Salmo 61


61,1: Al director de coro, con música de cuerda. De David.
61,2: Escucha, oh Dios, mi clamor,
atiende a mi súplica.

61,3: Desde el confín de la tierra te invoco
con el corazón abatido.

Llévame a una roca inaccesible,

61,4: porque has sido mi refugio,
mi bastión frente al enemigo.


61,5: Quiero hospedarme siempre en tu tienda,
refugiado al amparo de tus alas,

61,6: pues tú, oh Dios, escuchaste mis votos,
me diste la heredad de los fieles a tu Nombre.


61,7: Añade días a los días del rey,
que sus años sean de generaciones;

61,8: que reine siempre en presencia de Dios,
que bondad y lealtad le hagan guardia.


61,9: Y yo tañeré siempre en tu honor
cumpliendo mis votos día a día.