Salmo 145

145,1: Te ensalzaré, Dios mío, mi Rey,
bendeciré tu Nombre por siempre jamás.

145,2: Todos los días te bendeciré,
alabaré tu Nombre por siempre jamás.


145,3: Grande es el Señor, muy digno de alabanza,
su grandeza es insondable.

145,4: Una generación pondera a la otra tus obras
y le cuenta tus hazañas.


145,5: Alaban ellos tu gloria y majestad,
y yo medito tus maravillas;

145,6: Encarecen ellos tus proezas terribles
y yo recuento tus grandezas.

145,7: Difunden la memoria de tu inmensa bondad
y aclaman tu victoria.


145,8: El Señor es clemente y compasivo,
paciente y misericordioso.

145,9: El Señor es bueno con todos,
se compadece de todas sus creaturas.


145,10: Que te alaben, Señor, todas tus creaturas
que tus leales te bendigan,


145,11: que proclamen la gloria de tu reinado,
que cuenten tus hazañas,

145,12: explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.

145,13: Tu reinado es un reinado eterno,
tu gobierno, de generación en generación.
[Fiel es Dios en sus palabras
y amoroso en sus acciones].


145,14: El Señor sostiene a los que van a caer
y endereza a los que ya se doblan.

145,15: Los ojos de todos te están aguardando:
tú les das la comida a su tiempo;

145,16: tú abres la mano y sacias
de favores a todo viviente.


145,17: El Señor es justo en todos sus caminos,
es leal con todas sus creaturas.


145,18: Cerca está el Señor de los que lo invocan,
de los que lo invocan sinceramente.

145,19: Cumple los deseos de sus fieles,
escucha sus gritos y los salva.

145,20: El Señor guarda a todos sus amigos
y destruye a todos los malvados.


145,21: Pronuncie mi boca la alabanza del Señor,
todo viviente bendiga
su santo Nombre por siempre jamás.