Autor: P. Eliseo García Rubio.

____________________________

1 de febrero

SANTA BRIGIDA de IRLANDA

1º SU VIDA: Se conocen muy pocos hechos históricos sobre su vida. Parece ser que nació en el año 451 o 452. Y que era hija de un jefe de clan y de una esclava cristiana. Ella también se hizo cristiana y dicen que fue bautizada por un sobrino de San Patricio. En torno a los años 620 al 680 aparece su primera biografía, pero detalla muy poco de la vida terrena de santa Brígida; aparecen más descripciones sociales y religiosas que personales. A mitad del siglo IX, escribe un obispo Donatus, su vida en verso que hizo que se difundiera muy rápido su culto por Europa.

Pertenece a una condición social inferior en su tiempo. Nace del matrimonio de su padre, Duptaco, con una esclava. Situación de la que Dios se puede valer para llegar a las cimas más altas de la santidad a una hija suya, y dejar con su vida un ejemplo bueno para seguir para la gente.

Pide a Dios que la haga fea. Parece ser que la belleza de su rostro era la de su madre, para evitar el poder ser ocasión de pecado y que no la siguieran pidiendo en matrimonio, le pide a Dios que la haga fea. ¿Para qué quiere ser muy hermosa quien sólo piensa en Dios? Ha decidido entrar en religión. Se lo pide a Dios con lágrimas abundantes y son escuchadas, y se la revienta un ojo; por este favor da muchas gracias a Dios.

Fundadora de un monasterio. El primero de Irlanda el de Kindale.  Probablemente fuera un monasterio de hombres y mujeres, mixto y con jurisdicción casi episcopal.Sería este lugarcomo aldeas monásticas más que abadías de tipo benedictino o cisterciense. Pero se entrega a la vocación religiosa. Se santifica y Dios la concede hacer muchos milagros. No podía faltar la caridad para ser santa. También los pobres están presentasen lo que cuentan los biógrafos de la santa; no podría entenderse una vida santa con Dios sin caridad con los hermanos, con el prójimo. Se cuenta de varios leprosos curados por ella, y dar la vista a algunos ciegos. Son inagotables los relatos de la bondad de santa Brígida con los necesitados.

La vaca junto a su imagen. Este hecho curioso da paso a sus reproducciones de imágenes. Nunca se secaron las ubres de una vaca cuando la ordeñaba Brígida para dar la leche a los pobres. La vaca ha quedado representada en sus imágenes y pinturas por los artistas, junto a la santa.

Patrona de Irlanda con los santos Patricio y Columba. Existen himnos y poemas irlandeses de los siglos VII y VIII que dan testimonio del culto que se tributaba a la santa irlandesa. Muere el 1 de febrero de 525.

2º SU MENSAJE: Es un ejemplo el de la Santa de pedir, incluso a Dios que le hiciera fea, para no ser requerida por los hombres del mundo, y dedicar toda su belleza interior y exterior solo a Dios. Hoy, en nuestra sociedad, que hace verdaderos esfuerzos por mantener en sus cuerpos la belleza, puede parecer que este hecho de santa Brígida es algo raro, el que ella hubiera preferido mantener la belleza de su alma, más que la de su cuerpo.

Cuidar externamente nuestro cuerpo no estropea nuestra alma. Siempre que la preocupación por el aspecto físico no tenga la mayor preocupación sobre la única cosa que debe interesarnos: la belleza de nuestra alma, que será la única belleza que nos seguirá en el momento de la muerte. Demasiadas veces oímos decir de personas que eligen seguir al Señor, siendo almas consagradas o ser cristianos de los que se lo toman en serio viviendo en gracia de Dios, les consideran como seres tristes y la mayoría de las veces feos. Hay gente que afirma con ironía que muchos que se consagraron a Dios, lo hicieron convencidos de que en el mundo, no tendría posibilidades por su aspecto exterior. Y esto es una barbaridad, y menos en el caso de santa Brígida, y en el de muchas, pero que muchas almas que han entregado todo a Dios, tambien su gran belleza exterior que no es la principal. Lo principal es la belleza de sus almas en gracia de Dios.

La belleza del alma en gracia, no es una belleza exterior, corporal. Es una belleza interior, espiritual que no desaparece a pesar de las arrugas de la cara, porque es un destello de hermosura divina, Dios mismo se reconoce dentro del alma en gracia. Si alguno me ama, guardará mi palabra; el Padre le amará y vendremos a él y haremos nuestra morada en él”. (Jn 14,23).

            ¿Qué es nuestra alma sin la gracia de Dios? Santa Teresa de Jesús cuenta como es el alma que no esta limpia, sino en pecado: <<rogar mucho a Dios por los que están en este estado, todos hechos una oscuridad, y así son sus obras; porque así como de una fuente muy clara lo son todos los arroyitos que salen de ella, como es un alma que está en gracia, que de aquí le viene ser sus obras tan agradables a los ojos de Dios y de los hombres, porque proceden de esta fuente de vida, adonde el alma está como un árbol plantado en ella, que la frescura y fruto no tuviera si no le procediere de allí, que esto le sustenta y hace no secarse y que dé buen fruto; así el alma que por su culpa se aparta de esta fuente y se planta en otra de muy negrísima agua y de muy mal olor, todo lo que corre de ella es la misma desventura y suciedad>>

3º SU ORACIÓN: Proclamamos, Señor, que sólo tú eres santo, sólo tú eres bueno y nadie puede serlo sin tu gracia; por eso te pedimos que, mediante la intercesión de santa Brígida de Irlanda, nos ayudes a vivir de tal forma en el mundo, que nunca nos veamos privados de tu gloria. Por nuestro Señor.

____________________________

2 de Febrero

PRESENTACIÓN de JESÚS y PURIFICACIÓN de MARÍA

          

1º EL HECHO: Presentación: Cuarenta días después del nacimiento de Jesús,  María y José llevaron al Niño al Templo, a fin de presentarlo al Señor, según la ley de Moisés (Ex 13,11-13).

Lucas (2,22-40). “Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor" y para ofrecer en sacrificio "un par de tórtolas o dos pichones", conforme a lo que se dice en la Ley del Señor. Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: “Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel”. Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él”.

Simeón les bendijo y dijo a María, su madre:Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.” Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén”.

Purificación de María: Como era costumbre, María, su madre, se sometió a la vez al rito de la purificación (Lev. 12,6-8).

Procesión con las candelas, La Candelaria: "luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel" (Lc 2,32). La procesión con velas nos recuerda que La Virgen da luz a Jesucristo, Luz del Mundo, quien se manifiesta a su pueblo por medio de Simeón y Ana. A mediados del siglo V esta fiesta se conocía como "La Candelaria" o "Fiesta de las Luces". La Virgen Maria ha dado luz a la Luz del Mundo, Jesucristo y en esta fiesta El se manifiesta a Simeón y Ana. Se celebra el 2 de febrero, por ser a los cuarenta días de la Navidad.

2º SU MENSAJE: Este pasaje del evangelio, nos deja como mensaje de parte de Maria y José, que cumplían todo lo que les mandaba la ley de Dios. Es una fiesta en la que se recuerda, al encender una vela, la entrega a Cristo y su deseo personal de purificarse.

            Esta fiesta esta basada en el evangelio Lucas (2,22-40).Que nos muestra a la Virgen cumpliendo la ley de Moisés.

Todo primogénito varón, y Jesus lo era, debía ser consagrado a Dios. Para rescatarlo, había que hacer una ofrenda, los pobres dos palomas o dos pichones.

En la ofrenda se realizaba también, la purificación de la madre, que según se creía entonces, se había vuelto impura por la concepción y el parto y había que purificarse. (A los 40 días después del nacimiento, como era costumbre también entre nosotros, la madre salía a la iglesia por primera vez).

            Lo más llamativo de esta fiesta; es que todo el ritual que llevan a cavo, era sin necesidad ninguna. Ni Jesús tenia que ser rescatado de la consagración a Dios, porque era Dios. Ni María la Virgen, tenía necesidad de ser purificada, porque era La Inmaculada.

           ¿Por qué lo hicieron? Porque la familia de Nazaret se sometía a todas las costumbres de la época, en las que estaban en consonancia con la Ley de Dios. Nadie como ellos, lo vemos en la circuncisión, en la presentación y purificación, en la pascua judía, etc.

1º Cumplen sin pretextos; para enseñarnos a nosotros a cumplir la ley de Dios, que tantas veces ponernos muchos pretextos inutiles.          

2º Se mezclan con los demás pecadores; los más santos entre los pecadores, para enseñarnos a no presumir nosotros de ser los buenos, sino, que como los demás, necesitamos de purificación, de ser perdonados.         

3º Maria y Jesús, un vez más ocultan su dignidad; eran, la Madre y el Hijo de Dios, tenían motivo para mostrarse como lo que eran. Nos enseñan a no publicar, tontamente, a los cuatro vientos nuestras pocas cualidades, casi siempre por vanidad y por presumir. Ellos, sin en cambio, se presentan a purificarse sin necesitarlo, sin  presumir de quienes son.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, te rogamos humildemente que, así como tu Hijo unigénito, revestido de nuestra hu­manidad, ha sido presentado hoy en el templo, nos conce­das, de igual modo, a nosotros la gracia de ser presenta­dos delante de ti con el alma limpia. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

3 de febrero

SAN BLAS

1º SU VIDA: nació en el último cuarto del siglo III, en la ciudad de Sebaste. Fue educado en la fe cristiana por sus padres. Pronto destacaron en él grandes cualidades humanas y espirituales. Estudió filosofía y ciencias naturales y también estudió medicina. En el ejercicio de esta profesión, conoció de cerca las dolencias corporales y espirituales. Quiso retirarse a la oración. Pero Dios tenía para él otros planes.   

Obispo por aclamación popular. A principios del siglo IV murió el Obispo de Sebaste. La comunidad cristiana aclamó a San Blas y fue elegido, según las costumbres de la época, como Pastor de aquella Iglesia. Esto prueba el gran prestigio y fama de santidad que tenía. Blas no quería aceptar, pero se manifestó muy clara la voluntad de Dios y terminó aceptando. Fue un Obispo modélico. Fue un magnífico educador, moderador y acompañante de la comunidad de los fieles cristianos. Se retiraba con frecuencia a una cueva del monte Arceo, para orar en la soledad al Señor. Su fama se extendió por toda Armenia.      

Persecución en Oriente. En el año 315, el emperador de Oriente, Licinio, desató una cruel persecución contra los cristianos. La región de Capadocia fue la que sufrió mayor violencia. El gobernador, Agricolao, actuó con mucha crueldad y saña. Llegados al monte Arceo dieron con la cueva donde estaba el Santo Obispo orando. Los soldados avisaron al gobernador, que mandó apresar a San Blas. La gente se enteró. Una multitud salió al camino, por donde iba la comitiva, para manifestar su apoyo al Obispo.

El milagro de la garganta. En el trayecto, ocurrió algo que quedó grabado en la memoria del pueblo fiel. Una mujer con un niño en brazos se abrió paso y logró colocarse delante del Prelado. Su hijo se moría asfixiado porque tenía clavada una espina en la garganta. San Blas oró al Señor y la espina salió de la garganta del muchacho y se curó del todo. Esto hizo que la gente presionara más a los soldados para que liberaran al Obispo. Pero también provocó que el gobernador se enfureciera más y deseara acabar con él lo antes posible. Fue sometido a la prueba de ofrecer sacrificios a los ídolos.

Predicaba con el ejemplo. Agricolao mandó apalearlo hasta la muerte. Pero su cuerpo resistió la paliza. A la vista de eso, lo encarcelaron. El testimonio de su fe y los signos que Dios obraba a través de él, provocaban la conversión de muchos al cristianismo. El gobernador optó por someterle a crueles torturas. Finalmente el año 316, el Obispo Blas de Sebaste fue decapitado. Durante la edad media su culto se difundió por toda la Iglesia.

2º SU MENSAJE: Es uno de los santos protectores, de los abogados contra algún mal. Debido al milagro que realizo con el niño herido en la garganta, se le invoca como abogado contra todos los males de garganta. Y son muchos los devotos del Santo que con sus gargantillas o cordones el día de su fiesta, se sienten protegidos contra este mal.

            Males de garganta espirituales. Todas las curaciones milagrosas realizadas por Jesús, en el evangelio, tiene aplicación para nosotros en la vida espiritual. También las que aplicamos a los milagros de los santos. A san Blas le temeos que pedir por los males espirituales que afectan a nuestra garganta, hecha por Dios para algo. “Si calláis vosotros hablaran las piedras”. 

            Necesitamos curarnos la afonía. Ese mal de los que no tiene voz, que no pueden hablar, y si hablan, como es tan bajito, los poderosos no le escuchan. Los cristianos debemos hablar por ellos, porque son nuestros hermanos y hay que defenderles delante de los injustos. Necesitamos ser la voz de los que no la tienen, o no se les escucha, para defenderlos. Con Dios no necesitamos tener buena voz, sino buen corazón. Pero para hablar con los hombres, es necesario hablar, porque, “le fe entra por el oído”.

 

            Necesitamos curarnos la ronquera. Este es el mal de los que han hablado tanto, que ya están cansados, que ya casi no pueden hablar, y es necesario hablar sin cansarse. No nos podemos callar ante ciertas cosas actuales. Hay que defender la fe, la moral, la Iglesia, las costumbres y a las personas indefensas contra los peligros.

            No podemos callar ante la violencia, los malos tratos, el terrorismo.

No podemos callar cuando la familia se ve amenazada, confundida por ideas de la familia que no es lo que Dios ha dispuesto.

No podemos callar cuando la educación de los niños está amenazada por ideas que deforman la personalidad, dejan de contar con la moral cristiana.

            No podemos callar ante los ataques contra la vida humana, el aborto, la eutanasia. Ante una cultura de la muerte.

            Necesitamos curarnos de amígdalas. Que es esa sensación de ahogo, de opresión, de angustia, de dolor en la garganta, que dificulta el comer y el poder hablar. Ese ahogo, de los que viven parados, con problemas familiares, con enfermedades depresivas u otras, que tanto ahogan a las personas. Esto lo alivia Dios, “Venid a mi los cansados y agobiados que yo os aliviare”.

3º SU ORACIÓN: Escucha, Señor, las súplicas de tu pueblo, que hoy te invoca apoyado en la protección de tu mártir san Blas: concédenos, por sus méritos, la paz en esta vida y el premi­o de la vida eterna. Por nuestro Señor...

____________________________

4 de febrero

SANTA CATALINA de RICCI

1º SU VIDA: Nacía en Florencia el 23 de abril de 1522, Toscana-Italia. Alejandra, que fue el nombre que eligieron al bautizarla. Sus padres, eran Francisco y Catalina, eran buenos cristianos y pertenecientes más bien a la aristocracia de la ciudad. Poco después de nacer Alejandra, murió su madre y su padre pasó a segundos nupcias.

Destacaba en virtudes la pequeña. Ya desde niña aparecieron en ella, virtudes que después darían mucho fruto cuando se hiciera mayor. A los diez años fue internada por su padre en el Monasterio de Monticelli donde estaba de religiosa su tía Luisa Ricci. Muy pronto quedaron profundamente admiradas las religiosas al descubrir las muchas virtudes que adornaban su alma. Pasaba largos ratos postrada ante el Santísimo Sacramento y meditaba en la Pasión del Señor, en los pasos que nos recuerdan los Evangelios.

Vuelve a la casa paterna. A los trece años volvió a casa de su padre siguiendo casi la misma vida que llevara en el internado. Su padre, según costumbre de la época, le propuso unirla en matrimonio con uno de los jóvenes de familia más noble de la ciudad. Alejandra agradeció a su padre sus buenos deseos pero le contestó con firme decisión, que no entraba en sus planes el casarse ya que se había ya desposado con Jesucristo al que le había hecho voto de virginidad.

Religiosa de la orden de santo Domingo. Conoció a dos religiosas dominicas del Convento de San Vicente de Prato, que iban por la calle recogiendo limosna y la joven les pidió explicaciones del género de vida que llevaban en el convento. Esto le agrado mucho. Pidió permiso a su padre y con su bendición ingresó en aquel mismo Monasterio el 1535, con tan solo trece años. Vistió el hábito de la Orden dominicana y al año siguiente hizo los votos religiosos con gran gozo. Las monjas del convento agradecían a Dios el regalo que les había hecho con Catalina, como se empezó a llamar desde ahora.

La visita el Señor con su cruz. Al poco tiempo, el Señor la envía una terrible enfermedad. Las religiosas y los médicos quedaban admirados cómo era posible que pudiera resistir tanto dolor de todo tipo. Se le apareció un Santo de su Orden, hizo sobre ella una cruz y quedó curada por varios años. Recibió muchos dones y regalos del cielo: Revelaciones, gracias de profecía y milagros. Luces especiales en los más delicados asuntos de los que ella nada sabía. Acudieron a consultarla Papas, cardenales y personas sencillas. Se sentía la más pecadora de los mortales. El 2 de Febrero de 1590 se marcho al cielo, del que tantos regalos, había recibido en la tierra.

2º SU MENSAJE: Durante los dolores de su enfermedad, tenía una medicina que la curaba, por lo menos le daba paz y alivio: Era el meditar en la Pasión del Señor, en los muchos dolores que Él sufrió por nosotros. Meditaba paso a paso, en toda su viveza y a veces se le manifestaba el Señor bien con la Cruz a cuestas, bien coronado de espinas o clavado en la Cruz. Ante estos dolores del Maestro, encontraba fuerzas para cargar con su cruz.

            La ingratitud de no meditar sobre la Pasión de Cristo. Si alguno padeciera por un amigo suyo, injurias, golpes, prisión, ¿No estaría deseando que su amigo lo supiera y se acordara frecuentemente de ello? Y que pena sentiría si llegará a enterarse de que aquel amigo, cada vez que querían hablarle de sus dolores, cambiara de conversación y con ingratitudes negaba a dedicarle un recuerdo. Esta es la pena que causan a Jesucristo las almas que no quieren pensar en los dolores que sufrió por ellas; por el contrario, le llena de gozo las que tiene un recuerdo continuo y considerado de su Pasión.

            Motivos para meditar en variados momentos. Parece que el Señor, haya querido sufrir tanta diversidad de dolores, afrentas, ataduras, bofetadas, azotes, espinas, salivas y clavos, con el fin de suministrar a las almas que le aman, muchos y muy variados motivos de meditación; Su amor a la Pasión del Señor llevó a santa Catalina a componer el "Cántico de la Pasión", una meditación sobre los sufrimientos de Cristo. Para eso se nos presenta con múltiples cuadros de dolor; ya sudando sangre en el Huerto, ya maniatado por los soldados, ya desgarrado por los azotes, ya coronado de espinas como rey para burlarse, ya camino del Calvario con la cruz sobre sus hombros, ya caído bajo la cruz tirado por los suelos, ya clavado de pies y de manos entre dos ladones, ya muerto en aquel duro leño hecho para los malhechores.

El fin de meditar en la Pasión de Cristo. No es para sentir ternura y compasión de espíritu, sino, debe tener por fin principal, el inflamarnos el amor del Señor, que sufrió por nosotros todo esto, y el darnos a conocer que es lo que quiere de nosotros. En la meditación sobre la Pasión debemos ofrecernos a padecer todas las penas por su amor, ya que Él quiso sufrir tanto por el nuestro. No hay ejercicio más eficaz para encender a las almas en el fuego del amor divino, como la meditación de la pasión. Ante esta meditación de los dolores del maestro, es donde encontraba medicina, alivio, consuelo, fuerza, ánimos, etc., para seguir adelante Santa catalina de Ricci.

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que otorgaste a santa Catalina de Ricci la gracia de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde, concédenos también a nosotros, por intercesión de esta santa, la gracia de vivir fielmente nuestra vocación, para que así tendamos a la perfección que tú nos has propuesto en la persona de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo…. Amén.

____________________________

5 de febrero

SANTA AGUEDA

1º SU VIDA: Nacida en Palermo o tal vez en Catania (Italia) alrededor del año 230. Los padres, nobles e ilustres la consagraron a Dios desde sus primeros años, Quinciano, que era gobernador romano de Sicilia, atraido por su singular belleza física la asediaba con los deseos de satisfacer sus instintos.

Nada quebranta su voto de virginidad. Hizo su ofrenda a Dios con su vida pura, su virginidad. Para hacerle perder la fe y la pureza el gobernador la hace llevar a una casa de mujeres de mala vida y estarse allá un mes, pero nada ni nadie logran hacerla quebrantar el juramento de virginidad y de pureza que le ha hecho a Dios. Allí, en esta peligrosa situación, Agueda repetía las palabras del Salmo 16: "Señor Dios: defiéndeme como a las pupilas de tus ojos. A la sombra de tus alas escóndeme de los malvados que me atacan, de los enemigos mortales que me asaltan”. El gobernador le manda destrozar los pechos a machetazos y azotarla cruelmente. Pero esa noche se le aparece el apóstol San Pedro y la anima a sufrir por Cristo y la cura.

¿Quién te ha curado? Al encontrarla curada al día siguiente, el tirano le pregunta: ¿Quién te ha curado? Ella responde: "He sido curada por el poder de Jesucristo". Furioso la contesta: ¿Cómo te atreves a nombrar a Cristo, si eso está prohibido? Y ella le responde: "Yo no puedo dejar de hablar de Aquél a quien más fuertemente amo en mi corazón". Entonces la mandó echar sobre llamas y brasas ardientes, y mientras se quemaba dacia en su oración: "Oh Señor, Creador mío: gracias porque desde la cuna me has protegido siempre. Gracias porque me has apartado del amor a lo mundano y de lo que es malo y dañoso. Gracias por la paciencia que me has concedido para sufrir. Recibe ahora en tus brazos mi alma". Y diciendo esto murió el 5 de febrero del 251.

Himno a Santa Agueda. Al papa San Dámaso se atribuye este himno dedicado a esta mártir siciliana: "Hoy brilla el día de Águeda, la insigne virgen; Cristo la une consigo y la corona con doble diadema. De ilustre prosapia, hermosa y bella, todavía más ilustre por las obras y la fe, reconoce la vanidad de la prosperidad terrena, y sujeta su corazón a los divinos preceptos. Bastante más fuerte que sus crueles verdugos; expuso sus miembros a los azotes. La fortaleza de su corazón la demuestra claramente su pecho torturado. A la cárcel que se ha convertido en delicioso paraíso, baja el Pastor Pedro para confortar a su ovejilla. A cuantos recurren fieles a su protección, Águeda les extingue los ardores de la concupiscencia. Ahora que ella, como esposa, resplandece en el cielo, interceda ante el Señor por nosotros, miserables. Y quiera, sí, mientras nosotros celebramos su fiesta, sernos propicia a cuantos cantamos sus glorias".

2º SU MENSAJE:Recurren a su intercesión aquellas embarazadas que quieren tener buen parto, las madres con insuficiente leche, y las aquejadas por diversos "males de pechos". Por extensión se la hace protectora de las mujeres, sean casadas o solteras. Esto, por el episodio más conocido de su martirio, durante el que le fueron cortados los pechos, sanando después milagrosamente sus heridas. Pero el mensaje para hoy es, la calidad de mujer cristiana que es la Santa.

(Proverbios 31.10-31). Una mujer completa, ¿quién la encontrará? Es mucho más valiosa que las perlas. En ella confía el corazón de su marido, y no será sin provecho. Le produce el bien, no el mal, todos los días de su vida. Alarga su palma al desvalido, y tiende sus manos al pobre. Se viste de fuerza y dignidad, y se ríe del día de mañana. Se levantan sus hijos y la llaman dichosa; su marido, y hace su elogio: “¡Muchas mujeres hicieron proezas, pero tú las superas a todas!” Engañosa es la gracia, vana la hermosura, la mujer que teme a Yahvé, ésa será alabada.”.

            Así debe de ser la mujer cristiana. Amante de su Dios, y sin ofrecer una vela a Dios y otra al diablo. Es la columna de su casa. El Ritual del matrimonio dice: Que la esposa siga los ejemplos de las santas mujeres, de las que habla la Sagrada Escritura. De lo contrario, habrá cada vez más bodas por lo civil, menos bautizos. Porque la mujer cristiana de hoy, quizás no imita tanto a las de la sagrada Escritura.

            La verdadera grandeza de la mujer, se mide como la mide Jesús. Alcanza su titulo de grandeza por los honores de la maternidad. Y sin tener hijos naturales, las consagradas, también pueden ser madres con maternidad espiritual. Es un corazón hecho para el amor, no puede dejar de amar. Jesús tuvo siempre las más finas delicadezas con la mujer. Puso su igualdad al mismo nivel que el hombre. Quiso honrar a la mujer, madre, haciendo a María su madre. Y la hizo la mejor colaboradora en los momentos más duros, en el Calvario. Y como compañera en la redención y en el gobierno de las almas. ¡Como no ser la mujer cristiana imagen de María!

Águeda hizo honor a su nombre, que significa «buena»; Ella fue en verdad buena por su identificación con el mismo Dios; fue buena para su divino Esposo y lo es también para nosotros, ya que su bondad provenía del mismo Dios, fuente de todo bien.

3º SU ORACIÓN: Te rogamos, Señor, que la virgen santa Agueda nos alcance tu perdón, pues ella fue agradable a tus ojos por la fortaleza que mostró en su martirio y por el mérito de su castidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

6 de febrero

SAN PABLO MIKI y COMPAÑEROS MÁRTIRES

1º SU VIDA: Pablo nació en Japón entre los años 1564 y 1566. En una de las primeras familias que se habían convertido al catolicismo en el Japón. Fue bautizado cuando tenía cinco años con el nombre de Pablo y es educado por los jesuitas en Azuchi y Takatsuki. Fruto de su educación va creciendo en la fe y en el entusiasmo por vivir el Evangelio con todas sus consecuencias.

Primer japonés en la Compañía de Jesus. Después de un largo discernimiento se convertirá en el primer religioso japonés al entrar a los 22 años al noviciado de los jesuitas. ¡Que gran alegría para los hijos de San Ignacio de Loyola contar con la primera vocación japonesa! Pablo se aplica con exigencia a su formación para el sacerdocio en la que el latín le causa más de una dificultad. Ordenado sacerdote se manifiesta como un gran conocedor de la religiosidad oriental y su testimonio y forma de explicar el Evangelio atrae a cientos de sus paisanos a la Iglesia. Sus superiores viendo el fruto de su apostolado, lo destinan a ser predicador por todo el país.

Cosecha sembrada por san Francisco Javier. No han pasado muchos años desde que el cristianismo penetró en Japón. En 1549 llegaba San Francisco Javier a sembrar el Evangelio. A Pablo Miki y a otros, les tocó regar la semilla y cuidar el gran campo en el que se estaba convirtiendo la Iglesia japonesa. Son años de mucha actividad y fecundidad apostólica y los católicos son ya decenas de miles. Incluso el Shogun Hideyoshi envía una delegación oficial a Roma en el año 1582 para manifestar al Papa Gregorio XIII su cercanía y su beneplácito por la nueva religión.

Arrecia la persecución con­tra los católicos. Hideyoshi, era azuzado por sus principales colaboradores a prohibir el cristianismo, alegando que la nueva religión era una amenaza para la unidad nacional y para su poder. Además los líderes budistas no estaban dispuestos a perder a tantos miles de seguidores y continuamente confabulaban contra los religiosos extranjeros y los conversos. Hideyoshi emite un decreto de persecución y en diciembre de 1596 captura en Osaka a Pablo Miki, a dos hermanos jesuitas, a 6 franciscanos y a 17 laicos japoneses. Entre ellos san Pedro Bautista, español.

El mismo suplicio que el Maestro. Encadenados, son paseados como delincuentes por varias ciudades para escarmentar a los cristianos. Llegados a Nagasaki reciben el suplicio que su Maestro, son crucificados en una colina y allí el P. Pablo dijo su última predicación: “perdono de buen grado al rey y a todos los que han contribuido a mi muerte”. Después de soportar graves ultrajes, fueron crucificados en Nagasaki el 5 de febrero de 1597.

2º Su mensaje: San Pedro Bautista, uno de ellos, nos dejo unas cartas que escribió camino del martirio, en las que dice que hemos perdido nuestras vidas por predicar el Evangelio, pero estamos contentos.

            <<A seis hermanos de los que acá estamos nos han tenido presos muchos días, y nos sacaron por las calles publicas de Meaco con tres japoneses de la Compañía, uno de los cuales era hermano recibido ya, y otros cristianos, que por todos somos veinticuatro. Y después de esto se dio sentencia que nos crucificasen en Nagasaki, donde ahora vamos de camino por tierra, que son más de cien leguas de Castilla, por ser en este y llevarnos a caballo, y muy bien guardados, porque llevamos algunos días más de doscientos hombres para nuestra guardia. Con todo eso, vamos muy consolados y alegres en el Señor, porque la sentencia que se dio contra nosotros dice que por predicar la ley de Dios contra el mandato del rey nos mandan crucificar, y los demás por ser cristianos. 

            La sentencia que se dio contra nosotros traen públicamente delante de nosotros, escrita en una tabla. Dice que porque hemos predicado la ley de Nauan contra el mandato de Taycosama, y que en llegando a Nagasaki nos crucifiquen; por lo cual estamos muy alegres y consolados en el Señor, pues que por predicar su ley perdemos las vidas. Venimos seis frailes y dieciocho japoneses, contenidos en la sentencia; unos por predicadores y otros por cristianos. De la Compañía de Jesús viene un hermano. Sacáronnos de la cárcel y subiéronnos en unas carretas, y a todos los dichos cortaron a cada uno un pedazo de una oreja, y así nos pasearon por las calles de Meaco, con mucho aparato de gente y lanzas. Volviéronnos a la cárcel, y otro día nos llevaron bien atados, las manos atrás y a caballo, a Usaca; Entendimos que nos quitarán las vidas, pero a la vuelta supimos en Usaca que mandaban viniésemos a Nagasaki a lo dicho.        

Por amor a Dios pedimos todos con mucho fervor oren por nosotros, que el viernes que viene, creo, sin falta nos crucificarán, según lo que acá he oído. En ese mismo día nos cortaron en Meaco parte de una oreja. Por grandes mercedes de Dios tenemos todo lo dicho. Ayudas, hermanos carísimos, de oraciones, para que sean gratas a su Majestad nuestras muertes, que en el cielo, donde esperamos ir, seremos gratos, y acá no he estado olvidado de vuestras caridades, antes los he tenido y tengo en mis entrañas. Adiós, hermanos carísimos, que no hay lugar para más>>

                                                             

3º Su oración: Oh Dios, fortaleza de todos los santos, que has llamado a san Pablo Miki y a sus compañeros a la vida eterna por medio de la cruz; concédenos, por su intercesión, mante­ner con vigor, hasta la muerte, la fe que profesamos. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

7 de febrero

BEATO PIO IX

1º SU VIDA: Nació en Senigallia, Italia, 13 de mayo de 1792, el noveno hijo del conde Girolamo Mastai y de Caterina Sollazzi. Su nombre de nacimiento era Giovanni Maria Giambattista Pietro Pellegrino Isidoro Mastai Ferretti Sollazzi. De joven, quiso hacer carrera en la Guardia Noble de la Santa Sede, pero al no conseguir ser admitido a causa de su epilepsia, decidió estudiar teología en el seminario de Roma. Fue ordenado sacerdote en abril de 1819.

Primeros paso como cura. Al principio, trabajó como rector del Instituto Tata Giovanni de Roma, hasta que fue enviado a Chile y a Perú para ayudar al nuncio apostólico, Monseñor Giovanni Muzi, en la primera misión en la Sudamérica postrevolucionaria. Regresó a Roma para dirigir el hospital de San Michele y para ser canónigo de Santa Maria in Via Lata.

Obispo y cardenal. El 21 de mayo de 1827 fue nombrado arzobispo de Spoleto a los 35 años de edad y consagrado el 3 de junio. De esta etapa destaca la amnistía que logró para los que participaron en una fallida revolución que, en 1831, se había extendido a aquella ciudad. Este hecho y sus simpatías por la causa italiana le hicieron ganar fama de liberal. Al año siguiente de ese suceso, fue trasladado al prestigioso obispado de Imola manteniendo el cargo de arzobispo ad personam. Fue nombrado Cardenal in pectore el 23 de diciembre de 1839 y hecho público el 14 de diciembre del año siguiente con el título de Cardenal presbítero de los Santos Pedro y Marcelino.

En el Cónclave para elegir Papa. A la muerte de Gregorio XVI tuvo lugar en un momento de ambiente político inestable en Italia. Esto llego a motivar que varios cardenales extranjeros decidieran no asistir a él Cónclave. A su comienzo, sólo estaban presentes 46 de los 62 cardenales. El segundo día del cónclave, el 16 de junio de 1846, Mastai Ferretti fue elegido papa con una mayoría de 36 votos. Dado que era de noche, no se realizó ningún anuncio formal, exceptuando la fumata blanca. A la mañana siguiente, se anunció la elección del nuevo Papa Pío IX. Fue coronado el 21 de junio.

Muchos años y mucha actividad del papado. Las revoluciones de 1848 en Roma proclamaron la república y el Papa tuvo que huir a Gaeta, en el reino de las Dos Sicilias, disfrazado de monje. Hay que destacar de este papa la proclamación del dogma de la Inmaculada el 8 de diciembre de 1854, y la convocatoria del Concilio Vaticano I. Los últimos años los vivió aislado en los palacios del Vaticano, Su papado había sido uno de los más largos de la historia y, de los que ha tenido que afrontar graves problemas. Falleció el 7 de febrero de 1878. Beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000.

2º SU MENSAJE: Con la encíclica Ineffabilis Deus de 8 de diciembre de 1854 proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción, que en 1830, al entregarle la Medalla Milagrosa a Catalina Labouré, proclamaba: “¡Oh María sin pecado concebida!” Y 24 años después, Pío IX definió el dogma, en 1854. Cuatro años después, el 25 de marzo de 1858, la Virgen le dirá en Lourdes a Bernadette, “Soy la Inmaculada Concepción”. Aclamada desde siempre.

Motivo decisivo para la proclamación. El Papa Pío IX, se decidió a dar el último paso para definir el esperado dogma. Dice que en las tristísimos circunstancias por las que atravesaba la Iglesia, en un día de un gran abatimiento, el Pontífice decía al Cardenal Lambruschini: “No le encuentro solución humana a esta situación”. Y el Cardenal le respondió: “busquemos una solución divina. Defina el dogma de la Inmaculada Concepción”.

El Papa consulto al mundo entero. Para dar este paso, el Pontífice quería conocer la opinión y parecer de todos los Obispos, pero le parecía imposible reunir un Concilio para la consulta. La Providencia le salió al paso con la solución. Una solución sencilla, pero eficaz y definitiva. San Leonardo de Porto Maurizio había escrito una carta a Benedicto XIV, insinuándole que podía conocerse la opinión del episcopado consultándolo por correspondencia epistolar. La carta de San Leonardo fue descubierta en las circunstancias en que Pío IX trataba de solucionar el problema, y fue lo que hizo exclamar al Papa: “Solucionado”. Al poco tiempo conoció el parecer de toda la jerarquía. Un obispo de Hispanoamérica pudo responderle: “Los americanos, con la fe católica, hemos recibido la creencia en la preservación de María”.

             El Papa se decide y hace la proclamación del Dogma. Y el día 8 de diciembre de 1854, rodeado de la solemne corona de 92 Obispos, 54 Arzobispos, 43 Cardenales y de una multitud ingentísima de pueblo, definía como dogma de fe el gran privilegio de la Virgen: "Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles." Estas palabras, al parecer tan sencillas, están seleccionadas una por una Son eco, de la voz del común sentir de la Iglesia

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, que pusiste al Papa beato Pío IX al frente de tu pueblo, para que con su ejemplo y su palabra lo ayudara a crecer en santidad, protege, por su intercesión, a los pastores de la Iglesia y al rebaño que les has confiado, para que siempre caminen por las sendas de la salvación. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

8 de febrero

SAN JERÓNIMO EMILIANI

1º SU VIDA: Nació en Venecia el año 1486. De una familia noble. Su padre, senador, tenía poco tiempo para dedicar a su educación, que fue confiada a su madre. Piadosa y dulce, Doña Eleonora supo infundir en el corazón del niño profundas semillas de religión, que más tarde darían fruto.

La carrera de las armas. El amor a las armas, heredado de sus antepasados, fue preferente para Jerónimo. Ya a los quince años, después de perder al padre, se alistaba en el ejército de la aristocrática república veneciana. Participando de varias batallas, fue siempre notado por su valor y brío militar. Malas amistades lo ayudaron a deslizarse por la rampa del vicio.

En la cárcel, Dios le habla. Con 28 años cuando, en 1508, los venecianos se levantaron en armas contra la Liga de Carribray, formada por el Papa y por los Reyes Luís XII de Francia, Maximiliano de Alemania y Fernando el Católico, de España. Le confiaron la defensa de Castelnuovo, cayendo finalmente prisionero. En la cárcel, la gracia fue produciendo frutos en su alma, y Jerónimo comenzó a acordarse de las enseñanzas de piedad y virtud recibidas cuando era niño, y del buen ejemplo de su madre y hermanos.

Huye de la prisión ayudado por la Virgen. Se le apareció la Virgen María, que le dio las llaves de sus cadenas y del calabozo. Lo auxilió a salir de la prisión sin ser visto y a atravesar el campo enemigo, para llegar a Treviso. Comenzó una guerra mucho más ardua y sin cuartel que todas las otras, la lucha contra sus propios defectos.

            Fundador a favor de los huérfanos. El hambre y la peste habían dejado un gran número de huérfanos por las calles pidiendo y expuestos a los peores vicios. El santo comenzó a recogerlos en una casa; buscó maestros para enseñarles algunos oficios, y sobre todo por la salud de sus almas. A los que buscaban su ayuda, les encamina hacia el Sagrario y el altar de la Virgen. Fundó una Congregación y después Orden de amparo a la pobreza, Clérigos Regulares Somacos o Siervos de los Pobres.

Mártir de la caridad. Una terrible peste afligió a Bérgamo, con muchas víctimas. Allá acudió Jerónimo. Contrajo la peste y vio que sus días acababan. Alegre, repetía con San Pablo: “Quiero la muerte, para vivir con Cristo”. Reunió a sus discípulos para los últimos consejos. El día 8 de febrero de 1537, habiendo recibido los últimos Sacramentos, entregó su alma a Dios, a la edad de 56 años. Pío XI lo proclamó patrono universal de los niños huérfanos y abandonados.

2º SU MENSAJE: Escribió un de sus cartas a sus hermanos de religión, en la que les aconsejaba, muy bien aconsejados, Sólo en el Señor debemos confiar. Y este es el mejor mensaje para sus hermanos y para todo cristiano.

<<Hermanos en Cristo e hijos de la Sociedad de los Siervos de los pobres: Os saluda vuestro humilde padre, y os exhorta a que perseveréis en el amor de Cristo y en la fiel observancia de la ley cristiana, tal como os lo demostré de palabra y obra cuando estaba con vosotros, a fin de que el Señor sea glorificado por mí en vosotros.

Nuestro fin es Dios, fuente de todo bien, y, como deci­mos en nuestra oración, sólo en él debemos confiar, y no en otros. Nuestro Señor, que es benigno, queriendo au­mentar vuestra fe y escuchar vuestra oración, determinó que vivierais pobres, enfermos, afligidos, cansados y abandonados de todos, y que os vieseis incluso privados de mi presencia corporal, aunque no de la presencia espiritual de este vuestro pobre padre, que tanto os ama. Sólo Dios sabe por qué obra así con vosotros; pero podemos sospechar tres razones: La primera, que nuestro Señor os quiere contar entre sus hijos queridos, con tal que perseveréis en sus caminos; esto es lo que suele hacer con sus amigos para santificarles. La otra razón es que pretende haceros confiar exclusi­vamente en él. Dios, como os he dicho, no realiza sus obras en aquellos que se resisten a depositar en él total­mente su fe y su esperanza; en cambio, infunde la pleni­tud de su caridad en aquellos que están llenos de fe y esperanza, y realiza grandes obras en ellos. Por eso, si tenéis auténtica fe y esperanza, hará con vosotros grandes cosas, él, que exalta a los humildes.  He aquí, pues, la tercera razón: Dios quiere probaros como al oro en el crisol. El fuego va consumiendo la gan­ga del oro, pero el oro bueno permanece y aumenta su valor. De igual modo se comporta Dios con su siervo bueno que espera y persevera en la tribulación. El Señor lo levanta y le devuelve, ya en este mundo, el ciento por uno de todo lo que dejó por amor suyo, y después le da la vida eterna.

Así es como se comporta Dios con todos sus santos. Así hizo con el pueblo de Israel después de que pasó tantas tribulaciones en Egipto: lo condujo por el desierto entre prodigios, lo alimentó con el maná y sobre todo le dio la tierra prometida. Si vosotros perseveráis constantes en la fe en medio de las tentaciones, Dios os dará paz y des­canso temporal en este mundo, y sosiego imperecedero en el otro>>.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios de las misericordias, que hiciste a san Jerónimo Emiliani padre y protector de los huérfanos, concédenos, por su intercesión, la gracia de permanecer siempre fieles al espíritu de adopción que nos hace verdaderamente hijos tuyos. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

9 de febrero

SANTA APOLONIA

1º SU VIDA: Nació en Alejandría, Egipto, en el siglo III y son muy pocos los detalles de su vida que se conocen, aunque se cree que era hermana de un ilustre magistrado de esa ciudad. Eran todavía los tiempos del Imperio Romano, cuando el cristianismo se extendía rápidamente, aunque hubo épocas en que fue muy poco tolerado. Sucedió en tiempos del emperador Felipe que es una época suave en la práctica de la fe cristiana. Por el año 248, previo a la persecución de Decio.

Arrestada en una de las persecuciones. Fue arrestada por sospechas de practicar la religión de Jesucristo. Le ofrecieron la alternativa de renunciar a su fe y convertirse al paganismo, o bien de sufrir indecibles torturas. San Dionisio, obispo de Alejandría, fue testigo de la muerte de Apolonia quien era para entonces de edad avanzada. La describió en una carta a Fabio que fue preservada por Eusebio, obispo de Antioquía. Estalló una persecución de los cristianos por el populacho pagano de Alejandría en el último año del reino del emperador Felipe. Los cristianos eran arrastrados fuera de sus casas y asesinados, sus propiedades saqueadas. La persecución comenzó cuando un poeta de Alejandría profetizó desastre por la presencia de los cristianos a los que consideraba impíos por no adorar a los dioses.

Las victimas de la persecución. La primera víctima fue un anciano venerable llamado Metras a quien trataron de obligar a proferir blasfemias contra Dios. Cuando se negó, lo azotaron, le clavaron astillas de caña en los ojos, y lo mataron a pedradas. La siguiente persona que detuvieron, fue a una mujer cristiana, llamada Quinta, a quien llevaron a uno de sus templos para forzarla a adorar al ídolo. Ella se dirigió al falso dios con palabras de desprecio que exasperaron tanto al pueblo que la arrastraron por los talones por encima del empedrado, la azotaron y le dieron muerte a pedradas. Esos días, los alborotadores habían llegado al colmo de su furor.

Los cristianos no ofrecían resistencia. Al contrario, sino que se daban a la fuga, abandonando todas sus pertenencias, sin quejarse, porque sus corazones estaban despegados de la tierra. Su constancia era tan general, que San Dionisio no supo de ninguno que hubiera renunciado a Cristo. Se apoderaron de Apolonia y la golpearon en la cara, le tiraron todos los dientes, y después, prendiendo una gran hoguera fuera de la ciudad, la amenazaron con arrojarla dentro si no pronunciaba ciertas palabras impías. Les rogó que le dieran unos momentos de tregua, como si fuera a considerar su posición. Pero, para dar testimonio de que su sacrificio era perfectamente voluntario, tan pronto como la dejaron libre, se lanzó dentro de las llamas.

2º SU MENSAJE: Todos los mártires, a pesar de ser muy antiguos, como es el caso de esta Santa, pero son una joya que brilla en la Iglesia Católica, y todos juntos, son una corona preciosa formada por un ejército de mártires. Es un ejemplo de quien entrega la vida por la fe.

            Si los mártires callaran, las piedras gritarían. Porque, en gran parte, los mártires sostiene nuestra fe, tantas veces dudosa por los engaños de la vida presente. Ellos, no dudaron nunca, es más, dieron la vida por que era la mejor forma de decir que no dudaban de su Dios. “Justos y verdaderos son tus caminos, ¡oh Rey de los siglos!”. (Sal 15,3). No vacilaron ante el tormento. De una manera especial, en los momentos de tormento centraban su fe en Cristo clavado en la cruz, en la Virgen Maria, al pie de la cruz, alentando a su Hijo con su presencia. Cristo sufre y su Madre también.

            En el martirio fueron apóstoles. Muchos de ellos, no solo fueron valientes cuando tuvieron que defender, que confesar su fe en Jesucristo, sino que; Estuvieron disponibles para confortar a sus compañeros de calabozo, de prisión, que es una forma de hacer apostolado del bueno. Y no solo eso, sino, que perdonaron a su verdugos, y a muchos de estos, les conmovió el corazón, ver a los condenados perdonando a quienes les iban a matar. Esto es otro gran apostolado de nuestros mártires. Y a la hora de morir, mostraron serenidad y paz, alabaron a Dios y proclamaron a Cristo como el único Señor. Es el apostolado más impresionante. Antes de morir, aclamar al único en el que creían como Dios y al único que obedecían, lo demás, todo pasa.

            Estremece ver que son matados por ser cristianos. El modelo esta en Jesucristo y como lo trataron sus verdugos. Pero la Iglesia siempre ha creído, que los mártires son semilla para que haya mejores cristianos. Y ojala, que el ejemplo de tantos santos mártires como celebramos a lo largo del año, hermanos nuestros, nos estimulen a los cristianos de hoy con el deseo de vivir una vida más santa, más autentica, más evangélica. Aunque como ellos, tengamos que nadar contra corriente cuando sea necesario ser testigos creíbles del amor de Dios a los hombres, sembrando siempre paz y concordia. Nosotros por la sangre de los mártires; le hemos de pedir al Señor, que nunca nos tengamos que avergonzar de ser cristianos, y que nuestra alma este dispuesta a sufrir, porque bien sabemos cual es el premio a los mártires. “Si vivimos con Cristo y morimos con Él, resucitaremos con Él”. (1ªTes 4)

3º SU ORACIÓN: Padre todopoderoso, que concediste a la mártir santa Apolonia, pelear el combate de la fe hasta derramar su sangre, te rogamos que su intercesión nos ayude a soportar por tu amor la adversidad, y a caminar con valentía hacia ti, fuente de toda vida. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

10 de febrero

SANTA ESCOLÁSTICA

1º SU VIDA: Nació esta hermana gemela de San Benito, en la ciudad de Nursia (Italia) a finales del siglo V el año 480. Sabemos muy pocas cosas de su infancia, pero si, que aprendió de sus padres la virtud y la fe cristiana.

Consejos de su buena madre. El testamento que le deja su madre, que murió siendo ella muy niña, Escolástica lo medita: “Sabe, hija mía, que los adornos postizos, los ricos vestidos y los collares de perlas, no valen nada delante de Dios. El mayor elogio que puede hacerse de una doncella es su modestia y piedad”. Nunca olvidó estos consejos. Es más, trató de llevarlos a la práctica desde su más tierna edad. Renunció a cuantos placeres le ofrecía el mundo, su belleza y su alta alcurnia, y se entregó de lleno a su Amado, a Jesucristo, a quien consagró toda su vida y para siempre.

Fundadora de un monasterio. Inspirada por Dios, y ayudada por su hermano Benito, fundó el primer convento de religiosas benedictinas. Desde muy joven se dedicó a la vida religiosa y fue superiora del convento a los pies del monte Casino. Durante varios años los dos hermanos se veían una sola vez al año. Se encontraban no en sus monasterios, sino en una casita entre los dos monasterios. Nos cuenta san Gregorio en el Libro II de los Diálogos.

Hablando todo el día y noche de Dios. Pocos días antes de la muerte de la santa fue su hermano a visitarla y después de haber pasado el día entero en charlas religiosas, el santo se despidió y se dispuso a volver al monasterio. Era el año 547. Escolástica le pidió a San Benito que se quedara aquella noche charlando con ella acerca del cielo y de Dios. Pero el santo le respondió: “¿Cómo se te ocurre hermana semejante petición? ¿No sabes que nuestros reglamentos nos prohíben pasar la noche fuera del convento?” Entonces ella juntó sus manos y se quedó con la cabeza inclinada, orando a Dios. Y en seguida se desató una tormenta y un aguacero, que San Benito no pudo ni siquiera intentar volver aquella noche a su convento. Y la santa le dijo emocionada: “¿Ves hermano? Te rogué a ti y no quisiste hacerme caso. Le rogué a Dios, y El sí atendió mi petición”. Y pasaron toda aquella noche rezando y hablando de Dios y de la Vida Eterna.

A los tres días volaba la paloma. Benito al asomarse a la ventana de su celda vio una blanquísima paloma que volaba hacia el cielo. Supo el santo que era el alma de su hermana. Trajeron su cadáver, y lo enterraron en la tumba que se había preparado para él. Pocos días después murió también el santo. Los hermanos que vivieron toda la vida tan unidos espiritualmente, quedaron juntos en el sepulcro, mientras sus almas volaron al cielo.

2º SU MENSAJE: Siempre que se habla de Santa Escolástica nos viene a la memoria inmediatamente la escena bellísima que nos ha conservado San Gregorio Magno, Como los dos hermanos pasaron el día y la noche habando de santas y sabrosas conversaciones de sus experiencias místicas, porque Dios se les comunica abundantemente en la oración. Comentan pasajes de la Sagrada Escritura, y de todos los misterios de Dios.

            En las conversaciones de los cristianos siempre tiene que aparecer Dios. Hay muchos ejemplos en la Escritura de conversaciones santas. Conversaciones de Dios con Adán y Eva en el paraíso. De Jesús con los apóstoles. De María y san José con los pastores y los magos. También en las vidas de los santos. De los santos con el Señor. Por ejemplo santa Teresa y otros muchos. De los santos con la Virgen, Santa Bernardita, etc.

            Hay que procurar que nuestras conversaciones agraden a Dios. Que sirvan para dar gloria a Dios. No debemos habar nunca de nosotros mismos, si no es necesario, no hablemos ni bien, ni mal. Decir todo bien o decir mal de uno mismo, suele ser la mayoría de las veces falsa humildad. Nos censuramos para que los otros nos alaben. Dice el Libro de los Proverbios: “Que otros nos alaben, pero no hagas tu nunca tu propio panagerico”.

            En las conversaciones no debemos hablar mal de nuestro prójimo. No les censuremos, no les condenemos, porque seguro que en su situación nosotros seriamos peores que ellos. De hablar de ellos, siempre favorablemente, o callar. Porque cuando se murmura, se suelen condenar hasta las acciones mas buenas que hayan hecho. El buen cristiano es caritativo, excusa las acciones que parecen malas y habla bien de los que otros están condenado, porque es lo que Dios quiere, que nuestras conversaciones sobre los demás, sean para hablar bien de ellos. Debemos hablar de los demás, como queremos que hablen de nosotros mismos.

            Tampoco debemos caer en lo contrario, hablar bien del mal. La caridad nos debe llevar a salvar siempre al hermano. Pero, muy distinto es el hablar bien de lo malo que hace, nunca debemos alabar el pecado, el vicio, las malas acciones. Sino, con caridad, reprenderlas, mejor en privado, que si no tenemos suficiente autoridad y conocimiento sobre el hecho, podemos hacerlo rematadamente mal. Debemos amar siempre y sobre todos la verdad, nunca apartarnos de ella en las conversaciones, porque, así, serán santas.

3º SU ORACIÓN: Señor, al celebrar la memoria de la virgen santa Escolástica, te pedimos que, imitando su ejemplo, te sirvamos con un amor total y gozosos recibamos llenos de alegría los efectos de tu bondad. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

11 de febrero

NUESTRA SEÑORA de LOURDES

1º LA APARICIÓN: El 11 de Febrero de 1858 la Virgen María se aparecía a la niña Bernardita Soubirous. Y lo hacía durante dieciocho veces. Era el lugar elegido para que el cielo se hiciera presente en la tierra. Ese día cambiaría para siempre, no solo la vida de la niña Bernardita, sino que es el comienzo de una fuente de gracia que ha brotado para toda la humanidad. Fuente que crece con el tiempo cada vez más.

Las niñas fueron a buscar leña. La madre de Bernardita la permitió ir con su hermana menor María, y con otra niña, al campo a buscar leña seca. El lugar preferido para recoger leña era un campo que había frente a la gruta. Bernardita por su fragilidad física se quedó atrás. Las compañeras habían pasado ya el arroyo, pero Bernardita no se atrevía a meterse al agua porque estaba muy fría. Las demás insistían en que lo hiciese y cuando ella empezó a descalzarse, un ruido muy fuerte, parecido a un viento impetuoso, la obligó a levantar la cabeza y mirar hacia todos los lados. El ruido del viento empezó de nuevo y mas fuerte en la gruta. Y ahí, en el fondo de la gruta, una maravillosa aparición se destacaba delante de ella.

Solo la veía Bernardita. La niña preguntó a las otras niñas si habían visto algo y al responderle que no, les contó su experiencia y les pidió silencio. Pero la hermana de Bernardita se lo contó a su madre. La madre no le creyó y ordenó a Bernardita que se dejase de imaginaciones y que ya le estaba prohibido regresar a la gruta. En la tercera aparición le dijo la Virgen María: “No te haré feliz en este mundo sino en el otro”. Y lo cumplió.

Milagros para probar. Son muchos los milagros que desde la Gruta de Massabielle obra la Virgen María a cuantos acuden a Ella. Bernardita era objeto de toda clase de burlas y ofensas. Incluso las autoridades tomaron carta en el asunto. El comisario llegó a recogerla para hacerle un largo examen. Amenazó con llevarla a la cárcel si continuaba yendo a la gruta. Uno de los médicos de Lourdes se dedicó a examinarla. Este llegó a la conclusión que en Bernardita no había ningún signo de alucinación. Dijo así: “Aquí hay un hecho extraordinario, totalmente desconocido a la ciencia y a la medicina”.

El día de la Virgen del Carmen. El 16 de julio, la vio más hermosa que nunca, como ella misma testificará después. Pronto aquel humilde paraje de Lourdes se hizo famoso en todo el mundo. No hay duda de que es uno de los Santuarios más visitados y más venerados de todos los continentes. Quien la visita una vez sale con el firme propósito de volver una y más veces para poder experimentar la presencia sobrenatural de la Virgen que allí se respira. 2º SU MENSAJE: Son muchos los milagros que obra la Virgen a cuantos con mucha fe y devoción acuden a Ella. Lourdes es un Lugar de milagrosas curaciones. Porque María vence los obstáculos, como venció las grandes dificultades de la aceptación de estas apariciones de Lourdes, y como sucedió en Fátima con los pastorcitos. Pero la Virgen vence los obstáculos que ponen los hombres. Hoy la niña Bernardita esta en los altares y la celebramos por ser santa. Hoy Lourdes, es un centro de peregrinaciones mundial, como Fátima, con agua que cura el cuerpo y el alma.

Enfermos de cuerpo y de alma. Que han hallado la salud para ambas cosas o para una de los dos. Allí se respira una gran devoción, la presencia de Jesucristo en la Eucaristía, del amoroso perdón y de la actividad de la Mediadora de todas las gracias.

A) Cura el cuerpo, con muchos milagros de curaciones, como no podía se de otra manera, porque la Virgen es Salud de los Enfermos. Hay muchos enfermos que peregrinan a Lourdes. Pero no solo peregrinando al Santuario, sino, en toda la tierra. Son muchos los milagros de curaciones por favor de la Virgen de Lourdes. Allí van enfermos y han encontrado la salud.

B) Cura el alma, muchos allí recuperan la fe debilitada o pérdida, como no podía ser de otra manera, porque la Virgen es Refugio de los Pecadores. (Son muy frecuentes en los santuarios de la Virgen la cola inmensa de penitentes acercándose a confesar sus pecados). Allí han ido descreídos y han encontrado la fe.

Quien visita una vez Lourdes, sale de allí con el propósito de (si puede) volver de nuevo, para poder volver a experimentar esa presencia sobrenatural de la Virgen que allí se respira.

Debemos de acudir a la Virgen con esperanza, porque Ella vence los obstáculos que podamos tener.

Debemos acudir a la Virgen para rezar, para pedir al Señor a través de su Madre, que es la Medianera, y que así lo expresa el evangelio de las Bodas de Caná, Ella lo consiguió de su Hijo Jesús. Solamente, como lo hicieron los novios, debemos “haced lo que El os diga(Jn 2,5). La Virgen irradia desde Lourdes sus gracias y bendiciones sobre todos su hijos, sobre toda la humanidad. Su corazón dilatado por el amor, su corazón de Madre, lo demuestra una vez más en esta preciosa aparición y advocación de Lourdes.

3º SU ORACIÓN: Dios misericordioso, te pedimos que vengas en ayuda de nuestra debilidad, para que al celebrar a la Madre inmaculada de tu Hijo en su advocación de Nuestra Señora de Lourdes, seamos liberados, por su intercesión, de todo pecado. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

12 de febrero

BEATA HUMBELINA

1º SU VIDA: Nació en el siglo XII. Su familia vivía tan profundamente la vida cristiana que todos fueron religiosos o religiosas. Tenía seis hermanos. Tres mayores que ella, uno de ellos San Bernardo, y tres más jóvenes. Era muy femenina. Su madre la presentaba como a una princesa en sociedad, y a la vez la educaba en la fortaleza y en la virtud.

Era una fiel imitadora de su madre. De manera especial en la piedad y en las obras de caridad. Al haber sido criada entre seis hermanos varones, tenía adquiridos muchos de sus gustos, con ellos competía en los torneos. Con ellos, iba de cacerías. Con ellos, montaba los mejores caballos y juntos recorrían las extensas tierras de su padre.

Preferencia por su hermano Bernardo. Ella hermana única, les quería mucho a todos sus hermanos, pero su preferido, era Bernardo, al que llamaba Ojos Grandes. Se habían ido varios de sus hermanos al monasterio, y un día conversaba con su padre sobre si era eficaz o no su vida consagrada a la oración, su padre la intento convencer. También, le pedía esplicaciones a su hermano, y discutía con Bernardo por llevarse a sus hermanos al monasterio. Pero al discutir, las llamas de Bernardo le iban quemando el corazón.

¿Cómo servir mejor a Dios? Un día ella se convencería, ella también se lo plantearía. Se había casado con el noble Guido de Marcy. Pero un día, ya más inquieta, se preguntaba: “¿Cómo servir mejor a Dios?” Como era casada, necesitaba el consentimiento total de parte de su esposo. Al final se decide y consigue el permiso de su marido para entregarse a Dios. Entra en el monasterio de Jully, donde ya estaban una de sus cuñadas y su sobrina Adelina. Las tres con la ayuda de Dios iban creciendo en virtud y santidad, en servicio a Dios y a los hermanos. Humbelina sucederá a su cuñada Isabel como abadesa, y a ella, su sobrina Adelina. Había una sana competición. La más sana que existe entre los hijos de Dios: luchar por ver quién es mejor y más santo.

Premonición de Bernardo. Preveo que serás santa, Humbelina, le dijo un día Bernardo a su hermana. ¿Cuáles son las señales de esa santidad? le preguntó la monja que era tan feliz en el convento. La primera de todas, que has conservado intacto el buen humor. El infierno nunca ha producido buen humor. Cuando el Señor la llamó a su seno, acudieron Bernardo y sus hermanos. Lloraron mucho la santa muerte de su querida y única hermana, pero llenos de confianza en su salvación y en su glorificación, como le pronostico su santo hermano Bernardo. Su culto fue confirmado en 1763.

2º SU MENSAJE: Ya se habían ido varios de sus hermanos al monasterio, y un día le preguntaba con mucho interés la santa con su padre sobre si era eficaz o no la vida consagrada de sus hermanos a la oración. Su padre le explico. “Un día yo contemplaba el monte Jura cubierto de nieve. Nada me parecía tan inútil como aquella nieve. Pero estas tierras nuestras serían muy secas sin aquella nieve. Vivimos en el valle gracias a aquella nieve. Sin ella no habría cosechas. Lo mismo sucede con los monjes encerrados en el monasterio. Parecen inútiles, pero de su vida brota la fertilidad de nuestras almas. Las mayores fuerzas del mundo natural y sobrenatural están ocultas y calladas. Tal vez Dios utilice a Bernardo y a tus hermanos como esos instrumentos ocultos”.

            Los monjes y monjas, si son como Dios manda, son nuestros intercesores ante Dios. Es el ejemplo más sencillo y más claro, el de la nieve en los altos. Hay almas, que comprenden hasta tal punto la eficacia de su vida de oración para ayudar al mundo, que se consagran, no solo a ratos, sino, para toda la vida, y no solo individualmente, sino, en comunidad, dedicadas al oficio de intercesores de los hombres del mundo, delante de Dios.

            Son una perla preciosa de la Iglesia. Siempre, desde el principio, la Iglesia ha elogiado y alentado la vida contemplativa. Si esta faltase, faltaría a la Iglesia la esposa de Cristo, sus más bellas joyas.

            Mientras el mundo anda revuelto. Ellas, siguen rezando y rezando por el mundo para que viva en paz.

            Mientras los grandes y los políticos, hablan y hablan para no acabar dando ninguna solución. Ellas siguen en silencio, rezando y rezando, pidiendo a Dios las soluciones.

            Mientras los hombres se van apartando de Dios. Ellas siguen rezando y rezando por los hombres, para que vuelvan a las manos de quienes les puede hacer felices. Rezan en el coro, rezan en las celdas, rezan en el claustro, rezan mientras trabajan, y rezan en los sacrificios y penitencias.

            Los contemplativos no son inútiles. Se retiran a la soledad, no para que el mundo les deje en paz, sino, para pedir a Dios la paz del mundo. Santa Teresa les decía: “Vuestra oración, debe de ordenarse al provecho de las almas”. Hacen más los contemplativos en sus monasterios, que el resto de los cristianos del mundo. Luego no son inútiles, son, más necesarios que nunca.

3ª SU ORACIÓN: Señor, te proclamamos admirable en tu virgen la beata Humbelina, y humildemente rogamos a tu Divina Majestad que, así como te complaces en los méritos de esta virgen, aceptes igualmente complacido el culto que tu pueblo te tributa. Por Jesucristo nuestro Señor.

____________________________

13 de febrero

BEATO JORDAN de SAJONIA, O. P.

1º SU VIDA: Nació en Sajonia e hizo sus estudios en la Universidad de París, donde termino como doctor. Acude a oír a Santo Domingo de Guzmán y tiene una entrevista a solas con él. Santo Domingo le anima, y se decide a recibir las sagradas órdenes. El Miércoles de Ceniza año 1220 fue admitido dominico.

Cargos de responsabilidad. Santo Domingo lo envió como superior Provincial de Lombardía, Italia, donde destacó por sus grandes dotes en todos los sentidos. La Orden de Predicadores se había fundado recientemente y a Jordán la Providencia lo eligió para difundirla. Durante su mandato se fundaron 249 casas y se erigieron seis nuevas provincias. A la muerte de santo Domingo, es elegido Superior General el año 1222.

Conquistador de jóvenes vocaciones. Uno de los antiguos biógrafos, compañero suyo, dice: “Las casas religiosas donde habitaba el Padre Jordán parecían colmenas”, por los muchos jóvenes que entraban a hacerse religiosos. Lo llaman el Patrono de los Capellanes de Universidades, porque recibió de Dios unas cualidades admirables para ejercer influencia entre los universitarios. En la universidad de Alemania conquisto a un santo y sabio, san Alberto Magno y a Pedro de Tarantasia que llego a ser Papa.

No ofendía ni amargaba la vida de nadie. Dicen los que vivieron junto a él que tenía una gran virtud en el dominio de sí mismo. Era impresionante su austeridad en el hablar, el mirar y en el comer, pero que sobre todo llamaba la atención el modo heroico como dominaba su ira para no ofender ni amargar la vida a nadie. Con los pequeños sabía hacerse pequeño y con los débiles era extraordinariamente comprensivo, con deseos continuos de amoldarse a los demás para poder hacerles mayor bien.

Alegría por la canonización de Santo Domingo. El Señor le concedió la inmensa alegría de que el fundador, Domingo de Guzmán, fuera canonizado en 1234. Con esta noticia ya Jordán podía irse al cielo tranquilo. Y dispuso viajar a Jerusalén para visitar los Santos Lugares donde vivió y murió el Señor, y para visitar a los Padres Dominicos que trabajaban en esas tierras.

Muere entre las aguas del mar. El 13 de febrero del año 1237, cuando retornaba de Tierra Santa, el barco en que viajaban fue lanzado por una violenta tempestad a las costas de Siria, y Fray Jordán y sus compañeros murieron ahogados. Las olas llevaron a la orilla del mar el cadáver del Padre Jordán. Por su gran entrega y caridad y por la gran cantidad de milagros que se obraban por su intercesión, el Papa León XII lo declaró Beato.

2º SU MENSAJE: En algunos de los escritos del Beato, podemos ver como habla de la perfección cristiana. Tambien su bondad como buen amigo para hacer el mayor bien posible. Y la comprensión con los que tenia como súbditos suyos. Lo podemos ver en algunos de sus escritos.

Carta a Sor Diana sobre la perfección:Muchas veces os he dicho que las mortificaciones corporales valen para bien poco y que es muy fácil pasarse de la justa medida en las vigilias, en las abstinencias y en las lágrimas. En cambio, en la virtud, como la humildad y la paciencia, la benignidad y la obediencia, lo mismo que la caridad y la modestia, nunca pueden crecer demasiado. Por eso os exhorto que abundéis más en todas. Porque habéis de saber que en esta vida nada hay tan perfecto que no pueda perfeccionarse cada vez más, hasta que lleguemos felizmente a donde no hay nada defectuoso, donde cada uno seremos colmado de tan gran perfección que no necesitemos más, ya que nuestra suficiencia vendrá de Dios o, mejor, será sobreabundantemente el mismo Dios que será todo en todos, laudable y glorioso por los siglos de los siglos. Amén”.

Las dotes de buen amigo que tenía para hacerlos el bien: Esto sus contemporáneos lo alababan mucho de él. Comprensivo, lleno de caridad, con deseos continuos de amoldarse a los demás para poder hacerles mayor bien. “Siempre me esforcé por tratar de estar de acuerdo con los demás en todo lo bueno y por tratar de no chocar contra nadie. Quise colocarme en el sitio de los otros para poder comprenderlos mejor. Nunca preferí mis propios gustos en contraposición de los de los demás. Con los soldados traté de amoldarme a ellos como si yo fuera un soldado. Con los campesinos como si fuera un campesino. Y sobre todo me propuse ser extremadamente comprensivo con los que sufren tentaciones, angustias y depresiones”.

Un ejemplo de su vida: Una noche rezando con un grupo de jóvenes recién llegados a su Comunidad, de pronto a uno le vino una risa nerviosa y no fue capaz de controlarla, y enseguida los demás se contagiaron y empezaron a reír todos, y no pudieron seguir el rezo. Un superior quiso regañarlos, pero el Padre Jordán les dijo: “Mis buenos jóvenes: tenemos que reírnos alegremente porque hemos logrado salirnos de la esclavitud del pecado y de los vicios en que nos tenía presos el mundo y ahora hemos llegado a ser del grupo de los preferidos de Dios. ¡Riámonos pues alegremente!

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que hiciste insigne al bienaventurado Jordán  por el amor a las almas y por la eficacia en extender la Orden de los Dominicos; concédenos, por sus meritos y ejemplos, anunciar con fidelidad el camino de la salvación y contribuir continuamente a la expansión del reino de Cristo con un ardor como el suyo. Por el mismo nuestro Señor Jesucristo. 

____________________________

14 de febrero

SAN CIRILO y SAN METODIO

1º SU VIDA: Cirilo y Metodio, hermanos en la sangre y en la fe, llamados apóstoles de los eslavos. Cirilo nació en Tesalónica hijo del magistrado imperial León en 826-827, era el más joven de siete hijos. De niño aprendió la lengua eslava. A la edad de catorce años fue enviado a Constantinopla para educarse y estuvo acompañado por el joven emperador Miguel III. En aquellos años fue introducido en las diferentes disciplinas universitarias, entre otras la dialéctica, teniendo como maestro a Focio.

Vocación a la vida retirada, contemplativa. Después de haber rechazado un brillante matrimonio, decidió recibir las órdenes sagradas y se convirtió en bibliotecario en el Patriarcado. Poco después, deseando retirarse en la soledad, se escondió en un monasterio, pero pronto fue descubierto y se le encomendó la enseñanza de las ciencias sagradas y profanas, tarea que desempeñó tan bien que se ganó el apelativo de "filósofo".

Metodio, atraído por el ejemplo de su hermano, también decidió dejar la enseñanza para dedicarse a meditar y rezar en el monte Olimpo. Ahora bien, años después (en torno al 861), el gobierno imperial le encargó una misión entre los cázaros del mar de Azov, quienes pidieron que se les enviara un literato que supiera discutir con los judíos y los sarracenos.

Encuentran la tumba de Clemente I. Cirilo, acompañado por su hermano Metodio, vivió durante largo tiempo en Crimea, donde aprendió hebreo. Allí buscó también el cuerpo del Papa Clemente I, que en ese lugar había sido desterrado. Encontró su tumba y, cuando regresó con su hermano, trajo las preciosas reliquias. Los dos hermanos fueron enviados a Moravia por el emperador Miguel III, porque desde que ha rechazado el paganismo, se observa la ley cristiana; pero no tenemos un maestro que sea capaz de explicarnos la verdadera fe en nuestro idioma. La misión tuvo muy pronto un gran éxito. Al traducir la liturgia en la lengua eslava, los dos hermanos se ganaron una gran simpatía entre el pueblo.

En Roma, fueron recibidos por el Papa Adriano II, que les salió al encuentro en procesión para acoger dignamente las reliquias de san Clemente. El Papa también había comprendido la gran importancia de su excepcional misión. No dudó en aprobar la misión de los dos hermanos, acogiendo y aprobando el uso del eslavo en la liturgia. En Roma, Cirilo enfermó gravemente. Falleció el 14 de febrero del año 869. Al año siguiente, 870, Metodio consagrado obispo marchó a Panonia, donde desarrolló una infatigable labor de evangelización. Mu­rió el 6 de abril del año 885 en checoslovaca de Vellehrad. Son los co-patronos de Europa.

2º SU MENSAJE: Traducen a un nuevo idioma o escritura la liturgia de la Iglesia, y éste fue un gran paso en su terreno misionero, ya que todos los convertidos podían enterarse con claridad de cuanto en la liturgia oraban. Entre los dos publicaron los textos litúrgicos en lengua eslava escritos en caracteres “cirílicos”, como después se designaron. Es un buen ejemplo para ser apóstoles eficaces, prepararse y hacerlo más fácil a quienes nos presente Dios y les debemos de ayudar a convertirse.

La preparación del apóstol: Dice San Agustín en la Regla de la vida religiosa que el escribió: “Nunca ha de tomarse el negocio de corregir los pecados ajenos, sin que, examinando con internas inquisiciones nuestra conciencia, podamos responder claramente ante Dios que lo hacemos por caridad”. Es preciosa esta regla para el apóstol. El apostolado, bien sea con los hermanos, que viven junto a nosotros, o con las almas en general, es un negocio muy serio y muy importante. No se puede tomar a la ligera, porque requiere una grande y madura preparación.       

Cuando se habla de preparación para el apostolado, se piensa demasiado en la preparación técnica, medios, (videos, filminas, libros, ordenadores, películas, etc.), una gran preparación cultural, conocimientos, saber hablar bien, tener experiencia, etc. Nadie debe lanzarse a enseñar lo que no sabe, ni pretender resolver dificultades u orientar almas en situaciones difíciles de la vida, es necesario el estudio, primero, y una cierta experiencia sobre lo que se va hacer y sobre los que se va a trabajar. Pero esto solo no capacita para ello.      

Hay otro elemento más esencial, que es la disposición anterior, que si falla no sólo hará errar la solución, sino que causara un daño positivo. Es indispensable examinar la conciencia con rigor, hasta convencerse de que es la caridad, y sólo la caridad, lo que mueve a corregir y guiar a otros.          

“El apostolado nunca puede faltar en la Iglesia” (A .A. Nº 1). La Iglesia desde el comienzo busca los medios que tenia a su alcance para el apostolado. Amistades, relaciones, etc. Pero sobre todo, la raíz de todo apostolado es el amor de Dios. “La caridad de Cristo nos apremia”. (2Cort 5,14). Y esto no está lo suficientemente claro en dos mil años de cristianismo, porque siguen fallando los métodos de convencer, de ayudar a convertir. Esta fue la primera tarea del cristianismo, y llamaba la atención, y decían mira como se aman”. Esto debe obligarnos a ser buenos apóstoles de Jesucristo.

3º SU ORACIÓN: Dios, que iluminaste a los pueblos eslavos mediante los trabajos apostólicos de los santos hermanos Cirilo y Metodio, concédenos la gracia de aceptar tu palabra y de llegar a formar un pueblo unido en la confesión y defensa de la verdadera fe. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

15 de febrero

SAN CLAUDIO de LA COLOMBIERE

1º SU VIDA: Nació el 2 de febrero de 1641 en St. Symphorien, Delfinado. Tercer hijo del notario Beltrán y Margarita. Trasladada la familia a Vienne, aquí recibió Claudio la primera educación escolar, que después completó en Lyón con el estudio de la Retórica y la Filosofía.

Llamada a la vida religiosa. Sintió esta llamada en la Compañía de Jesús. A los 17 años entró en el Noviciado de Aviñón. En 1660 pasó del Noviciado al Colegio, en la misma ciudad, para concluir los estudios de Filosofía y pronunciar los primeros votos religiosos. Finalizados los estudios de Teología y ordenado Sacerdote. Su predicación se distinguió siempre por su solidez y hondura; no se perdía en vaguedades sino que hábilmente se dirigía al auditorio concreto y, con tan vigorosa inspiración evangélica, que infundía a todos serenidad y confianza en Dios.

Enviado por Dios a Santa Margarita. El 2 de febrero de 1675 hizo la Profesión solemne y fue nombrado Rector del Colegio de Paray-le-Monial. No faltó quien se sorprendiera de que un hombre tan eminente fuera destinado a una ciudad tan recóndita como Paray. La explicación se halla en el hecho de que los Superiores sabían que aquí, en el Monasterio de la Visitación, vivía en incertidumbre una humilde religiosa, Margarita María Alacoque, a la que el Señor estaba revelando los tesoros de su Corazón; y esperaba que el mismo Señor cumpliese su promesa de enviarle un "siervo fiel y amigo perfecto suyo" que le ayudaría a cumplir la misión a que la tenía destinada: manifestar al mundo las insondables riquezas de su amor.

Predicador de la Duquesa de York. Era una misión delicada, dados los sucesos que sacudían a Inglaterra en el momento; antes de finales de octubre del mismo año, el Padre ocupaba ya el apartamento reservado en el palacio de St. James. Además de predicar en la capilla y dedicarse a la dirección espiritual, pudo entregarse a la instrucción religiosa de personas que habían abandonado la Iglesia Romana.

Al cielo a los 41 años. En 1678 fue arrestado, bajo la acusación de conspiración papista. Fue a la cárcel. Estos padecimientos fueron minando su salud. Y fue empeorando a su vuelta a Francia. Habiéndose agravado notablemente, se le envió de nuevo a Paray. El 15 de febrero de 1682, una fuerte hemotisis que puso fin a su vida El 16 de junio de 1929, el Papa Pío XI lo beatificó, Juan Pablo II lo canonizó en 1992 cuyo carisma según Santa Margarita María Alacoque, consistió en elevar las almas a Dios siguiendo el camino de amor misericordia que Cristo nos revela en el Evangelio.

2º SU MENSAJE: Un director espiritual tan santo, no puede ser por menos que un hombre de gran confianza en Dios, para podérsela trasmitir a los demás.  Acto de Confianza en Dios. Esta es, sin duda, una de las oraciones más bellas del Santo.

<<Dios mío, estoy tan persuadido de que veláis sobre todos los que en Vos esperan y de que nada puede faltar a quien de Vos aguarda toda las cosas, que he resuelto vivir en adelante sin cuidado alguno, descargando sobre Vos todas mis inquietudes. Mas yo dormiré en paz y descansaré; porque Tú ¡Oh Señor! Y sólo Tú, has asegurado mi esperanza.

Los hombres pueden despojarme de los bienes y de la reputación; las enfermedades pueden quitarme las fuerzas y los medios de serviros; yo mismo puedo perder vuestra gracia por el pecado; pero no perderé mi esperanza; la conservaré hasta el último instante de mi vida y serán inútiles todos los esfuerzos de los demonios del infierno para arrancármela. Dormiré y descansaré en paz.

Que otros esperen su felicidad de su riqueza o de sus talentos; que se apoyen sobre la inocencia de su vida, o sobre el rigor de su penitencia, o sobre el número de sus buenas obras, o sobre el fervor de sus oraciones. En cuanto a mí, Señor, toda mi confianza es mi confianza misma. Porque Tú, Señor, solo Tú, has asegurado mi esperanza. A nadie engañó esta confianza. Ninguno de los que han esperado en el Señor ha quedado frustrado en su confianza.

Por tanto, estoy seguro de que seré eternamente feliz, porque firmemente espero serlo y porque de Vos ¡oh Dios mío! Es de Quien lo espero. En Ti esperé, Señor, y jamás seré confundido. Bien conozco ¡ah! Demasiado lo conozco, que soy frágil e inconstante; sé cuanto pueden las tentaciones contra la virtud más firme; he visto caer los astros del cielo y las columnas del firmamento; pero nada de esto puede aterrarme. Mientras mantenga firme mi esperanza, me conservaré a cubierto de todas las calamidades; y estoy seguro de esperar siempre, porque espero igualmente esta esperanza.

Así, espero que me sostendréis en las más rápidas y resbaladizas pendientes, que me fortaleceréis contra los más violentos asaltos y que haréis triunfar mi flaqueza sobre mis más formidables enemigos>>.

 

3º SU ORACIÓN: Señor y Padre nuestro, tú que hablaste al corazón de tu fiel servidor, San Claudio de la Colombiére, para que fuese testigo de la abundancia de tu amor; haz que los dones de tu gracia iluminen y consuelen a tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.