Salmo 6

6,2: Señor, no me reprendas con ira,
no me castigues con cólera.

6,3: Piedad de mí, Señor, que desfallezco,
cura, Señor, mis huesos dislocados.

6,4: El aliento se me entrecorta,
y tú, Señor, ¿hasta cuándo?


6,5: Vuélvete, Señor, pon a salvo mi vida,
sálvame, por tu misericordia:

6,6: Que en el reino de la muerte nadie te invoca,
en el Abismo, ¿quién te dará gracias?


6,7: Estoy agotado de gemir,
toda la noche anego mi lecho,
riego con mis lágrimas la cama,

6,8: se consumen irritados mis ojos,
envejecen por tantas contradicciones.


6,9: ¡Apartaos de mí, malhechores,
que el Señor ha escuchado mi llanto,

6,10: el Señor ha escuchado mi súplica,
el Señor ha acogido mi oración!


6,11: Queden derrotados, perturbados mis enemigos,
retírense derrotados al momento.