ORACIÓN A JESÚS CRUCIFICADO

Miradme, OH mi amado y buen Jesús, postrado en vuestra santísima presencia;
os ruego con el mayor fervor imprimáis en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad, verdadero dolor de mis pecados y propósito firmísimo de enmendarme; mientras que yo, con el mayor amor y compasión de que soy capaz, voy considerando vuestras cinco llagas teniendo presente aquello que dijo de Vos,
OH Dios mío, el Santo Profeta David:
"Han taladrado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos".