Autor: Eliseo García Rubio

16 de julio

NUESTRA SEÑORA del CARMEN.

1º SU HISTORIA: La Orden del Carmen nació a finales del siglo XII en el Monte Carmelo, especialmente para dar culto y tratar de imitar a la Virgen María. Por ello desde los orígenes se conoció a los religiosos carmelitas como a los "Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo". Aún hoy éste es el título oficial de la Orden que fue enriquecido con muchas gracias e indulgencias a cuantos así llamaran a los carmelitas.

Esta devoción es una de las más antiguas y populares.

            Es la Virgen del Monte Carmelo.

            Es al Virgen del mar y de los marineros.

            Es la Virgen de los carmelitas descalzos y calzados.

            Es la Virgen de todo cristiano devoto del Santo Escapulario.

            Es al Virgen del purgatorio.

            Hay fiestas de las advocaciones de la Virgen, que celebramos a lo largo del año, y que hacen relación a su vida o a sus misterios. Por ejemplo.

            A su vida, La madre de Dios. La Purificación, etc.

            A sus misterios. La Inmaculada. La Asunción, etc.

            Hay otras fiestas de advocaciones que hacen referencia a como se muestran en sus imágenes. Por ejemplo: El Pilar. El Rosario. El Escapulario del Carmen, etc.

 

             ¿Que es esta devoción al Escapulario?: Hoy que esta la ciencia técnica tan avanzada, ordenadores, Internet, teléfonos móviles, mil canales de televisión, etc. Hablar del Escapulario puede parecer una tontería. Pero la ciencia técnica, es la tontería, que va siendo la causa del olvido de Dios en una gran mayoría de los hombres de hoy. El Señor ha dicho que “Dios revela los secretos escondidos a los humildes y sencillos, y se los oculta a los sabios y entendidos”. (Mt 11.25-26).

            Sacramentos: son instituidos por Jesucristo y dan la gracia (Bautismo, y la devuelven, Penitencia, y la aumentan, Eucaristía, etc.) Cristo esta presente en ellos y es el autor de los siete sacramentos. Sacramentales: instituidos por la Iglesia, para proteger, e invocar auxilios. (Agua bendita, bendiciones a personas y objetos, medallas, y otros objetos bendecidos, como es el Escapulario. etc.). Hay sacramentales que han sido pedidos desde el cielo. Por el Señor o por la Virgen en las revelaciones aprobadas por la Iglesia. 

La Virgen del Carmen, habló a san Simón Stock, general de la Orden de los Carmelitas, en 1521 pidiéndole que extendiera la devoción al Santo Escapulario. Prometiendo gracia y bendiciones especiales para aquellos que lo llevaran con devoción.

2º SU MENSAJE: El Escapulario, puede ser una ayuda muy grande, porque como las fotos de nuestros seres queridos, cuando las miramos, nos recuerdan a las personas, y lo que no dijeron. Así, el llevar el escapulario puede servirnos como recordatorio de la Virgen Maria, como que la estamos dedicados y en momentos de apuros, sobre todo en los de tentaciones, contamos con su ayuda. Llevarlo al cuello nos permite ser fuertes.

            El Escapulario es un signo aprobado por la Iglesia como manifestación externa de amor a la Virgen Maria, de confianza de hijos en Ella y como compromiso de imitar sus virtudes. lo pongamos en práctica, como dice su lema: En al vida protejo. En la muerte ayudo. Después salvo.

            En la vida protejo: No lo podemos dudar, es nuestra madre. Santa Teresa lo cuenta de la Virgen de la Caridad. Y muchos santos, y nosotros.                          

Mientras recorres la vida

Tu nunca solo estas

Contigo por el camino.

Santa Maria va.

En la muerte ayudo: Como una madre se va a olvidar en el trance mas duro de la vida como es el final, de los devotos que tantas veces hemos rezado. “Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte

Después salvo: Así nos lo dicen los santos, los Papas, y el sentido común. Si Ella es la medianera, la intercesora, lo es aquí en la tierra y cuando nos tenga que presentar a su Hijo en el cielo.

 ¡OH Maria, Madre mía!

             ¡Oh consuelo del mortal!

          

              Amparadme y guiadme 

               A la Patria Celestial.

Todo esto bien entendido, la Virgen protege ayuda a morir y salva después a los que viven siendo fieles a la ley de Dios. Si lo dice la Iglesia y los santos, porque no va a ser verdad. Que no nos olvidemos de Maria que la necesitamos, en la vida, a la hora de morir, y después para ir al cielo.        

Virgen del Carmen Bendita

                        Todo mi amor para Ti

                        Aunque mi amor te olvidare

                        Tú no te olvides de mí.

3º SU ORACIÓN: Te suplicamos, Señor, que la poderosa intercesión de la Virgen María, en su advocación del monte Carmelo, nos ayude y nos haga llegar hasta Cristo, monte de salvación. Por Jesucristo nuestro Señor.

_________________________

17 de julio

SANTAS JUSTA y RUFINA

1º SU VIDA: eran hermanas, procedentes de una modesta familia de buenos sentimientos cristinos en la época de la dominación romana en España. Según cuenta la leyenda, durante los festejos callejeros en honor al dios Venus, donde se recogían donativos para las fiestas y se obligaba a su adoración. Las hermanas se negaron a dar donativos y a adorarlo, que causo enfrentamiento con quienes llevaban el ídolo, llegando a caer al suelo y a romperse.

El ambiente no les era favorable; eran cristianas y los cristianos entonces eran perseguidos a muerte. Las jóvenes muchachas, al quedarse sin padres, tuvieron que aprender a ganarse la vida como las personas mayores. Se dedicaban a hacer piezas de cerámica que vendían, es por ello que son las Patronas de los Alfareros. Durante el día despachaban en su tienda y atendían las faenas de su propia casa. Siendo especialmente caritativas con los pobres, con los que eran muy generosas. No obstante, su mayor preocupación era la conversión de los paganos. Los cristianos, al conversar con las Santas, se sentían más fervorosos, y algunos se animaban tanto que no les importaba morir martirizados.

Encarceladas por no ser idolatras. Diogeniano, prefecto de Sevilla, las obligaba a abandonar la fe cristiana, bajo grandes amenazas de crueles martirios. Las santas se opusieron con gran valor a las propuestas del Prefecto, afirmando que ellas sólo adoraban a Jesucristo. El Prefecto mandó que las torturasen con garfios de hierro y en el potro, creyendo que cederían ante los tormentos, pero ellas soportaban todo. Mandó entonces a encerrarlas en una cárcel, y que allí las atormentasen con hambre y con sed.

Muerte de santa Justa. Al ver el Prefecto que no cedían, las obligó a ir andando descalzas hasta Sierra Morena, pero tampoco por esto consiguió que cedieran, no las doblegó. Después de esto, y furioso las mandó encarcelas hasta su muerte, siendo Santa Justa la primera en morir, su cuerpo fue tirado en un pozo. Al saberlo, fue rescatado el por el obispo Sabino.

Muerte de santa Rufina. El Prefecto creyó que, estando sola Justa, seria más fácil, por miedo, convencer a Rufina. Pero al no conseguir nada, mandó llevarla al anfiteatro y echarle a las fieras, a un león furioso para que la despedazase. El león se acercó a Rufina y se contentó con blandir la cola y lamerle los vestidos como un corderillo. Enfurecido por el espectáculo enternecedor, el Prefecto, mandó degollarla y quemar su cuerpo, pero de nuevo el obispo Sabino recogió las cenizas y las enterró junto a su hermana en el año 287.

2º SU MENSAJE: En la vida de los mártires, siempre hay perseguidos y triunfadores, y no son los que persiguen y martirizan los triunfadores, sino, los martirizados por Cristo. Estas santas, que fueron perseguidas son triunfadoras, porque Ellas son de las que reciben la corona de gloria que no se marchita en la tierra y en el cielo.

            Lo que se ve en este mundo. En este mundo existen hombres perseguidos, despreciados, desamparados. Y otros triunfadores, alabados, honrados por todos. Se mezclan los dolores y las alegrías. Unos sufren, otros lloran, otros se divierten. Muchas veces los que parecen buenos y honestos sufren más que los que en apariencia son malos, hacen el mal. La contrariedad aflige a los buenos y la prosperidad y alegría a los malos. No podemos dar una explicación adecuada y satisfactoria. Algunas razones pueden convencer más o menos, pero a juicio de los hombres no convencen muchas veces.

            El bienestar de los malos no siempre es real. No es completo, como suele aparecer a primera vista. Muchas veces su bienestar y su prosperidad no es más que aparente. No basta tener riqueza, las comodidades, los honores la salud para hacer felices a los hombres. Además, es muy raro que coincidan todas estas cosas en una sola persona. Suele decirse que no es oro todo lo que reluce. Y de ello somos todos testigos, las apariencias engañan la mayoría de las veces a unos y a otros.

            Los que se juzgan buenos externamente, no siempre lo son internamente. Solo Dios conoce el interior de las personas. El Señor usa de misericordia con ellos para que se purifiquen y con el sufrimiento expíen sus pecados en este mundo. Aunque no sen culpables para tener que purificar, pero Dios puede querer enriquecerlos con premios eternos, elevando su grado de santidad y su gloria en el cielo.

            La prosperidad de los malos, puede ser un premio temporal por el bien que hayan obrado. Dios solo sabe si obtendrán también premio en la eternidad. Solo en el cielo habrá justicia completa: en este mundo el Señor permite que con el puro grano crezca también la cizaña. Vendrá el tiempo de la recolección y el buen grano será recogido para el cielo, y la cizaña se arrojara al infierno. Procuremos ser buenos, aunque tengamos que sufrir las incomodidades de la cizaña.

3º SU ORACIÓN: Señor, que has ilustrado a tu Iglesia concediendo a las santas Justa y Rufina, tus vírgenes y mártires, una constancia admirable en confesar la fe: concédenos, por su intercesión, la gracia de tener siempre tu amor y alcanzar la corona celestial. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

18 de julio

SAN BRUNO de SEGNI

1º SU VIDA: Nació en Solero, Piemonte (tierras bajas), alrededor del año 1048; Recibió educación elemental en un monasterio benedictino de su lugar natal. Después de concluir sus estudios en Bolonia fue ordenado de sacerdote, y de entre sus trabajos pastorales, fue designado canónigo de Siena. Como agradecimiento a su gran aprendizaje y piedad inminente, fue llamado a Roma, donde, como consejero capaz y prudente, cuatro Papas sucesivos buscaron su consejo.

Obispo de Segni. Durante un sínodo en Roma en 1079 obligó a Berengario de Tours, que negaba la presencia real de nuestro Señor en la Santa Eucaristía a retractarse de su herejía. Disfrutó de la amistad personal de Gregorio VII, y fue consagrado Obispo de Segni en Italia, por él en 1080. Su humildad le llevó a declinar el cardenalato. Se le conoce como "el brillante defensor de la iglesia" por el coraje invencible que mostró ayudando a Gregorio VII y a sus sucesores en sus esfuerzos para la reforma eclesiástica, especialmente en denunciar la investidura laica, que inclusive declaró como herética.

Abad de Montecasino. Acompañó al Papa Urbano II en 1095, al Concilio de Clermont en el que se inauguró la Primera Cruzada. Trabajó intensamente en la reforma de la Iglesia, por lo que tuvo que sufrir mucho y se vio incluso obligado a dejar su diócesis, encontrando refugio en Montecasino, monasterio del que fue abad 1107durante un tiempo. Sin renunciar a su cargo episcopal. Junto a muchos Obispos de Italia y Francia, Bruno rechazó el tratado conocido por la historia como el "Privilegium", el cual Enrique V de Alemania había extraído del Papa Pascual II durante su encarcelamiento.

De nuevo a la diócesis. En una misiva dirigida al Papa lo censuró francamente por concluir una convención que le concedió al rey Alemán el inadmisible reclamo al derecho a la investidura del anillo y del crucifijo exclusivo de obispos y abades, y exigió que el tratado fuera anulado. Irritado por su oposición, Pascual II ordenó a Bruno a renunciar a su abadía y regresar a su sede episcopal. Con un celo incansable continuo la labor en favor de su diócesis, y con el interés por toda la Iglesia, hasta su muerte.

Al encuentro del Señor. Murió en el año 1123. Fue canonizado por el Papa Lucio III el 5 de septiembre del año 1183. San Bruno fue el autor de numerosas obras, principalmente Escriturísticas, de comentarios a los libros de la Sagrada Escritura, como son; sobre el Pentateuco, el Libro de Job, los Salmos, los cuatro Evangelios y el Apocalipsis. 

2º SU MENSAJE: Es un santo que escribió varios comentarios a la Sagrada Escritura, y eso nos da a entender su conocimiento sobre la Palabra de Dios. Que, debe de ser para hacerla vida, y el Santo así lo hizo, y nosotros debemos imitarle en esto. Es decir; encontrar a Cristo en los libros de la Escritura

Jesucristo es la figura central de la Biblia. Las Sagradas Escrituras, la Biblia entera, desde sus primeras páginas hasta las últimas, nos hablan de múltiples maneras y de forma variada, de Jesucristo, Nuestro Señor. Entonces, en la lectura de la Biblia, es significativo destacar que como pauta importante, es la consideración de que las Escrituras son un todo concordante, todo esta relacionado, es  una unidad indisoluble, que pesa o gravita sobre un tema central: Jesucristo, Palabra única de Dios, la primera y la última, plenitud de la revelación divina.

El descubrimiento de Cristo en la Biblia. Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Jn 6, 68). Toda la Biblia tiene unidad en Cristo. Esto significa que la lectura de la Biblia tiene que ser una lectura cristiana, es decir, una lectura que descubra la presencia de Cristo en todas sus partes. Hay quienes ha llegado a decir, que en la Biblia sólo hay una cosa revelada: Jesucristo, su persona y su obra. Todo va a depender de cómo se contemple la lectura y el estudio de las Sagradas Escrituras, pero ineludiblemente si lo hacemos bien, llegaremos a este descubrimiento

Descubriendo en la lectura el camino de la salvación. En cada palabra que vamos leyendo en la Escritura, vamos descubriendo la palabra de Dios y que nos enseña el camino de la salvación. Nos habla de nuestro origen y de nuestro destino, de la redención realizada por Jesucristo y del modo de conseguir personalmente la redención definitiva y final de nuestras almas. Ella misma es fuerza salvadora, la salvación misma, palabra de verdad, buena nueva de salvación, “palabra que puede salvar vuestras almas” (Sant 1.21).

La Biblia es la historia de las continuadas intervenciones de Dios en la historia del hombre para sacar al hombre de un estado de sufrimiento y de dolor, de persecución y de esclavitud, de enfermedad y de muerte, a un estado de bienestar y de alegría, de paz y de libertad, de salud y de vida. “Jesucristo no ha venido a condenar, sino a salvar” (Jn 12.47) La Biblia es la revelación y la realización del misterio de la salvación realizado en Cristo. Todo en la Biblia está ordenado y referido directa o indirectamente a este misterio de nuestra salvación.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, que has puesto al obispo san Bruno de Segni al frente de tu pueblo, te rogamos que por la eficacia de sus méritos concedas a tu pueblo tu amor y tu perdón. Por nuestro Señor…

_________________________

19 de julio

SANTA MACRINA

1º SU VIDA: Apenas si sabemos algo sobre ella, fuera de lo que cuenta su hermano, San Gregorio de Nissa. Macrina era la mayor de los diez hijos de Basilio y de Emelia. Muy santos los dos. Nació en Cesárea de Capadocia, hacia el año 330 y su madre la educó con particular esmero, El libro de La Sabiduría y los Salmos de David eran las obras predilectas de Macrina, quien no descuidaba los deberes domésticos y los trabajos de hilado y costura.

Prometida para Dios. A los doce años fue prometida en matrimonio, pero su prometido murió súbitamente y Macrina se negó a aceptar a ninguno de los otros pretendientes para dedicarse a ayudar a su madre en la educación de sus hermanos y hermanas menores. San Basilio el Grande, San Pedro de Sebaste, San Gregorio de Nissa y los otros hermanos de Macrina, aprendieron de ella el desprecio del mundo, el temor a la riqueza y el amor a la oración y la palabra de Dios. Según se dice, San Basilio volvió muy envanecido de sus estudios, y su hermana le enseñó a ser humilde.

La casa se transforma en un monasterio. Madre e hija vivieron vida monástica. Por otra parte, Macrina fue "el padre y la madre, el guía, el maestro y el consejero" de su hermano menor, San Pedro de Sebástea, porque su padre Basilio, murió poco después del nacimiento de su último hijo. A la muerte de su padre, San Basilio estableció a su madre y a su hermana Macrina en una casa a orillas del río Iris; las dos santas mujeres se entregaron ahí a la práctica de la ascética con otras compañeras.

Resignada en la tribulación. A la muerte de Emelia, Macrina repartió entre los pobres su herencia y vivió del trabajo de sus manos. Su hermano Basilio murió a principios del año 379, y ella cayó enferma nueve meses después. Cuando San Gregorio de Nissa llegó a visitarla después de nueve años de ausencia, la encontró en un lecho de tablas. El santo quedó muy consolado al ver el gozo con que su hermana soportaba la tribulación e impresionado del fervor con que se preparaba para la muerte.

Enterrada entre Salmos. Santa Macrina exhaló el último suspiro en un transporte de gozo al atardecer. Era tan pobre, que para amortajar el cadáver no se encontró más que un vestido viejo y una tela muy burda; pero San Gregorio regaló con ese fin una túnica de lino. El obispo del lugar, llamado Arauxio, dos sacerdotes, y el propio San Gregorio transportaron el féretro y, durante la procesión funeraria, se cantaron los salmos; pero la afluencia de la multitud y las lamentaciones del pueblo, especialmente de algunas mujeres, perturbaron mucho la ceremonia.

2º SU MENSAJE: Por parte de padre y de madre, descendía la Santa de familias cristianas que habían sufrido persecuciones y, de entre sus nueve hermanos, destacaron varios santos y también sus padres son santos. Era esta una familia de santos, que vivía en un clima de profunda fe.

            La teoría de las cerezas. Es así de sencilla: siempre que se coge una cereza del frutero o del palto del postre, nunca sale una sola; siempre salen tres o cuatro arracimadas. Y esta teoría se aplica para demostrar la validez del testimonio. Detrás de un santo aparece otro, antes, después, o a la vez. Se comunican, su testimonio unos para otros, van arracimados como las cerezas.

Son muchos los ejemplos que conocemos.

La familia de Santa Macrina, los hermanos San Gregorio de Nicea, San Pedro de Sebaste.

Muchos mártires de diversa persecuciones religiosas, sacerdotes, religiosos, religiosas, beatificados o canonizados muchos de ellos juntos.

San Benito de Nursia y su hermana Santa Escolástica.

San Bernardo y su hermana la Beata Humbelina.

San Isidro Labrador y su esposa Santa Maria de la Cabeza. 

San Francisco de Asís y Santa Clara de Asís, y el mismo San Francisco y Santo Domingo de Guzmán.

Santa Mónica y su hijo San Agustín, y el mismo san Agustín con san Ambrosio de Milán.

San Ignacio de Loyola y san Francisco Javier y el mismo san Ignacio con San Juan de Ávila. 

Santa Margarita María de Alacoque y San Claudio de la Colombiére,

San Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac.

San Francisco de Sales y Santa Juana Francisca de Chantal.

Santa Teresa de Jesus y San Juan de la Cruz, San Pedro de Alcántara, la Beata Ana de san Bartolomé, la Beata Maria de Jesús.

San Gregorio Magno y San Basilio el Grande.

Santo Tomas de Aquino y san Luís Rey de Francia.

San Martín de Porres y Santa Rosa de Lima.

            San Felipe Neri y San José de Calasanz y san Félix de Cantalicio.

San Roberto Belarmino y San Luís Gonzaga.

El Santo Cura de Ars y san Julián Eymard.

San Juan Bosco y San José Cafasso y el mismo san Juan Bosco con  santo Domingo Sabio.

Santa Teresita de Lisieux y sus padres los Beatos Luís y  Celia

            Beata Teresa de Calcuta y Beato Juan Pablo II.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que cada año nos alegras con la fiesta de santa Macrina, concede a los que celebramos su memoria imitar también los ejemplos de su vida santa. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

20 de julio

SAN ELÍAS, PROFETA

                             

1º SU VIDA: Nació en la Transjordania, hacia el año 900 a. de J. C. Lo que conocemos de su vida es de fiar, porque es del Antiguo Testamento, sobre todo de los Libros 1º y 2º de Los Reyes. Es uno de los 4 personajes del Antiguo Testamento que más veces es nombrado en el Nuevo. Su nombre significa: <<Mi Dios es Yahvé>>. Es considerado Padre espiritual del Carmelo.

            Textos que haban de Él. Los dos Libros de los Reyes ofrecen relatos.

            La sequía y el encuentro con la viuda de Sarepta.

            El juicio de los 400 profetas en el monte Carmelo.

            La teofanía sobre Horeb.

La vocación de Eliseo.

            La muerte de Nabot y los reproches al profeta Acab.

El oráculo sobre el rey Acacias.

            El rapto al cielo en un carro de fuego.

Vivió en la presencia de Dios.Vive el Señor en cuya presencia yo vivo, yo estoy”. (1ªRe 17.1). Elías había predicho unos años de sequía como castigo por las idolatrías de su pueblo; el hambre arreciaba en Samaria cuando reapareció el profeta del castigo y mediador de la conversión. El rey se encontró con Elías y le dijo: "¿Eres tú, ruina de Israel?" "No arruino yo a Israel, sino tú y tu familia, porque habéis abandonado la ley de Yahvé y servís a los baales. Pero ahora congrégame todo Israel en el monte Carmelo, y también a los 450 profetas de Baal que comen a la mesa de Jezabel".

Defendió al pueblo de Israel contra todos los ídolos. Batalla contra los profetas de Baal. Invocaba a Yahvé diciéndole; “respóndeme; sepa este pueblo que tú eres Yahvé, el Dios, que conviertes los corazones a Ti”. Y cayó el fuego de Yahvé, y dijo Elías: "Prended a los profetas de Baal, que no se salve ni uno"; y los prendieron. Elías los bajó al torrente Cisón y los mató allí. Ante la victoria espectacular sobre el Carmelo y la matanza de los profetas de Baal, la reina no se rinde, sino declara guerra formal al profeta.

            Al cielo en carro de fuego. Se ha corrido una voz entre los gremios de profetas, se susurra a media voz. Se lo dicen al discípulo predilecto y sucesor. "Elíseo, ¿sabes que hoy se llevará Yahvé a tu señor?" Un grupo de cincuenta profetas los vieron acercarse al Jordán, golpear las aguas con el manto enrollado y pasar a pie enjuto. Quedaron solos, al otro lado. "Eliseo, ¿qué quieres que haga por ti, antes de ser arrebatado? Dame los dos tercios de tu espíritu." Mientras iban caminando y hablando, un carro de fuego con caballos de fuego los separó, y Elías subió en un torbellino al cielo.

2º SU MENSAJE: Defendió al pueblo contra los ídolos, y hay un remedio que el santo que llevo a cabo en toda su vida. Vivió en la presencia de Dios. Uno de los remedios espirituales más eficaces para crecer en la santidad.

            Ser conscientes de la presencia de Dios siempre en nuestra vida: Anda en mi presencia y se perfecto”. (Gn 17,1). La anécdota de la muerte de otro santo, lo refleja muy bien: Cuando Santo Tomas de Aquino estaba en su lecho próximo a morir, uno de sus hermanos en religión le pidió un consejo para lograr la salvación eterna. Anda en la presencia de Dios, le dijo el santo, y estarás siempre preparado para darle cuentas de tus acciones. El que vive bajo la mirada de Dios, nunca o casi nunca pecara.

            ¿Cómo esta presente Dios entre nosotros? Son muchos los signos de la presencia divina que reflejan a Dios. La tormenta, el trueno y el rayo, cuando Yahvé se manifiesta en el Sinaí, suscita un temor sagrado. A veces, el viento tiene el mismo significado, pero también puede ser una brisa ligera en el contesto sereno y pacífico del paraíso (Gn 3,8), o cuando el Señor viene a conversar con sus amigos, por ejemplo, con Elías (1Re 19,11). El fuego en una zarza que no se consume fue para Moisés un signo de la presencia de Dios. Y lo mismo la columna de fuego que iluminaba al pueblo de Israel en el desierto (Ex 17,21) y la nube que lo guiaba. Con Jesús, los signos específicos de su presencia son el pan y el vino eucarísticos. Y lo es también la Iglesia, gran signo de Jesucristo levantado en el mundo, desde hace veinte siglos, etc. “Mis delicias son estar con los hijos de los hombres.” (Pr 8,31). La presencia de los que le queremos y amamos, es siempre motivo de alegría.      

De muchas maneras está presente Dios entre nosotros. Porque es “Enmanuel, que quiere decir, Dios con nosotros”. (Mt 1,23). Jesucristo es “La manifestación de la bondad de Dios nuestro salvador y de su amor a los hombres”. (Tt. 3,4). Está a nuestro alcance el poderlo experimentar en nuestra vida. Si separamos a Dios de nuestra vida diaria, nos quedamos sin Dios, y por el contrario, si le descubrimos en nuestra vida y le amamos, hablamos con Él, y si le sentimos cerca seremos creyentes. “Mientras el hombre no ve a Dios en el mundo esta ciego, mientras no escucha su voz en la creación esta sordo”. (Sal 18). San Ignacio dice: “uno es maduro espiritualmente, cuando le resulta fácil encontrar a Dios siempre y a cualquier hora”. Santa Teresa, “cuando la obediencia os lleve empleadas en cosas externas, si es en la cocina, también entre los pucheros anda Dios”. La fe es la que nos hace ver las huellas de Dios en el mundo, que podamos darnos cuenta de su presencia.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, que concediste a tu Profeta Elías, nuestro Padre, vivir en tu presencia y arder por el celo de tu gloria, concédenos buscar siempre tu rostro y ser en el mundo testigos de tu amor.

_________________________

21 de julio

SAN LORENZO de BRINDISI

1º SU VIDA: Nació en Brindisi el 22 de julio de 1559, hijo de Guillermo Russo e Isabel Masella, matrimonio muy religioso, que desde la cuna le infundió el temor y el amor de Dios. A los ocho años perdió a su padre. De jovencito, fue a vivir con un tío sacerdote en Venecia., que enseguida descubrió en el sobrino el tesoro No tardo mucho en inclinarlo para abrazar la vida religiosa.

Ingreso en la Orden de los Capuchinos. Julio César, que era su nombre de bautismo ingresó en los Capuchinos, en Venecia, tomando en religión el nombre Lorenzo. Estudio las lenguas latina, hebrea y griega, además de historia, filosofía y teología. Le pidieron que predicara incluso antes de su ordenación, obteniendo por ello muchas conversiones, tanto en ese período cuanto después de hacerse sacerdote. A los 30 años, lo eligieron guardián del convento. Tres años después, vicario provincial de la Toscana, y después de Venecia. En 1596 lo eligieron definidor general de la Orden, uno de los más importante cargos.

Socorre la fe amenazada. Fray Lorenzo  fue escogido para dirigir a un grupo de once frailes y fundar monasterios en Praga y Viena. Se puso a predicar a los herejes. Fue diplomático y mediador, cuando los turcos invadieron Hungría y enrumbaron hacia Viena, fue pedido a los capuchinos para servir como capellanes de las tropas imperiales. Fray Lorenzo decidió ser uno de ellos.En la batalla, siempre iba provisto de un Crucifijo, también tiene un papel importante en la formación de una Liga Católica, con el fin de oponerse a la Liga Protestante. Colocando la fe católica por encima de todo, siempre fue un paladín contra los enemigos de la Iglesia y un heraldo de la paz entre los príncipes católicos.

Sus actividades eran casi siempre con milagros: Los ciegos veían, los paralíticos andaban, los mudos hablaban. Se relacionó con buena amistad con el duque de Baviera, Maximiliano, en quien veía un gran celo por la Religión. A pedido de éste, obtuvo la curación de la duquesa, que sufría de histeria y esterilidad. Fue elegido por todos Vicario General de la Orden. Al mismo tiempo, el cuidado de visitar las provincias. Viajando a pie, recorriendo hasta 40 millas por día, tanto en verano como en invierno. Escribió 15 volúmenes que contienen comentarios bíblicos, 800 sermones, etc.

Dios le reveló que en breve moriría.  Fue siempre un gran devoto de Jesús en la Eucaristía y de la Virgen María. Murió en Lisboa el año 1619, el día en que cumplía 60 años. Fue canonizado en 1881. En 1959 el Papa Juan XXIII le dio el título de doctor de la Iglesia.

2º SU MENSAJE: Hay una anécdota del santo, en la que nos da un buen mensaje. San Lorenzo de Brindis en una entrevista con el padre Prior de los capuchinos donde tenia interés de ser fraile, donde pensaba entrar, éste le fue poniendo a la vista las mortificaciones de la orden, exagerarle las dificultades de la vida religiosa, comer pobremente, dormir sobre una tabla dura, etc. Dudando de su espíritu de mortificación y sacrificio, le exhortaba a que volviese a casa, porque pertenecía a una familia noble, muy acomodada, y no podría sobrellevarlo. Despees de terminar de hablar el Prior, el joven le pregunto con humildad, ¿habrá un crucifijo en mi celda, al que podré mirar? Si le contesto el Prior, en la celda y en todos los claustros del convento. Entonces, padre, con un crucifijo ante los ojos se puede sobrellevar todo, nada me asusta.

Miraran al que traspasaron”. (Jn 19,37). Al hablar de la cruz en, hay que empezar poniendo los ojos en el que esta colgado, en Cristo crucificado, que es quien da sentido a la cruz. Es un consejo de Santa Teresa. “No os pido ahora que penséis mucho en Él, ni que saquéis muchos conceptos, ni que hagáis muchas reflexiones, ni que hagáis grandes intentos para entenderlo, ahora tan solo os pido que le miréis”. (Camino de perfección. 26).        

Para eso se hizo hombre para que le pudiéramos mirar, y mirándole seguirle, y siguiéndole amarle mucho.

Los ojos de María su madre fueron los primeros que le pudieron mirar, y se llenaron de un gozo inmenso.

Le miraron después los pastores, los reyes magos, Simeón, etc., y se llenaron de asombro y de fe.

Le miraron pecadores, que le siguieron después, la Magdalena la gran pecadora que acabo llorando a sus pies, Zaqueo, etc.

Al mirarle le cambio la vida al centurión romano en el calvario,  verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios”. (Mt 27,54).

Al mirarle le cambio la vida al buen ladrón, “acuérdate de mi cuando llegues a tu reino”. (Lc 23,42).

Al mirarle les cambio la vida a muchos de los que estaban allí presente en el calvario “se retiraban a sus casas dándose golpes de pecho de arrepentimiento“. (Lc 23,48).

Muchos santos se han convertido contemplando el misterio de la Navidad, un Niño desnudo acostado en un pesebre. Pero muchos más fueron los que se convirtieron al contemplar a Jesús en la Pasión colgado de la Cruz.

3º SU ORACIÓN: Padre providente, que para gloria de tu nombre y salvación nuestra diste a san Lorenzo de Brindis el espíritu de sabiduría y de fortaleza; Concédenos por su intercesión, ese mismo espíritu, para ver lo que debemos hacer y llevarlo a la práctica. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

_________________________

22 de julio

SANTA MARÍA MAGDALENA

1º SU VIDA: María Magdalena, nacida en Magdala, junto al lago de Genesaret, se habría encontrado con Jesús, que le liberó de muchos malos espíritus. Lo poco que conocemos de ella es del evangelio.

Vivía en pecado público. Jesús expulso de ella siete demonios. Los datos que tenemos del evangelio, lo primero que dicen es esto: " María llamada Magdalena, de la cual habían salido siete demonios Yendo por ciudades y aldeas, Jesús predicaba y evangelizaba el reino de Dios. Le acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malignos y de enfermedades, Juana, Susana, y otras varias que le servían con sus bienes". (Lc 8. 3).

Agradecida y arrepentida para servirle. De ahí el agradecimiento de la Magdalena a Jesús que le va a llevar a tener con Él una hermosa amistad. Le acompañaba, le servía, le atendía con sus bienes y con su persona. Era a la vez como las hermanas Marta y María, con respecto al Maestro: servirle y adorarle, ahora, cuando iba predicando de un sitio para otro, y después en el momento más duro en la cruz.

Junto a la cruz. "Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, María de Cleofás y María Magdalena". La Magdalena no podía estar en otro sitio. Allí estaba Jesús a quien ella tanto amaba, y estaba ahora crucificado. Las mujeres fueron más valientes que los hombres para ir al Calvario acompañando al Maestro.

El sepulcro vació. Todos los evangelistas cuentan que Maria Magdalena fue al sepulcro el domingo de resurrección por la mañana. Encontraron removida la piedra. María fue a decirles a Pedro y Juan: Se han llevado al Señor. Volvió al sepulcro y se quedó allí llorando. Por qué lloras, le preguntan los ángeles. A quién buscas, le dice Jesús. Ella, creyendo que era el hortelano, le responde: Si te lo has llevado tú, dime dónde lo has puesto y yo lo tomaré.

Encuentro para anunciar la Buena noticia. Le dijo Jesús: ¡María! Ella respondió: ¡Rabboni, que significa Maestro! Y se arrojó a sus pies. Jesús la interrumpió: Ve pronto a mis hermanos. Y María fue y les dijo: ¡He visto al Señor y me ha dicho esto!. (Jn 27.11). Tuvo un gran privilegio: Ella, por mandato de Jesús, fue la encargada de anunciarles la buena nueva de la Resurrección.

2º SU MENSAJE: Podemos decir que de esta Santa su mensaje es que fue una llorona, y así se lo expresamos con el que llora mucho, decimos; "Lloraba como una Magdalena". Pero no es este detalle, sino que su mensaje está en los motivos que le llevaron a llorar, que son muy prácticos para nosotros.

Las primeras lágrimas que derramó María Magdalena fueron lágrimas de contrición. Por sus pecados, de dolor por haber ofendido a Dios, busca a Nuestro Señor, lo encuentra en la casa del fariseo y en ella hace una confesión pública de sus pecados, lavándole los pies con sus lagrimas y limpiándolos con su cabello. A partir de ese instante renuncia a sus pecados carnales, a sus placeres y cambia de vida. ¡Dichosas lágrimas, que borraron los pecados de Magdalena!  Es un ejemplo para nosotros, pecadores también, y con necesidad de perdón, el que nos muestra con esta actitud un gran dolor de los pecados y un firme propósito de enmienda para toda su vida. 

María Magdalena también derramó lágrimas de compasión cuando vio a Jesús en manos de los verdugos siendo maltratado por ellos. Ella no le abandono, lo acompañó hasta el Calvario; se mantuvo al pie de la cruz y mezcló su llanto con la Sangre derramada por las muchas heridas que tenia en su cuerpo Jesús. Nosotros vemos todos los días a Jesucristo clavado en la cruz, meditamos muchas veces sobre su Pasión; ¿por qué, nuestro corazón no se ablanda ante el crucifijo? ¿Por qué nuestros ojos no lloran como los de Magdalena? Quizás, en la mayoría de los crsitianos, y lo tenemos que reconocer con vergüenza, es porque no tenemos por Jesús el mismo amor que tenia Magdalena. Porque no somos tan agradecidos con él por tantas veces como nos ha perdonado en nuestra vida. 

También lloró por el deseo de ver a Jesús. Al ir al sepulcro y no encontrarlo después de su resurrección le buscaba sin descanso, no lo encuentra. “Donde han puesto a mi Señor”. Llora noche y día porque no encuentra al Amor de los amores, al Amor de su vida. Es un ejemplo para todos, el no dejar de buscar al Señor, después de haber experimentado un encuentro con Él. Su aparente ausencia, es uno de los momentos mas duros en la vida espiritual, para quien de verdad decidieron cambia de vida por estar siempre con el Resucitado.

            Lloró, como debiéramos llorar nosotros, por sus pecados, por compasión a Cristo en la cruz, para salvarnos, y por su ausencia después de habérsele encontrado.

3º SU ORACIÓN: Señor Jesús, que consolaste las lágrimas de María Magdalena junto al sepulcro abierto, te rogamos que tu Iglesia aumente su fe en el misterio de tu resurrección y corra a proclamar la gloria de tu vida a todas las regiones de la tierra y a todos los pueblos. Por Jesucristo….

_________________________

23 de julio

SANTA BRÍGIDA de SUECIA

1º SU VIDA: Nació el año 1303 en Suecia. Hija de unos ricos terratenientes. Es poco lo que de ella sabemos, y suele abundar la leyenda.

Matrimonio noble pero no deseado. La obligaron a casaron un noble caballero a los catorce años. Tuvo ocho hijos y se preocupó mucho de la educación de ellos y trataba de inculcar en ellos el santo temor de Dios y la práctica de las virtudes humanas. Una de sus hijas, Catalina Karin será santa. Fue llamada por la reina doña Blanca a formar parte de las damas de su corte y en esta nueva misión trató de implantar e influir una auténtica vida cristiana. Ingresó en la ter­cera Orden de san Francisco y, al morir su marido, comenzó una vida de mayor ascetismo, sin dejar de vivir en el mundo.

Le hablo el Señor en la oración. Un día, estando en oración, le pareció oír la voz de Dios que le hablaba de la misión que le iba a confiar. Le pide a Brígida que funde un convento y que invite insistentemente al clero, a los príncipes y a todo el pueblo en general a que vivan dignamente la vida cristiana, a que se corrijan de sus pecados y a que hagan penitencia si no quieren recibir duros castigos de parte del Señor. Se pone a la obra y escribe la Regla para su Monasterio aprobada por el Papa. se trasladó a Roma, donde fue para todos un ejemplo insigne de virtud.

Una vida muy penitente. Maceraba duradamente su cuerpo con penitencias y se entregaba todo el día a la oración y obras de caridad. La austeridad de la santa, su devoción a los santuarios, su severidad consigo misma, su bondad con el prójimo, su entrega total al cuidado de los pobres y los enfermos, le ganaron el cariño de muchos. Además de la célebre Orden Brigidiana fundó la Orden del Santísimo Salvador que llegó a disfrutar de gran esplendor. Tuvo muchas revelaciones de parte de Dios.

Peregrinación al cielo.Emprendió varias pe­regrinaciones como acto de penitencia, también Santa Brígida la peregrinación a Tierra Santa. y escribió muchas obras en las que narra sus experiencias místicas., y poco después de volver de su dura peregrinación, Brígida, que estaba enferma desde hacía algún tiempo, empezó a debilitarse rápidamente, moría santamente en Roma el 23 de julio de 1373. Santa Brígida fue enterrada en la iglesia romana de San Lorenzo in Panisperma; pero sólo provisionalmente, pues poco después su hija Catalina, juntamente con su hermano Birger Ulfsson y los dos Pedros, trasladaron a Suecia los restos mortales de la Santa. Fue canonizada en 1391 y es la patrona de Suecia y co-patrona de Europa.

2º SU MENSAJE: Conservamos escritas por ella misma Las Profecías y Revelaciones de Santa Brígida de Suecia. Es todo ello un mensaje que el Señor quiere dar a las almas, de manera especial, en estos extractos en que habla del abandono de parte de las almas, y la misericordia de Dios.

<<Yo soy el Creador del Cielo y de la tierra, uno en divinidad con el Padre y el Espíritu Santo. Yo soy el que habló a los profetas y patriarcas, y a quien ellos esperaban. Para cumplir sus deseos y de acuerdo con mi promesa, tomé carne sin pecado ni concupiscencia, entrando en el cuerpo de la Virgen, como el brillo del sol a través de un clarísimo cristal. Igual que el sol no daña al cristal entrando en él, tampoco se perdió la virginidad de mi Madre cuando tomé la humana naturaleza. Tomé carne pero sin abandonar mi divinidad. Ahora mi cuerpo se ofrece cada día en el altar, para que las personas puedan amarme más y recordar mis favores con más frecuencia.

 

Ahora, sin embargo, estoy totalmente olvidado, ignorado y despreciado, como un rey desterrado de su reino en cuyo lugar ha sido elegido un perverso ladrón al que se colma de honores. Yo quise que mi reino estuviera dentro del ser humano, y por derecho yo debería ser Rey y Señor de él, dado que Yo lo creé y lo redimí. Ahora, sin embargo, él ha roto y profanado la fe que me prometió en el bautismo. Ha violado y rechazado las leyes que establecí para él. Ama su propia voluntad y se niega a escucharme.

El demonio es realmente un ladrón porque, debido a sus perversas tentaciones y falsas promesas, roba para sí mismo al alma humana que Yo redimí con mi propia sangre. Y aunque se lleva a las almas, esto no se debe a que él sea más poderoso que Yo, pues Yo soy tan poderoso que puedo hacer todo mediante una sola palabra, y soy tan justo que no cometería la más mínima injusticia ni aunque me lo pidieran todos los santos.

Sin embargo, ya que el hombre, al que se ha dado libre albedrío, desprecia mis mandamientos y consiente al demonio, entonces es justo que también experimente la tiranía del demonio. El demonio fue creado bueno, pero cayó debido a su perversa voluntad y ha quedado como un verdugo para infligir su retribución a los pecadores. Pese a que soy tan menospreciado, aún soy tan misericordioso que perdonaré los pecados de cualquiera que pida mi misericordia y se humille a sí mismo, y lo liberaré del perverso ladrón. Pero aplicaré mi justicia sobre aquellos que perseveren en menospreciarme>>.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que has manifestado a santa Brígida de Suecia secretos celestiales mientras meditaba la pasión de tu Hijo, concédenos a nosotros, tus siervos, gozarnos siempre en la manifestación de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

24 de julio

SAN FRANCISCO SOLANO.

1º SU VIDA: nació el 1549 en Montilla, Córdoba. Este niño sería el tercer hijo de Mateo Sánchez Solano y Ana Jiménez. Los otros dos se llamaban Diego e Inés. Crecieron en un hogar noble y cristiano donde se apreciaba más las cosas de Dios que las de la sangre.

        Viste el hábito franciscano. Antes estudio en un colegio jesuita, El día 25 de Abril de 1570 hizo la profesión religiosa para ser fraile de coro. Tenía entonces veintiún años. Para completar estudios se marchó a Sevilla, donde es ordenado sacerdote. Dando desde el principio de su vida ejemplo de gran austeridad y mucha vida de oración. Muere su buen padre, y Francisco vuelve a Montilla a casa de su madre. Allí, comenzó a tener fama de que hacia Dios milagros por medio del fraile.

            Misionero en América. El rey Felipe II pidió a los franciscanos que enviaran misioneros a Sudamérica. Finalmente, porque así lo deseaba, Francisco fue el elegido para la misión de extender la religión en estas tierras. Durante 20 años predicando, especialmente a los indios. Pero su viaje más largo fue el que tuvo que hacer a pie, con incontables peligros, desde Lima hasta Tucumán (Argentina) y hasta las pampas y el Chaco Paraguayo. Más de 3,000 kilómetros y sin ninguna comodidad. Sólo confiando en Dios y movido por el deseo de salvar almas. Se dedicó a obras de apostolado y caridad en hospitales y cárceles. Era obispo de Lima Santo Toribio de Mogrovejo.

 

En Tucumán, otro Pentecostés. Sólo llevaba algunos libros y un violín, porque era desde niño aficionado a la música. Once años vivió allí. Realizó una actividad misionera extraordinaria. Tenía que vencer la resistencia de los indígenas, los accidentes del terreno, las dificultades de las lenguas. Pero Dios lo quería allí, y veces se repitió el milagro de Pentecostés, le entendieron todos hablando una sola lengua. Consiguió muchas conversiones, y dejó testimonios claros de su gran vida de santidad. Fue llamado el taumaturgo del Nuevo Mundo.

 

Agotado de llamar a la conversión. Por su humildad no quiso acepta el cargo de guardián. Lo envían a Trujillo y allí se ve obligado a aceptar el cargo. Su apostolado era agotador, sale por calles y plazas, con un crucifijo en la mano, exhortando a la conversión. Una vida llena de penitencias, y el fuego en sus predicaciones conmovieron hondamente a sus oyentes. Poco a poco sus fuerzas se fueron desgastando y, tras una breve enfermedad, falleció el 14 de julio del año 1610. Clemente X lo beatificó el 1675 y Benedicto XIII lo canonizó el 1726.

3º SU MENSAJE: En su amplio campo de apostolado por América, una de las dificultades era la lengua, pero, a veces se repitió el milagro de Pentecostés, porque le entendieron todos, de diversas lenguas, y le escuchaban hablar en una sola lengua. Necesitamos del Espíritu Santo.

Sin el auxilio del Espíritu Santo no podemos hacer nada para la vida eterna, para nuestra santificación diaria. Nos parecemos a un enfermo, que sin la ayuda de otros, sin el auxilio ajeno no puede levantarse. Nos parecemos a un niño que por si mismo no puede valerse, ni vestirse. “Sin Mí no podéis hacer nada”. (Jn 15,5). Con su auxilio podemos llevar a cabo en nosotros las obras más difíciles.

Los cambios que puede efectuar en nosotros: Quizás no tenemos que hacer un gran cambio para ser santos, y a pesar de los medios que para ello tenemos, permanecemos imperfectos durante toda la vida.      

            Somos ignorantes, sabemos muy poco de las cosas de Dios, tenemos ideas muy confusas sobre la santidad. No comprendemos la utilidad y el valor de los sacrificios. Vivimos en una sociedad donde va desapareciendo el criterio y el pensamiento en cristiano. Cada vez más los juicios mundanos entran en nuestra alma y nuestra conciencia. Necesitamos la luz divina, que nos de a conocer la vanidad del mundo y el valor de las cosas de Dios.         

            Somos débiles, las dificultades que sentimos para practicar la virtud son cada día mayores. Los atractivos externos crecen, y se avivan las pasiones, y crecen las tentaciones. Los malos ejemplos se multiplican y arrastran. Necesitamos fortaleza para llevar la cruz del deber, cuando vemos que la tiran los de nuestra casa o los que van a nuestro lado. La necesitamos para trabajar con valentía y constancia en el apostolado, cuando los enemigos crecen en número y son más fuertes y robustos.

            Estamos tristes, caminamos por un valle de lágrimas sembrado de espinas. Llevamos penas muy hondas y nadie puede llegar al fondo de nuestro corazón para aliviarlas. Solamente puede hacerlo el Espíritu Santo.

            Somos tibios, la noche del mundo en que vivimos es oscura y fría. Sentimos frió, como San Pedro en el palacio de Caifás, y buscamos un poco de calor en el corazón, entre las personas mundanas que nos hacen pecar. Vamos desanimados por el camino de la virtud, como los discípulos de Jesús, que huían de Jerusalén a Emaús. Necesitamos del Espíritu Santo que inflame nuestros corazones tibios y enderece lo pasos extraviados.

3º SU ORACIÓN: Tú sabes, Padre, que muchos pueblos de América fueron llevados al seno de la Iglesia por medio del ministerio pastoral del presbítero san Francisco Solano; por sus méritos e intercesión, te pedimos que nos mires con bondad y atraigas hacia ti a los pueblos que todavía no te reconocen. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

25 de julio

SANTIAGO APÓSTOL

1º SU VIDA: Nació en Betsaida; era hijo de Zebedeo y hermano del apóstol Juan. Un día, cuando Jesús los llamó abandonaron inmediatamente la tarea, dejaron a su padre y lo siguieron. Recibieron de Cristo el nombre Boanerges, significando hijos del trueno, por su impetuosidad.

 

            Intercede su madre Salomé. Fue a pedirle a Jesús que en el día de su gloria los colocara a ellos dos en los primeros puestos: uno a la derecha y otro a la izquierda. Jesús les dijo: "¿Serán capaces de beber el cáliz de amargura que yo voy a beber?" Ellos le dijeron: "Sí somos capaces". Cristo añadió: "El cáliz de amargura sí lo beberán, pero el ocupar los primeros puestos no me corresponde a Mí el concederlo, sino que esos puestos son para aquellos para quienes los tiene reservado mi Padre Celestial". Seguramente que esta lección de Jesús, hizo a Santiago más humilde.

Muy presente en la vida del Maestro. Estuvo presente en los principales milagros obrados por el Señor. Llegaría hasta los últimos confines de Occidente. Santiago presenció, junto con Juan y Pedro, la curación milagrosa de la suegra del Príncipe de los Apóstoles y la resurrección de la hija de Jairo. Fueron los únicos testigos de la Transfiguración y los que le acompañaron de cerca durante su agonía y el sudor de sangre en Getsemaní.

            Santiago y la Virgen. Santiago se trasladaría pronto a España. Este santo Apóstol no vio siempre el éxito responder a sus esperanzas. Como la Virgen María estaba bajo los cuidados de su hermano Juan, Santiago se despediría de ellos, y entonces se prepararía (así lo podemos pensar) aquella maravillosa visita que, según la tradición, hizo la Virgen al apóstol en Zaragoza, en aquel sagrado lugar en que se levanta el Pilar, que simboliza y garantiza la firmeza de la fe en las Españas del Viejo Mundo y del Nuevo.

El primer apóstol martirizado. Por el rey Herodes alrededor del año 42. Desde la antigüedad esta difundida la seguridad de que había predicado el Evangelio en los confines de Occidente. El apóstol Santiago aparece venerado como cabeza refulgente de España y patrono de sus reinos cristianos. Éstos proclaman en los siglos siguientes su gratitud por la protección del Apóstol en la de­fensa de la fe y de la independencia de la patria y por su asisten­cia en la acción misionera que contribuyó a propagar la Iglesia ­por todo el mundo.

Patrón de España. Su sepulcro en Compostela, a semejanza al del Señor en Jerusalén y al de san Pedro en Roma, atrae, pe­regrinos de toda la cristiandad. Los papas han concedido jubileo frecuente y otras gracias.

2º SU MENSAJE: Todos los santos son universales, pero lo hay más particulares, como lo es Santiago, debido a su relación con el Señor, y también a su relación con España, por ser el patrono. En su vida nos deja mensajes muy prácticos.

            1. Conoció al Maestro, vivió con Él. Es el eslabón que nos pone en contacto con el Maestro. Y puede sernos muy útil para dárnoslo a conocer.  Como hombre, nos lo pueden hacer entender bien, y dar a conocer como el lo conoció y lo experimentó, el convivió con el Maestro. Lo vio con sus ojos, lo oyó con sus oídos, lo toco con sus manos. Es uno de los pilares de la Iglesia, por lo cual nos encomendamos a Santiago y nos iluminará para, conocerlo. “Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y han tocado nuestras manos acerca de la Palabra de la vida, pues la vida se manifestó y nosotros la hemos visto y damos testimonio, y os anunciamos la vida eterna que estaba junto al Padre y se nos manifestó, Lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros”. (1Jn 1,1-3).

            2. Predicó el Evangelio en España. Somos herederos directos de su predicación. “La palabra de Dios es viva y eficaz”. (Heb 4.12). La necesitamos porque, “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. (Mt. 4,3-4). El Evangelio nos habla de como tenemos que vivir, con relación a Dios y con relación al prójimo. Con relación a Dios; Habla de cómo hay que amarlo sobre todas las cosas: habla de la Eucaristía, habla del cielo, etc. Con relación al prójimo; habla de que tenemos que amarnos unos a los otros como Él nos ha amado, habla del perdón, de la ayudad, etc. Necesitamos del evangelio que nos predico Santiago en España.

          

3. Le consoló la Virgen ante los desánimos humanos. Es una tradición que viene desde muy antiguo, luego es de fiar. No seria de extrañar, porque era uno de los apóstoles escogidos por su Hijo. No seria de extrañar, porque necesitamos de estos consuelos de vez en cuando, y Ella  es Cosuelo de los Afligidos. Y se lo decimos en el rezo de la Salve; <<A Ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas>>.

No nos quedemos con el Santiago matamoros. Sino, con el que puede ayudarnos a conocer al Maestro. El que nos puede dar a conocer el evangelio que predico en España. El que sintió el consuelo de la Virgen.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, que consagraste los prime­ros trabajos de los apóstoles con la sangre de Santiago Apóstol, haz que, por su martirio, sea fortalecida tu Iglesia y, por su patrocinio, España se mantenga fiel a Cristo hasta el final de los tiempos. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

26 de julio

SAN JOAQUÍN y SANTA ANA

1º SU VIDA: Joaquín y Ana, dos nombres llenos de grandeza a los ojos de Dios. No conocemos de ellos con certeza más que sus nombres y el hecho de que fueron los padres de la Madre de Dios. Dignidad lo suficientemente grande en la tierra y también en el cielo. Los evangelios "apócrifos" no fueron aceptados por la Iglesia como parte del canon de las Sagradas Escrituras porque contienen datos que no son confiables.  Pero si contienen algunos datos de documentos históricos. Y son la fuente de algunos de estos.

Joaquín significa preparación del Señor, trabajo y constancia. La providencia divina mueve los hilos de la historia. Durante largos siglos el Señor preparó, por medio de los profetas y patriarcas, la venida del Deseado de las naciones. Israel deseaba con ansia renovada esta llegada. La tardanza no ahogaba los anhelos de Joaquín y Ana. Ellos se acercaban al ocaso de la vida sin descendencia. Pero seguían rezando y porfiando al Señor con oración inflamada. Su esperanza se mantuvo incólume.

Ana no es la primera que lleva este nombre. Una contemporánea suya, la profetisa Ana, también esperaba al Mesías. Lo encontró cuando fue presentado en el templo. En el libro I de Samuel aparece otra Ana, la madre de Samuel, con una historia parecida a la de la madre de la Virgen. Estaba rezando ante el Señor. Movía los labios, pero no se oía su voz. Reza y llora también la esposa de Joaquín. Presiente que va a llegar el Redentor, ora para acelerar su venida. Pero está triste, porque se ve envejecer en la esterilidad.

Las oraciones de Ana fueron escuchadas. Un ángel se aparece a Ana en la Puerta Dorada del templo y le profetiza el nacimiento de una Niña que se llamará María y será la predilecta del Señor. Dice San Juan Damasceno "Oh bellísima Niña, benditas las entrañas y el vientre de los que saliste". En el seno estéril de Ana germinó la plenitud de la gracia. En sus entrañas se realizó el sublime misterio de la Concepción Inmaculada de María

 

Grandes tuvieron que ser aquellos dos corazones. Si Dios los escogió para una obra tan admirable, Si habían de educar a la que Dios escogía como Madre de su Hijo, cuánta dulzura, bondad y hermosura habría en aquellas almas. Pues habían sido destinados por Dios para ser los padres de una Niña sin par, no sólo sin mácula, sino llena de gracia "la llena de gracia", la bendita entre las mujeres. El culto a San Joaquín es más reciente. Pero el culto a Santa Ana es muy antiguo. En Jerusalén está la iglesia de Santa Ana, cerca del templo. Allí vivían, según la tradición, Joaquín y Ana. Y, según la opinión de muchos Padres, ahí nació la Virgen María.

2º SU MENSAJE: Estos santos, padres de la Virgen María, son por ello los abuelos del Niño Jesús. Cuanto quieren los abuelos a los nietos, y cuanto les quieren los nietos a los abuelos. Luego, cuanto querrían estos santos al Niño Jesús, y cuanto les querría Él a ellos, a su abuelos. Antes, casi todos nos criábamos entre los abuelos, o en su casa o cerca de ellos. Viejos, pero en casa, nunca estorbaban, es más, tenían un lugar preferente en la casa, en la mesa y en el cariño. Los abuelos de Jesús, tal y como se acostumbraba en aquella época, también influirían en la educación de Jesús, del nieto.

            Que importantes que son los abuelos. Hoy, por desgracia, suelen decir muchos de ellos al ver a sus hijos y nietos apartados de la Iglesia. Que pena, esto, no lo han visto en casa, esto no se lo hemos enseñado nosotros. A lo que ellos suelen contestar. No te metas en mi vida, que ya somos mayorcitos. Hoy puede ser este el mayor problema de la sociedad, el que se escapan de las manos de la Iglesia los matrimonios jóvenes que son los padres que tienen hijos, y que no responden a como se les educo a ellos.

            Queda una esperanza, los nietos. Estos suelen querer a los nietos tanto o más que a sus hijos. Les llevan a la escuela, les dan de comer, les sacan de paseo, juegan con ellos, hoy por trabajas en las familias el padre y la madre, los niños pasan muchas horas con sus abuelos. (Sin ser sus padres, pero son educadores de ellos de otra manera). Y hoy, por desgracia, con tantas separaciones y rupturas matrimoniales, muchos de ellos vuelven a las casas de los padres, al menos por un tiempo.

Hay que aprovechar todas las oportunidades, incluso, aprender de los errores anteriores. En ocasiones, la función de los abuelos se convierte en especialmente necesaria, cuando por alguna circunstancia tienen que suplir la falta de sus padres o sus carencias educativas. La Iglesia les recomienda el despertar religioso de sus nietos: acercarlos a los símbolos, a los sentimientos y a las actitudes cristianas y ponerlos en contacto con el mundo religioso que para ellos es tan queridos. Es una ocasión para muchos abuelos el invitarles a rezar, antes de acostar, antes de comer, llevarles a misa, rezar a la Virgen, etc. Con esto se esta haciendo de los nietos hombres de provecho. A veces el papel de los abuelos en la familia es insustituible. Esta entrañable pareja, que siguió de cerca los pasos de Jesús Niño, representa aquellos que ponen un especial acento de ternura en la vida de sus nietos y tienen con ellos esa sintonía tan característica entre la vida que empieza y la que declina.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios de nuestros padres, tú concediste a san Joaquín y a santa Ana la gracia de traer a este mundo a la Madre de tu Hijo; concédenos, por la plegaria de estos santos, la salvación que has prometido a tu pueblo. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

27 de julio

SAN PANTALEÓN

1º SU VIDA: Nació en Nicomedia, en el siglo III de nuestra era. El Imperio romano está ensayando fórmulas para impedir el hundimiento que se avecina, y como una de ellas se va a pensar, en la implantación de la religión oficial como obligación universal. Ha sido necesario poner un emperador, un César, en Oriente para sostener aquellas regiones tan distantes de la metrópoli. Y Nicomedia es la residencia de los emperadores de Oriente.

Un joven de nobles inclinaciones. Tenía un buen corazón. Es hijo de un gentil, Eustorgio, senador y rico. Su madre era cristiana, pero murió joven: el niño era pequeño y apenas pudo enseñarle apenas casi nada del cristianismo. Era de una inteligencia muy despierta y con muy buenos profesores. Su padre hizo que Pantaleón estudiara la medicina bajo la dirección de Eufrosino, médico del mismo Diocleciano. Se va haciendo en sus entornos un joven distinguido y respetado.

Encuentro con la gracia de Dios. Este encuentro le vino a través de un sacerdote cristiano. Hermolao que vivía oculto por el rigor de la persecución. Un día se encontró con el sacerdote, quien se admiro por las condiciones del joven, y con esperanza se lanzó a hablar abiertamente de la doctrina de Jesucristo. Pantaleón quedo impresionado. Los recuerdos de las enseñanzas de su madre cristiana reverdecieron a su conciencia. Prometió que continuarían en contacto con el sacerdote.

Un milagro para acabar de creer. Se encontró este médico ante un caso desesperado. Le presentan un niño muerto por la picadura de una víbora. El médico, impotente, recuerda entonces unas palabras del sacerdote Hermolao. El nombre de Cristo bastaba para resucitar a los muertos. Pantaleón no vacila, y le invoca. El niño vuelve a la vida y la serpiente muere en el acto. Pantaleón es ya cristiano. Con el sacerdote oculto procura prepararse y recibir el bautismo de Jesús. Desde entonces su vida se tejido de milagros continuos.

Los milagros le llevan al cielo. Algunos médicos por envidia, lo delataron a las autoridades. Fue arrestado junto con Hermolaos y otros dos cristianos. El emperador, que quería salvarlo en secreto, le dijo que apostatara, pero Pantaleón se negó e inmediatamente curó milagrosamente a un paralítico para demostrar la verdad de la fe. Los cuatro fueron condenados a ser decapitados. San Pantaleón murió mártir a la edad de 29 años el 27 de julio del 304. El cuerpo no es quemado. Los soldados no se atreven. Los cristianos se lo llevan y recibe sepultura en medio de intensa veneración.

2º SU MENSAJE: Sin duda que Dios se sirvió del Santo para hacer muchos milagros por su intercesión. Uno de los milagros es el que se realiza cada año por su fiesta. Una porción de su sangre se reserva en una ampolla en el altar mayor del Real Monasterio de la Encarnación en Madrid. La sangre, en estado sólido durante todo el año, se hace liquida sin intervención humana. Esto ocurre en la víspera del aniversario de su martirio, cada 26 de julio. Así ha ocurrido cada año hasta la fecha. Es un santo de muchos milagros.

            Los milagros son una manifestación del poder de Dios. En ninguna otra persona de la historia sea ha manifestado de una manera tan impresionante este poder misterioso de hacer milagros como en Jesús. El milagro es un acto del poder divino por medio del cual Dios suspende los efectos de una ley natural y se produce un efecto raro y maravilloso. Las palabras “milagro”, significan admirable.

            Los milagros son la mayor prueba de la divinidad de Jesus. Sirvieron para que la gente creyera en su tiempo que Jesus era el enviado de Dios. Son como el sello de Dios que el acredita como su Embajador en la tierra. La señal más segura de que es Dios y viene en nombre de su Padre Dios. Por eso les decía a los judíos; “Si no creéis en Mi, creed en la obras que yo hago”. Hizo milagros de toda clase, con los hombres, con la naturaleza, etc.

            Sigue haciendo milagros a través de la Virgen y de sus santos. Cuando nosotros pedimos intercesión a la Virgen o a un santo, al hacerlo en el Nombre de Jesús, y al ser nosotros parte de su Cuerpo Místico, es dios quien al fin de cuentas hace el milagro, pero valiéndose de la devoción, de las reliquias, de la lectura de sus vidas, de sus escritos, etc. Nos escucha y beneficia Dios a través de ellos. ¡Cuánto milagros de la Virgen por la Medalla milagrosa, de curaciones en Lourdes, Fátima, etc. Cuantos milagros de santos por sus reliquias, etc.

 

            Los milagros hoy. La Iglesia, una de las condiciones que pone para las beatificaciones, canonizaciones, es necesario probarlo con milagros. Para que el "venerable" se convierta en "beato" hace falta probar la existencia de un milagro. Y para que el "beato" se convierta en "santo", otro milagro más después de la beatificación, salvo en caso de martirio que no se necesitan milagros, al menos para beato. Luego, sigue habiendo hoy milagros.

3º SU ORACIÓN: Dios de todo poder y misericordia, que infundiste tu fuerza a san Pantaleón para que pudiera soportar el dolor del martirio, concede a los que hoy celebramos su victoria vivir defendidos de los engaños del enemigo bajo tu protección amorosa. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

28 de julio

SAN PEDRO POVEDA

1º SU VIDA: Nació en Linares (Jaén) el día 3 de diciembre de 1874. Allí recibió el Bautismo en la Parroquia de Santa María una semana después, y la Confirmación el 5 de abril de 1875. Fue el mayor de seis hermanos, hijos del matrimonio compuesto por don José y doña María Linarejos. Su padre era químico en una Sociedad minera y concejal del Ayuntamiento.

Desde muy niño sintió atracción por el sacerdocio y, apenas cumplidos los diez años, manifestó su deseo de estudiar en el Seminario de Jaén. A causa de la enfermedad del padre, en 1894 se trasladó al Seminario de Guadix (Granada), donde le fue concedida una beca por el Obispo. Allí terminó sus estudios y el 17 de abril de 1897, ordenado sacerdote el día 21.

El cura joven en las cuevas de Guadix. Su vida pastoral estuvo llena de ocupaciones en la diócesis, hasta llegar a las cuevas de Guadix. Se propuso promover humana y cristianamente a estos habitantes, con paro, hambre, analfabetismo, y comenzó a establecer relaciones entre la ciudad y la periferia. Con ayudas de entidades públicas y particulares pudo construir las “Escuelas del Sagrado Corazón de Jesús”, pagar a los maestros, dar de comer a los niños y crear clases nocturnas y talleres para adultos, realizando una importante tarea humanitaria, educativa y de formación profesional y cristiana en este amplio sector de la población, marginado y carente de recursos.

En Covadonga, “mirando a la Santina”.  Descubrió la llamada que en adelante daría sentido a su vida: la importancia de la función social de la educación y que los maestros estuvieran bien preparados profesionalmente, vivieran su fe de modo coherente y responsable, fueran solidarios y supieran cooperar. Fundador, para esto de la Institución Teresiana. Allí conoció a la Sierva de Dios María Josefa Segovia, su principal colaboradora, y después primera Directora General Se acogía a la titularidad de Teresa de Jesús, y proponía como estilo de vida a los primeros cristianos.

Años difíciles de persecución a la Iglesia en España, fue detenido en su casa de la calle de La Alameda de Madrid. No ocultó su identidad ante quienes fueron a buscarlo: “Soy sacerdote de Jesucristo”. A la mañana siguiente una profesora y una joven doctora de la Institución Teresiana encontraron su cadáver junto a la capilla del cementerio de La Almudena, con signos de haber recibido disparos de bala. Sobre su pecho aparecía, atravesado, el escapulario de la Virgen del Carmen. Tenía sesenta y un años de edad. Fue beatificado por el Papa Juan Pablo II en Roma el día 10 de octubre de 1993 por sus virtudes y su martirio.

2º SU MENSAJE: Como muchos de los santos, san Pedro Poveda nos ha dejado su mensaje en sus escritos, en los que aparece su espiritualidad y sobre todo su pensamiento. Algunos de estos textos, son prácticos para todos los cristianos, que se deben distinguir por su vida santa.

Los hombres y las mujeres de Dios son inconfundibles. No se distinguen porque sean brillantes, ni porque deslumbren, ni por su fortaleza humana, sino por los frutos santos, por aquello que sentían los apóstoles en el camino de Emaús cuando iban en compañía de Cristo resucitado a quien no conocían, pero sentían los efectos de su presencia.

Sí, el Maestro dice a sus discípulos: La paz os dejo, mi paz os doy; pero añade: no como la da el mundo. Su paz es orden, armonía, gracia; es compatible con los dolores, amarguras y persecuciones; existe aun cuando todo se conjure contra sus discípulos; es la paz del alma, del corazón, de la conciencia, del cumplimiento del deber, de la razón que estima y aprecia en su justo valer las cosas, de la fortaleza que se mantiene intrépida en la lucha, que no es vencida por halagos, ni por amenazas. De aquí que Cristo añadiera a sus últimas palabras: No se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

Habéis de trabajar, orar, sufrir, como si todo el fruto dependiera de vuestro esfuerzo, pero persuadidos de que ni el que planta es algo, ni el que riega; que nada podréis por vosotros mismos; que Dios es el que da el fruto. A Él habéis de encaminar toda la gloria, a Él debéis referirlo todo, de Él debéis esperarlo todo. Lejos de vosotros la vanidad, la presunción y hasta la satisfacción, si veis el fruto. Mirad que todo es de Dios; temed arrebatarle la gloria que le pertenece. Tened sólo un anhelo; que toda la gloria sea para el Señor, cuyo es el fruto, cuya es la virtud, la potencia, la eficacia.

Así ha de ser vuestra vida: toda de Dios. Pero siendo de Dios toda, ha de distinguirse por su carácter eminentemente humano, el cual, informado por una vida toda de Dios, se perfecciona, pero no se desnaturaliza. Vida henchida de Dios. Sí; del Dios que hizo lo humano para perfeccionarlo y no para destruirlo. Yo quiero, sí, vidas humanas; pero, estas vidas no podrán ser cual las deseamos si no son vidas de Dios, pretendo comenzar por henchir de Dios a los que han de vivir una verdadera vida humana....

3º SU ORACIÓN: Señor Dios nuestro, que has concedido a San Pedro Poveda, la gracia de impulsar la acción evangelizadora de los cristianos, mediante la educación y la cultura, y de entregar la vida en martirio como sacerdote de Jesucristo: haz que sepamos, como él, participar fielmente en la misión de la Iglesia con el testimonio de nuestra vida cristiana y la entrega generosa al anuncio de tu Reino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

_________________________

29 de julio

SANTA MARTA

1º SU VIDA: "Yendo ellos de camino, entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude.» (Lc10:38-40). Marta es hermana de María y Lázaro y vivía en Betania.

Una familia amiga de Jesús. Varias veces, el Señor, cuando visitaba Jerusalén acostumbraba hospedarse en la casa de estos tres hermanos en Betania, San Juan nos dice que "Jesús amaba a Marta y a su hermana María y Lázaro" (Jn 11,5). Aquí encontraba Jesús un amigo, unas manos que le servían con cariño y unos oídos dóciles y enamorados. Al final, cuando acababan las duras jornadas de Jerusalén, Betania será para Jesús el lugar preferido de descanso para su corazón.

 

Solo una cosa es necesaria. Jesús entra en su corazón afanado y dividido No sabemos cual fue el motivo de Marta al hacer su petición al Señor pero todo parece indicar que se quejaba contra su hermana María. El Señor aprecia el servicio de Marta, pero al mismo tiempo sabía que era imperfecto.
Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada”. (Lc 10 41-42) Jesús le contesta que no se inquiete, que no se ponga nerviosa, que lo principal es la amistad, estar juntos, que no son necesarias tantas cosas. Toda vida activa debe surgir de una vida contemplación.

La resurrección de Lázaro.Lázaro se puso grave de muerte mientras Jesús estaba lejos. Las hermanas le enviaron un mensaje: "Señor aquel que tú amas, está enfermo". Pero Jesús, estaba al otro lado del Jordán,
A los cuatro días, fue Jesús hacia Betania, la casa estaba llena de amigos y conocidos que habían llegado a dar el pésame a las hermanas. Tan pronto Marta supo que Jesús venía, salió a su encuentro Jesús le dice: "Tu hermano resucitará" Marta le contesta: "Ya sé que resucitará el último día en la resurrección de los muertos". Jesús añadió: "Yo soy la resurrección y la vida. Todo el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá”. Y dijo: "¿Dónde lo han colocado?". Y viendo llorar a Marta y a sus acompañantes, Jesús también empezó a llorar y dijo en voz alta: "Lázaro ven afuera". Y el muerto salió.

La primera celebración en su honor. Fueron los franciscanos en 1262, el 29 de julio, es decir, ocho días después de la fiesta de santa María Magdalena, identificada por algunos como su hermana María.

2º SU MENSAJE:Así aparece en el evangelio, que en la casa de Betania, de marta y María y su hermano Lázaro, hospedaron varias veces al Señor. San Agustín, en uno de sus sermones, nos hace caer en la cuenta de esto. Dichosos los que pudieron hospedar al Señor en su propia casa. Y como nosotros hoy podemos seguirlo haciendo.

Marta y María eran dos hermanas; ambas estaban estrechamente unidas al Señor, ambas le servían durante su vida mortal con idéntico fervor. Marta lo hospedó, como se acostumbra a hospedar a un peregrino cualquiera. Pero, en este caso, era una sirvienta que hospedaba a su Señor, una enferma al Salvador, una criatura al Creador.

Le dio hospedaje para alimentar corporalmente a aquel que la había de alimentar con su Espíritu. El Señor quiso tomar la condición de esclavo para así ser alimentado por los esclavos, y ello no por la necesidad, sino por condescendencia, ya que fue realmente condescendencia permitir ser alimentado. Su condición humana lo hacía capaz de sentir hambre y sed.

Así, pues, el Señor fue recibido en calidad de huésped, él, que vino a su casa, y los suyos no lo recibieron; pero a cuantos lo recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, adoptando a los siervos y convirtiéndolos en hermanos, redimiendo a los cautivos y convirtiéndolos en coherederos. Pero que nadie de vosotros diga: «Dichosos los que pudieron hospedar al Señor en su propia casa». No te sepa mal, no te quejes por haber nacido en un tiempo en que ya no puedes ver al Señor en carne y hueso; esto no te priva de aquel honor, ya que el mismo Señor afirma: Cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis.  Ahora estás ocupada en los mil detalles de tu servicio, quieres alimentar unos cuerpos que son mortales, aunque ciertamente son de santos; pero ¿por ventura, cuando llegues a la patria celestial, hallarás peregrinos a quienes hospedar, hambrientos con quienes partir tu pan, sedientos a quienes dar de beber, enfermos a quienes visitar, muertos a quienes enterrar?

Todo esto allí ya no existirá; allí sólo habrá lo que María ha elegido: allí seremos nosotros alimentados, no tendremos que alimentar a los demás. Por esto, allí alcanzará su plenitud y perfección lo que aquí ha elegido María, la que recogía las migajas de la mesa de la palabra del Señor. Dice el Señor: Os aseguro que los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo.

3º SU ORACIÓN:Dios todopoderoso, tu Hijo aceptó la hospitalidad de santa Marta y se albergó en su casa; concédenos, por intercesión de esta santa mujer, servir fielmente a Cristo en nuestros hermanos y ser recibidos, como premio, en tu casa del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

30 de julio

SAN PEDRO CRISÓLOGO

1º SU VIDA: Nació alrededor del año 380 en Imola, en la Emilia, y entró aformar parte del clero de aquella población.

Elegido obispo de Rávena. Muere el arzobispo de Rávena, el año 433. El Papa Sixto III propuso para el cargo a San Pedro Crisólogo, el año 424. El nuevo obispo recibió allí mismo la consagración y se trasladó a Rávena, donde el pueblo le recibió con mucha frialdad. Había muchos paganos en su diócesis y abundaban los abusos entre los fieles. El celo del nuevo obispo consiguió acabar con el paganismo y corregir muy pronto los abusos. Se distinguió por la grande y delicada caridad con que atendió a su rebaño, exponiéndoles con mucha claridad doctrinal la palabra de Dios.

Hombre de palabras de oro. Eso significa crisólogo. Era pastor celosísimo, con abundantes sermones y escritos. A la gente le agradaban mucho sus sermones. Su modo de hablar era conciso, sencillo y práctico. A ratos se entusiasmaba tanto mientras predicaba que la misma emoción le impedía seguir hablando, y el público se contagiaba de su entusiasmo y empezaban muchos a llorar. En los dos meses más calurosos del verano dejaba de predicar y explicaba así jocosamente a sus oyentes el porqué de esta determinación: "en este tiempo de calores tan bochornosos no les predico, porque ustedes se apretujan mucho para escucharme y con estas temperaturas tan altas llegan los ahogos y trastornos, y después le echan toda la culpa de ello a mis sermones"

Doctor de la Iglesia. San Pedro Crisólogo predicó en favor de la comunión frecuente y exhortó a los cristianos a convertir la Eucaristía en su alimento cotidiano. Sus sermones movieron a Benedicto XIII a declarar al santo doctor de la Iglesia, en 1729.  Se conservan 176 homilías de un estilo popular y muy expresivo. Son todas muy cortas, porque temía fatigar a sus oyentes. Explican el Evangelio, el Credo, el Padre Nuestro y citas de santos para imitación y exaltación de las virtudes del verdadero cristiano.  En una homilía define al avaro como "esclavo del dinero",  mientras que para el misericordioso el dinero es "siervo".

Dios le anuncio que venia a buscarle. Habiendo tenido una revelación sobre su muerte, que iba ase muy próxima, se volvió a su ciudad natal de Imola, donde regaló a la Iglesia de San Casiano varios cálices y vasos sagrados. Después de aconsejar que se procediese con diligencia a elegir a su sucesor, murió en Imola, hacia el año 450. Y fue sepultado solemnemente en la iglesia de San Casiano.

2º SU MENSAJE: Recomendaba mucho la comunión frecuente y exhortaba a sus oyentes a convertir la Sagrada Eucaristía en su alimento de todas las semanas. Es decir; sobre la necesidad de la comunión frecuente.

Entonces Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo, que si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y Yo le resucitaré en el último día. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne, y bebe mi sangre, mora en mí y Yo en él. Así como vive el Padre que me envió, y Yo vivo por el Padre, también aquél que me coma, vivirá por Mí. Este es el pan que ha bajado del cielo, no como aquel que comieron vuestros padres y murieron. El que come de este pan, vivirá para siempre”. (Jn 6, 54-58)

Dos clases de gente necesitan comulgar a menudo: los perfectos, porque no deben alejarse de Aquel que es fuente y manantial de su perfección, y los imperfectos, para que puedan aspirar a la perfección; los fuertes para no debilitarse y los débiles para fortalecerse; los enfermos para sanar y los sanos para no enfermar…

            La Eucaristía ha sido instituida para alimento de las almas. Un alimento cotidiano, necesario, como era el maná recibido cada mañana en el desierto para poderse alimentar. Los israelitas tenían orden de recogerlo cada día. La Eucaristía, alimento necesario cada día, aparece todos los días sobre los altares y cada día deben acudir los fieles a recogerlo y alimentarse con él. Las ganas de comer suele ser síntoma de buena salud, y al contrario, la inapetencia es síntoma de enfermedad, y vendrá la anemia; y el organismo anémico es campo preparado para toda clase de enfermedades. Los santos tiene vida sobrenatural vigorosa; por eso, han sentido hambre de la Eucaristía.

            Los deseos de Jesucristo de que comulguemos. Estos deseos aparecen manifestados en la institución del sacramento, cuando se valió de los accidentes del pan y del vino. El pan que es la base de la alimentación corporal, es alimento imprescindible en las comidas. El pan eucarístico debe de ser la base de la alimentación sobrenatural, hay que recibirlo todos los días. Porque, todos los días sufrimos desgaste y deterioro de las energías sobrenaturales y todos los días deben ser reparadas, si queremos disfrutar vida sobrenatural y vigorosa.

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que hiciste de tu obispo san Pedro Crisó­logo un insigne predicador de la Palabra encarnada, concédenos, por su intercesión, guardar y meditar en nues­tros corazones los misterios de la salvación y vivirlos en la práctica con fidelidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

_________________________

31 de julio

SAN IGNACIO de LOYOLA

1º SU VIDA: Nació en el castillo de Loyola en 1491, siendo el menor de los trece hijos de Don Beltrán de Loyola y Doña Marina Sáenz. A los 16 años fue enviado como paje al palacio de Juan Velásquez de Cuéllar, contador mayor de los Reyes Católicos Fernando e Isabel, lo cual le permitió estar en continuo contacto con la corte. Se entregó a todos los ejercicios de las armas, buscando alcanzar renombre de hombre valiente, honor y gloria militar”.

La enfermedad le cambio la vida. Fue enviado a Pamplona, asediada por los franceses. La bala de una bombarda le alcanzó una pierna, quebrándola por entero. Y la otra también quedó fuertemente herida. Fue llevado en litera hasta el castillo de sus padres. Vino después la larga convalecencia, la lectura de la vida de Cristo y de los santos, únicos libros que había en el castillo. El primer pensamiento fue el de ir a Tierra Santa y vivir en oración, penitencia y contemplación en los lugares en que vivió Jesús.

Los “Ejercicios Espirituales”. En Montserrat, hizo una confesión general de su vida y dejo la espada en el altar de la Virgen. Vivió después algún tiempo en Manresa, donde recibió grandes favores místicos y escribió sus famosos Ejercicios Espirituales. Volvió a Barcelona para estudiar, a fin de prepararse para el sacerdocio.

La Compañía de Jesús. Decidió ir a París, a estudiar en la famosa universidad. Fue ahí que la Providencia le hizo encontrar a los seis primeros discípulos, con los cuales fundaría la Compañía de Jesús. Entre ellos estaba el gran apóstol de la India y del Japón, San Francisco Javier, y el beato Pedro Fabro. San Ignacio envía a San Francisco Javier a la India. Quería una compañía de excelencia, para combatir los errores de la época, principalmente los de Lutero y Calvino, y por eso estipuló que, al contrario de las otras congregaciones u órdenes religiosas, el noviciado sería de un año más.

Su vida interior era profunda y estaba constantemente en la presencia de Dios. Conforme narra en su autobiografía, cada vez que quería encontrar a Dios él lo encontraba haciendo un poco de recogimiento. Tenía visiones, repetidamente, sobre todo cuando se trataba de decidir un asunto importante de la Compañía, o cuando redactaba sus Constituciones. Por el verano de 1556, el santo sufrió un ataque de fiebre romana. Sus doctores no previeron ninguna consecuencia seria, pero el santo sí lo hizo. El 30 de julio de, pidió los últimos sacramentos y la bendición de Su Santidad. Falleció en Roma, el día 31 de julio de 1556.Fue beatificado por Pablo V, el 27 de julio de 1609, y canonizado por Gregorio XV, el 22 de mayo de 1622.

2º SU MENSAJE: Una de las frases más conocidas del Santo. “Todo para mayor gloria de Dios” Y con esa frase dirigía todas sus acciones, palabras y pensamientos: a que Dios fuera más conocido, más amado y mejor obedecido.

            La mayor Gloria de Dios en su santidad. San Ignacio desde su conversión, quiso dar a Dios la mayor gloria posible; porque aspiraba a la santidad más heroica. En los días de su conversión se propone imitar a Jesucristo en todo lo que hicieron los santos más grandes. San Francisco hizo esto, pues yo lo tengo que hacer. Santo Domingo hizo esto, pues yo lo tengo que hacer. Quiere imitar a todos en todo lo más heroico.

            ¿Dios le pide pobreza? Pues un saco e jerga por vestido, una soga de esparto a la cintura, calzado el pie enfermo, y el otro desnudo. Estas fueron sus riquezas.

            ¿Dios le pide penitencias? Pues dormir poco y en el suelo, ayunar a pan y agua toda la semana, menos el domingo. Se disciplina cinco veces al día. Y si arrecian las tentaciones, aumenta las penitencias.

            ¿Dios le pide oración? Pues a la soledad a una cueva y allí siete horas diarias orando, de rodillas.

No entendió en su vida vivir ninguna virtud a medias. En todas lo más perfecto. La mayor gloria de Dios en la santificación.

            La mayor Gloria de Dios en su apostolado. Dios le destinaba para que fuera uno de los mayores apóstoles de su tiempo y padre de apóstoles, los jesuitas, y también en el apostolado buscó siempre la mayor Gloria de divina.

            Empieza por proponer los Ejercicios Espirituales a algunas personas piadosas; pero pronto se convence que aquel apostolado es muy reducido.

            Ve la necesidad de hacer estudios para extender la gloria de Dios. Tiene 33 años y está sentado en las aulas. Tiene también que hacer estudios superiores. Ira a una de las mejores universidades, no los hará a medias.

            Ve la necesidad de ayudar a un mundo lleno de dificultades y que necesitaba ser ayudado. Encuentra por providencia divina a unos compañeros que le ayudaran a extender la gloria de Dios con empresas difíciles que le estaban esperando. Funda la Compañía de Jesus, extendida por todo el mundo. Siempre busco en cada época de su vida los medios más eficaces para promover la gloria de Dios. Este fue su ideal toda la vida, pasar por el mundo con la bandera de la Mayor Gloria de Dios.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que has suscitado en tu Iglesia a San Ignacio de Loyola para extender la gloria de tu nombre, concédenos que después de combatir en la tierra, bajo su protección y siguiendo su ejemplo, merezcamos compartir con él la gloria del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.