son frutos maduros de todos tiempos, los producen toda clase de climas;no hay edad, no hay estado, no hay condición que esté exenta de ellas. Hasta teniendo virtudes cristianas, que parece debieran perdonar las cruces, no sólo las fomen­ta, sino que muchas veces las virtudes las producen; como que no pue­de vivir sin ellas.

  • Pocos santos hay en el Cielo que no mezclasen la bebida con sus lágrimas, y menos que ellos mismos no cultivasen las cruces para que creciesen mejor. Pocos siervos de Dios que se hu­biesen contentado con las cruces y con las espinas que nacían, por decirlo así, en su mismo terreno. ¡Qué cuidado, para mortificar su carne, para mortificar sus sentidos, para humillar su espíritu, para crucificar su cuerpo, para aniquilar su amor propio! Las más duras, las más ásperas mortifica­ciones no bastaban para poder saciar el hambre que tenían de padecer. Adver­sidades, persecuciones, desprecios, humillaciones, desgracias, éste era el patrimonio de los santos.

Los tormentos de los mártires. Se puede añadir a todo esto lo que padecieron los mártires: horcas, cadalsos, hornos encendidos, azotes, mutilaciones, etc., nada de esto tiene pro­porción con el premio. Pero no pensemos que sólo no tiene proporción con la gloria futura, aquella felicidad de los bienaventura­dos, aquel gozo del Señor, en que están como embebidos después de esta miserable vida, y es fuera de todo precio, sin medida, sin lími­tes, sin término.

Tampoco tienen proporción con aquel consuelo in­terior, con aquella dulzura, con aquella oculta suavidad, con aque­lla alegría espiritual que acompaña a las tribulaciones, que hace el yugo del Señor tan suave y su carga tan ligera. Vale mucho menos todo cuanto se puede padecer por merecerlo. Por lo menos es muy cierto que en el servicio del mundo se padece sin alivio, sin consuelo, sin fruto y sin recompensa; pero cuanto se padece en el servicio de Dios no tiene proporción con la gloria futura.

 

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que has querido que la sangre de los mártires sea semilla de nuevos cristianos, haz que el campo de tu Iglesia, regado con la sangre de san Carlos Luanga y de sus compañeros mártires, produzca abundante cosecha para tu reino. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

_________________________

4 de Junio

SAN FRANCISCO CARACCIOLO

1º SU VIDA: Nació el 13 de noviembre de 1563. Hijo de Francisco e Isabel eran muy buenos cristianos que tuvieron cinco hijos, cuatro de los cuales se consagrarían al Señor en el estado sacerdotal o religioso. Desde muy niño se mostró compasivo con los más pobres, dejando algo de su comida para ellos.

  • De La carrera de las armas al altar. Su padre le destinó al servicio militar, Se sentía inclinado a las armas, y aprendió mucho en ello. A los veinte años pasó por una enfermedad parecida a la lepra. Todas sus ilusiones en la vida cayeron por tierra. En aquellos momentos le vino una ráfaga de luz a su alma, e hizo la promesa de abandonar el mundo y abrazar la vida religiosa si recobraba la salud. Curó milagrosamente y marchó a Nápoles para estudiar teología. Renunció a la herencia paterna para estar más liberado de las ataduras del mundo. Por fin se ordena sacerdote en 1587.

  • Como una madre con los presos. A los que en aquel tiempo llamaban penitentes blancos que estaban condenados a muerte. Francisco les llenaba de consuelo, hizo mucho bien a estos pobres hombres. Les alentaba a perdonar, a confiar en el Señor, les abrazaba y cuidaba como una madre. Todos ellos morían en gracia de Dios y con gran alegría.

  • Fundador de los Clérigos Regulares. Dios le quería a este santo sacerdote. Junto con otros dos, reunidos los tres con los vínculos de la más pura caridad, se retiraron a la abadía de los padres camaldulenses, cerca de Nápoles, para redactar en el retiro y la oración las constituciones del futuro instituto, que llevaron a cabo en cuarenta días. Funda la nueva orden que se llamará Clérigos Regulares, y que, a diferencia de las demás fundaciones que había, querían hacer hincapié en procurar unir la vida contemplativa con la vida apostólica formando un todo conjunto. Era el 1588 cuando se realizaba.

  • Siempre la voluntad de Dios. Llevar a cabo un buen número de fundaciones privado de recursos. Pero lo que más llamaba la atención a los que le conocían era, su inalterable conformidad con la voluntad divina entre tantas contradicciones como padeció, sin que saliera de sus labios la más mínima queja contra sus opositores. El quiere que todos los hombres amen a Dios con todas sus fuerzas y que huyan del pecado.

La vigilia del Corpus Christi. Entró en agonía por una gran fiebres. Sus últimas palabras fueron: "Vamos, vamos". Le preguntaron adónde quería ir,: "¡Al cielo, al cielo!". Eran las siete de la tarde del 4 de junio de 1608 cuando entregó su alma al Creador. Vigilia de la festividad del Corpus Christi.

2º SU MENSAJE: Sus sermones trataban casi siempre acerca de la misericordia que Dios tiene con los pecadores. Tanto fue así, que la gente le llamabaEl predicador del amor de Dios”. En esto consiste el amor: No en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amo primero”. (1Jn 4,19). Amor con amor se paga, le debemos amor a Dios.

  • ¿Por que tenemos que amar a Dios?: Dice Santo Tomas: <<Que nosotros amamos las cosas porque son buenas, no queremos un veneno, porque es malo, ni cosas o personas que no son buenas. Pero Dios, no nos ama por que nosotros seamos buenos, sino para hacernos buenos>>.
  • Porque nos ha creado: Dijo Dios entonces, hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza”. (Gn 1,26). “Lo hiciste poco inferior a los Ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad, le diste el mando sobre las obras de tus manos, todo lo sometiste bajo sus pies”. (Sal 8,6-7).
  • Porque se encarnó: Se hizo hombre, para que los hombres lleguemos a ser como Dios. “Acampo entre nosotros”. (Jn 1,14).
  • Porque nos hace sus hijos:“Ved que amor nos ha mostrado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios y lo seamos”. (1Jn 3,1).
  • Porque nos perdonó redimiéndonos:Nadie tiene amor mayor que éste de dar la vida por sus amigos. (Jn 15,13). En efecto, aceptó libremente su pasión y muerte por amor a su Padre y a los hombres que el Padre quiere salvar. “Nadie me quita la vida; yo la doy voluntariamente (Jn 10,18).
  • Porque nos envió al Espíritu Santo: El Abogado, defensor, que nos hará comprender todo lo que Cristo nos ha revelado.
  • Porque creó la Iglesia: Y se quedo para siempre entre nosotros. “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. (Jn 13,1).
  • Porque se quedo en los Sacramentos: Mientras vivió en la tierra, de su persona salía un poder para curar, perdonar, etc. Hoy los Sacramentos son la fuente de la gracia de Dios.
  • Porque se quedo en la Eucaristía: Para ser nuestro alimento de salvación. “El que come de este pan, vivirá para siempre”. (Jn 6,51).
  • Porque nos espera en el cielo: Voy a prepararos sitio......"   (Jn 14,3).
  • Porque nos ama siempre: “¿Puede acaso una mujer olvidarse de su criatura, no compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ellas se olvidaran, Yo no te olvidaría”. (Is 49,14-15).

San Juan de la Cruz: <<El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa. Un acto puro de amor a Dios vale más que todos los sermones y cosas que puedas hacer. Hay que amar a Dios con el mismo amor con que Dios nos ama a nosotros>>.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que iluminaste al bienaventurado san Francisco, con el amor de la oración y de la penitencia, concede a tus siervos, que imitando su ejemplo, perseveren en ello. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

5 de Junio

SAN BONIFACIO

1º SU VIDA: nació de una familia anglosajona en Wessex alrededor del 675 y fue bautizado con el nombre de Winfrido. Entró muy joven en el monasterio, atraído por el deseo de querer ser monje. Tenía muchas y notables capacidades intelectuales, parecía dirigido a una brillante carrera de estudioso; escribió tratados, y muchas cartas, también varias poesías.

Sacerdote para Gran Bretaña. Ordenado sacerdote a la edad de cerca de treinta años, se sintió llamado al apostolado entre los paganos del continente. Gran Bretaña, su tierra, evangelizada hacía apenas cien años por los Benedictinos, mostraba una fe tan sólida y una caridad tan ardiente que enviaba misioneros a Europa central para anunciar allí el Evangelio. En el 716 Winfrido, con algunos compañeros, se dirigió a Frisia (la actual Holanda), pero se topó con la oposición del jefe local y la evangelización fracasó. Vuelto a su patria, no perdió los ánimos y dos años después fue a Roma para hablar con el papa Gregorio II y recibir directrices. Le confió con cartas oficiales la misión de predicar el Evangelio entre los pueblos de Alemania.

Nombrado obispo. Confortado y sostenido por el apoyo del Papa, Bonifacio se empeñó en la predicación del Evangelio en aquellas regiones, luchando contra los cultos paganos y reforzando las bases de la moralidad humana y cristiana. Con su gran actividad incansable, con sus muchas dotes organizadoras, con su carácter amable a pesar de su firmeza, Bonifacio obtuvo grandes resultados. El papa entonces “declaró que quería imponerle la dignidad episcopal, para que así pudiese con mayor determinación corregir y devolver al camino de la verdad a los equivocados, y fuese más aceptado.

Otra nueva misión. Contaba cerca de los 80 años y se preparó para una nueva misión evangelizadora, con unos cincuenta monjes volvió a Frisia, donde había empezado su obra. Casi como presagio de su muerte inminente, aludiendo al viaje de la vida, escribía a su discípulo y sucesor en la sede de Maguncia, “Deseo llevar a término el propósito de este viaje Está cerca el día de mi fin y se aproxima el tiempo de mi muerte, subiré al premio eterno”.

Este es el día deseado hace tiempo. El 5 de junio del 754 fue asaltado por una banda de paganos. Él, poniéndose delante, prohibió a los suyos que combatieran diciendo: “Cesad, hijos, de combatir, porque el testimonio de la Escritura nos advierte que no devolvamos mal por mal, sino bien por mal. Este es el día deseado hace tiempo, ha llevado el tiempo de nuestro final”. Fueron sus últimas palabras. Su cuerpo fue llevado al monasterio de Fulda, donde recibio digna sepultura.

 

2º SU MENSAJE: Con gran sentido del deber escribía en una de sus cartas: “Estamos firmes en la lucha en el día del Señor, porque han llegado días de aflicción y miseria. ¡No somos perros mudos, ni observadores taciturnos, ni mercenarios que huyen ante los lobos! Somos en cambio pastores diligentes que velan por el rebaño de Cristo, que anuncian a las personas importantes y a las normales, a los ricos y a los pobres la voluntad de Dios. En los tiempos oportunos e inoportunos”.

Cristo Buen Pastor, modelo de pastores. La Iglesia, es el redil cuya puerta única y necesaria es Cristo. Es también el rebaño cuyo pastor será el mismo Dios, como él mismo anunció. Aunque son pastores humanos quienes gobiernan a las ovejas, sin embargo es Cristo el que les guía y alimenta: El Buen Pastor y Cabeza de los pastores, que dio su vida por las ovejas.

Las defiende de los enemigos:Es al nota más característica de un buen pastor, las ovejas tiene muchos enemigos mortales, los ladrones y las fieras, lobos, etc. Defender el rebaño en ocasiones es difícil, puede peligrar la vida del pastor. Aquí, en estas situaciones es donde se ve quien es bueno o mal pastor. El mercenario es el que cuida las ovejas de otro, y no expone su vida al peligro, huye aunque perezcan las ovejas. “No perecerán para siempre y nadie las arrebatara”. (Jn 10,28).

Jesús, defendió las almas de sus ovejas cuando vivía en la tierra.Defendió a María Magdalena y a otros pecadores. Defendió a los apóstoles cuando les atacaban sus mismos enemigos. Y sigue defendiéndonos a nosotros de los enemigos de nuestra alma. Ante la tentación, podemos llamar al Buen Pastor con esos versos de San Ignacio en la oración que rezaba al comenzar los Ejercicios Espirituales, Alma de Cristo: Del enemigo maligno, defiéndeme. Dentro de tus llagas, escóndeme.

Da la vida por ellas: El asalariado si viene el lobo, se escapa para salvarse él”.(Jn 10,12). Ya lo demostró en la tarde del Viernes Santo en el madero de la cruz, y sigue dándola en el Sacrificio de la Misa, que es una renovación del sacrificio de la cruz. Por lo que nuestra devoción por la Misa, debe de ser muy grande, cada vez mayor. Hoy el mundo se aparta cada vez más de los caminos del Evangelio, y de la Iglesia, y nos es más necesario que las revistas del corazón y los programas de la televisión. “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no anda en tinieblas. (Jn 8,12).

3º SU ORACIÓN: Que la intercesión del mártir san Bonifacio nos ayude, Padre, a proclamar con los labios y expresar con las obras  la misma fe que él predicó con su palabra y testimonió con su sangre. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

6 de Junio

SAN NORBERTO

1º SU VIDA: nació el año 1080 en la pequeña ciudad de Santes, cerca de Colonia. Sus padres descendían de familias nobles, emparentadas con los antiguos césares. Fue enviado a las mejores escuelas de la época que en aquellos tiempos estaban en las célebres Abadías regentadas por sabios y monjes. Todos pronosticaban un glorioso porvenir, por las cualidades de inteligencia y de bondad que arrastraba a cuantos se acercaban a él.

Sobrino de un obispo.El ejemplo de su tío, Federico de Corinthia, arzobispo de Colonia, fue, quizá, la causa de que se encaminara hacia la vida sacerdotal. Su ordenación le introduce en la vida de honores y muchos beneficios tras los cuales correrá hasta que alcance a ser canónigo en la catedral de Colonia. Su vida esta llena de comilonas, banquetes, correrías de caza, fiestas mundanas, etc. Las mujeres le siguen por su belleza, de hombre de iglesia, del que desgraciadamente solo, con esta vida que llevaba, apenas tiene más que el nombre.

Dios le llama a cambiar de vida. Viaja a Roma en compañía del inicuo emperador Pascual II, donde pudo vivir una tragedia que le hizo pensar seriamente el mal camino que llevaba. El emperador encarcelando al Papa y a los cardenales porque no consentían las investiduras de que hacía gala el emperador germano. Norberto sintió aquella villanía de su amo y fue a visitar al sumo Pontífice a la cárcel y a pedirle perdón. Vuelto a Colonia rechazó el obispado de Cambray que le ofrecía el emperador.

Librado del infierno.Se dirigía un día a caballo a un convento de Freten de Westfalia. La tarde se obscureció y cayó una terrible tormenta. En aquel momento un rayo cae sobre Norberto cae envuelto en lodo y ramas de árboles. Podía haber muerto en el acto. Piensa en la muerte y en la gracia de Dios que le ha librado de ir al infierno, sin saber porque no lo habrá hecho. Se arrepiente, hace una confesión general de sus pecados y se ordena sacerdote.

Recupera el tiempo perdido. Quiere ir gritando por todas partes pidiendo perdón por sus escándalos y ayudando a otros a que abandonen la mala vida. Predica mucho sobre este tema sin descanso. Recorre ciudades y países llevando el mensaje de Jesucristo a todas partes.

Fundador y obispo. Después de mucha oración se decide a fundar una Orden Los Premonstratenses. Pronto le siguen compañeros. El pueblo aclama: "¡Norberto, arzobispo de Magdeburgo!". Se resiste pero acepta la voluntad de Dios. Moría el 6 de junio de 1134.

2º SU MENSAJE: Llevando una mala vida como la que llevaba, con peligro de su condenación, nos da ejemplo de recuperar sabiamente el tiempo perdido para Dios. Porque fueron años malos defraudando a Dios y sus designios para con él. con peligro de morir en pecado y merecer condenarse.

El tiempo que Dios nos da. Es algo que solo Él lo sabe, pero podemos ver a nuestro alrededor, que no hay un numero de años designado para todos los hombre por igual, sino, que unos son largos y otros acaban pronto. Ya vemos como se nos pasan los años de deprisa, pasa el tiempo volando, y aun así, nos resistimos a darle todo nuestro tiempo para Dios.

¿Cuánto tiempo tenemos? No lo sabemos, porque la muerte viene a buscarnos cuando quiere. A unos bruscamente, sin la preparación de una enfermad o por la vejez. A otros lentamente, precedida de una retahíla de achaques, de molestias, de amenazas, etc. Es decir, la certeza de nuestra muerte, más o menos lejana debe robustecer nuestra fe, y comprender que la tierra, es un descanso, un breve tiempo de parada, “una mala noche en una mala posada” decía santa Teresa. Y que por fortuna, para poder cambiar, no nos la ha quitado todavía Dios, bruscamente o de lentamente. Debemos tener el deseo de recuperar el tiempo perdido como hizo san Norberto.

El tiempo es la cosa más preciosa. Si el oro es muy valioso porque con el se puede comprar casi todo en la tierra. El tiempo, es más precioso que el oro, porque con el puedes adquirir los bienes eternos. En un minuto se puede adquirir una eternidad feliz, un acto de contrición perfecto en la hora de la muerte, y podemos merecer la salvación. Pero esa felicidad eterna que podemos conseguir en un minuto, la podemos multiplicar cada minuto de nuestra vida. Y por el contrario, cada minuto que perdemos es un minuto para perderlo, ¿tendremos más minutos para convertirnos? ¿Nos dará tiempo en el lecho de muerte, o en un posible accidente mortal? No lo arriesguemos. El tiempo perdido no vuelve. Si no compramos el cielo en un instante, perderemos el cielo, esos instantes perdidos ya no lo volveremos a tener. Cada minuto de nuestra vida, nos dice Dios, puedes comprar el cielo, si no lo aprovechas, te lo quitare y no te lo volveré a dar. Cuanto tiempo perdido que no volverá. Pero, también, desde ahora, cuanto tiempo nos quiera seguir regalando el Señor, se lo debemos dedicar a Él, y recuperar con empeño tanto tiempo para darle tanta gloria que no le hemos dado, y merecer la vida eterna.

3º SU ORACIÓN: Señor, que hiciste a san Norberto un obispo admirable por su espíritu de oración y su celo apostólico, te rogamos, por su intercesión, que tu pueblo tenga siempre pastores según tu corazón que lo conduzcan a la salvación verdadera. Por nuestro Señor Jesucristo….

_________________________

7 de Junio

BEATA ANA de SAN BARTOLOMÉ

1º  SU VIDA: Nació en Almendral de la Cañada, pueblo de Toledo, el 1 de octubre de 1549, en una familia cristiana y campesina, de costumbres austeras y piadosa, siendo la sexta entre siete hermanos. Cuando tenia diez años perdió a sus padres, y viviendo con sus hermanos guardar el rebaño que tenia la familia. Aprendió con el contacto del campo a relacionarse con Dios.

Conversaciones con el Niño Jesús. Pasa en el campo las horas con el pensamiento en el cielo, en contemplación, y ya desde entonces tenia coloquios con Cristo, que, nos asegura, se le aparecía continuamente en figura de niño que conversaba con ella. Lo sentía junto a ella y le contaba sus pensamientos y preocupaciones. Vivía en continua presencia de Dios, que iba a ser la característica de su vida espiritual.

Por esposo solo a Jesus. Al llegar a los veintiún años, sus hermanos quisieron casarla y le buscaron un mozo de buena posición. Ella estaba decidida a consagrarse al Señor y, con habilidad logró burlar las pretensiones de sus hermanos, se presento ante el joven, tan mal ataviada, que no fue aceptada.

Al convento de San José de Ávila. Desde entonces todos sus pensamientos y deseos se encaminaron al claustro, y por consejo del párroco del pueblo, se dirigió al convento de San José de Ávila pidiendo ingresar entre las hijas de Santa Teresa. Sus hermanos se opusieron en un principio Finalmente, ingresó el 1 de noviembre de 1570.

Enfermera de otra Santa. Un día la madre Teresa, le ordenó por obediencia que se convirtiera en enfermera de las demás. Pero pronto, la Santa la convirtió en su confidente, su enfermera, y hasta en su secretaria. Aprendió a escribir de modo milagroso. La Beata Ana la acompañó en sus últimas peregrinaciones, a lo largo de los caminos de Castilla. En la última enfermedad de Santa Teresa no se apartó de su lado. Ella la asistió en su agonía y tuvo reclinada entre sus manos durante varias horas la cabeza de la santa Madre hasta que en ellas expiró. Las descalzas, acudieron a ella para conocer la vida y enseñanzas de su Madre, que mejor que nadie conocía.

Fuera de España a fundar Carmelos y a morir. Pasó a Francia a fundar, a Flandes, y llegó a Bélgica a los sesenta y tres años de su edad, allí vivió hasta su muerte. Murió en Amberes, el 7 de junio de 1626, el día de la Santísima Trinidad. Fue beatificada en 1917 por el Papa Benedicto XV.

2º SU MENSAJE: A lo largo de su Autobiografía, se puede leer con mucho gusto las devociones de la BeataAna, con quien trató a lo largo de su vida, que son un precioso mensaje para los que hoy la tenemos devoción.

1º Su trato con Jesús. Cuenta que en su casa, su padre preparaba las fiestas del Señor. Sus coloquios en la oración, con el Niño Jesus, cuando cuidaba las ovejas en los prados de Almendral. En un sermón de la Pasión, salio triste de la iglesia, porque el sacerdote no predico enardecido sobre Jesucristo, del que decía, que ella hubiera predicado mejor. Los milagros en Amberes, con Jesus Sacramentadoen la custodia, que salvo la ciudad. Las muchas Comuniones en su vida.

2º Su trato con la Virgen. Cuenta, también que su madre era la que preparaba en casa las fiestas de la Virgen.Hayuna placa en la antigua iglesia de su pueblo, de las muchas visitas que hacia a la Virgen de la Antigua a la que se encomienda al morir su madre, como lo haría santa Teresa al morir la suya. Y que rezaba el rosario, aunque se dormía. Se hizo monja de la orden de la Virgen del Carmelo.

3º Su trato con los santos. De niña fue curada milagrosamente en una ermita de san Bartolomé, y lo pone en su nombre de religiosa, Ana de san Bartolomé. Resalta los santos de la antigüedad, y los de su tiempo; P. Ávila, Fray Juan de la Cruz, P. Ignacio de Loyola, P. Francisco Javier, Fray Pedro de Alcántara. ¿Cómo seria su devoción a santa Teresa? Que la vio beatificar y canonizar, que sentiría en aquellos momentos por su Santa.

4º Su caridad con los hermanos. En supueblo, dejaba su comida para dársela a los más pobres. Ensan José de Ávila, santa Teresa le manda a servir monjas enfermas, y alguna cura milagrosamente por su enfermera. La Santa, la escoge para que la cuide por su delicada y exquisito trato con las enfermas. Destaco por su caridad, para con Dios como para con el prójimo.

Vista desde cerca por otra santa.  La Santa, siempre oportuna, dijo en alguna ocasión: “Ana, Ana, tú tiene las obras, yo tengo la fama”. Muestra su gran estima por ella: "Íbamos conmigo, cinco monjas y una compañera que ha días que anda conmigo, freila; mas tan gran sierva de Dios y discreta, que me puede ayudar más que otras que son del coro". (F 29, 10)

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que has hecho a la Beata Ana de san Bartolomé maravilloso ejemplo de humildad, concédenos a nosotros, tus siervos, que, siguiendo sus ejemplos, alcancemos los premios que prometes a los humildes. Por Jesucristo Nuestro Señor.

_________________________

8 de Junio

SAN MEDARDO

1º SU VIDA: nacido en Salency en la segunda mitad del siglo V. Sus padres Néstor y Protagia, buenos cristianos, educaron lo mejor que pudieron a su hijo. Su padre, Néctor, pertenecía a una gran familia franca, y su madre, Protagia, era galorromana. Buena fusión para un santo que habría de influir poderosamente en su pueblo. De su padre heredaría la fortaleza, la decisión e incluso el prestigio para que nadie le tornara por sospechoso. De su madre mamaría la delicadeza, las finas maneras, el gusto depurado.

Llamado para cosas grandes.Estaba llamado por la Divina Providencia para algo muy grande. Eran muchos los prodigios que desde muy pequeño se realizaban sobre él para poder presagiar de este modo. La vida de Medardo esta toda ella rodeada de toda clase de prodigios y de gracias sobrenaturales hasta el punto de llegar a ser uno de los Santos que han gozado y gozan de más fama de "milagreros".

Muy pronto clérigo.Su padre intentó encaminarlo por la carrera militar, pero pronto se dio cuenta que la suya era la de clérigo. Estudió teología y en poco tiempo los superiores le vieron preparado para ser ordenado sacerdote. Pero más aún que en las ciencias se le veía progresar en la santidad, en la oración, en la caridad.

Tenía una vaca preciosa.Una anécdota que ha llegado hasta nosotros. El santo soltaba su vaca al prado, y para saber si se alejaba, la puso una esquila. La becerra comía aquí y allí, bajaba hasta la ribera del río, oía la cencerra, escuchaba su sonido, y sabía las andanzas de su vaca. Si alguna se extraviaba demasiado, San Medardo lanzaba un silbido y la vaca volvía. Pero un día la vaca se alejó. Al principio oía el cencerro, pero lo dejo de oír, un ladrón la había robado. A la mañana siguiente se presentó el ladrón, sin que nadie le obligara. Venía obligado por la esquila de la vaca. Cuando la robó, para que no sonara, le quitó el cencerro, y lo escondió en sus alforjas; pero el cencerro sonaba y sonaba. Después lo enterró en el suelo, y el cencerro seguía sonando. En su casa lo escondió entre el heno. Pero el cencerro no dejaba de sonar. Aquella noche el hombre no pudo pegar el ojo, oyendo incesantemente la esquila de la vaca. Cuando a la mañana siguiente le explicó al Santo lo ocurrido, le respondió: Hijo, eso es la esquila de tu conciencia. El remordimiento no te ha dejado dormir. Es la consecuencia de todo pecado.

Obispo muy padre. El año 530 es elegido Obispo. Se entregó de lleno como padre al cuidado de su clero y los fieles. Por ellos estaba dispuesto a morir. Lleno de trabajos y milagros moría el año 545, el 8 de junio.

2º SU MENSAJE: La simpática anécdota de la vaca y otras más que le sucediera, tiene su moraleja, que es lo que les contestaba el santo a los que robaban y cometían un pecado. El remordimiento de su conciencia.

Dios se hace presente en el hombre por la conciencia: “Por la llamada de la conciencia llevamos inscrita la ley de Dios en el corazón”. (Rom 12,15). San Agustín dice: <<En el interior del hombre se encuentra así mismo y con Dios>>. (Te buscaba fuera, y te tengo dentro).

Es una voz interior que nos acusa, o desaprueba nuestras obras si son malas, y las aprueba o aplaude si son buenas, cuando actuamos bien se enciende la luz de nuestra conciencia. Verde: de satisfacción por haber cumplido la voluntad de Dios. Roja: de remordimiento por no haber cumplido la voluntad de Dios. Avisa reprende enseguida de cómo actuamos, y esto solo lo puede hacer Dios que se hace presente en el interior de nuestra conciencia, y hace que sintamos de esta manera, paz, o intranquilidad. <<La conciencia es el núcleo interno del hombre, donde este descubre la ley inscrita en el corazón que le invita hacer el bien, y evitar el mal>>. (GS. 16).

           

Anécdota: Un labrador, en cuya tierra escaseaba la cosecha, decidió apoderarse de parte de lo que tenia el de la finca de al lado. En una noche serena y oscura, el labrador y su hijo se encaminaron hacia la linde más lejana del campo del vecino. Llevaban tres grandes cestos para llenarlos de espigas. Cuando llegaron a la valla que separaba las dos tierras, el labrador miro sigilosamente a su derecha y a su izquierda, hacia delante y hacia detrás. Ya a punto de saltar y entrar a robar las espigas, el niñote dijo. Papa, te olvidaste de mirar hacia arriba.El niño sabía lo que su padre había olvidado, porque Dios nos ve siempre. “En Él vivimos, en Él nos movemos y en Él existimos”. (Hech 17,28). Le dio tanto remordimiento de conciencia, que se marcharon sin robar las espigas, y además dando gracias a Dios por ello, y a su hijo pequeño.

Nuestra experiencia personaltambién nos convence de que esta voz interior, llamada conciencia, está fuera de nuestro controly se expresa directamente sin depender de nuestro deseo. Del mismo modo que no podemos convencemos de que estamos saciados cuando tenemos hambre, o de que estamos descansados cuando estamos cansados, tampoco podemos convencernos de que procedimos bien cuando nos acusa nuestra conciencia. Para un pecador no existe mayor alivio y felicidad que recibir la absolución de sus pecados y tranquilizar su conciencia.

 

3º SU ORACIÓN: Concédenos Señor, que la fiesta de san Medardo, obispo, aumente en nosotros el espíritu de la devoción y el deseo de la salvación eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

9 de Junio

SAN EFREN, DIACONO

1º SU VIDA:Nació en Nísibe, de familia cristiana, Poco sabemos de su niñez hacia el año 306 Se ordenó de diácono y ejerció dicho ministerio en su patria y en Edesa, de cuya escuela teológica fue el iniciador. A pesar de su intensa vida ascética, desplegó una gran actividad como predi­cador y como autor de importantes obras, destinadas a la refutaci­ón de los errores de su tiempo.

Fundador de escuelas.El Obispo de Nísibe, le encomendó que abriera una Escuela en la que se enseñase, sobre todo, la Sagrada Escritura. En ese momento el rey amenazaba de saqueo y muerte a la cuidad. Efrén se puso en oración y pidió fervorosamente por la ciudad. Y la noche anterior, el Señor envió una gran cantidad de insectos a los soldados que iban a saquearla que les obligó a huir de allí. En Edesa fundó otra Escuela Bíblica que influyó mucho en todos aquellos contornos y aún más allá. Hasta los que no tenían conocimientos de nada, citaban las Sagradas Escrituras.

Encuentro de dos santos.Su encuentro con San Basilio, cuyo nombre llenaba toda la cristiandad, fue emocionante como el mismo San Efrén nos lo cuenta. Era por el 370. Después de las respectivas presentaciones, le dijo San Efrén: "¡Oh Padre mío, guárdame de mi debilidad y de mis negligencias; dirígeme por el camino recto, el Dios de las inteligencias me ha traído hasta ti para que seas mi médico. Detén mi navío en la onda del reposo!". Este quiso que se ordenara de sacerdote, pero Efrén Diacono, no acepto aquella dignidad.

Doctor de la Iglesia. Esuno de los más esclarecidos doctores de la Iglesia de Siria. Tiene comentarios a las Sagradas Escrituras, sobre un gran número de libros sagrados tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Himnos fúnebres. Himnos,  comentarios sobre la Virgen María, especialmente sobre la Inmaculada. Fue un escritor prolífico; son obras de exégesis, de polémica, de doctrina y de poesía, todas escritas en verso. Sus comentarios comprenden el Antiguo Testamento y partes del Nuevo. Y muchas homilías.

 

Muere pobre con los pobres.Tenía unas entrañas muy blandas con los necesitados. Dio cuanto tenía para los pobres. Reprendió a los ricos que no eran generosos con los pobres y les dejaban morir de hambre. Ya anciano se puso a edificar un hospital con limosnas para sus conciudadanos de Edesa. Ellos llorarán su muerte como la del padre más amado. Se iba al cielo el 373 ordenando que no se le hicieran honras fúnebres aunque en esto sus hijos espirituales no le hicieron caso. No fue sino hasta I920 cuando el Papa Benedicto XV extendió su fiesta a la Iglesia Universal proclamándolo Doctor.

2º SU MENSAJE: La experiencia que tuvo el Santo, al conocer a san Basilio; “guárdame de mi debilidad y de mis negligencias; dirígeme por el camino recto”es, sin duda, la ayuda y el mejor ejemplo que nos da para nuestra vida espiritual. Contar con un buen director espiritual para nuestras almas.

            ¿En que consiste la dirección espiritual? Sencillamente, en una ayuda. La queja del paralítico del Evangelio, expresa muy bien este sentido. “Señor, no tengo a nadie que me ayude a entrar en el estanque cuando se mueve el agua. Mientras trato de llegar yo, otro se me ha adelantado”. (Jn 15). Para el camino que conduce a Dios, no solo son necesarias las ayudas físicas, como necesitaba el paralítico para entrar en la piscina. Sino, que es necesaria la gracia de Dios. Y para ello, muchas veces necesitamos un intermediario que nos ayude, que nos explique, que nos interprete los designios de Dios.

            Dios es el único guía de las almas. Dios habla por medio de Jesucristo, por medio de la Iglesia y la Iglesia por boca de sus ministros. Así Lo quiere Dios. El mismo envió a su Hijo al mundo para ayudar a salvarse a los hombres. Y Jesucristo, ha querido dar a conocer la verdad que necesitamos saber para ir al cielo, a través de otros hombres. “Id, y predicar el evangelio. Quien a vosotros oye, a mi me oye

            La dirección espiritual, es una ampliación de la confesión. Claro esta, cuando el director es un sacerdote, porque puede ser un seglar bien formado para esta misión. El penitente que desea más conocimientos sobre su camino de santidad, suele buscar esa ayuda fuera del confesionario.

            El fin de la dirección espiritual. Iluminar el espíritu, ayudar a la voluntad a querer lo bueno y consolar en las aflicciones.

            Iluminar el espíritu. Dar a conocer al alma lo que Dios quiere sobre ella. Cierto que el alma ya sabe que tiene que ser santa. Pero no siempre conoce los medios de que se debe valer, porque muchas veces se ignoran.

Ayudar a la voluntad a querer lo bueno. Es decir, enseñar al alma el camino que tiene que seguir. Muchos quizás, desean ser mejores, pero no tiene la ayuda que necesitan y ni lo intentan. Y siguen en lo menos bueno para ser santos, y esto es muy peligroso, porque no se avanza nada.

Consolar en las aflicciones. Llevar a las almas al consuelo espiritual, que tantas veces si no se encuentra, las almas se enfrían con relación a Dios, y no lo ven como un beneficio para su santificación. Es necearía esta ayuda para que el alma lo entienda y aproveche la aflicción para santificarse.

3º SU ORACIÓN:Señor del cielo y de la tierra, infunde en nuestros corazones el Espíritu Santo que impulsó al diácono san Efrén a cantar con alegría la belleza de tus misterios. Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

10 de Junio

BEATO JUAN DOMINICI

1º SU VIDA: nació alrededor del año 1355 en Florencia. Hijo de Paula y Domingo muy pobres. Pero en aquella casa Dios lo llenaba todo, y todo lo envolvía y transformaba. Se comenzaba el día en la iglesia de los dominicos de Santa María-Novella, y se terminaba la tarde allí mismo.

La Orden de Predicadores.Pidió el ingreso en los dominicos y no fue admitido. De nuevo volvió a pedir ingreso y los padres comprendieron que aquel joven tenía en su vida un camino único, ser de la Orden de santo Domingo, Juan fue admitido.

Florecen las virtudes en el novicio.Un religioso entregado a Dios plenamente. El silencio, la oración, el sacrificio de su vida, la amabilidad con todos, el amor grande a Dios y a los hermanos, junto con el esfuerzo continuo y vigilante de no ofender en nada a Dios. El estudio, era algo muy querido, que al terminar la carrera, se le propuso para graduarse, pero renunció.

Ordenado de sacerdote.Brota en él aun más el amor a las almas, que se desata en la predicación. Aunque su lengua es torpe. Estando en Siena le invadió la tristeza. Se sintió inútil. Lloró, y se arrodilló ante una imagen de Santa Catalina, pidiéndola un milagro. La santa se lo concedió. Su lengua se torna ágil y expedita. Toda Florencia buscara al extraordinario y predicador. Habrá días que suba al púlpito cinco y seis veces. Recorre las principales ciudades y pueblos de Italia.

Una idea le obsesiona: La restauración de los conventos. El de Santa María-Novella vio morir en cuatro meses a setenta de sus frailes por la peste. Los supervivientes se retraían y se sentían incapaces del rigor primitivo. Juan predicaba. Los jóvenes eran su presa. Necesitaba muchachos generosos y decididos, y los tuvo en gran número después de su predicación. Acepta ser el prior de varios conventos para imponer la reforma.

Arzobispo de Ragusa y cardenal."Acepto esta dignidad como Cristo aceptó su corona de espinas”. El, que había aceptado la púrpura cardenalicia para el bien de la Iglesia, después renuncia humildemente. Ahora que su labor parecía ya terminada. Despojándose de los distintivos fue a sentarse entre los obispos. Aquel gesto hizo que los cardenales lo volvieran a incorporarle al Sacro Colegio. Cuando trabajaba en el proyecto de una grandiosa obra apostólica y de evangelización de aquellos reinos, el Señor le llamó a su regazo. Murió a los setenta años, el día 10 de junio de 1420. Fue beatificado por Gregorio XVI.

2º SU MENSAJE: Nos dejo algunos escritos, de entre ellos destaca el libro Del amor de caridad. En uno de sus capítulos explica como la fe y la esperanza mira al hombre, a nuestra vida en la tierra, pero la caridad tambien la necesitaremos en el cielo para estar continuamente amándolo. La virtud más grande es el amor <<La fe y la esperanza se ordenan solamente al hombre; el amor se ordena a Dios; La fe puede mover montañas, el amor crea las montañas, el cielo y la tierra;

La fe anima a la criatura para que se esfuerce por alcanzar el paraíso; el amor ruega a Dios que baje con su fuego a la tierra de tal manera que el hombre por el camino de su amor alcance el cielo.

La fe dice: sirve, oh hombre, a tu Dios como se debe; el amor: hazte, oh Dios, hombre y sirve al hombre, que te debe mucho de cuanto tiene.

La fe dice: llama, oh hombre, a la puerta del cielo para que abran; el amor dice: oh Dios, abate las puertas del cielo para que el hombre lo encuentre abierto.

La fe enseña al hombre a morir por el amor de Dios, el amor invita a Dios a que muera por el hombre y al hombre a que muera por su Dios.

La fe muestra a Dios de lejos; el amor lleva al hombre a Dios, y el amor hizo a Dios hombre y al hombre Dios.

La fe es tan solo señora, porque reina sólo aquí donde no tenemos ciudadanía permanente, mientras esperamos la futura; el amor es el emperador del cielo y de la tierra.

La fe es un campesino; el amor un caballero.

La fe es emperatriz de muchas humildes criaturas de aquí abajo; el amor es emperador de los ángeles.

La fe domina sobre los siervos; la caridad sobre los hijos y los santos.

 

Considera bien este ejemplo:Si en el sol hubiese un universo como el nuestro, ¿por quién sería alumbrado, calentado, vivificado y regido? Cierto es que no por sus rayos sino sólo por su esencia, porque el sol contendría en ella todo aquel universo. Efectivamente, el sol ilumina a nuestro mundo, lo calienta, le da vida y lo rige no por si mismo, ya que no puede venir a nosotros, sino por medio de los rayos que nos envía. Y así la razón por la cual el sol hace esto por medio de sus rayos es porque no puede desplazarse hasta nosotros. Esto y mucho más puedes pensar de Dios>>.

3º SU ORACIÓN: Padre, que nos iluminas con el sol de tu Palabra, concédenos vivir de fe, esperanza y amor, para que seamos digna imitación de tu Hijo, que pasó por en medio de nosotros haciendo el bien. El vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

_________________________

11 de Junio

SAN BERNABÉ

1º SU VIDA: No es mucho lo que sabemos de Bernabé como le llamaron los Apóstoles, aunque su nombre era José. Parece ser que era uno de los judíos de la diáspora y que había nacido en Chipre. Aprendió en la escuela de Gamaliel, sabio en la ley de Moisés, donde pudo conocer a Esteban y a Saulo.

 Se unió a los apóstoles. Dicen los hechos de los Apóstoles; "Vendí el campo que tenía, y llevó el precio, y lo puso a los pies de los Apóstoles". Pertenece el número de los 72 discípulos que siguieron al Maestro. Aunque el apóstol Pablo siempre llama a Bernabé "apóstol", porque parece estuvo más asociado al Colegio Apostólico que el resto de los Discípulos. No es del número de los 12 elegidos por el Señor.

Compañero de san Pablo. Bernabé llevo ante los apóstoles a Pablo. Dice el libro de los Hechos de los Apóstoles: "Entonces tomó de la mano a su amigo, lo llevó a los Apóstoles y les contó cómo se le ha había aparecido el Señor en el camino". Los enviaron a Antioquia donde predicaron juntos por el tiempo de un año, con gran provecho para los fieles. De Antioquia pasa Bernabé a Chipre donde predica con ardiente celo el Mensaje de Jesucristo. Acompaña a Pablo en su primer viaje. Por todas partes va dando testimonio de su celo por la gloria de Dios. A todos quiere convertir a la verdadera fe.

Mirando a Jerusalén. Volvió y allí se encontró con Pedro y con otros apóstoles, para que ellos predicasen a los hebreos, y Saulo y Bernabé a los gentiles. No es fácil precisar los trabajos y persecuciones que pasaron en la predicación del Evangelio, y plantar a Cristo en los corazones de los hombres.

            Conflictos entre Pablo y Bernabé. Ante el segundo viaje misionero surgió un conflicto entre Pablo y Bernabé. Bernabé quería llevar a su primo Juan Marcos y Pablo se oponía por haberles abandonado en la mitad del primer viaje. Decidieron separarse. San Pablo se fue de viaje con Silas y Bernabé partió a Chipre con Juan Marcos. Mas tarde se volvieron a encontrar como amigos misionando en Corinto (1ªCot. 9, 5-6), por lo que se deduce que Bernabé aún no había muerto en los años 56 o 57 Mas tarde, San Pablo invita a Juan Marcos a unirse a él, cuando estaba preso en Roma, esto nos da a entender que Bernabé ya había muerto alrededor del año 60 o 61.

            Muerte por Cristo. Sufrió como todos los apóstoles el martirio, ya que había expuesto su vida por el nombre de Jesus. La Iglesia latina y la griega celebran la fiesta de San Bernabé el 11 de junio. La Iglesia católica lo ha tenido siempre veneración, su nombre figura en el canon de la misa.

2º SU MENSAJE: Sin las virtudes humanas, las sobrenaturales no tienen donde apoyarse. A Bernabé podemos considerarlo como el Patrono de las virtudes humanas. San Juan Crisóstomo, que quizá conoció fuentes autorizadas, dijo de Bernabé: "En todo era excelente: bella disposición, genio apacible, generoso, recto, sincero, lleno de bondad; de educación esmerada, de modales atentos y finos, de tanta modestia y compostura, que se atraía la simpatía de cuantos le trataban, y arrastraba y cautivaba los corazones".

Son la base humana de la vida cristiana. Las virtudes naturales resultan, de gran importancia para la perfección cristiana, que es al mismo tiempo van unidas madurez humana y sobrenatural. Las virtudes humanas: Son las que nos ayudan a ser mejores personas, a crecer como seres humanos. Como son la generosidad y la honradez, el orden y la responsabilidad, la fortaleza y la sinceridad, entre otras. Las virtudes cristianas, que son las que nos ayudan a llegar verdaderamente a Dios, a ser mejores cristianos. Como la caridad y la castidad, la humildad y el perdón, la pureza y la abnegación, y muchas más.

Las virtudes humanas son el cauce para que Dios obre, hasta el punto de que, quienes no tienen fe o viven alejados de la gracia de Dios, esas virtudes, cuando existen en las personas, son como un reducto de bondad, que les disponen de algún modo para recibir la acción de la gracia. La vida sobrenatural que es la vida de la gracia en el alma, está íntimamente entrelazada con la perfección de las virtudes naturales. Para canonizar un santo, la Iglesia exige la prueba de virtudes heroicas, teologales, morales o humanas. Aunque la gracia de Dios puede transformar a las personas, lo normal es que requiera la colaboración de las virtudes humanas.

Necesitamos de las virtudes humanas para ser apóstoles. Porque si no, no brillarán tampoco en nosotros las virtudes sobrenaturales. No daremos buen ejemplo. No dejaremos ver en nosotros, a esos apóstoles de Jesucristo. Todos los santos han sido hombres o mujeres normales, como nosotros, pero  ellos, a pesar de sus dificultades, iguales a las nuestras de hoy, quisieron y supieron cómo educarse para vivir las virtudes, tanto humanas como cristianas.Importa mucho cultivar las virtudes naturales, que constituyen como el carente de identidad del cristiano para andar por el mundo, la llave que abre el corazón de quienes se acerca. No creerán nada de lo que les predicamos, si no ven en nosotros un comportamiento correcto humano.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que para convertir a los paganos elegiste a san Bernabé, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo; te imploramos que el Evangelio de Cristo predicado por él con tanta fuerza, sea siempre anunciado con palabras y obras. Por Jesucristo, nuestro Señor.

_________________________

12 de Junio

SAN JUAN de SAHAGUN

1º SU VIDA: Nació en Sahagún, día 24 de junio de 1430, en León, hijo de Juan González del Castillo y Sancha Martínez. le educaron con la seriedad de castellanos bien formados en la fe de Jesucristo. Al pequeño Juan se le veía crecer de día en día en ciencia y virtud. Su padre quería que fuera militar pero los designios de la Divina Providencia no eran las armas. Le atraía más la Iglesia que el cuartel y más la oración que la espada.

 

Manifestó pronto los deseos de ser cura. Su padre, buen cristiano, no se opuso cuando su hijo le manifestó sus deseos de ser sacerdote. Estudió con los Padres Benedictinos. Llamaba la atención por su ejemplar comportamiento. Los compañeros le querían mucho por su sencillez y bondad. Los superiores lo ponían siempre para los otros estudiantes como modelo. Se ordenó sacerdote y fue el paje del arzobispo de Burgos D. Alonso de Cartagena, y después canónigo de la catedral y capellán. Tenía nada más que veinte años.

Se marcha a Salamanca a ser fraile. Renunció a todo y marchó donde pensaba pasar desapercibido de todos y poderse entregar al estudio la oración y caridad. Allí echaría raíces y haría un gran bien a todos. Se entregó de lleno a la predicación. Era el más escuchado predicador de Salamanca.

Cura de una enfermedad milagrosamente. Le sobrevino una rara enfermedad de la que curó de modo milagroso. Esta fue la gracia definitiva. Lo cuenta él mismo: "Lo que pasó aquella noche entre Dios y mi alma El solo lo sabe; y luego, a la mañana, fuime a San Agustín, alumbrado por el Espíritu Santo y recibí este hábito". Era el 18 de junio de 1463. Empezó el noviciado a los treinta y tres años, y se llamará Fray Juan de Sahagún, agustino.

“El Pacificador”. Así era conocido como el hombre que causaba la paz. Ardía la ciudad de Salamanca en una guerra civil, causada por odios y rencores de unas familias. Las muertes estaban a la orden del día. Fray Juan estaba siempre dispuesto para acudir a pacificar los ánimos, "El pacificador” obró muchos milagros.

Muerte trágica por predicar. Finalmente después de haber pacificado mucho, y convertido a penitencia a innumerables pecadores, quiso el Señor, que muriera al santo, como Juan el Bautista, una mala mujer, que vivía con un hombre en adulterio, al escuchar predicar este, al santo, se aparto de esa mala y peligrosa amistad. Fue envenenado por la mujer y moría el 11 de junio de 1479, a los 49 años.

2º SU MENSAJE: Mereció ser llamado “el pacificador”. Es digno de consideración este don que Dios le hizo al santo, de poner paz entre los que estaban en guerra, venganzas, odios, rencores, etc. sembrador de paz.

Bienaventurados los pacíficos porque ellos serán llamados hijos de Dios”. Jesús les proclama hijos de Dios. De tal manera procuran la paz con el prójimo que jamás consienten en quebrantar la caridad, sufren los defectos y las injurias y vuelven bien por mal. Por esto, solo los que procuren la paz entre los hombres serán llamados hijos de Dios. Los que ponen todo de su parte, sobre todo cuando se levantan redecillas, divisiones, antipatías y envidias. El mundo, de espíritu opuesto, proclama que las injurias no se pueden tolerar; que hay que ser buenos pero no tontos, no dejarse pisar, que el hombre ha de mantener su dignidad por encima de todo, caiga quien caiga. Matar al otro, al menos en su corazón, estos no son pacíficos.

 

Los sembradores de paz. Es lo contrario a los que fomentan la discordia, la dsicursión, los sembradores de cizaña, de líos, de riñas, etc. Sabiendo lo que es la paz, se deduce quienes son los sembradores de ella.  

Hay pacificadores de las almas. Habrá paz en el alma cuando las pasiones no hagan sus caprichos, se dejen guiar por la razón iluminada por la fe y no se revelen contra la voluntad que les manda conforme a la razón y a la fe. Siembra el desorden y ahuyenta la paz, el pecado. Mientras exista en el alma el pecado no puede reinar en ella la paz. Hay inquietud, remordimiento de conciencia. El arrepentimiento es quien restablece el orden y devuelve la paz al alma. Es sembrador de paz en sí mismo el que evita el pecado.

           

Son sembradores de paz en los demás los apóstoles que trabajan para que los hombres no pequen y los pecadores se arrepientan de sus pecados. Así, pacifican sus almas interiormente y las pacifican con Dios, sometiéndolas a él y restableciendo la amistad que se rompió. 

Son sembradores de paz los que se esfuerzan por reconciliar a los enemistados; por reconstruir los hogares, por limar asperezas que causan riñas y descontentos. Los que luchan por que se implante la justicia social; y los que predican la caridad. Todos los que trabajan por mantener el orden en la sociedad, son sembradores de paz; porque la paz es el fruto del orden.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, autor de la paz y amante de la caridad, que coronaste al bienaventurado san Juan de Sahagún, con la admirable gracia de pacificar a los enemistados; concédenos por su meritos e intercesión, que afianzados en tu caridad, no nos separemos de ti por ningún motivo. Por Jesucristo nuestro Señor.

_________________________

13 de Junio

SAN ANTONIO de PADUA

1º SU VIDA: Nació en Lisboa el año 1195, hijo de una familia muy importante de Portugal. Ya desde muy pequeño tuvo una gran devoción a la Virgen María y al Niño Jesús, la cual conservó siempre llevando una vida austera y de recogimiento a los ojos de los demás. Se le impuso el nombre de Fernando con el que se le conocerá hasta los veintiocho años cuando ingresó en la Orden Seráfica que cambiará por el de Antonio.

Fraile agustino. A los 15 años entró en el monasterio de Canónigos Regulares de San Agustín de San Vicente de Fora, cerca de Lisboa. Allí tomó el hábito e hizo profesión durante dos años, para trasladarse después al Convento de Santa Cruz de Coimbra, porque le atraía mucho la sencillez de los hijos de san Francisco. Asimila muy bien la Regla y vive las virtudes. Fue ordenado de sacerdote probablemente entre 1218 y 1219.

Conoce a san Francisco de Asís. Sus primeros pasos de fraile los paso en África, pero tuvo que volver a causa de una enfermedad, desembarcando en Sicilia, donde se encontró con San Francisco de Asís. Durante diez años predicó por Italia y Francia le seguían muchas personas que querían oír sus palabras. Según la tradición, aparte de hablar a los hombres, lo hacía también a los pájaros y a los peces. Atribuyéndole infinidad de milagros.

Maestro de los franciscanos. Al cabo de unos años de apostolado eficaz fue nombrado Antonio profesor de teología. Habiendo conocido San Francisco de Asís su sabiduría y gran santidad, convencido de la necesidad del estudio que tenían sus frailes para poderse desenvolver mejor en la Orden, le escribe una carta: «A fray Antonio, mi obispo, fray Francisco, salud en Cristo: Me place que interpretéis a los demás frailes la sagrada teología, siempre que este estudio no apague en ellos el espíritu de la santa oración y devoción, según los principios de la regla. Adiós». Con el beneplácito del santo fundador fue San Antonio el primer Lector de teología que tuvo la Orden franciscana.

Al cielo lleno de meritos. El 13 de junio de 1231, cuando San Antonio tiene sólo 36 años, Dios se lo lleva al cielo.El religioso que le asistía le preguntó qué cosa veía, respondió: «Veo a mi Señor». Muere en el convento de Arcella y es trasladado al de Santa María de Padua. Un año después, el 30 de mayo de 1232, el Papa Gregorio IX lo elevó a los altares. El 16 de enero de 1946, "El Santo de todo el mundo" le llamó el Papa León XIII. El Papa Pío XII lo declaró Doctor de la Iglesia con el título de "Doctor Evangélico".

2º SU MENSAJE: San Antonio de Padua, es sin duda alguna, el santo más popular de la Iglesia, sobre todo, para la gente humilde que sabe recurrir a él buscando la ayuda y el ejemplo en las cosas ordinarias y sencillas. Conociendo por propia experiencia lo poderosa que es su protección.  Su imagen siempre suele aparecer con el Niño Jesus es sus brazo, y con el pan de los pobres.

 

1º Con el Niño Jesus en sus brazos. Que bonitas que son las imágenes de san Antonio, con el Niño Jesús en los brazos como la Virgen, como san José. Esto se debe a la gran devoción que tenía por el Niño Jesús a lo largo de toda su vida. Hay una tradición, que pocos días antes de su muerte, San Antonio tuvo una visión, el Niño Jesús, sonriente y le iluminó toda la habitación. Una vez muerto el santo, el hermano que lo había visto lo contó. Nos tiene que animar a tener mucha devoción a Jesus Niño.

¡Cuanto poder tiene un niño sobre el corazón del hombre! Lo primero que se nos ocurre, es hacerle una caricia. Como son tan débiles e indefenso, Dios les ha provisto de una especial armadura muy eficaz, que es un espíritu admirable para despertar nuestro cariño y ternura. Esta amabilidad y ternura, este atractivo de todos los niños, adquiere un relieve mayor en el Niño Jesús de Belén, no solo porque es niño, sino, porque también este niño es Dios.

2º Con el pan de los pobres. A parte de llevar al Niño Jesús en sus brazos, a San Antonio se le representa muchas veces con un pan en la mano, es el conocido "Pan de los Pobres". Durante su vida, san Antonio compartió sus alimentos con los más necesitados, uno de ellos, fue el pan. Se dice que incluso iba a los hornos donde lo hacían, para que le dieran pan para los más pobres. En sus sermones, Antonio no se cansaba de invitar a los ricos y poderosos a compartir sus bienes con los más pobres, al menos, que no les faltase el pan, que es lo que Jesus dice en el Padre Nuestro, “el pan nuestro de cada día danos hoy”. 

Ha sido durante mucho tiempo el remedio de muchos pobres en las casa de los franciscanos y en muchas parroquias donde esta el cepillo. Al que, los agradecidos al santo por algún favor, le pagan, porque sabemos que es de su agrado, dando una limosna para los pobres. Santa y bendita costumbre, que si no tenemos, debemos habituarnos a ella.

 

3º SU ORACIÓN: Padre todopoderoso y eterno, que nos diste en san Antonio de Padua un gran predicador del Evangelio y un intercesor en nuestras necesidades, concédenos por sus ruegos que vivamos cristianamente y experimentemos tu ayuda contra toda adversidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

14 de Junio

SAN ELISEO, PROFETA

1º SU VIDA: Eliseo significa "Dios es mi salvación" es una figura dominante en el siglo IX antes de Cristo. Por la Biblia sabemos que su padre se llamaba Sabat, que era originario de Abel Meholah, al sur de Bet-Shan, y que su familia era una familia bien acomodada (1Re 19,16-19). Dios lo elige directa y especialmente para que vaya en seguimiento de Elías (1Re, 19,19) al cual sucederá después de la misteriosa desaparición de éste, heredando su espíritu en la media establecida por la Ley para los primogénitos.

Estaba arando en un campo. De pronto se le acercó el profeta Elías y echándole su manto sobre los hombres, lo invitó a seguirlo y a dedicarse a extender la religión. Eliseo aceptó, pero le pidió permiso para ir antes a despedirse de su familia. Luego volvió y mató sus dos bueyes y repartió esas carnes entre los demás compañeros de trabajo, y quemó sus utensilios de arar, y así, libre de todo impedimento, se fue con Elías.

 

Dame una parte de tu espíritu. Pasando el Jordán, Eliseo le pidió a Elías un favor muy especial: "Padre, te pido que cuando tú te vayas, me pase a mí una buena parte de tu espíritu, de tus poderes". Elías dijo: "Si me logras ver, cuando sea elevado se te concederá esto que has pedido". Luego llegó un carro de fuego y se llevó a Elías, y mientras este subía por los aires, Eliseo lo veía y le gritaba: "Padre mío, padre mío". A Elías se le cayó el manto y Eliseo lo recogió.

Resucito a un niño. Una mujer sunamitia le daba siempre hospedaje gratuito a Eliseo cuando pasaba por allí misionando. El profeta para agradecerle sus favores, obtuvo de Dios que le concediera un hijo en su matrimonio, pues ese hogar no había tenido hijos. Pero un día el niño estaba trabajando en el campo con su padre y exclamó: “¡me duele la cabeza", y se murió. La sunamitia fue corriendo donde Eliseo que estaba a bastantes horas de camino y le suplicó que corriera a darle una bendición a su hijo. Llegó Eliseo, después de suplicar a Dios, obtuvo la resurrección del niño.

Cura a un leproso. El rey de Siria tenía un general muy estimado, llamado Naaman. Pero este militar se volvió leproso. Una muchacha israelita les contó que en Israel había un profeta que hacía muchos milagros. El rey le envió a Naaman a que lo curara. Eliseo le mandó que se bañara siete veces en el río Jordán. A la séptima vez, se le fue completamente la lepra.

Culto al santo Profeta. Se extendió de Oriente a Occidente, como el del Profeta Elías. Su oficio litúrgico lo compuso Roberto de Bale (1503).

2º SU MENSAJE: Los profetas del Antiguo Testamento, son un anticipo de lo que debemos de ser nosotros también, todo cristiano debe de ser profeta.

            ¿Qué es un profeta? es el que habla en nombre de otro. El que anuncia y denuncia. Profeta de Israel, es el mensajero, el embajador de Dios, que habla al pueblo en el nombre de Dios. Esta es la misión principal, comunicar al pueblo la palabra de Dios. En ocasiones para acreditar su misión, hacían milagros y precedía los acontecimientos futuros.

            Jesucristo es el gran Profeta. Los profetas de Israel hacían milagros en el nombre de Dios y con el poder comunicado por Dios para probar que eran delegados, embajadores de Dios. Jesus, el profeta por excelencia, hace milagros en nombre propio, y los hace para probar que es Dios. Él por ciencia propia conocía los acontecimientos pasados, presentes y futuros; por eso conocía los pensamientos e intenciones ocultas de las personas que le rodeaban y anunciaba los acontecimientos futuros. Los hombres de su tiempo le tuvieron por profeta. “¿Quién dicen los hombres que soy yo? Unos que Juan el Bautista, otros que Elías y otros que uno de los profetas”. (Mc 8.27-29). Jesus mientras vivió en el mundo, comunico a los hombres el mensaje de salvación, con si predicación y con su ejemplo de vida.

            Función profética del cristiano. Por el bautismo todos somos sacerdotes, profetas y reyes. Jesus elige delegados suyos a quienes les hace participes de esta misión de profetas, hasta que vuelva al fin de los tiempos. No solo a través de la jerarquía, que enseña en su nombre y con su potestad, sino también por medio de los laicos, a quienes constituye en testigos y los ilumina con el sentido de la fe y la gracia de la palabra. Jesucristo quiere continuar, por medio de los cristianos laicos, su mensaje de salvación. Quiere que cumplamos esa misión por medio del testimonio de vida y por la palabra.

            Campo para ejercer. Todos los sitios donde vivimos, donde trabajamos ejerciendo nuestra profesión o desempeñando algún cargo. Pero, sobre todo en el hogar familiar, donde la fe debe de trasformar más cada día. Los esposos, los padres con los hijos, los hermanos, etc. En todas partes debe de hacerse los crsitianos valiosos pregoneros de la fe y de las cosas que esperamos. Es un gran honor participar de la función profética de Jesucristo, cumpliendo fielmente la misión con las obras y con las palabras.  

3º SU ORACIÓN: Omnipotente y sempiterno Dios, que te manifiestas admirablemente en la elección de los profetas; concédenos, te rogamos, que, así como el espíritu de Elías lo duplicaste en Eliseo, así también te dignes duplicar en nosotros la gracia del Espíritu Santo, para que podamos realizar obras virtuosas. Amén.

_________________________

15 de junio

SANTA MARIA MICAELA del SANTISIMO SACRAMENTO


1º SU VIDA: nació en Madrid en 1809. Era de familia de alta clase social española. Era muy joven cuando murió su madre. Su padre murió también inesperadamente. También dos de sus hermanos mueren temprano. Recibió una educación muy seria. Empieza un noviazgo, y después de tres años de amistad muy armoniosa, y muy santa con su novio, este de un momento a otro se aleja, porque sus familiares se lo han ordenado así.

Paris y Bruselas. Su hermano fue nombrado embajador en París, y después en Bruselas Ella tuvo que acompañarlo y empezó una vida especial: madrugar mucho para hacer sus prácticas de piedad, ir a la Misa, comulgar y aprovechar la mañana para hacer obras de caridad. De mediodía en adelante asistir a banquetes diplomáticos, bailes, funciones de teatro, rodeada de gente de la aristocracia y mostrarse siempre alegre y sonriente a pesar de los dolores continuos de estómago a causa de unos grandes dolores en el vientre.

 

Mujeres de mala vida. El Padre Carasa le recomendó que al volver a Madrid se entrevistara con María Ignacia Rico. Entonces la llevó al hospital San Juan de Dios, donde estaban las mujeres de mala vida que caían enfermas. Aquel espectáculo del hospital fue para Micaela una revelación del cielo. Consiguieron una casa para llevar allí las muchachas para preservarlas, y a las que ya habían sido víctimas, para redimirlas y salvarlas.

Fundadora de Las Adoratrices. El 6 de enero de 1859, con siete compañeras funda la Comunidad de Hermanas Adoratrices del Santísimo Sacramento, dedicadas a adorar a Jesús en la Eucaristía y a preservar a las muchachas en peligro, y a redimir a las pobres que ya cayeron en los vicios. Durante mucho tiempo estuvieron viviendo sin regla escrita ni normas, pero con una observancia tal y un fervor tan grande que se traslucía al exterior y atraía las vocaciones. Fue calumniada por elegir esta forma de vida. Ella escribiendo a sus religiosas les decía: "Difícil encontrar otra fundadora de comunidad que haya sido más acusada, más calumniada y más regañada que yo. Mis acciones las juzgan de la peor manera posible". Humanamente era imposible pensar que alguien quisiera compartir con ella aquella vida.

Muere mártir de la caridad. Pero en el año 1856 al saber que en Valencia había estallado la terrible peste del tifo, se fue allí a socorrer a los apestados. Y se contagió de la mortal enfermedad. El 24 de agosto de 1856, a las 12, voló hacia el cielo. La heroicidad de sus virtudes fue proclamada en 1922. Su beatificación tuvo lugar en 1925 y su canonización en 1934. La enterraron sin ninguna solemnidad en una fosa ordinaria en el cementerio.

2º SU MENSAJE: El nombre de la santa nos da con mucha claridad cual ha sido su vida y su mensaje para nosotros. Maria Micaela del santísimo Sacramento. Ella misma se definía como “la loca del Sacramento”. Se dio cuenta del Tesoro que tenemos los cristianos de tener entre nosotros a Jesús Sacramentado, el mismo que nació en Belén, que predico por Palestina, que enseño y curo a toda clase de enfermos y desvalidos, que murió colgado de la cruz. Por eso su vida se esforzó por despertar en las almas esta devoción.      

            "Quiero hacer del mundo un sagrario". Su amor por la Eucaristía quedaba claro en su frase. Le daba pena ver los sagrarios abandonados. Porque en el sagrario es donde se reserva a Dios y donde se le viene a adorar. Se dio cuenta de que Dios estaba siempre vivo y presente en medio de su pueblo en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. ¡Dios esta aquí!

1.- Como en otro tiempo, hace ya dos mil años, apareció el Verbo, el Hijo de Dios hecho hombre sobre la tierra, y llevo una vida oculta, escondida en Nazaret, en casa de José. Así ahora el Verbo encarnado, Dios y hombre, oculto y presente bajo las especies eucarísticas, verdaderamente habita con nosotros, en los sagrarios de pueblos y ciudades, llevando una vida de retiro, escondida, de silencio y recogimiento, verdaderamente divina.         

2.- Como Jesucristo en otro tiempo en el transcurso de su vida publica visito pueblos y ciudades de Palestina beneficiándoles a muchos necesitados de mil maneras. Así también ahora, Cristo, pan vivo visita, y no ya pueblos y ciudades, sino los pechos de los fieles en la sagrada comunión, repartiendo los frutos de su presencia en cada uno de los hijos de Dios.       

3.- como en otro tiempo Jesucristo muriendo en la cruz se ofreció a si mismo en sacrificio derramando su sangre para salvarnos, así cada día se en nuestros altares se sigue ofreciendo, para que nunca falte a su pueblo la hostia de alabanza, y para que aquel sacrificio se haga presente a todas las generaciones y se aplique a cada uno de los hombres su fruto redentor.

           

El corazón de santa Micaela ardía de amor en la adoración al Señor Sacramentado y escribía; “No deseo nada, ni me siento apegada más que a Jesús sacramentado. Pensar que el Señor se quedó con nosotros me infunde un deseo de no separarme de él en la vida, si ser pudiera, y que todos le viesen y amen. Seamos locos de amor divino, y no hay qué temer

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que has derramado sobre la virgen santa María Micaela del Santísimo Sacramento abundancia de dones celestiales, concédenos imitar en la tierra sus virtudes, para que también damos gozar en su compañía de las alegrías de la gloria. Por nuestro Señor...