Salmo 76

76,1: Al director de coro, con música de cuerda. Salmo de Asaf. Cántico.
76,2: Dios se manifiesta en Judá,
su fama es grande en Israel,

76,3: su albergue está en Jerusalén,
su morada en Sión.

76,4: Allí quebró las centellas del arco,
escudo y espada y la guerra.


76,5: ¡Tú eres deslumbrante, magnífico
con montones de botín!

76,6: Los valientes son capturados,
duermen su sueño,
los guerreros no encuentran las manos.

76,7: Con un bramido, Dios de Jacob,
inmovilizaste carros y caballos.


76,8: ¡Tú eres terrible!, ¿quién te resiste
ante el ímpetu de tu ira?

76,9: Desde el cielo proclamas la sentencia:
la tierra se asusta y se calma

76,10: cuando Dios se pone en pie para juzgar,
para salvar a los oprimidos del mundo.


76,11: La cólera humana los tritura,
a los supervivientes de la cólera los rodeas.

76,12: Haced votos al Señor, vuestro Dios,
y cumplidlos,
que sus vecinos traigan tributo al Terrible.

76,13: Él deja sin aliento a los príncipes
y es Temible para los reyes del mundo.