Autor: P. Eliseo García Rubio.

____________________________

1 de abril

SANTA MARÍA EGIPCIACA

1º SU VIDA: Se la sitúa en torno al siglo V. Hay una tradición muy antigua que cuenta que un santo sacerdote llamado Zózimo después de haber pasado muchos años de monje en un convento de Palestina dispuso irse a terminar sus días en el desierto de Judá, junto al río Jordán. Y que un día vio por allí una figura humana, que más parecía un esqueleto que una persona robusta. Se le acercó y le preguntó si era un monje y recibió esta respuesta: "Yo soy una mujer que he venido al desierto a hacer penitencia de mis pecados".

Ella misma contó su historia. Su nombre era María. Era de Egipto. Desde los 12 años llevada por sus pasiones sensuales y su exagerado amor a la libertad se fugó de la casa. Cometió toda clase de impurezas y hasta se dedicó a corromper a otras personas. Se unió a un grupo de peregrinos que de Egipto iban al Santo Sepulcro de Jerusalén. Pero iba a divertirse. Al llegar al Santo Sepulcro, mientras los demás entraban, ella sintió allí en la puerta del templo que una mano la detenía con gran fuerza y la echaba a un lado.

La Virgen la dio paso. Y una voz le dijo: "Tú no eres digna de entrar en este sitio sagrado, porque vives esclavizada al pecado". Ella se puso a llorar, pero de pronto levantó los ojos y vio allí cerca de la entrada una imagen de la Virgen que parecía mirarla con gran cariño y compasión. Entonces se arrodilló llorando y le dijo: "Madre, si me es permitido entrar al templo santo, yo te prometo que dejaré esta vida de pecado y me dedicaré a una vida de oración y penitencia. Y le pareció que la Virgen le aceptaba su propuesta. Trató de entrar de nuevo al templo y esta vez sí que pudo. Allí lloró muchas horas el perdón de sus pecados. Estando en oración le pareció que una voz le decía: "En el desierto más allá del Jordán encontrarás tu paz".

Al desierto a purificarse. Allí estuvo por 40 años rezando, y haciendo penitencia. Se alimentaba de raíces, de langostas y agua al río. Durante 17 años vivió atormentada por la tentación de volver otra vez a Egipto a dedicarse a su vida anterior, pero un amor grande a la Virgen le obtenía fortaleza para resistir a las tentaciones. La penitente le hizo prometer al santo anciano que no contaría nada de esta historia mientras ella no se hubiera muerto.

Los que mueren con Él resucitaran con Él. Le pidió al santo sacerdote que le trajera la Sagrada Comunión. Era Jueves Santo. Quedaron de encontrarse el Día de Pascua, cuando el santo volvió la encontró muerta, sobre la arena, Zózimo al volver de allí narró a otros monjes la emocionante historia, y pronto junto a aquella tumba empezaron a obrarse milagros y prodigios y la fama de la santa penitente se extendió por muchos países.

2º SU MENSAJE: Es un ejemplo como los hay en la Sagrada Escritura, Maria Magdalena, etc. Y como puede ser el caso de un san Agustín. Llevaron una vida depravada, de pecados públicos, pero La Virgen no abandona a ninguno de sus hijos, con tal de que se dispongan a ser perdonados. Nunca debemos desesperar de la conversión de un pecador.

Lo dice Dios. Sabemos que “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (1Tim 1,4) Y además, dijo, “que no quiera la muerte del pecador, sino que se convierte y que viva”. (Ez 18,23)

C.E.C. Nº 982: No hay ninguna falta por grave que sea que la Iglesia no pueda perdonar. No hay nadie, tan perverso y tan culpable, que no deba esperar con confianza su perdón siempre que su arrepentimiento sea sincero. Cristo que ha muerto por todos los hombres, quiere que, en su Iglesia, estén siempre abiertas las puertas del perdón a cualquiera que vuelva del pecado.

Esto lo entendió muy bien San Pedro Crisólogo, cuando así predicaba en uno de sus sermones, sobre el trigo y la cizaña: <<La cizaña de hoy puede cambiarse mañana en trigo; de esta manera el hereje de hoy será mañana uno de los fieles; el que hasta ahora se ha mostrado pecador, en adelante irá unido a los justos. Si no viniera la paciencias de Dios en ayuda de la cizaña, la Iglesia no tendría ni al evangelista Mateo, a quien hubo necesidad de coger entre los publícanos, ni al apóstol Pablo, al que fue preciso coger entre los perseguidores. ¿No es verdad que el Ananías del libro de los Hechos trataba de arrancar el trigo, cuando enviado por Dios a Saulo, acusaba a san Pablo con estos términos: Señor, ha hecho mucho daño a tus santos?. Lo cual quiere decir: arranca la cizaña. Pero mientras Ananías veía a Saulo, el Señor veía ya a Pablo. Cuando Ananías hablaba de perseguidor, el Señor sabía que era un misionero. Y, mientras el hombre le juzgaba como cizaña, Saulo era para Cristo un vaso de elección, ya con un puesto en los grandes del cielo>>.

El Papa Pío XII dice: <<Nunca se debe desesperar de la conversión de un pecador, aunque sea enemigo declarado de Dios y de su Iglesia. Tal había sido Saulo, según consta en sus mismas declaraciones. “Fui antes blasfemo y perseguidor y opresor”. (1Tim 1,13). “Habéis oído decir cual fue en otro tiempo mi conducta, y cómo yo perseguía encarecidamente a la Iglesia de Dios y la desolaba”. (Gal 1,13). Y, sin embargo, el Señor luego había de decir de este hombre. “El es un instrumento escogido por mí para llevar mi nombre delante de las gentes y de los reyes y de los hijos de Israel”. (Hech 9,15)>>

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, tú has querido damos una prueba suprema de tu amor en la glorificación de tus santos, concédenos ahora que su intercesión nos ayude y su ejemplo nos mueva a imitar fielmente a tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina contigo...

____________________________

2 de Abril

SAN FRANCISCO de PAULA

1º SU VIDA: Nació a principios del siglo XV en Paula. Sus padres eran  buenos y pobres, pero no tener hijos. Este hijo es hijo de oraciones, Por fin, llegó, el primogénito, a quien, en agradecimiento Francisco. A los trece años, por un voto le consagraron a Dios con los frailes de san Francisco de Asís.

Vivía para hacer felices a los demás. Pronto, lo empezaron a admirar, por sus virtudes, se ganó la admiración de todos. Llamaba la atención su piedad, su vida de intimidad con el Señor entregado a la oración, por sus penitencias, por su servicio y caridad, Pero sus padres, una vez cumplido su voto, quisieron volviera a casa para tenerlo a su lado.

Peregrino, ermitaño y fundador. Hizo algunas peregrinaciones a diversos lugares santificados por la presencia de los santos. Sobre todo los santos solitarios, porque también él amaba la soledad como medio para entregarse al Señor. Y pronto se retiro a una gruta, casi nadie sabía dónde se encontraba. a los diecinueve años edifico un monasterio con dos compañeros que vinieron a pedirle que los aceptase en su compañía. Se empiezan a multiplican los discípulos que quieren seguir sus huellas, imitar su vida. A sus religiosos los llamo con el nombre de Los Mínimos. Pronto corrió la fama de su vida y de los hechos milagrosos que se le atribuían.

            Gloria a Dios y Caridad para con el prójimo. Este fue el lema de san Francisco de Paula, que con creces trato de cumplirlo durante toda su vida con la mayor fidelidad. Nunca quiso este humildísimo santo dejarse ordenar de sacerdote, era algo que le parecía demasiado grande. Se le representa revestido con el hábito propio de la Orden de los Mínimos, llevando en su mano izquierda un báculo y en la derecha su lema "Charitas".

Presa de la envidia. Es calumniado, porque su fama se extiende por todas partes, y tiene enemigos envidiosos. Él hace milagros y cura, y los médicos le acusan. Él, que no tiene estudios, sabe más de teología y política que los mayores especialistas, y la envidia y calumnia se ceban sobre él. Hizo frente a los reyes, a los grandes, que no les agradaba mucho la franqueza con que hablaba, lo apresan, pero no resulto, vieron en el un hombre de Dios.

Muere como el Señor el viernes Santo. Lleno de méritos, a los 91 años, y viendo ya su obra consolidada, el 2 de Abril de 1507, Viernes Santo, moría. El pueblo inmediatamente lo proclamo como santo por su vida y sus milagros. Es imposible decir los grandes milagros que hizo en su vida. El Papa León X lo proclama santo en 1519.

2º SU MENSAJE: El rey de Francia, Luís XI, que estaba gravemente enfermo pide que ese famoso hombre que hacia de milagros acuda a su lecho para que le cure. El Santo le dice con valentía: <<Majestad, pediré a Dios vuestra salud, pero lo que más importa es la salud de su alma. No queda remedio posible entre las medicinas; pero, ya que tanto amáis la vida, lo que importa es asegurar la posesión de la verdadera Vida>>.

            La salud del cuerpo: Es algo que debemos cuidar, porque no somos dueños de el, el dueño es Dios y quiere que lo cuidemos. Cuidarlo para poder cumplir los deberes que se nos encomiendan, de nuestra profesión y de nuestro estado. También es necesario cuidarlo para poder llevar a cabo las obras de apostolado que estén a nuestro alcance. Todo esto es necesario, pero sin excesiva preocupación por la salud de nuestro cuerpo.

            La salud del alma. Siendo importante la salud del cuerpo, sin duda, que es más la del alma. “Que aprovecha al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma” (Mt 16.26). Para eso hemos sido creados para salvar nuestra alma, es el último fin de nuestra vida, el principal negocio. Y es de sentido común, si una cosa la estimamos mucho, y cuanto más se la estimemos, más haremos por conservarla. Luego, es más necesaria la salud del ama que la del mismo cuerpo.

            La enfermedad del alma. Nos habla la Biblia del pecado como una terrible enfermedad. Así como también hay muchas enfermedades, unas más graves que otras, así muchas clases de pecados. Siempre me ha llamado la atención las muchas ocasiones en que se relaciona el pecado con la enfermedad. En varias ocasiones se relaciona la lepra con el pecado. La enfermedad física destruye al cuerpo físico mientras que la enfermedad del pecado nos destruye espiritualmente. El pecado es la enfermedad de las enfermedades, la causa de todas las demás y que sin embargo pocos le hacemos caso.

Hay que poner los remedios a tiempo. El pecado en el "alma" y la enfermedad en el cuerpo revelan que el destino del hombre es morir. Hay que poner los remedios a tiempo.Jesús vino para liberarnos de la esclavitud del pecado. Vino para perdonar los pecados y para dar vida abundante al alma. El Señor viene a buscar a los enfermos, y Él es quien únicamente puede darnos a entender la tremenda realidad de la enfermedad del alma, del pecado.

3º SU ORACIÓN: Padre bueno, tú eres la grandeza de los pequeños y así has elevado a san Francisco de Paula a la gloria de tus santos; concédenos imitarlo, por su intercesión, y alcanzar la recompensa prometida a los humildes. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

3 de abril

SAN LUIGI SCROSOPPI

1º SU VIDA: Nació el 4 de agosto de 1804 en Udine (Italia). El más joven de los tres hijos de Domenico Scrosoppi, joyero, y Antonia Lazzarini; Cuando él tenía once años toda la región fue duramente sacudida por la sequía, el hambre, el tifo; Todo esto tendría un efecto que duraría bastante en el niño.

Los tres hermanos sacerdotes. Su hermano mayor fue ordenado sacerdote cuando Luigi tenía seis años, y su hermano Giovanni tambien seria sacerdote. En su adolescencia, ya sentía una fuerte llamada al sacerdocio, y entró en el mismo seminario que su hermano. Ordenado Diácono en 1826; ordenado el 31 de marzo de 1827 en la catedral en Udine; fue asistido en su primera Misa por sus hermanos.

Director de la Pía Unión al Corazón de Jesucristo. Ayudaba a llevar el centro infantil a su hermano Carlo, que en 1829 el instituto cayó en tiempos duros; Luigi, salió a las calles pidiendo apoyo, y consiguió bastante dinero para comprar un edificio. Decidieron agrandar la casa; y empezaron la obra empezó en 1834 dirigida por el padre Luigi, la llamaron “Casa para los Desposeídos”.

Las Hermanas de la Providencia. Las necesidades de los huérfanos, y el trabajo constante de los hermanos sacerdotes, llamaron la atención de varias mujeres que también trabajaban con los pobres y abandonados. Con ellas, bajo la dirección espiritual de Carlo y Luigi, fundaron lo que seria la Congregación de Hermanas de Providencia para la educación y destrezas en la costura a jóvenes. La Congregación recibió aprobación por fin el 22 de septiembre de 1871 por el Papa Pío IX.

Continúa la apertura de casas. En 1846 se unió el Oratorio de San Felipe Neri, una congregación consagrada a la caridad y el aprendizaje; Fue muy pronto elegido preboste de la comunidad el 9 de noviembre de 1856. El 4 de octubre de 1854 inauguró la Casa de Rescate para las muchachas abandonadas. El 7 de marzo de 1857 abrió la escuela y casa para las muchachas sordomudas. Abrió también una Casa de Providencia para las antiguas estudiantes desempleadas. Además trabajaba en los hospitales con los más enfermo y pacientes más pobres.

Murió sufriendo por la Iglesia. En sus últimos años, tuvo que combatir sentimientos contra la Iglesia; muchas casas y grupos, incluso el Oratorio, fueron cerrados. Logró proteger sus instituciones caritativas, y vio a la Congregación crecer y extenderse. Murió el 3 de abril de 1884 en Udine. Fue canonizado el 10 de junio de 2001 por el Papa Juan Pablo II.

2º SU MENSAJE: Aunque hoy nos parece que no hay milagros, y que quienes creen en ellos son gente desfasada y débil. La Iglesia sigue pidiendo un milagro para beatificar y canonizar a los santos, y Dios sigue haciendo esos milagros a través de ellos, porque hoy sigue habiendo beatificaciones y canonizaciones. Relato el milagro para la canonización de san Luigi.

Curación de un enfermo de sida. El 1 de julio del 2000 se promulgó el decreto eclesiástico reconociendo la curación milagrosa de un joven por la intercesión del Padre Luigi, en Oudshoon, África del Sur. La declaración del Papa fue la siguiente: "Es el caso de un milagro obtenido a través de la intercesión del Beato Luigi Scrosoppi, sacerdote del Oratorio de San Felipe Neri, fundador de la Congregación de las Hermanas de la Providencia, de la rápida, completa y permanente recuperación de un joven HIV positivo"

Este joven era un estudiante en el Oratorio de San Felipe Neri. En el mes de octubre de 1994 comenzó a mostrar los síntomas del SIDA. El resultado de los exámenes lo confirmó y rápidamente alcanzó un estado avanzado de SIDA. Él había sido fuerte y activo pero ya no podía sujetarse, tampoco podía ingerir alimentos, ni ver, ni oír convirtiéndose en un hombre extremadamente delgado. Cuando ya no respondía al tratamiento, el doctor aconsejó que volviera con su familia en Zambia antes que fuera muy tarde. La comunidad del Oratorio de San Felipe Neri y los fieles comenzaron a rezar por su recuperación a través del Padre Luigi, porque llegó al conocimiento de los fieles de que el joven tenía una devoción muy especial al Padre Scrosoppi.

Durante la noche del 10 de octubre de 1996, él joven vio al P. Luigi en sueño y súbitamente se comenzó a sentir mejor al amanecer cuando se despertó, se sorprendió al descubrir que estaba completamente sanado, había regresado a su salud plenamente como la tenía antes de la enfermedad. Hoy este joven es un seminarista, preparándose para el sacerdocio en los Padres Orantes de San Felipe Neri y para siempre ser amigo del P. Luigi.

Con este milagro, el P. Luigi continúa señalándonos el camino a la oración constante, a la oración de compasión y de amor. Así como hizo durante su vida, todavía viene en socorro del último, de los jóvenes en dificultades. Siempre está presto en acompañar los pasos de aquellos que se entregan a la Providencia Divina>>

3º SU ORACIÓN: Señor, luz de tu pueblo y pastor de los hombres, que, dentro de la Iglesia, has confiado a san Luigi Scrosoppi la misión de apacentar a tu pueblo con su predicación y de iluminarlo con su vida y su ejemplo, concédenos, por su intercesión, guardar íntegro el don de la fe que nos legó su palabra y seguir el camino que nos marcó su ejemplo. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

4 de abril

SAN BENITO de PALERMO

1º SU VIDA: nació en un pueblo de Mesina (Sicilia). Sus padres eran esclavos, oriundos de moros, eran muy buenos cristianos. Hacían caridad con los pobres, siendo fieles cumplidores de las leyes de la Iglesia, estaban de administradores de un rico señor, que les prometió dar libertad a sus hijos si los llegaban a tener.

Negro como sus padres.  Este niño desde la más tierna edad, estaba inclinado a la oración y a la mortificación de su cuerpo. Se ocupaba en el pastoreo y labores del campo. Aunque nunca supo leer ni escribir, siempre fue muy dado a las cosas de Dios, en las que aprovechaba con rapidez. Un ermitaño le profetizó que seria santo, y le animo a que le imitara en su vida ascética. Con treinta y un años, vendió lo tenía, para los pobres y se retiró al desierto, llevando allí una vida más angélica que humana.

Avanzaba rápido en la perfección. Su fervorosa oración le llevó a una perfección alta y a una intimidad con Dios, que pronto conocieron la gente de aquellos contornos, que acudían a él en busca de consejos y remedios. Huyendo de esta fama se escondió en una ermita, hasta que una disposición de la Santa Sede obligó a los ermitaños a entrar en alguna de las Órdenes conocidas, por lo que pidió ser admitido en el convento franciscano de Santa María de Jesús de Palermo. Le acogieron los frailes con los brazos abiertos.

Elegido guardián del convento. Su humildad profunda, su extremada caridad y celestial prudencia, indujeron a los religiosos a elegirle Guardián, aunque el santo tan solo era lego, y, a pesar de resistirse con todas sus fuerzas, le fue preciso aceptar por obediencia; esto le hizo progresar más y más en el desprecio de sí mismo y en todas las virtudes. Encargado de la reforma de su convento, la llevó a cabo con suma suavidad.

Dios le honró con prodigios. Tenía una especial luz para conocer la ciencia de las cosas divinas, que explicaba los lugares más oscuros de las Sagradas Escrituras a los hombres más doctos que iban a consultarle. Las curaciones milagrosas, la multiplicación de los alimentos, el discernimiento de los espíritus y conocía las conciencias, todo esto, vino a ser en él común.

Dios le aviso de su muerte. A sus sesenta y tres años de edad conoció que se acercaba el momento de pasar de esta vida a la eterna. Se preparó, fervorosamente y en el día y hora por él predichos, entregó su alma a Dios; era el 4 de abril de 1589. Los innumerables milagros obrados por su intercesión obligaron a la Benedicto XIV a beatificarlo; y Pío VII le Canonizo.

2º SU MENSAJE: desde su niñez, tenia inclinación a las cosas de Dios. Desde luego, que si no se desea avanzar en el camino de la santidad, no se llegara a nada. El ermitaño se lo profetizo, que seria santo, pero, porque tenía grandes deseos de ser santo. En ello se esforzó toda su vida, en la santidad.

Tener deseos de ser santo: San Pablo confiesa: “No pretendo decir que haya alcanzado la meta o conseguido la perfección, pero me esfuerzo a ver si la conquisto, por cuanto yo mismo he sido conquistado por Cristo Jesús”. (Fil 3,12). Los santos no fueron santos solo porque Dios lo quiso, sino que también y en gran medida, tuvieron que querer ellos, con todas sus fuerzas, porque en la vida de los hombres están juntas dos voluntades, La de Dios, divina, y la nuestra, humana, y no se puede hacer nada si las dos no van juntas, y se puede lograr todo, si las dos quieren lo mismo. Este es el primer paso que tenemos que dar si de verdad queremos hacer algo, en el campo que sea, y en especial en el camino para ser santos, querer, porque así nos dará Dios la fuerza para vencer las tentaciones de no querer intentarlo.                   

Santa Teresa dice: <<Conviene mucho no apocar los deseos, sino creer de Dios que, si nos esforzamos, poco a poco, aunque no sea luego, podremos llegar a lo que muchos santos con su favor; que si ellos nunca se determinaran a desearlo y poco a poco a ponerlo por obra, no subieran a tan alto estado Espánteme lo mucho que hace en este camino animarse a grandes cosas>>.

            Es difícil emprender un camino con problemas continuos, si no nos mueve el deseo de llegar al final.Porque todo el que pide recibe, el que busca encuentra, y al que llama le abren”. (Mt 7,8). Si no tenemos este verdadero deseo de ser santos, se lo tenemos que pedir al Señor que nos lo quiere dar. Es un medio importante para crecer en este verdadero deseo, dejándonos mover por la gracia de Dios, que seguro que nos mueve a ello, porque sino podemos pasarnos la vida entretenidos en buscarnos a nosotros mismos, y a darnos satisfacciones tontas, pero que nos apartan del verdadero deseo de ser santos, en el que tenemos que crecer.               

San Bernardo dice: <<No hay mejor señal, ni mas cierto testimonio de la presencia de Dios en un alma que tener un deseo grande de más virtud y más gracia y perfección>>.

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que otorgaste a san Benito de Palermo la gracia de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde, concédenos también a nosotros, por intercesión de este santo, la gracia de vivir fielmente nuestra vocación, para que así tendamos a la perfección que tú nos has propuesto en la persona de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo.

____________________________

5 de Abril

SAN VICENTE FERRER

1º SU VIDA: Nació en Valencia el 23 de enero de 1350. Su padre, Guillermo Ferrer, era notario le fue impuesto ese nombre por haber nacido el día de San Vicente Mártir, estaba cerca del convento de los Padres Dominicos. Y a los diecisiete años, el 5 de febrero de 1367, vestía el hábito de fraile dominico profesando sus votos al año siguiente.

Gran estudioso y profesor. Se entregó de lleno a los estudios en los que sobresalió por su inteligencia. Habiendo ya terminado el periodo de estudios, fue nombrado catedrático en varios Conventos Dominicos: Valencia, Barcelona, Lérida y en universidades de diferentes poblaciones llamando a todos la atención Portu forma de enseñar en las clases y, por su elocuencia, pero lo que más llamaba la atención a aquellos que le conocieron de cerca, fue su vida santa. Cada día tenía más discípulos.

Un gran predicador mandado por el Señor. Pero sobre todo, va a ser conocido hasta hoy por su predicación, y, sobre todo, por su elocuencia que arrastraba a cuantos se acercaban a escuchar sus sermones. Predico por muchos pueblos y ciudades de España y también de Europa.Predicando incansablemente, con enormes frutos espirituales, ya que los primeros en convertirse fueron judíos y moros. Parece ser que fue éste el encargo que recibió del Señor al curarle milagrosamente una enfermedad: “Levántate y ve a predicar mi evangelio, le dijo Cristo al curarle milagrosamente; avisa a los hombres del peligro en que viven y anuncia el día del Juicio. Yo seré siempre contigo”. Recorre Europa como Legado del Papa Benedicto XIII.

Le seguían multitudes de hombres y mujeres detrás del Crucifijo y de la imagen de María que él lleva en todas sus correrías apostólicas. Aun a pesar de que él fustigaba sin miedo las malas costumbres,que son la causa de tantos males y les invitaba a recibir los sacramentos de la confesión y después a comulgar bien preparados. se enfrenta con una sociedad en la cual la predicación sagrada había caído casi en desuso; la mayoría de veces, se subía al púlpito para llamar la atención del pueblo fiel con rimbombantes retóricas. Los milagros acompañaron en toda su predicación. El santo se mantuvo humilde y sencillo a pesar de la gran fama y popularidad alcanzada por sus predicaciones en varios países. Los últimos años, ya tenia varias enfermedades, sus predicaciones mantenían ese vigor y entusiasmo que lo caracterizaron en el anuncio del Evangelio. A pesar de este trabajo abrumador aún le quedaba tiempo para escribir tratados de vida espiritual, que nos ha dejado. Muere el 5 de Abril de 1419, en Bretaña. Fue canonizado por el papa Pío II en 1455.

2º SU MENSAJE: En aquel tiempo había predicadores que lo que buscaban era agradar los oídos y componían sermones rimbombantes que no convertían a nadie. En cambio a San Vicente lo que le interesaba no era lucirse sino convertir a los pecadores. Y su predicación conmovía hasta a los más fríos e indiferentes. Lo dice en su tratado espiritual. Del modo de predicar.

<<En la predicación y exhortación debes usar un lenguaje sencillo y un estilo familiar, bajando a los detalles concretos. Utiliza ejemplos, todos los que puedas, para que cualquier pecador se vea retratado en la exposición que haces de su pecado; pero de tal manera que no des la impresión de soberbia o indignación, sino que lo haces llevado de la caridad y espíritu paternal, como un padre que se compadece de sus hijos cuando los ve en pecado o gravemente enfermos o que han caído en un hoyo, esforzándose por sacarlos del peligro y acariciándoles como una madre. Hazlo alegrándote del bien que obtendrán los pecadores y del cielo que les espera si se convierten.

Este modo de hablar suele ser de gran utilidad para el auditorio. Hablar en abstracto de las virtudes y los vicios no produce impacto en los oyentes. En el confesionario debes mostrar igualmente sentimientos de caridad, lo mismo si tienes que animar a los pusilánimes que si tienes que amenazar a los contumaces; el pecador ha de sentir siempre que tus palabras proceden exclusivamente de tu caridad. Las palabras caritativas han de preceder siempre a las recomendaciones punzantes. Si quieres ser útil a las almas de tus prójimos, recurre primero a Dios de todo corazón y pídele con sencillez que te conceda esa caridad, suma de todas las virtudes y la mejor garantía de éxito en tus actividades>>.

“Jesús solía hablar en parábolas”. (Mc 4,2). Así era la predicación del Maestro, con claridad y con ejemplos, para conmover y acoger al pecador. Jesús habla en parábolas sobre los grandes misterios del Reino de Dios esta es la forma de que con un ejemplo sensible, se explica algo espiritual haciéndolo mas fácil de comprender. El uso de este lenguaje era frecuente en oriente. El vocablo “parábola”, contiene la idea de comparación, a lo que hay que añadir un cierto gusto por el enigma, el secreto que intenta despertar la curiosidad. La parábola, en principio suele tener un único y directo mensaje, y parte de las imágenes tomadas de la vida cotidiana para revelar las verdades del Reino. Solo así, se puede entender el gran éxito de las predicaciones de san Vicente Ferrer.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso, tú que elegiste a san Vicente Ferrer ministro de la predicación evangélica, concédenos la gracia de ver glorioso en el cielo a nuestro Señor Jesucristo, cuya venida a este mundo, como juez, anunció san Vicente en su predicación. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

6 de abril

SAN PEDRO de VERONA

1º SU VIDA: nace hacia 1205, en Verona, la ciudad de la Lombardía italiana que en ese momento estaba invadida de la herejía de los Cátaros. Pedro era un niño muy inteligente, muy sincero, muy agradable y muy firme en sus decisiones; parece predestinado a ser un apóstol que va a luchar contra las herejías; su familia le encomienda su educación a un maestro católico.

La Universidad de Bolonia. En ese momento goza de una gran influencia Santo Domingo de Guzmán, y sus seguidores que cautivan tanto a estudiantes como a profesores. Son muchos los que se incorporan a la recientemente fundada Orden de Predicadores. Pedro con 16 años, queda fascinado por la palabra ardiente de santo Domingo de Guzmán y recibe el hábito de dominico de manos del santo fundador. es un fiel imitador de Domingo de Guzmán. Terminada la formación, es ordenado sacerdote.

Es un fogoso predicador. Se dedicó de lleno a la predicación entre los cátaros. Una Característica importante es que siempre fue hombre de diálogo. Corre la voz de de que este hombre es un santo. Se preocupó de defender la fe, para ello instituyo las "Asociaciones de la fe" y la "Cofradía para la alabanza de la Virgen María".

Probado como Jesucristo. Ama a Jesucristo y como Él, experimenta la prueba, el menosprecio de algunos sectores y el ataque de quienes pensaban distinto de cómo él. Funda más pequeños grupos organizados. Pero todo esto no hubiera sido posible sin la intensa vida de oración que llevaba. Se desahoga ante un crucifijo: Ante tanto rechazo y tantos ataques, le dice al Señor; "¿Qué mal he hecho, Señor, para verme como estoy?". Cristo Crucificado le dice: "Y, yo, Pedro, ¿qué mal hice?". Esto en un fiel reflejo de la intensa comunicación que con Dios tenía a través de la Oración.

Inquisidor General. El Papa Gregorio IX le conoce y le nombra en 1232 Inquisidor General: Roma, Florencia y Milán conocerán a este apóstol de Cristo. Los milagros refrendan su vida abnegada por Cristo y por los hombres. Es nombrado superior de tres Conventos, el de Piaccenza, Como y Génova.

Planean su muerte. Una conjura pesa sobre él para asesinarle. El 6 de abril de 1252, cuando regresaba de Milán a su Convento de Como, Cerca de la aldea de Barsalina recibe dos golpes de hacha en la cabeza, comienza a recitar en voz alta el credo, las fuerzas le faltan y mojando un dedo en su sangre escribe en el suelo "CREO". Tenía 46 años. El 25 de marzo del año siguiente Inocencio IV le canoniza. Es el protomártir de la Orden Dominicana.

 2º SU MENSAJE: El Credo es la síntesis de su vida, de su abnegada entrega, de una fidelidad emocionante a Cristo. Creer en algo que se ve, que se palpa, es algo fácil, pero en algo que no es así en el mundo normal parece difícil, pero no lo es, porque el Santo murió por creer, por su fe. Nosotros debemos cuidar con esmero la fe que nos lleva a creer en Dios.

Enemigos de la fe:        

La duda, todos los pecados empiezan por una falta de fe, por una duda. Eva sabía que no podía comer de la fruta prohibida, pero dudo. “Y dijo la serpiente a la mujer: No, moriréis”. (Gn 3,4). Esta duda de que posiblemente no tuvieran que morir, la hizo pecar. Caín sabia que era un crimen matar a su hermano, y a cualquier hombre, poro su envidia le cegó y dudo de todo llevándole al pecado. (Gn. 4). El caso de Judas es muy claro, quería a Jesús, pero empezó a dudar al escuchar sus sermones, no los entendía, predio la confianza y se lleno de amargura que le llevo a vender al Señor. (Mt 26,8).

La inteligencia y la razón, a veces suelen dificultar la fe. Nos lo preguntamos todo, ¿será verdad?, ¿cómo puede ser verdad, si no lo comprendo?, etc. Si vamos dejándonos llevar de las dudas y preguntas, se pierde la fe. Hay que rezar, buscar, informarnos, estudiar, etc. El primer mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos con prudencia y vigilancia nuestra fe y que rechacemos todo lo que se opone a ella.

El sentimiento también nos hace dudar. No siento nada, Dios se ha escondido, me ha abandonado, etc. Esto es una gran dificultad, el que nos dejemos llevar solo de los sentimientos, y no de la fe. Debemos pedir luz.

La voluntad propia, lo que me apetece. Lo que yo prefiera en el momento presente, aunque la fe me diga lo contrario, esto me hace pecar, en lugar de hacer la voluntad de Dios, yo hago la mía. Es necesario comenzar un proceso de conversión. San Agustín dijo: <<Para el que quiera creer, tengo mil pruebas, para el que no quiera creer, no tengo ninguna>>.

            La rutina suele ser un frecuente enemigo de la fe, se hacen los actos ciegamente, y al menor contra tiempo, disgusto, reprensión, todo se cae por que no se obra según la fe, sino por rutina. Cuando no se duda y se hacen buenas obras, es la fe la que esta presente. Abel agradaba a Dios por su fe. (Hb 11,4). Abraham obedeció a Dios y sin dudar por su avanzada edad, salió de su tierra. (Hb 11,8-17). Noé obedeció a Dios en la gran empresa del arca, aunque se burlaban. (Gn 2,7-8).

3º SU ORACIÓN: Señor, luz de tu pueblo y pastor de los hombres, que, dentro de la Iglesia, has confiado a san Pedro de Verona la misión de apacentar a tu pueblo con su predicación y de iluminarlo con su vida y su ejemplo, concédenos, por su intercesión, guardar íntegro el don de la fe que nos legó su palabra y seguir el camino que nos marcó su ejemplo. Por nuestro Señor.

____________________________

7 de Abril

  SAN JUAN BAUTISTA de la SALLE

1º SU VIDA: Nació el 1651 en Reims, sus padres se llamaron Luís y Nicolette. Él fue el primogénito de siete hermanos. Su padre fue un alto dignatario y muy buen cristiano, pero quien mayor impronta dejó en su alma fue, sin duda alguna, su santa madre. Desde muy niño sintió inclinación hacia el sacerdocio cosa a la que no se opusieron sus padres, lo vieron como una gracia muy especial que el Señor derramaba sobre su familia.

Canónigo de la catedral. A los quince años, fue nombrado canónigo de la catedral de Reims. Sus rezos de coro lo alterna con sus estudios a los que se entrega de lleno para su más digna formación sacerdotal.

Responsable de su familia. Cuando todo parecía que iba bien, llegó la más dura prueba, mueren su padre y su madre, y él, como hermano mayor, se ve obligado a abandonar su vida de seminario y volver al hogar familiar para tomar la responsabilidad de  su familia. Todo este tiempo se entrega al cuidado de sus hermanos y a la custodia del patrimonio familiar. Tan bien lo hizo como padre y madre, que la mitad de sus hermanos abrazarán la vida religiosa como él, arrastrados, sin duda, por su ejemplo.

Ordenado sacerdote. Terminada su misión entre los suyos, Juan Bautista había estudiado en el seminario de San Suplicio en París, volvió y fue ordenado sacerdote, que parecía destinado para altos cargos eclesiásticos, cuando de pronto al morir su director espiritual lo dejó como encargado de una obra para niños pobres que había fundado: una escuela para niños y un orfelinato para niñas pobres, dirigido por unas hermanitas llamadas de El Niño Jesús. Allí en esa obra lo esperaba la Divina Providencia para encaminarlo hacia la gran obra que le tenía destinada: ser el reformador de la educación de los niños. Su humildad era tan grande que se creía indigno de ser el superior de la comunidad.

Fundo las Escuelas Cristianas. Empezó a reunir a sus profesores para instruirlos en el arte de educar y para formarlos fervorosamente en la vida religiosa. Y con los más entusiastas surgió la fundación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas.El 24  de junio  de 1684. No le faltaron calumnias, persecuciones, pero en la Eucaristía, en la vida de piedad, en su gran amor a la Virgen María y en su vida de rigurosa penitencia encontró la ayuda necesaria para salir victorioso de los ataques del demonio y de los hombres. Murió el 7 de abril de 1619 a los 68 años. Fue declarado santo por el Sumo Pontífice León XIII en el año 1900. El Papa Pío XII lo nombró el 15 de mayo de 1950 Patrono de los Educadores del mundo entero.

2º SU MENSAJE: Los Hermanos de las Escuelas Cristianas son hoy en la Iglesia una de las Congregaciones religiosas que más trabajan en el campo de la educación de la juventud, y asimismo se cuenta entre las más numerosas. Este fue el de Juan Bautista de La Salle. Desde siempre fue el "Dejad que los niños vengan a Mí", de Jesús, lo que llenaba el corazón de nuestro Santo.

            Dejad que los niños vengan a mí,no se lo impidáis, porque de los que son como ellos es el reino de los cielos. Os aseguro que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él" (Mc 10, 14). Eso lo dijo Jesús a los Apóstoles en cierta ocasión. Era una maravillosa invitación. El Señor Jesús amaba a los niños y quería que estuvieran cerca de él. Muchas veces los bendecía e incluso los ponía como ejemplo a los adultos. Decía que el reino de Dios pertenece a los que se asemejan a los más pequeños (Mt 18, 3). Naturalmente eso no significa que los adultos deban volver a hacerse niños desde todos los puntos de vista, sino que su corazón debe ser puro, bueno, confiado, y estar lleno de amor.

Un nuevo método de educación.El santo le dio un cambio de 180 grados a los antiguos métodos de educación. Antes se enseñaba a cada niño aparte. Ahora el santo los reúne por grupos para darles clases (en la actualidad eso parece tan natural, pero en aquel tiempo era una novedad).  Antiguamente se educaba con base en los temores al castigo. El padre reemplaza el sistema del terror por el método del amor. Y los resultados fueron maravillosos. La gente se quedaba admirada al ver cómo mejoraba la juventud con los métodos del santo. No les enseñaba solamente cosas teóricas, sino sobre todo aquellos conocimientos prácticos que más les iban a ser de utilidad en la vida diaria. Y todo con base en la religión y la amabilidad.

           La falta de una educación religiosa en la niñez. Sin duda se manifiesta en la forma de ser de la persona. Los niños son muy sensibles a las impresiones religiosas. Si se les priva a los niños de estos sentimientos, su alma se volverá rígida, sin brillo y el niño quedara en un mundo vacío con sus  intereses cotidianos. Algo parecido sucede con la apariencia física del niño. Si él vive en un lugar oscuro y húmedo, crecerá pálido, enfermizo, sin fuerzas y con falta de alegría en su cuerpo subdesarrollado. Así será si no hay formación espiritual.El santo recomendaba que se le concediera la máxima importancia a la clase de religión, considerándola la más provechosa de todas en todo colegio y escuela.

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que has elegido a san Juan Bautista de La Salle para educar a los jóvenes en la vida cristiana, suscita maestros en tu Iglesia que se entreguen con generosidad a la formación humana y cristiana de la juventud. Por Jesucristo nuestro Señor.

____________________________

8 de abril

BEATO JULIÁN de SAN AGUSTÍN

1º SU VIDA: nació en Medinaceli (Soria) hacia 1553, hijo de Andrés Martinet, francés fugitivo de Toulouse a causa de los calvinistas, y de Catalina Gutiérrez, joven obrera de Aguaviva.

Rechazado por penitente. Siendo muy joven vistió el hábito de los Hermanos Menores en el Convento del Retiro de La Salceda, de la Primera Orden franciscana. Desde un principio se dio a unas exageradas penitencias, que sus hermanos de religión lo juzgaron loco y le aconsejaron retirarse. Después de un tiempo y de mucha insistencia, fue recibido nuevamente, pero luego fue despedido por los mismos motivos, por sus exageradas penitencias.

Vida eremitita. Al ser despedido por los hermanos, decidió vivir cerca del convento llevando una vida eremítica; cada día pedía a los frailes un trozo de pan, y éstos, conmovidos por su vida santa, lo aceptaron por tercera vez en el convento y así finalmente pudo hacer la profesión en la Orden franciscana en calidad de religioso laico. Después de un breve tiempo en los conventos de Alcalá y de Ocaña, regresó de nuevo al convento de San Diego de Alcalá.

Muy venerado por el pueblo. Al encomendársele el oficio de limosnero se distinguió por la rigurosa mortificación, la pobreza y la humildad. Favorecido con el don de profecía y de ciencia infusa, mereció una gran veneración de parte del pueblo, al que edificó con sus virtudes y en el que logró muchas conversiones. De puerta en puerta pedía la limosna. Por muchos años ejercitó este apostolado con humildad y paciencia;

Muchos milagros. Tenía para todos una palabra de aliento, para llevar a las almas a Dios, quien premiaba a su siervo haciendo muchos prodigios por su humilde persona. Muchos enfermos fueron curados, multiplicaba los alimentos; Los profesores de la universidad de Alcalá, iban a menudo a consultarle sobre asuntos complicados y volvían maravillados de sus respuestas, estaban todos convencidos de que Dios le había infundido la ciencia.

El amor a Dios y la comprensión con el prójimo. La miseria de los pobres despertaba en él una grande y muy tierna compasión. Se interesaba por sus necesidades, los consolaba, se paraba con ellos y les hablaba de la felicidad del cielo; aconsejaba a los ricos que ayudaran a los pobres y que les dieran trabajo. Después de una vida pura, inocente, mortificada, recibió los últimos sacramentos con gran fervor. Moría el 8 de abril de 1606. Tenía 53 años de edad. Fue beatificado por León XII el 23 de mayo de 1825.

2º SU MENSAJE: Es un caso sorprendente, porque fue expulsado del convento por sus grandes penitencias, pero Dios era glorificado con su vida tan mortificada. Así lo demuestra que le veneremos en los altares, y nos de ejemplo de que nosotros en nuestra vida pecadora, no debemos abandonar la penitencia.

           La Sagrada Escritura: Con mucha claridad nos habla de la necesidad del sacrificio para amar a Dios y al prójimo. A los discípulos se lo recuerda el Señor: “si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a si mismo, tome su cruz y sígame”.  Es decir; que las malas inclinaciones de la naturaleza, que todos podemos experimentar, al egoísmo, a la soberbia, a se ambiciosos, a la lujuria, a la comodidad excesiva, al bienestar y a las riquezas, etc. son obstáculo para cargar con las cruces que nos manda el Señor. Por ello, es necesario mortificar estas inclinaciones, hacer penitencia para que no manden en nosotros, y sea el Espíritu de Dios quien nos gobierne.

            Jesus predica con el ejemplo: Vino desde el cielo a la tierra, para ser nuestro Maestro y enseñarnos el camino para ir al cielo, y fue el del sacrificio, la penitencia, la mortificación, es decir, el camino de la cruz. Desde su cuna en un pesebre, hasta su trono en el Calvario, recorrió una larga serie de tremendas privaciones, fatigas, humillaciones, duros trabajos apostólicos, que acabaron en la dolorosa pasión. Si hubiera tenido otro camino más seguro, no debemos dudar de que nos lo hubiera enseñado. San Pablo lo enseña: La perfección cristiana consiste en “deshacerse del hombre viejo, para revestirse del hombre nuevo”. (Col 3.9). No es posible revestirse del hombre nuevo sin antes despojarse del hombre viejo. Y dice claramente, que los que quieran ser discípulos de Cristo, han de crucificar sus vicios y malos deseos. (Gal 5.24).

            San Agustín tambien nos lo recuerda. <<Dos amores levantaron dos ciudades: la terrena la levanto el amor propio llevando hasta le menosprecio de Dios, la celestial, el amor de Dios que llega hasta el menosprecio de sí mismo>>. Hay que deshacerse de nuestras malas inclinaciones, para poder amor totalmente a Dios. Y esto es con penitencias, mortificaciones. Para ser perfectos, hay que hacer muchos actos de amor, y tambien hay que hacer muchos actos de sacrifico, porque en la tierra no podemos amar sin hacer inmolación de nosotros. Benditas penitencias y sacrificios que nos unen a Dios. 

3º SU ORACIÓN: Señor, tú que otorgaste al beato Julián de san Agustín la gracia de imitar con fidelidad a Cristo pobre y humilde, concédenos también a nosotros, por intercesión de este santo, la gracia de vivir fielmente nuestra vocación, para que así tendamos a la perfección que tú nos has propuesto en la persona de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo….

____________________________

9 de Abril

SANTA CASILDA

1º SU VIDA: Hija de un rey moro de Toledo, del que no se conoce con exactitud el nombre, algunos hacen referencia a que podría llamarse Almamún, si que debió reinar a mediados del siglo XI, en tiempos de Fernando I de Castilla, En torno a santa Casilda los datos que se encuentran son poco y a veces confusos. Su propio nombre, casida en árabe significa cantar, es como un verso con alas de canción.

La princesa mora. Ella tiene por naturaleza bondad, clemencia y ternura. Rodeada de todo tipo de comodidades por ser la hija del rey, no soporta la aflicción de los desafortunados que están en las mazmorras, de los que están sufriendo castigos. Siente una especial piedad con los cautivos pobres y los intenta consolar llevándoles algo de comer que les pueda aliviar.

Los cautivos el hablaron de Cristo. En los calabozos de los moros solían estar presos los cristianos. Quizá fueron los mismos cautivos cristianos quienes, viendo la bondad de corazón de la princesa, le hablaron de Cristo; posiblemente correspondieron a sus múltiples delicadezas que tenia con ellos de la mejor manera que podían, instruyéndola en la fe cristiana. Pero, aunque en su corazón era ya de Cristo, no podría recibir el Bautismo en una familia de moros, y en la que eran su padre el rey.

Le habla el cielo. En la joven comienza un flujo de sangre que la ciencia médica de palacio es incapaz de curarla. El Cielo le revela que encontrará remedio en las aguas milagrosas de San Vicente, allá por la Castilla cristiana. Pero la dificultad está en que aquellos "Baños" están en territorio cristiano. Su padre al fin consintió aquel viaje a los reinos cristianos.

Consagro a Cristo su cuerpo curado. Prepara el viaje de su hija con comitiva real. En Burgos recibe Casilda el Bautismo y marcha luego a los lagos de San Vicente, junto al Buezo, cerca de Briviesca. Recuperada la salud según le dijo el cielo, y desde ese momento decide consagrar a Cristo la virginidad de su cuerpo milagrosamente curado y resuelve pasar el resto de sus días en la soledad, dedicada a la oración y a la penitencia. 

La princesa mora descansa en tierra cristiana. Murió de muy avanzada edad, siendo sepultada en la misma ermita que ella mandó construir. Pronto se convirtió en lugar de peregrinación. Sienten su especial protección las mujeres la invocan contra el flujo de sangre, En cuanto murió fue venerada como santa. Era el 1074.

2º SU MENSAJE: El relato de la vida de la Santa, que conserva la iglesia de Burgos en su Breviario. Habla de sus florecientes virtudes. Dibuja una estampa preciosa, que los cautivos cristianos, la tenían por muy buena a la princesa mora, y pronto de su muerte la venerarían como santa.

<<En los tiempos antiguos hubo un rey en Toledo llamado Cano. Poderoso y valiente en las armas, acostumbraba a dirigir sus ejércitos contra los cristianos, causando grave daño a la fe verdadera. Retenía en su reino a muchos cristianos cautivos. Por disposición divina, este enemigo terrible de la fe cristiana tuvo una hija única llamada Casilda, para que de un tallo tan malo brotara una flor de blancura admirable sobre la que descansara el Espíritu del Señor.

El Espíritu deífico;

Por el incendio de la devoción, la levantaba hacia Dios.

Por la suavidad de la compasión la transformaba en Cristo.

Por la piedad de la condescendencia la inclinaba al prójimo.

De tal manera que a los afligidos, y principalmente si eran cristianos, aunque nacida de familia sarracena, se bajase hacia ellos con una ternura de intensísima compasión. Tenía como ingénita la virtud de la clemencia, sobre la cual se posó la gracia de Dios duplicándola.

Así que su piedad, de tal manera se derramaba tratando con los cautivos pobres, que a los que no podía alargar la mano alargaba su afecto.

Tenía la costumbre todos los días sin falta, por las entrañas del amor a Cristo, por su reverencia a la suavidad de Jesús de consolar a los cautivos cristianos con su grata presencia, y a ellos alargaba sus manos ayudadoras, llenas de dádivas.

¡Cosa admirable y nunca vista! Nacida de un acebuche, contra la naturaleza de su nacimiento se transformó en buen olivo para así dar óptimo fruto. ¿De dónde un árbol infructuoso pudo producir un ramo tan feraz de excelentes frutos? Porque así estaba predestinado por la bondad inmensa de Dios desde toda la eternidad>>

Dios nunca se queda corto en agradecer el bien que hacen a sus hijos. “Lo que hagáis con uno de estos lo hacéis conmigo”. Por esa delicadeza con los cautivos que tuvo la Santa. Dios la hizo cristiana, y nosotros la veneramos como ejemplo en los altares. Dios siempre paga bien. 

3º SU ORACIÓN: Señor Dios, que cada año nos alegras con la fiesta de santa Casilda, concede a los que celebramos su memoria imitar también los ejemplos de su vida santa. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

10 de Abril

SAN MIGUEL de los SANTOS

1º SU VIDA: Nació en Vich, Cataluña, el 29 de Septiembre de 1591 fiesta de San Miguel Arcángel. El séptimo de ocho hijos de Enrique Argemir, y Montserrat Margarita Mitjana, que supieron labrar un hogar reciamente cristiano y ejemplar.

Un eremita contemplativo. A los dieciséis años se retiró a una cueva para hacer penitencia. Con soledad, penitencia, oración y silencio piensa levantar una muralla que defienda su virginidad. Alma contemplativa, que sabe interpretar el lenguaje de Dios en el campo callado, en el agua serena, en la puesta del sol. Con una vida austera y penitente piensa que acompañará mejor al Señor en su Pasión y expiará los excesos de los pecadores. Su padre quiso casarle una virtuosa doncella. Miguel le presentó tales razones para disuadirle, que no sólo no le impidió seguir su género de vida, sino que le permitió dedicarse a la vida de oración.

De la orden de la Trinidad. Quiso ser franciscano pero rechazaron su petición. A los 12 años le reciben en Barcelona los trinitarios calzados. Como era rigorista y exigente consigo mismo, encontraba la regla demasiado cómoda y blanda para él. Consultó entonces con un religioso trinitario descalzo, y habiendo sabido que en la Reforma se observaba la primitiva regla, partió a Pamplona, donde el 30 septiembre de 1607 el beato Juan Bautista de la Concepción, su fundador, le dio el hábito, llamándose Fray Miguel de los Santos. Hizo su profesión en Alcalá el 29 de enero de 1609.

Sacerdote con fenómenos místicos. Se ordeno de sacerdote por obediencia. Lo destinaron a Salamanca, y en la Universidad completó su formación científica y espiritual. En una clase mientras explicaba el tratado de la Encarnación. Fray Miguel se mantiene como un cuarto de hora elevado en el aula en un éxtasis. Se hace un gran silencio. El maestro, comenta: "Cuando un alma está muy llena del amor de Dios difícilmente puede esconderlo". Desde aquel día profesores y alumnos acuden a él con problemas de espíritu.

Al cielo con el Arcángel san Miguel. También estuvo destinado en Madrid, Zaragoza, Baeza, Sevilla y Valladolid, causando admiración su vida ejemplar. La misa de San Miguel llegaba después de una doble preparación: espiritual, por la oración, y corporal, por el ayuno y penitencia. No solía gastar menos de una hora. Los oyentes se enfervorizaban. Por obediencia aceptó el cargo de superior. En 1 de Abril de 1615 se sintió enfermo y, recibido el Viático, el 10 de abril de 1625 moría en Valladolid, a los treinta y tres años. Beatificado por Pío VI en 1779, canonizado por Pío IX en 1862.

2º SU MENSAJE: San Miguel de los Santos hizo suyo aquel principio del que habla san Pablo: "Nuestra vida está escondida con Cristo en Dios". Y esto es un buen mensaje para todos, vivir sin llamar la atención como Jesús.

Jesús se esconde. Dios escondido”. (Is 45,15). Podía haber escogido Jesús para nacer y vivir su vida mortal alguna de las grandes ciudades de aquel tiempo.¿Dónde encontramos esa casa?        

Jesucristo venia a conquistar el mundo, a establecer su reinado en la tierra. Para conseguirlo parece que debía fijar su casa en la capital del Imperio Romano, que era la capital del mundo conocido, en Roma. Allí no está la casa de la Sagrada Familia.

Jesucristo venía a ser luz del mundo, el maestro de los hombres. Parecería mejor haber puesto su casa en la ciudad de las ciencias, Atenas. En Atenas tampoco entramos su casa.  

Jesucristo era el Mesías profetizado en las Sagradas Escrituras, era el esperado siglos y siglos por el pueblo hebreo. Parecería mejor instalarse en la capital de la nación hebrea, Jerusalén. Allí están los doctores que mejor conocen las Escrituras. Allí se levanta el único templo al verdadero Dios y se elevan todos los días plegarias pidiendo la venida del Mesías. En Jerusalén no encontramos la casa de la Sagrada Familia. En las poblaciones históricas del Antiguo Testamento: Jericó, Belén, Gaza, Hebrón, Siquén, Alejandría…etc. En ninguna población celebre encontramos la casa de la Sagrada Familia. 

¿Por qué el Hijo de Dios se oculta? Pues sencillamente, para enseñarnos a vivir ocultos. Todo hombre siente en su interior la voz de la soberbia, la voz de la vanidad que les dice; muéstrate al exterior, llama la atención lo más que puedas; si puedes en tu pueblo, si puedes en la provincia, si puedes en la nación, si puedes, en el mundo entero. Y los hombres quieren llamar la atención, sobresalir en algo: en la ciencia, en la política, en la carrera militar, en el deporte, en la Iglesia, en lo que se pueda. Todos los hombres sentimos deseos de que se ocupen de nosotros y de nuestras cosas. Todos los hombres quieren vivir en sitios más concurridos.

Dificultades para vivir esta vida escondida. Dice Fray Luís de León. <<Que descansada vida la del que huye del mundanal ruido y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido>>. Generalmente queremos llamar la atención, quien más quien menos, al nivel que sea. Difícilmente soportamos pasar por la vida sin pintar nada, desapercibidos. No nos resignamos al anonimato.

3º SU ORACIÓN: Dios todopoderoso y eterno, tú has querido damos una prueba suprema de tu amor en la glorificación de tus santos, concédenos ahora por intercesión de san Miguel de Los Santos nos ayude y su ejemplo nos mueva a imitar fielmente a tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina...

____________________________

11de Abril

SAN ESTANISLAO

1º SU VIDA: Nació en Cracovia, treinta años llevaban casados sus padres sin tener hijos cuando les llegó este niño que les lleno de alegría su casa y sus corazones. Era una familia noble de la ciudad y gozaban muy buena reputación por su honradez y vida cristiana, a su hijo le educaron en las virtudes cristianas y humanas. Hizo estudios en Polonia y en Paris y se graduó.

Sacerdote y obispo. Su inclinación hacia la piedad le llevó a querer ser sacerdote, porque estaba convencido de que era siendo sacerdote donde mejor podía servir al Señor. Muere pronto el obispo que le había ordenado y fue el sucesor del mismo Obispo de Cracovia, el 2 de julio de 1071. Aunque fue por ocho años solamente, pero dejó muy marcadas huellas indelebles en la diócesis y en toda Polonia.

El Obispo corrige moralmente al Rey. Reprendió valientemente al rey Boleslao por su mala vida. Era un hombre valiente y listo, pero que estas mismas cualidades se le habían subido a la cabeza y creía que era el dueño absoluto de los bienes y de las personas de toda la nación y podía hacer a su antojo cuanto se le apetecía. Se dejaba dominar demasiado por las pasiones, y cometía injusticias y crueldades, incluso derramando sangre. Pero le salió al paso el obispo Estanislao, que le parecía que tenia obligación de avisarle y, con, amabilidad y buenos modos se opuso a sus injustas actuaciones.       

Resucita a un muerto. Había comprado el santo un terreno para su iglesia a un hombre rico, que ya había muerto. El Rey, para vengarse, sobornó a los herederos como testigo falsos y los hizo declarar que el santo tenia como propiedad un terreno que no le pertenecía. Al obispo le faltaban documentos para poder probar que el terreno era de su propiedad, y fue condenado a devolverlo. Pero San Estanislao resucitó a quien se lo había vendido, y declaro ante el Rey que le había pagado el precio del terreno.

La venganza del Rey, fue el martirio. El obispo excomulgo al Rey porque seguía derramando sangre inocente, El rey montó en cólera. No quiso escucharle, lo tuvo como enemigo, y juró acabar con él. Con sus propias manos, mientras estaba celebrando la Eucaristía el rey entró brutalmente a la Iglesia, acompañado de su cuadrilla, y le asesinó personalmente el 1079. El Señor vino a confirmar que le había sido grato la vida y el martirio de su santo obispo, porque sus reliquias hicieron muchos milagros como ya los había hecho en vida. El 1253 era canonizado, elevado al honor de los altares. Y es patrón de Polonia.

2º SU MENSAJE: es algo muy práctico y necesario entre cristianos de todos los tiempos, la corrección fraterna con caridad, Como le parecía que tenia obligación de corregir avisando al Rey con amabilidad y buenos modos.

             Es un mandato del Señor.Si tu hermano peca, llámale la atención a solas. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos”. (Mt 18,15). Por lo cual lo debemos hacer, no nos debemos de dispensar, aunque a veces no sea fácil. Es una de las principales manifestaciones de la caridad, y también en algunos casos lo exige la justicia.

            ¿Cómo la debemos practicar? No nos debe mover a ello la pasión del momento, ni la aspereza, sino por amor de Dios. Es decir; por su bien. A quienes sabemos que lo llevan a bien el que les corrijamos, lo debemos hacer con caridad, con mansedumbre. A quienes sabemos que les desagrada mucho, no lo hagamos sin más, lo pensemos bien y busquemos el modo y la manera de herir lo menos posible a quien debemos corregir fraternalmente. Y siempre que lo hagamos, que no sea delante de otros, sino, a solas.  

            No debemos corregir de cosas pequeñas, porque habría que estarlo haciendo cada momento, además, debemos tolerarnos unos a otros, y eso hará que no nos fijemos en los pequeños defectos. Si es de cosas importantes, le pidamos a Dios que nos inspire lo que debemos decirles, y hagamos Horacio sobre ello. Y obrando así, Dios bendecirá esa corrección, y a quien hayamos corregido sacará provecho.

           Corrijamos cuanto antes mejor. Siendo con caridad, para que esperar que vaya el defecto a más. Y no solo de cosas que le afean su conducta, o que con ello le van a perjudicar en su trabajo o en su círculo de amistades. Sino, y de una forma seria, en lo que perjudique la buena imagen de un cristiano, y en lo que pueda perjudicar en la vida espiritual, poniendo incluso, en ocasión de pecado. 

            Agradezcamos a quien nos corrige. No rechacemos ese favor que nos hacen, no nos enfademos con quien hace lo que más nos conviene. Y sobre todo, para que no pase un mal rato. Se le hagamos fácil, que es lo que Dios quiere para nosotros, y se cumple lo que dice: “El hermano ayudado por su hermano, es como una ciudad amurallada”. (Prov. 18.19).           

3º SU ORACIÓN: Dios omnipotente y misericordioso, que mantuviste firme en medio de los tormentos a tu santo mártir Estanislao, protege a quienes celebramos hoy su triunfo, para que no caigamos nunca en las tentaciones del enemigo. Por nuestro Señor Jesucristo... Amén.  

____________________________

12 de abril

SANTA TERESA de JESUS de LOS ANDES

1º SU VIDA: Nació en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900, en el seno de una familia acomodada muy cristiana. Sus padres fueron Miguel Fernández y Lucía Solar. Juanita Fernández Solar, era su nombre. Desde sus 6 años, asistía con su madre casi a diario a misa. En 1909 recibió el sacramento de la Confirmación y el 11 de septiembre de 1910 la Primera Comunión. Desde entonces procuraba comulgar diariamente y pasar largo rato en diálogo con Jesús. También desde niña vivió una intensa vida mariana.

Carmelitas Descalzas de Los Andes. Hizo sus estudios en el colegio del Sagrado Corazón (1907-1918). El 7 de mayo de 1919 ingreso en el Carmelo. Dentro de su preparación está la lectura de santos carmelitas.
Como Carmelita se llamó Teresa de Jesús, no alcanzando a vivir ni un año entero en el convento. Murió el 12 de abril de 1920. Las religiosas aseguraban que había entrado ya santa. De modo que, en tan corto tiempo, pudo consumar la carrera a la santidad que había iniciado muy en serio mucho antes de su primera comunión.

Configurarse con Cristo. Decía "Cristo, ese loco de amor, me ha vuelto loca" Su ilusión y su empeño fue asemejarse a El, configurarse con Cristo. Por eso, deseando llegar a ser una excelente copia suya, vivió decidida a ir hasta el fin del mundo atravesando el fuego si hubiera sido preciso para serle fiel. Estaba siempre dispuesta a servir y a sacrificarse por los demás, sobre todo por alegría y felicidad, para hacer amable y atractiva la virtud.

Muy joven pero muy madura. Su vida fue enteramente normal y equilibrada. Alcanzó una envidiable madurez integrando en la más armoniosa síntesis lo divino y lo humano: oración, estudios, deberes hogareños, y deporte, al que era aficionadísima, destacando en la natación y en la equitación. Como joven bellísima, simpática, deportista, alegre, equilibrada, servicial y responsable. Nos recuerda a todos que es preciso cumplir el programa evangélico del amor para realizarnos como personas.

Un domingo de Pascua, doce de abril de 1920, después de una semana santa de luchar contra una fiebre abrasadora, la Carmelita le dice que sí a Jesús por última vez y para siempre en la enfermería del convento, consumida su naturaleza por el tifus. Santa Teresa tenía 19 años y 9 meses de edad y 11 meses de carmelita. Fue beatificada por Juan Pablo II en Santiago de Chile el 3 de abril de 1987, canonizada por el mismo Papa en Roma el 21 de marzo de 1993. Es la primera chilena y la primera Carmelita americana que ha alcanzado el honor de los altares.

2º SU MENSAJE: Cuando un alma se ha enamorado de verdad del Señor, se tiene que notar, en la forma de vivir, en la forma de actuar, en la forma de expresarlo, y, como no podía ser de otra manera, tambien se le nota a la Santa tan enamorada de Jesus, en lo que escribe sobre Él, su Esposo. Lo podemos leer, de sus escritos espirituales.

<<Sólo Jesús es hermoso. El sólo puede hacerme gozar. Lo llamo, lo lloro, lo busco dentro de mi alma. Quiero que Jesús me triture interiormente para ser hostia pura donde El pueda descansar. Quiero estar sedienta de amor para que otras almas posean ese amor. Que yo muera a las criaturas y a mí misma para que El viva en mí.

¿Hay algo bueno, bello, verdadero que podamos concebir que en Jesús no esté? Sabiduría, para la cual no hay nada secreto; poder, para el cual nada existe imposible; justicia, que lo hace encarnarse para satisfacer por el pecado; providencia, que siempre vela y sostiene; misericordia, que jamás deja de perdonar; bondad, que olvida las ofensas de sus criaturas; amor, que reúne todas las ternuras de una madre, del hermano, del esposo y que haciéndolo salir del abismo de su grandeza, lo liga estrechamente a sus criaturas; belleza que extasía…¿Qué otra cosa imaginas que no esté en este Hombre-Dios?

¿Temes acaso que el abismo de la grandeza de Dios y el de tu nada jamás podrán unirse? Existe en Él el amor; y esta pasión lo hizo encarnarse para que viendo un Hombre-Dios, no temieran acercarse a Él. Esta pasión hízolo convertirse en pan, para poder asimilar y hacer desaparecer nuestra nada en su Ser infinito. Esta pasión le hizo dar su vida, muriendo muerte de cruz.

¿Temes acercarte a El? Míralo rodeado por los niños. Los acaricia, los estrecha contra su corazón. Míralo en medio de su rebaño fiel, cargando sobre sus hombros a la oveja infiel. Míralo sobre la tumba de Lázaro. Y oye lo que dice a Magdalena: Mucho se le ha perdonado porque ha amado mucho. ¿Qué descubres en estos rasgos del Evangelio, sino un corazón bueno, dulce, tierno, compasivo, un corazón, en fin, de un Dios? Él es mi riqueza infinita, mi beatitud, mi cielo>>.

3º SU ORACIÓN: Dios misericordioso, alegría de los santos, que inflamaste el corazón juvenil de Santa Teresa con el fuego del amor virginal a Cristo y a su Iglesia, y la hiciste testigo gozoso de la caridad aun en medio de los sufrimientos; concédenos, por su intercesión, que, movidos por el Espíritu Santo, también nosotros, revestidos con su dulzura, proclamemos en el mundo, de palabra y de obra, el Evangelio de la caridad. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

13 de abril de

SAN HERMENEGILDO

1º SU VIDA: El año 567, muerto el rey Atanagildo eligen para sucederle a dos hermanos: Liuva y Leovigildo. Seis años después queda solamente Leovigildo. Estaba casado con Teodosia hermana de los santos sevillanos Isidoro y Leandro. Aunque era arriano, a sus dos hijos, Hermenegildo y Recaredo, los envió a Sevilla para que recibieran una buena educación en una ya famosa escuela que había instituido en aquella ciudad su cuñado San Leandro.

Iba Dios llenado su corazón. Hermenegildo y Recaredo estaban bautizados en la herejía arriana, pero, aun sin pretenderlo, iban asimilando la doctrina católica que veían practicar a sus tíos y algunos de sus compañeros. Al morir Teodosia, Leovigildo volvió a contraer matrimonio con Gosvinda, de la fe arriana, y que tanto mal hizo en el corazón de su esposo.

Boda de príncipes. El año 579 se celebraba una suntuosa boda entre Hermenegildo y la princesa de doce años, Ingunda, nieta de Gosvinda. Todo parecía que tendrían un buen porvenir pero pronto se vio que la reina Gosvinda sería la ruina de aquella familia. Quería mandar en su nieta y esposa de su hijastro Hermenegildo. Intentaba dominarla y hacer de ella cuanto quería, y convertirla a su religión arriana. Ingunda era católica.

A Sevilla para ser cristiano. Para que el mal no se extendiera Leovigildo entregó a su hijo Hermenegildo el gobierno de Sevilla y allá fue con su esposa. Fueron estos unos años maravillosos en los que Ingunda fue catequizando poco a poco a su esposo hasta que éste dio el paso definitivo y abjuró de todos los errores del arrianismo. Cuando llegó la noticia a Toledo, donde estaba su padre Leovigildo, montó en cólera, y, sobre todo Gosvinda juró que ella acabaría con su nieta y con su hijastro.

El padre el peor enemigo del hijo. Leovigildo organizó un ejército y se dirigió para atacar a su propio hijo. Leovigildo tramó una trampa. Manda su hijo Recaredo a decirle que quería entrevistarse con él y que nada le pasaría. Y fue encarcelado y llevado a la cárcel de Tarragona. Pasa grandes pruebas pero saca fuerzas de la oración y de la penitencia.

Sangre que floreció en España. Un obispo arriano intenta convertirlo y le lleva la comunión, pero Hermenegildo le desprecia ordenándole que salga de la cárcel, pues no necesita sus servicios. El 13 de Abril del año 586 el soldado Sisberto, por orden de Leovigildo, entra en la cárcel y cortó la cabeza de San Hermenegildo. Sangre que producirá mucho fruto, poco después su hermano Recaredo se convierte y con él toda España a la religión católica.

2º SU MENSAJE: El mensaje que nos deja este Santo, consiste en haber padecido el martirio por negarse a recibir la comunión arriana. Prefirió la muerte antes que renunciar al Dios verdadero. Así lo expresan en unas cartas, padre e hijo. Mucho le debía a su padre de la tierra, pero, más le debía a Dios su Padre del cielo. Aun constándole la vida no abandona a Dios.

Leovigildo, su padre le envía esta carta: <<Hijo mío, más quisiera hablarte que escribirte; porque, si te tuvie­ra á la vista, ¿qué podrías negar á lo que te pidiese como padre y te mandase como rey? Te traería á la memoria las muchas y grandes señales qué te he dado del tierno amor que te profeso, de las que sin duda te has olvidado desde que ascendiste al trono, donde te coloqué yo mucho antes que pudieses tú pensar en ocuparle. Esperaba tener en ti un compañero que me ayudase á conservar el florido imperio de los godos en el estado en que se ve hoy por mis victorias; pero nunca soñé pudiese llegar el caso de encontrar en la persona de un hijo mío un enemigo más peligroso que todos los que he vencido.

No te conten­tas con que yo haya partido contigo mi corona, quieres reinar solo; y á este fin, abandonando la religión de tus abuelos, has abrazado la de los romanos, que son los mayores enemigos del Estado. También sabes que ninguna cosa enajena tanto los áni­mos y los corazones como la diversidad de religión, y, consiguientemente, que nada pudiste hacer más ofensivo para el mío como decla­rarte católico. Acuérdate, pues, hijo mío, que soy tu padre, y que soy tu rey: como padre te aconsejo, y como rey te mando, que vuel­vas prontamente sobre ti, y restituyéndote, sin perder tiempo, á tu primera religión, merezcas con tu pronto rendimiento mi clemencia. No haciéndolo así, te declaro que me obligaré á tomar las armas, y, en tal caso, jamás tienes que esperar misericordia>>.

Hermenegildo, respondió con el mayor respeto: <<Que sabía bien lo qué debía á su padre y á su rey; pero que tampoco ignoraba lo que debía á su Dios; que esperaba desempeñar estas dos obligaciones de manera que, sin faltar al rendimiento y á la obediencia que debía al uno en lo que no se opusiese á lo que mandaba el otro, conservaría hasta la muerte la religión que había abrazado, persuadido á que fuera de ella no po­día haber salvación; le suplicaba no le considerase delincuente por haber renunciado la superstición arriana, luego que el Señor le abrió los ojos para conocer la verdad; que se tendría por dichoso si sellase su religión con su sangre, sin que le restase ya más qué de­sear que la conversión de toda su nación y de toda su familia>>.

3º SU ORACIÓN: Oh Dios, que suscitaste en tu Iglesia a san Hermenegildo, mártir, como intrépido defensor de la fe, concédenos a cuantos veneramos hoy la memoria de su martirio la unidad en la confesión de tu nombre y la perseverancia en tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

____________________________

14 de abril

SAN TELMO

1º SU VIDA: Su verdadero nombre de pila es Pedro y llevó como apellidos González Termo. Nació en una familia muy cristiana alrededor del año 1185, cuando es rey en León Fernando II y en Castilla Alfonso VIII; se bautizó en la iglesia románica de san Martín de Frómista, en Palencia.

En manos de su buen tío. Un tío suyo que es canónigo y llega más tarde a se nombrado obispo, será el que se encarga de su educación. El joven Telmo entra en los Estudios Generales, que fue fundado en el siglo XIII por Alfonso IX. Su inteligencia está mejor dotada que la de muchos; va a tener unos buenos maestros. No está en ese momento Palencia para muchos estudios intelectuales, es la época de las armas y no de los letrados. A Telmo le va la jarana, la bulla. Influye en la estudiantina y en el pueblo. Tiene éxito entre las chicas. Su tío lo hace canónigo con un buen beneficio.

Empieza Dios a prepararle un encuentro. Empieza a sentir vergüenza en la cara y siente vergüenza por dentro. Es muy grande el ridículo que ha hecho, y ya dentro de su casa es la ocasión de Dios. A lo Damasco hay conversión en un momento. Un fulminante cambio se da en Telmo. Está rezando, pide luz para ver el mejor modo de morir al mundo para siempre. Renuncia a la canongía y a sus prebendas.

Llama a las puertas del convento de Dominicos. Casa que fundó en Palencia santo Domingo de Guzmán Allí se entrega a la vida de oración, con sacrificio, obediencia, humildad, y caridad con los demás. Pasado un tiempo, con dotes de predicador explica la doctrina al pueblo, se producen conversiones, dedica tiempo a los pobres y visita a los enfermos.

Andalucía y Galicia se benefician del santo. Por estas tierras de España le llevo Dios. Las predicaciones son multitudinarias Difunde el Santo Rosario y tiene contactos con los marineros en Lugo. En Córdoba también, ejerce como consejero y confesor del rey Fernando, además de atender a los soldados del ejército. Terminado el encargo, vuelve a Galicia. Donde entre otras cosas hizo un puente sobre el río Miño, no lejos de Rivadavia, por los muchos peligros y muertes que sucedían en aquel paso.

Puente al cielo. Después de haber ganado para Cristo muchas almas y haber hecho muchos milagros, en la ciudad de Tuy entrego su bendita alma al Señor, el 15 de abril de 1246, el cual manifestó la gloria de su siervo con doscientos ocho milagros bien conocidos. En el año 1254 el Papa Inocencio IV lo beatificó, y el 13 de diciembre de 1741 el Papa Benedicto XIV lo canoniza.

2º SU MENSAJE: Tantos portentos ha habido por medio del santo, que los marinos y pescadores, aún hoy no dejan de invocar a san Telmo cuando llega la tormenta. Espiritualmente las tormentas de nuestra vida es la tentación que tanto perturban, y hacen sufrir en el camino de la perfección.

Hay que distinguir entre pecado y tentación. Hay dos verbos; sentir y consentir. Sentir no es pecado. Consentir si que lo es, porque tentación significa; inducción al mal que procede del demonio, del mundo, y de la propia carne. No es pecado, pero hay que tenerlo muy presente, hasta el Hijo de Dios estuvo sometido a ellas, al ser semejante a nosotros en todo menos en el pecado. “Si te das al servicio de Dios, prepara tu animo a las tentaciones” (Ecle 2,1).

Para vencer las tentaciones hay que poner los medios.

¿De donde nos vienen las tentaciones?

            Demonio: la fuerza del mal, las cosas malas que nos pone el enemigo por delante. (Ejemplo de la cizaña y el trigo). “Viene el maligno y lo esparce”.

            Mundo: Malos criterios, malas opiniones, etc. (Ejemplo de las distintas clases de tierra) “Los cuidados del mundo, las riquezas”. Los escándalos.

            Carne: Instintos carnales que tenemos contra los demás, no solo sexuales. “El espíritu es pronto, pero la carne es débil”. Dios creo todo, “y vio Dios que era bueno”. (Gn.1). Luego no hay cosas malas, sino, malas intenciones, torcidas, libertinaje. 

            Una lucha de toda la vida.

En la niñez vienen las tempestades y las malas inclinaciones, y como el cerebro esta poco formado se necesita de un piloto que guíe la nave de la vida. Y este piloto son los padres, los maestros, los catequistas, etc. para que la navecilla no naufrague entre los mares de pequeños pecados.

En la adolescencia y juventud. Ya sale el espíritu de rebeldía hace crecer que no se necesita de ningún piloto o guía, y cada uno quiere guiarse por si mismo, pero como es inexperto y las olas de las tentaciones son muy fuertes, y los compañeros de viaje son muy imprudentes, fácilmente la tormenta hunde la barca en un mar de malas inclinaciones y de vicios.

En la edad mayor. Llegan los vientos fríos de la avaricia y de la envidia y quizás los ventarrones de las preocupaciones económicas y del orgullo y del deseo de aparecer. Y si no estamos alerta en cada estación de la vida para ir dominando las malas inclinaciones, puede ser que la barca de nuestra existencia no logre llegar al Puerto Celestial.

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios nuestro, que en la figura de san Telmo has querido dar a tu Iglesia un modelo de buen pastor, concédenos, por su intercesión, ser apacentados un día con la grey de tus santos en la abundancia de los gozos eternos. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

____________________________

15 de abril

SANTO PADRE DAMIAN

1º SU VIDA: nació el 3 de enero de 1840 en la granja de Ninde del pueblo de Tremelo (Bélgica). Era el menor de ocho hermanos de una familia de campesinos. Crecía, y se desarrolla con una gran fortaleza física.

Los Sagrados Corazones. A los 18 años, mientras estudiaba en Bruselas, la capital de Bélgica, participa de una misión que daban los Redentoristas y decide consagrar su vida a Dios. Uno de sus hermanos había ingresado a la recientemente fundada Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María y Damián, conociendo el espíritu que se vivía, solicitó ser admitido. Los siguientes años estudia Teología en Paris y Lovaina.

Se ofrece voluntario. El Papa había encargado a esta joven comunidad de los Sagrados Corazones, la evangelización de algunas islas del Pacífico. El hermano de Damián, el que era religioso como él, es destinado para partir como misionero a Hawai, pero enfermó y Damián enterado, se ofrece como voluntario para suplir al enfermo. No había sido ordenado sacerdote todavía, pero sus superiores, aceptan la propuesta y parte a fines de 1863 hacia Honolulu en Hawai, allí permanecerá durante ocho años.

Molokai a la vista. En 1873, escucha la triste situación de la isla de Molokai. Isla destinada por el gobierno como leprosería. Allí terminaban los enfermos de lepra de las otras islas, viviendo en una situación de abandono y miseria. El P. Damián se ofrece voluntario para atender esta isla. Dirá: "Sé que voy a un perpetuo destierro, y que tarde o temprano me contagiaré de la lepra. Pero ningún sacrificio es demasiado grande si se hace por Cristo".

Embarca de inmediato para Molokai. Al llegar encuentra a la isla en completo abandono. Los hombres y mujeres están entregados a los vicios, hay muchos niños descuidados y la gente vive en un estado deplorable y desesperanzado. Pero esto no lo desalienta. Con la ayuda del Señor se pasará el resto de su vida amando a estos leprosos. De Europa le enviaban alimentos y medicinas y la llamada isla maldita cambió de rostro.

Estaré más cerca de ti para el cielo. Un día metió el pie en agua caliente y no sintió nada. Estaba ya leproso. Se arrodilló ante un crucifijo y exclamó: "Señor. Por amor a Ti y por la salvación de estos hijos tuyos, aceptó esta terrible realidad. La enfermedad me ira carcomiendo el cuerpo, pero me alegra el pensar que cada día en que me encuentre más enfermo en la tierra, estaré más cerca de ti para el cielo". El 15 de abril de 1889, voló al cielo. Juan Pablo II lo beatificó en 1994. Y Benedicto XVI lo canonizo el de 2009

2º SU MENSAJE:Algunas de sus palabras recogidas o escritas en sus cartas, nos dan el mensaje del Apóstol de los Leprosos. "Sé que voy a un perpetuo destierro, y que tarde o temprano me contagiaré de la lepra. Peroningún sacrificio es demasiado grande si se hace por Cristo".

1º Carta a Carlos Warren Stoddard, 5 de octubre de 1885.

"Ahora ya me es imposible ir a Honolulú porque la lepra aparece visible. Supongo que mi rostro pronto quedará desfigurado. Seguro como estoy de la realidad de mi enfermedad, permanezco tranquilo y resignado e incluso me siento más feliz entre mi gente. Dios sabe lo que más conviene a mi santificación y convencido digo todos los días: -Hágase tu voluntad-".

2º Carta a su hermano Pánfilo, 9 de noviembre de 1887.

"Ha sido un agrado del Señor confiarme el cuidado del bienestar espiritual de los infortunados leprosos desterrados en Molokai. Como sabes, hace tiempo que la Divina Providencia me escogió para convertirme en víctima de esta repugnante enfermedad. Espero permanecer eternamente agradecido a Dios por este favor.

Me parece que esta enfermedad abreviará un poco y hasta hará más estrecho el camino que me conducirá a nuestra querida patria. En esta esperanza he aceptado esta enfermedad como mi cruz especial; trato de llevarla como Simón Cireneo, siguiendo las huellas de nuestro Maestro".

3º Carta a su hermano Pánfilo, 16 de noviembre de 1887.

"Continúo siendo el único sacerdote en Molokai. El padre Columbano y el padre Wendelin Moellers son los únicos hermanos que he visto desde hace dieciseis meses. Por tener tanto que hacer, el tiempo se me hace muy corto; la alegría y el contento del corazón que me prodigan los Sagrados Corazones hacen que me crea el misionero más feliz del mundo.

Así es sacrificio de mi salud, que Dios ha querido aceptar haciendo fructificar un poco mi ministerio entre los leprosos, lo encuentro después de todo bien ligero e incluso agradable para mí, atreviéndome a decir como San Pablo -Estoy muerto y mi vida está escondida con Cristo en Dios-".

3º SU ORACIÓN: Señor, Dios todopoderoso, tú nos has revelado que toda la ley se compendia en el amor a ti y al prójimo, concédenos que, imitando la caridad del Padre Damián, podamos, ser un día contados entre los elegidos de tu reino. Por nuestro Señor Jesucristo.