Salmo 47

47,1: Al director de coro. De los hijos de Córaj. Salmo.
47,2: Pueblos todos, batid palmas,
aclamad a Dios con gritos de júbilo

47,3: porque el Señor es altísimo y terrible,
emperador de toda la tierra.


47,4: Él nos somete pueblos,
nos sojuzga naciones.

47,5: Nos escoge nuestra heredad,
orgullo de Jacob, su amado.


47,6: Ascendió Dios entre aclamaciones,
el Señor a toque de trompeta.

47,7: Tañed para Dios, tañed,
tañed para nuestro rey, tañed,


47,8: porque Dios es rey de toda la tierra:
tañed con maestría.

47,9: Dios reina sobre las naciones,
Dios se sienta en su santo trono.


47,10: Príncipes paganos se reúnen
con el pueblo del Dios de Abrahán,
porque de Dios son los escudos de la tierra,
y él es sublime.