Salmo 70

70,1: Al director de coro. De David. En conmemoración.
70,2: ¡Oh Dios, a librarme!
¡Date prisa, Señor, en socorrerme!


70,3: Sufran una derrota ignominiosa
los que me persiguen a muerte,
retrocedan confundidos
los que desean mi daño.


70,4: Retírense derrotados
los que se burlan: Ja, ja.


70,5: Que te festejen y celebren
los que te buscan;
los que aman tu salvación
digan siempre: ¡Dios es Grande!


70,6: Yo soy un pobre desgraciado,
¡Dios, date prisa por mí!
Tú eres mi auxilio y mi salvador,
¡Señor, no tardes!