Salmo 98

98,1: Cantad al Señor un cántico nuevo
porque ha hecho maravillas;
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.

98,2: El Señor da a conocer su victoria,
revela su justicia a la vista de los pueblos.


98,3: Se acordó de su lealtad y fidelidad
para la Casa de Israel.
Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.


98,4: Vitorea al Señor, tierra entera,
gritad, aclamad, tañed:

98,5: tañed la cítara para el Señor,
la cítara al son de instrumentos.

98,6: Con clarines y al son de trompetas
vitoread ante el Señor y Rey.


98,7: Retumbe el mar y cuanto contiene,
el orbe y cuantos lo habitan;

98,8: batan palmas los ríos,
aclamen juntas las montañas

98,9: delante del Señor,
que ya llega a regir la tierra.

98,10: Regirá el orbe con justicia,
a los pueblos con rectitud.