Salmo 46

46,1: Al director de coro. De los hijos de Córaj. Para instrumentos de tonos altos. Cántico.
46,2: Dios es para nosotros refugio y fortaleza,
auxilio en los asedios, del todo disponible.

46,3: Por eso no tememos aunque tiemble la tierra
y los montes vacilen en alta mar.

46,4: Que hiervan y bramen sus aguas,
que sacudan los montes con su oleaje.

[El Señor Todopoderoso está con nosotros,
nuestro alcázar es el Dios de Jacob.]


46,5: Un río con sus acequias alegra la ciudad de Dios:
santuario de la morada del Altísimo.

46,6: Con Dios en medio de ella, no vacila:
al despuntar la aurora la auxilia Dios.

46,7: Pueblos retumban, reyes se agitan;
él lanza su trueno, se tambalea la tierra.


46,8: El Señor Todopoderoso está con nosotros,
nuestro alcázar es el Dios de Jacob.


46,9: Venid a ver las obras del Señor,
los espantos que provoca en la tierra:

46,10: pone fin a las guerras hasta el confín del orbe:
rompe los arcos, quiebra las lanzas,
prende fuego a los carros.


46,11: Rendíos y reconoced que soy Dios,
excelso sobre los pueblos,
excelso sobre la tierra.


46,12: El Señor Todopoderoso está con nosotros,
nuestro alcázar es el Dios de Jacob.