Salmo 75


75,1: Al director de coro. Según ¡No destruyas! Salmo. Cántico de Asaf.
75,2: Te damos gracias, oh Dios,
te damos gracias,
invocando tu Nombre,
contando tus maravillas.


75,3: Cuando elija la ocasión,
yo juzgaré rectamente.

75,4: Aunque tiemble la tierra con sus habitantes,
yo he afianzado sus columnas.


75,5: Digo a los jactanciosos: No os jactéis,
a los malvados: No alcéis los cuernos.

75,6: No alcéis los cuernos contra la Altura,
no digáis insolencias contra la Roca.


75,7: No es el oriente ni el occidente,
no es el desierto ni la montaña;

75,8: Dios es quien gobierna:
a uno humilla, a otro ensalza.


75,9: El Señor tiene una copa en la mano,
un vaso lleno de vino drogado:
se lo hace beber hasta las heces
a todos los malvados de la tierra.


75,10: Yo siempre proclamaré su grandeza
y tañeré para el Dios de Jacob.

75,11: Arrancaré los cuernos a los malvados,
se alzarán los cuernos del honrado.