Salmo 93


93,1: El Señor reina, de majestad vestido,
el Señor, vestido y ceñido de poder.
Así está firme el orbe y no vacila.

93,2: Tu trono está firme desde siempre,
tú eres eterno.


93,3: Levantan los ríos, Señor,
levantan los ríos su voz,
levantan los ríos su fragor.

93,4: Más que la voz de aguas caudalosas,
más potente que los rompientes del mar,
más potente en la altura es el Señor.

93,5: Tus mandatos son eficaces,
a tu casa corresponde la santidad,
Señor por días sin término.